Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 242 – DKS – Rodear el Palacio de los Nueve Dragones

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“¿Que son estos?” Xie Yujia abrió los ojos de par en par y le preguntó a Hao Ren.

El área en tres secciones con alambres de metal que brillaban con luz plateada. En la sección izquierda había diferentes tipos de tesoros del dharma; en la sección del medio había pergaminos de técnicas de cultivación cuidadosamente apilados; ¡En la sección de la derecha había botellas de píldoras de elixir!

Obviamente, la Formación de Espada de Cinco Elementos de Hao Ren se había seleccionado de esta colección.

¡Al mirar los tesoros del Dharma emitiendo la Esencia de la Naturaleza, Hao Ren sintió que eran tesoros del Dharma de grado superior que eran más poderosos que la Lanza de Oro del Dragón de Zeng Yitao!

Cualquiera de ellos podría convertirse en un tesoro de dharma natal.

Screech. La puerta de madera detrás de ellos se abrió suavemente.

Xie Yujia, quien había estado alarmada por lo que vio, se sobresaltó por el sonido.

Ella y Hao Ren giraron sus cabezas simultáneamente y encontraron a la vieja abuela caminando lentamente en la habitación con un manojo de verduras en la mano.

“Abuela… No estábamos tratando de mirar tus cosas…” Tartamudeó Xie Yujia y no pudo encontrar las palabras adecuadas.

Hao Ren inmediatamente bajó la tabla de la cama.

La vieja abuela se acercó y puso las verduras en la mesa. Sacando la silla, asintió con la cabeza a Hao Ren y Xie Yujia y señaló a la tabla de la cama.

Hao Ren jaló a la sorprendida Xie Yujia para sentarse en la tabla de la cama.

“Solo tengo unas pocas palabras para decirte.” Mirando a Xie Yujia y Hao Ren, levantó la mano y señaló a Hao Ren. “Debes casarte con Xie Yujia. He tomado la decisión.” Dijo.

“¿Ugh?” Xie Yujia estaba confundida.

“Eso es todo. Ya puedes irte.” La vieja abuela agitó su mano hacia Hao Ren.

Antes de que Hao Ren pudiera pronunciar alguna palabra, una gran fuerza lo empujó hacia afuera.

Su actitud dominante fue más agresiva que las de Zhao Kuo y Zhao Guang combinadas.

Justo cuando Hao Ren estaba fuera del cobertizo, la voz de la vieja abuela salió de ahí.

“Hoy hice otra visita al Santuario del Dios Dragón. ¡Si no pueden resolver este problema, tomaré el asunto en mis propias manos! En cuanto al Palacio del Dragón del Océano Este, ¡lo visitaré en persona!”

¡Bang!

Una poderosa fuerza explotó detrás de Hao Ren en el camino estrecho, empujándolo hacia adelante más de una docena de pasos.

Fue un pequeño castigo por la actitud ambivalente de Hao Ren hacia Xie Yujia.

Después del dolor, Hao Ren sintió una esencia pura de la naturaleza que venía de la explosión y entraba en su cuerpo.

¡Pu! ¡Pu! ¡Pu! ¡Pu!

Cuatro aperturas fueron desbloqueadas en el Núcleo Dragón.

¡Fue una pequeña recompensa por su cuidado atento a Xie Yujia en los últimos dos días!

¡Hao Ren miró hacia atrás y descubrió que estaba en la puerta de la Universidad Océano Este! ¡La vieja abuela lo había tirado de un espacio a otro!

Esta técnica de manipular espacios estaba incluso más allá de las habilidades de Zhao Kuo y Su Han.

La vieja abuela era una figura más poderosa que los Maestros de nivel Qian.

¿Qué estaba por encima del nivel Qian? ¡Era el Reino del Dragón Celestial o el Reino de la Formación del Alma!

¡Honk! Honk…

El toque de bocina de los coches lo sorprendió, sacándolo del aturdimiento.

Miró a su alrededor y descubrió que estaba parado justo en frente de la puerta, impidiendo que los autos entraran a la universidad.

Se hizo a un lado. Luego caminó hacia el edificio de su dormitorio y cultivó el Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora mientras caminaba.

¡Bang! Bang… ¡Las explosiones sucesivas aparecieron en el Núcleo Dragón de Hao Ren!

¡Las explosiones desbloquearon más de una docena de aperturas! Por ahora, se habían desbloqueado 39 aperturas, y él alcanzaría el nivel Zhen después de desbloquear una más.

Al darle un empujón en el vacío, la vieja abuela enterró un pequeño explosivo en el cuerpo de Hao Ren. ¡Hao Ren activó el explosivo al cultivar el Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora, y desbloqueó esas aperturas!

Este método de desbloqueo fue bastante agresivo, y Hao Ren casi escupió un bocado de sangre bajo su gran fuerza. Sin embargo, después de la incomodidad temporal, se sintió refrescado.

¡Había dejado a propósito una apertura para que Hao Ren la desbloquee!

De hecho, el empuje de la vieja abuela fue más una recompensa que un castigo.

Sabía que la etapa inicial del Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora era lenta y le había dado un impulso.

Sintiendo los cambios en su cuerpo, Hao Ren se sorprendió gratamente. Mientras caminaba hacia el edificio de su dormitorio, repentinamente se le ocurrió que, si la vieja abuela hubiera enterrado en él un enorme explosivo en lugar de uno pequeño, habría muerto hecho pedazos en lugar de desbloquear sus aperturas.

Al pensarlo, Hao Ren empezó a sudar.

Entró en el edificio de dormitorios número 7 y en la puerta de su dormitorio, escuchó los gritos de juego de cartas que venían de la habitación.

Al ver a Hao Ren entrar en la habitación, inmediatamente gritaron: “¡Ren! ¡Nos debes una comida!”

“¿Por qué?” Hao Ren fingió ignorancia.

“¡Para celebrar tu victoria por ganar a Xie Yujia! ¡Si no nos invitas una comida, te robaremos a Xie Yujia; si lo haces, ¡te ayudaremos a protegerla de cualquier futuro acoso de otros chicos!” Ellos amenazaron.

Al mirar sus caras excitadas, Hao Ren se exasperó. “¡Ok, ok! ¡Los invitaré a comer en un par de días!”

De hecho, con su fuerza actual, podía lidiar con cualquier chico común que se atreviera a acercarse a Xie Yujia, y la fuerza combinada de los chicos en toda la habitación no era rival para él.

Pero a Hao Ren le conmovió la amistad de hermandad en la universidad, y supuso que por eso Zhao Hongyu envió a Zhao Yanzi a estudiar en la escuela.

Después de lavarse en el baño, Hao Ren descubrió que Zhou Liren y otros seguían jugando a las cartas. Subió a su litera superior para cultivar. La vieja abuela había desbloqueado más de diez aperturas en su Núcleo Dragón con un solo golpe ligero, y necesitaba pasar una noche para solidificar el reino.

El lunes por la mañana llegó en un abrir y cerrar de ojos. Hao Ren se levantó y caminó hacia el balcón. Mirando hacia arriba, encontró que innumerables cultivadores habían rodeado el Palacio de los Nueve Dragones en el cielo.

Parecía una colmena rodeada por una densa masa de abejas.

“Observé el cielo nocturno y sentí que algo importante pasaría.” En sus pijamas, Zhou Liren caminó hacia el balcón y se colocó detrás de Hao Ren.

Hao Ren lo miró y se sobresaltó.

Zhou Liren luego cambió a su habitual expresión burlona y se inclinó hacia Hao Ren. “Hermano Ren, ¿crees que las bellezas gemelas harán una escena cuando descubran que tú y Xie Yujia están saliendo?”

A Hao Ren se le ocurrió que esto era lo importante a lo que se había referido. Hao Ren lo miró con resignación.

“Hermano Ren, hazme un favor y dame una oportunidad con las bellezas gemelas, ¿bien?” Zhou Liren se inclinó más cerca de Hao Ren y casi gotea su saliva en el hombro de Hao Ren.

Hao Ren lo miró, sin palabras. Tal vez a los ojos de los chicos, Lu Linlin y Lu Lili los ignoraban porque a las hermanas les gustaba Hao Ren.

Hao Ren volvió a mirar el cielo oscuro y dio prioridad al asunto del Palacio de los Nueve Dragones. Supuso que la razón por la que Zeng Yitao no había venido a él para recuperar su tesoro natal del dharma era que se estaba preparando para entrar en el Palacio de los Nueve Dragones.

Hoy fue el día en que los cultivadores entrarían al Palacio de los Nueve Dragones.

Hao Ren dejó el edificio de dormitorios y fue a buscar a Su Han en su oficina. Como si ella hubiera sabido que Hao Ren vendría, su puerta estaba abierta cuando él llegó allí.

“Hay más cultivadores que en las veces pasadas. La mayoría de los cultivadores de las sectas en el Sexto Cielo han venido.” Sin ninguna charla inútil, Su Han llegó al punto.

En el cielo por la ventana, los Escudos del Reino de colores y relucientes eran como abejas volando alrededor del Palacio de los Nueve Dragones.

“¿Deberíamos pedirle a Lu Linlin y Lu Lili que se unan a nosotros?” Hao Ren le preguntó.

“No. Hay demasiadas personas que intentan irrumpir en el palacio, mucho más de lo que esperaba. Me temo que tendré demasiado en mi plato si se unen a nosotros.” Dijo Su Han a la ligera.

“¿Cuándo lo haremos?” Hao Ren preguntó.

“Alrededor de las 10 en punto.” Respondió Su Han.

“¿Que hacemos ahora?” Hao Ren preguntó de nuevo.

“Cultivar.” Su Han le lanzó esta palabra antes de sentarse con las piernas cruzadas y cerrar los ojos.

“Ugh…” Hao Ren contuvo sus palabras y se sentó en su lugar habitual.

La esencia de la naturaleza en la oficina de Su Han era más intensa que en el exterior, era el resultado de las formaciones que construyó en los alrededores.

Hao Ren se concentró en su cultivo, con la esperanza de que pudiera desbloquear la última apertura y alcanzar el nivel Zhen, lo que era un logro importante. En las sectas de cultivo, el Nivel Zhen era el equivalente al Reino de la Formación del Núcleo.

Sin embargo, este paso les tomaría a las personas diferentes períodos de tiempo para alcanzar. A algunos cultivadores les tomaría solo unos pocos meses o incluso algunos días, pero también podría llevar muchos años. Para algunos de los cultivadores, nunca alcanzarían este reino en toda su vida.

Con la ayuda del Núcleo Dragón, la velocidad de cultivo de Hao Ren era casi cientos de veces más rápida que la de un cultivador común. Si un cultivador común practicara el Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora, él o ella progresaría como un caracol.

La esencia de la naturaleza entró en el cuerpo de Hao Ren hilo por hilo; Viajó al Núcleo Dragón y lo nutrió. El Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora no era la técnica más rápida, ¡pero sí la más estable!

Como latidos de corazones, las 39 aperturas vibraron al mismo tiempo, conectándose con el cuerpo de Hao Ren.

¿Fue la sensación del Nivel Zhen? La llamada Formación del Núcleo era el proceso de formación de un núcleo de oro en el cuerpo. ¡A nivel Zhen para los cultivadores dragón, era el proceso de activación completa del Núcleo Dragón en el cuerpo!

Mientras Hao Ren saboreaba los sentimientos en su cuerpo y trataba de encontrar una oportunidad para avanzar, Su Han, sentada frente a él, dijo de repente: “¡Es hora! ¡Vamos!”

Con un destello blanco, Su Han llevó a Hao Ren al cielo alto en una esfera de energía.

¡Su expresión era más severa que antes, como si estuviera decidida a hacer que el viaje al Palacio de los Nueve Dragones fuera un gran éxito con Hao Ren como su mapa viviente!

Innumerables cultivadores volando en espadas rodearon el enorme Palacio de los Nueve Dragones. ¡Todos esperaban el mejor momento para entrar!

¡Boom! Su Han liberó su aura de una cultivadora de nivel Qian de Grado Medio.

¡Reino del Alma Naciente! Los cultivadores cercanos del Reino del Establecimiento de Fundación y Reino de la Formación del Núcleo se sobresaltaron y se alejaron a cientos de metros de ellos.

“¡Cultivador Dragón del Nivel Qian!” Alguien gritó.

Ignorando sus comentarios, Su Han miró hacia atrás y vio que Hao Ren estaba de pie detrás de ella y sostenía sus brazos con fuerza. Su rostro se volvió lívido. “¡Suelta!”

Mirando la tierra a decenas de miles de metros por debajo de él, Hao Ren mantuvo su agarre en los suaves brazos de Su Han.

“¿Estás bromeando? Puedes volar con una espada, pero moriré si me caigo.”

Bajo la mirada de los cultivadores que estaban a cientos de metros de distancia, Su Han ya no podía mantener la compostura de un maestro. Golpeó el pecho de Hao Ren con el codo. “¡Suelta y libera a tu Bestia Espiritual!”

“¿Ugh? ¿Little White?” Hao Ren se congeló por un momento antes de soltar uno de los brazos de Su Han y sacar a la peluda Little White de su espacio oculto.

“Tírala.” Instruyó Su Han.

“¿Tirarla?” Hao Ren estaba desconcertado. Aunque Little White era desvergonzada a veces, todavía le agradaba.

“Esta pequeña es perezosa. ¡Tiene poderes!” ¡Su Han perdió la paciencia, aunque su ceño fruncido era muy bonito!

Little White miró a Hao Ren inocentemente, pero Hao Ren decidió confiar en Su Han. Arrojó a Little White al cielo.

¡Ruff! Ruff…

¡Little White cayó como una roca!

“¡Su Han! ¡Ayuda a Little White!” Hao Ren gritó ansiosamente.

¡Boom!

Docenas de metros por debajo de ellos, Little White se hizo grande. ¡Las llamas aparecieron en sus cuatro patas, y se elevó!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

3 comentarios en “Capítulo 242 – DKS – Rodear el Palacio de los Nueve Dragones

  1. Aprendiendo a volar, porque como no lo hubiera hecho XD

    Weno, ya esta claro como el inutil (en relaciones) de HR estara con Yujia

    Gracias por los capitulos Sr Nehaust

    Esa nueva foto de perfil te sienta raro :v

Deja un comentario