Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 243 – DKS – ¡¿Quién se atreve a irrumpir en el Palacio Divino?!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Little White flotaba en el aire con sus cuatro patas envueltas en llamas antes de volar a Hao Ren a regañadientes.

“¡Animal Desvergonzado! ¡Te atreviste a ocultarme tu poder!” Hao Ren extendió la mano y le dio un fuerte golpe en la cabeza.

Avergonzó a todos los Leones de Nieve. Hao Ren supuso que Little White debió haber sido expulsada por los otros Leones de Nieve debido a su desvergonzada forma de ser. Debe haber sido una cachorrita perezosa y molesta que tenía un gran apetito.

“Después de comer tantas Píldoras de Reabastecimiento de Esencia, es natural que se haya elevado.” Comentó Su Han a la ligera antes de sacar a Hao Ren de su espada.

Hao Ren perdió el equilibrio, e inmediatamente jaló la espalda de Little White.

Con una leve caída, Little White pudo llevar a Hao Ren en su espalda.

“Las Bestias Espirituales de Niveles Superiores necesitan consumir más esencia de la naturaleza, lo que significa que necesitarán más elixires.” Continuó Su Han.

“Ugh…” Hao Ren dudó unos segundos antes de preguntar: “¿Se puede degradar a su nivel anterior?”

“No.” Le respondió Su Han fríamente.

Hao Ren se quedó sin palabras. Aunque era bastante increíble viajar en Little White, era una gran carga alimentarla adecuadamente. Parecía que la reserva de un mes de elixires y hierbas celestiales que preparó para Little White no duraría medio mes.

Si los cultivadores cercanos hubieran sabido que esta Bestia Espiritual le costó más de 40 Piedras Espirituales de Grado Medio en medio mes, se hubieran sorprendido.

“¡Fuera de mi camino!” De repente, una voz dominante sonó cerca.

Zeng Yitao, el príncipe heredero del Océano Oeste, estaba sentado en una enorme lanzadera de tejido dorado, y él fue quien pronunció esas arrogantes palabras.

De pie detrás de él estaba Qin Shaoyang, quien estaba controlando la lanzadera de tejido dorado.

“¿Quién es este niño?” Los cultivadores cercanos estaban a punto de enseñarle una lección a Zeng Yitao cuando descubrieron el aura de Qin Shaoyang, que estaba en el Nivel Qian de Grado Inferior.

¡Reino del Alma Naciente! Los cultivadores humanos se asombraron y retrocedieron cientos de metros. Incluso con el trasfondo de las sectas de cultivo, no se atrevían a meterse con un Cultivador del Reino del Alma Naciente.

En el rango de un kilómetro, Su Han y Hao Ren, Qin Shaoyang y Zeng Yitao se encararon.

“Sr. Qin, recuerdo que usted fue expulsado al amargo frío Noroeste. ¿Cómo es que está aquí?” Su Han le dijo a Qin Shaoyang sarcásticamente.

“Humph. Quería hacerte la misma pregunta. Como inspectora, ¿cómo te atreves a intentar entrar en el Palacio de los Nueve Dragones sin permiso?” Respondió Qin Shaoyang.

La cara de Su Han cayó, no queriendo discutir con él. Era evidente que Qin Shaoyang favorecía al Océano Oeste, y ella lo ignoraría mientras él no se metiera con ella.

Sentado en la lanzadera de tejido dorado, Zeng Yitao extendió su mano y le dijo a Hao Ren. “¡Devuélvemelo!”

“Ven a mí cuando tengas la capacidad de quitármelo.” Hao Ren ignoró a este joven arrogante.

“¡Te arrepentirás!” Zeng Yitao miró a Hao Ren y dijo viciosamente.

Sin importarle discutir con Zeng Yitao, Hao Ren dirigió a Little White a otra dirección para observar la situación.

Esta vez, el Océano Este había enviado un equipo de Ancianos Senior, y él creía que los otros Tres Océanos harían lo mismo. Ya que apareció el Palacio de los Nueve Dragones sobre la Ciudad Océano Este, el Palacio del Dragón del Océano Este podía enviar un equipo más grande que los otros tres palacios dragón.

No vio a los equipos oficiales de los Cuatro Clanes Dragón del Océano y supuso que debían estar en otras áreas alrededor del Palacio de los Nueve Dragones. Qin Shaoyang debió haber percibido a Su Han con la conexión única entre los inspectores, y esa es la razón por la que se acercó a ellos.

Además de los Cuatro Clanes Dragón del Océano, llegaron algunos poderosos Clanes Dragón del Río y Lago. Además de los Clanes Dragón del Elemento Agua, los otros cuatro Clanes Dragón Elementales también enviaron a sus equipos.

Muchas fuerzas estaban calculando el tiempo y esperando la oportunidad perfecta para irrumpir en el Palacio de los Nueve Dragones cuando las formaciones de defensa del palacio estén en su punto más débil.

Por lo tanto, nadie perdería su energía luchando fuera del Palacio de los Nueve Dragones; Esperarían hasta que hubieran entrado.

“Su Han, ¿parece que los cultivadores humanos son en su mayoría de bajo nivel?” Observando alertamente la situación en los alrededores, Hao Ren le preguntó a Su Han.

“Correcto. Ninguno de ellos está por encima del Reino de la Formación del Núcleo.” Respondió Su Han.

Ya que Su Han no ofreció una explicación, Hao Ren tuvo que preguntar nuevamente: “¿Por qué no envían cultivadores más poderosos?”

“¡Humph! ¡Sería una declaración de guerra si los cultivadores humanos en el Reino del Alma Naciente mostraran sus caras debajo del Quinto Cielo! Actualmente, solo son cultivadores en el Reino del Establecimiento de Fundación con unos cuantos cultivadores en el Reino de la Formación del Núcleo. Su objetivo es el Palacio de los Nueve Dragones. Mientras no aterricen en el suelo, los toleraremos.” Explicó Su Han.

Hao Ren asintió. La línea divisoria era el Quinto Cielo; Los cultivadores dragones y los cultivadores humanos se mantuvieron en paz de esa manera. Aunque aquí había muchos cultivadores en el Reino del Establecimiento de Fundación y el Reino de la Formación del Núcleo, no representaban ninguna amenaza. Pero si los cultivadores del Reino de Alma Naciente aparecieran debajo del Quinto Cielo, especialmente en el Primer Cielo, que estaba más cerca de la tierra, la situación sería diferente.

“Casi es la hora.” La cara de Su Han se puso seria.

Además, los cultivadores humanos cercanos comenzaron a emitir sus auras.

Las esferas de energía coloridas gradualmente formaron patrones.

Metal, madera, agua, fuego y tierra. Emitían diferentes esencias elementales.

Cada uno de los Cultivadores del Reino del Establecimiento de Fundación comenzó a moverse en el cielo como una pequeña pieza en un juego de ajedrez de acuerdo con sus diferentes esencias elementales, formando enormes formaciones en el aire.

Obviamente, estaban muy familiarizados con tales formaciones. Los Cultivadores del Reino de la Formación del Núcleo volaron a una posición más alta y dirigieron los movimientos de miles de Cultivadores del Reino del Establecimiento de Fundación.

Dado que no podían colocar Piedras Espirituales y Tesoros del Dharma en el aire, los Cultivadores del Reino del Establecimiento de Fundación construyeron formaciones con sus cuerpos.

Hao Ren miró a su alrededor y descubrió que los otros grupos de cultivadores humanos habían formado enormes formaciones.

Cada formación representaba una secta de cultivo. Contó y descubrió que había al menos 56 sectas a su alrededor.

Las brillantes formaciones rodearon el Palacio de los Nueve Dragones como imágenes que flotaban en el aire, ¡y fue una vista magnífica!

Algunas sectas más pequeñas habían enviado a todos sus Cultivadores del Reino del Establecimiento de Fundación, tratando de obtener una mejor oportunidad de entrar al Palacio de los Nueve Dragones.

“Su Han, ¿deberíamos hacer un movimiento ahora?” Al ver que las sectas de cultivo activaban las enormes formaciones, Hao Ren preguntó ansiosamente a Su Han.

“Sé paciente.” Respondió Su Han fríamente.

¡Boom!

Finalmente, una de las sectas de cultivo realizó el primer ataque con su formación preparada.

Cientos de Cultivadores del Reino del Establecimiento de Fundación se movieron juntos.

¡Rayos de luces coloridas se lanzaron hacia el Palacio de los Nueve Dragones como láseres!

¡Boom! La niebla negra que rodeaba el Palacio de los Nueve Dragones se dispersó un poco instantáneamente.

La fuerza de la formación construida por cientos de Cultivadores del Reino del Establecimiento de Fundación era equivalente a un ataque de fuerza total de un Cultivador del Reino del Alma Naciente. Sin embargo, ¡sólo dispersó un poco de la niebla rodeando el palacio!

Mientras tanto, otras formaciones comenzaron a lanzar sus ataques.

¡Boom! Boom… Los poderosos ataques aterrizaron en el borde exterior del Palacio de los Nueve Dragones, pero el palacio seguía intacto; sólo dispersaron algo de la niebla alrededor de él.

Dado que los Cultivadores del Reino del Alma Naciente no podían mostrar sus caras públicamente debajo de Quinto Cielo, las sectas tenían que depender de un gran número de Cultivadores del Reino del Establecimiento de Fundación para imitar el ataque de un Cultivador del Reino del Alma Naciente.

Bajo los ataques repetidos, el Palacio de los Nueve Dragones finalmente se sacudió ligeramente.

“La gran cantidad de cultivadores humanos nos están ahorrando energía.” Dijo Su Han mientras observaba fríamente los ataques grupales en el palacio. Se volteó lentamente hacia Hao Ren y continuó: “Las formaciones de defensa del Palacio de los Nueve Dragones no son estables, y aparecerá una pequeña grieta en él. ¡Te llevaré a través de una de las grietas, y debes seguirme de cerca!”

Sentado en la amplia espalda de Little White, Hao Ren asintió.

Cuando los cultivadores humanos atacaban en grupo el Palacio de los Nueve Dragones, los cultivadores dragones aprovechaban la oportunidad y se deslizaron. ¡Por eso los cultivadores dragones toleraban la presencia de cultivadores humanos en el Primer Cielo!

¡Los cultivadores dragones de nivel Qian y Kun serían los primeros en entrar!

¡Boom! Boom…

Casi 20.000 Cultivadores del Reino del Establecimiento de Fundación atacaron al Palacio de los Nueve Dragones juntos, y su fuerza combinada era el equivalente a una docena de Cultivadores del Reino del Alma Naciente. Continuaron sus ataques, intentando romper una grieta en allí.

De hecho, el Palacio de los Nueve Dragones era básicamente un enorme Espacio Xumi. Si las formaciones no fueran estables, aparecerá una grieta.

Finalmente, rayos de luz blanca comenzaron a filtrarse desde el fondo del Palacio de los Nueve Dragones.

“¡Muévete!” Tirando de Hao Ren tras ella, Su Han voló hacia una de las grietas, y Little White la siguió de cerca.

¡Sin dudarlo, Zeng Yitao y Qin Shaoyang también se dirigieron hacia la grieta más cercana!

Después de dos ataques más, los Cultivadores del Reino del Establecimiento de Fundación siguieron a los Cultivadores del Reino de la Formación del Núcleo, volando hacia las grietas más cercanas a ellos.

Era el momento de entrar en el Palacio de los Nueve Dragones.

“Oh, me olvidé de decirte que las Bestias Demoníacas corren desenfrenadas en el Palacio de los Nueve Dragones. Será muy peligroso ahí dentro.” Jalando a Hao Ren detrás de ella, Su Han de repente giró la cabeza y dijo.

“¡C*ño! ¿Por qué no me lo dijiste antes?” Hao Ren gritó.

Sabía que había sido engañado por Su Han una vez más.

“Las Bestias Demoníacas más débiles están en el nivel 9. ¡Será mejor que me sigas de cerca después de que entremos al palacio!” Su Han continuó.

Hao Ren no tenía idea de la clasificación de poder de las Bestias Demoníacas. Sin embargo, sabía que Little White no era ni siquiera de nivel 1, por lo que solo podía imaginar el gran poder de una Bestia Demoníaca de nivel 9.

Dirigido por Su Han, Hao Ren no podía retroceder ahora.

La grieta que filtraba luz blanca estaba a solo unos metros de ellos.

Una intensa esencia prehistórica los recibió, y los rugidos furiosos de las Bestias Demoníacas fueron ensordecedores.

Mientras la mitad de sus cuerpos estaban en la grieta, ¡una voz que eclipsaba a todas las Bestias Demoníacas resonó en el aire con una presión abrumadora!

“¡¿Quién se atreve a perturbar mi sueño?!”

Al instante, las Bestias Demoníacas en el Palacio de los Nueve Dragones se callaron.

Dos segundos después, otro rugido furioso sonó desde dentro, “¡Todos ustedes, salgan de aquí!”

La presión súper poderosa se extendió por todas las grietas en el Palacio de los Nueve Dragones.

Las auspiciosas nubes blancas se convirtieron instantáneamente en un extraño color negro, ¡y decenas de miles de cultivadores cerca del Palacio de los Nueve Dragones fueron expulsados!

Sintiendo el peligro, Su Han cubrió a Hao Ren con su cuerpo. ¡A pesar de su esfuerzo, ella, Hao Ren y Little White fueron soplados de las grietas por el gran viento y fueron derribados por varios kilómetros!

“¡El Palacio de los Nueve Dragones estará cerrado por 500 años! ¡Soy Qiu Niu!”

El Palacio de los Nueve Dragones, del tamaño de una ciudad, estaba envuelto en una luz negra. ¡Parpadeó dos veces antes de desaparecer en el vacío!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario