Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 232 – DKS – Los maestros misteriosos

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cuando Xie Yujia le entregó la llave a Han Ren, sus dedos tocaron su palma.

Las yemas de sus dedos estaban un poco frías. Hao Ren levantó la vista, pero Xie Yujia había girado la cabeza y gritó con tono alegre: “¡De acuerdo! Todos, pongan sus maletas en sus habitaciones y bajen al pasillo en dos minutos. ¡Iremos desde aquí!”

“¡De acuerdo!” Se dispersaron.

“¡Genial! ¡Tienes la habitación para ti solo!” Cargando una mochila, Zhou Liren le dio un golpe a Hao Ren con el hombro.

“¡No está del todo bien! ¡Me aburriré!” Hao Ren puso los ojos en blanco.

“¿Quieres que te haga compañía esta noche?” Zhou Liren le dirigió una mirada significativa.

Hao Ren se estremeció de disgusto y respondió: “No, gracias. Intentaré disfrutar de mi aburrimiento.”

Su habitación daba al sur con la adecuada ventilación y sol. Era una habitación doble espaciosa, y Hao Ren sospechaba que Xie Yujia le había dado una buena habitación con su “poder”.

Probó la televisión y la ducha y no encontró ningún problema. Dejando su mochila en la habitación, Hao Ren tomó la llave y bajó al pasillo.

Como presidenta de la clase, Xie Yujia ya estaba esperando en el pasillo. Además de ella, Hao Ren fue el primero en bajar al pasillo. Los demás todavía estaban en sus habitaciones.

Después de todo, este era su primer viaje de clase, y todos estaban entusiasmados con la posibilidad de pasar la noche en un hotel. Además, algunas personas habían intercambiado habitaciones en secreto con otras para que pudieran compartir una habitación con sus novios y novias. Deben estar especialmente emocionados.

Hao Ren fingió toser y se acercó. “Presidenta de la clase, ¿quién es tu compañero de cuarto?”

“También tengo la habitación para mí misma esta noche. Se suponía que Ma Lina debería compartirla conmigo, pero ahora quiere quedarse con su tía ya que vive en la Ciudad Xin’an.” Dijo Xie Yujia con una sonrisa.

“Oh…” Hao Ren la miró y no supo qué decir después.

Xie Yujia lo miró, y sus largas pestañas se agitaron ante la pérdida de palabras también.

“¡Hey! ¡Ustedes dos son rápidos!” Ma Lina salió corriendo del corredor alegremente.

“¡No planeas quedarte aquí, pero aun así fuiste a la habitación!” Xie Yujia la miró, haciendo pucheros.

“¡Bueno, quería echar un vistazo a la habitación, aunque no me quedaría a pasar la noche!” Ma Lina les lanzó una mirada astuta. “Ya que ambos están durmiendo solos esta noche, ¿por qué no.…”

“¡Deja de tonterías!” Antes de que pudiera terminar, Xie Yujia se estiró para pellizcarle la nariz.

Ma Lina rió como loca y corrió al otro lado del pasillo. Xue Yujia frunció los labios y decidió no perseguirla.

Después de que todos habían bajado al pasillo, Xie Yujia se puso de puntillas y contó. Luego, ella dijo: “El Templo del Gran Buda no está lejos de aquí; ¡podemos caminar hasta allí!”

Hao Ren la encontró bastante linda cuando no era mandona como Presidenta de la Clase. Mirando las expresiones de los otros chicos, sabía que compartían sus sentimientos.

“Ren, si te gusta, ¡haz tu movimiento!” Zhao Jiayi se inclinó y le susurró.

Otros podrían no saber en qué estaba pensando Hao Ren, pero Zhao Jiayi, quien dormía en la litera debajo de él, sabía lo que estaba pasando.

Como Hao Ren no respondió, Zhao Jiayi le dio una palmadita en el hombro y continuó: “Esta es una buena oportunidad para que te acerques a ella ahora que estamos de viaje. Con mis ojos experimentados, ¡creo que a Xie Yujia le gustas!”

“Ok. Lo tengo.” Hao Ren le sonrió, conmovido por lo mucho que se preocupaba su amigo por él.

Zhao Jiayi, Yu Rong y los otros chicos parecían despreocupados, pero en momentos de necesidad, se mantendrían unidos.

Siguieron a Xie Yujia al Templo del Gran Buda a dos cuadras de distancia, como un grupo de estudiantes de primaria que recién salieron de la escuela.

Hao Ren miró hacia el cielo y descubrió que estaba claro sin que el Palacio de los Nueve Dragones bloqueara la luz del sol. Miró en dirección a Ciudad Océano Este y vio al Palacio de los Nueve Dragones, que aún estaba flotando en el aire.

Pasaron por la puerta principal con entradas y entraron al Templo del Gran Buda que tenía árboles verdes, escalones de piedra, paredes rojas, suelos amarillos y fragancia de incienso. Poco después, se dividieron en varios grupos más pequeños.

Mientras Xie Yujia caminaba delante de ellos, Zhao Jiayi empujó a Hao Ren hacia adelante abruptamente.

Sin estar preparados, Hao Ren fue empujado varios pasos hacia el lado de Xie Yujia.

No queriendo ser la ‘tercera rueda’, Ma Lina se giró y preguntó: “Yu Rong, ¿tienes algo para comer? Tengo un poco de hambre…”

Abandonados por Ma Lina y los chicos, Xie Yujia y Hao Ren se quedaron caminando juntos en el frente del grupo.

Por supuesto, entendieron los esfuerzos de emparejamiento de sus amigos y no pudieron culparlos por su plan bien intencionado.

“Oh, sobre el libro que me diste; lo obtuviste de la vieja abuela, ¿verdad? ¿Dónde lo consiguió?” Después de una docena de pasos, Hao Ren finalmente encontró un tema y rompió el silencio.

“No lo sé. La última vez que la visité de regreso a casa, ella me la dio.” Respondió Xie Yujia.

Cuando caminaron sobre los desiguales escalones de piedra, la luz del sol penetró las hojas de los árboles y brilló sobre Xie Yujia. Los puntos de luz en movimiento sobre ella le dieron una belleza mística.

“¡No sientes que Xie Yujia y Hao Ren son una gran pareja!”

“Sí. Solía ​​pensar que Hao Ren era bastante común. Pero recientemente, lo encontré cada vez más guapo, y Xie Yujia se ve más hermosa cada día. Podrían ser una pareja perfecta…”

“Xie Yujia dijo una vez que no conseguiría un novio hasta el tercer año, ¡pero creo que a ella le gusta Hao Ren!”

“De todos modos, mirando desde atrás, se combinan perfectamente.”

Los chicos y chicas que caminaban detrás de ellos se susurraron el uno al otro, temerosos de arruinar las posibilidades de éxito de sus planes de emparejamiento.

Xie Yujia y Hao Ren caminaron a un ritmo relajado en la parte delantera, y las personas que los seguían vieron que juntos se veían encantadores.

Se sentía como si fuera una escena de una película romántica.

En sus mentes, Xie Yujia y Hao Ren ya eran pareja.

Sus auras estaban en armonía el uno con el otro, dando a las personas un sentimiento pacífico y maravilloso.

Zhao Jiayi tenía la fuerte sensación de que, a diferencia de los amantes pegajosos detrás de ellos, Hao Ren y Xie Yujia se mantendrían juntos incluso después de la graduación. Serían una excelente pareja que se cuidaba mutuamente.

“La próxima vez que vayas a visitar a la vieja abuela, iré contigo.” Le dijo Hao Ren a Xie Yujia, pisando las hojas caídas en las escaleras.

“De acuerdo.” Xie Yujia asintió ligeramente.

El majestuoso gran salón entró en su vista. Miraron hacia atrás y encontraron que los otros en su grupo se habían quedado atrás.

“¡Vamos! ¡Apresúrense!” Xie Yujia agitó su mano y llamó.

Los otros aceleraron sus pasos. Al ver la armonía entre Hao Ren y Xie Yujia cuando caminaban hombro con hombro, los otros miembros del grupo no querían avanzar y estropear la escena.

Después de entrar en el gran salón, miraron a su alrededor. Xie Yujia caminó hacia la gran estatua de Buda en el centro del gran salón y murmuró oraciones en silencio con las manos juntas frente al pecho.

Al ver su expresión devota, Hao Ren tenía un ligero dolor en su corazón.

Xie Yujia abrió lentamente los ojos después de unos diez segundos. Al ver que Hao Ren la estaba mirando, sonrió avergonzada antes de acercarse a él. “Vamos a la parte de atrás.”

“Patrona, ¿le gustaría sacar una pajita?”

Un pequeño monje se acercó y le preguntó a Xie Yujia.

Después de un momento de duda, Xie Yujia tomó la caja y sacó una pajita de madera.

“Por favor, vaya a la sala de al lado a la derecha para la interpretación.” Dijo el pequeño monje.

Al ver que ella había tomado una pajita, todos los demás querían escuchar la interpretación. Instaron a Xie Yujia a ir y escuchar.

Xie Yujia sonrió y fue a la Sala de Interpretación.

El intérprete era un viejo monje. Cuando Xie Yujia le dijo el número de su pajita, el viejo monje la miró y sus ojos pasaron de tranquilos a confundidos.

Se giró para mirar a Hao Ren al lado de Xie Yujia, y sus ojos se entrecerraron con aún más desconcierto.

“Aquí están las palabras en su sorteo. Relájese, y todo estará bien; las personas importantes la ayudarán a alcanzar logros y superar las dificultades; la restricción es crucial en la estrategia; piense dos veces antes de actuar; al final, la enfermedad se cura y el agua llega al pozo seco.”

El viejo monje leyó la interpretación y preguntó: “¿Qué quiere interpretar?”

Xie Yujia se mordió el labio. “Vida amorosa.”

“Oh…” Los chicos de pie detrás de ella animaron.

El viejo monje tosió. Se dieron cuenta de que estaban en el lugar tranquilo de un templo y se callaron de inmediato.

En el pasado, Xie Yujia se habría ruborizado por sus aclamaciones. Pero hoy, ella se veía muy seria.

“Patrona, tiene un destino único, y no estoy seguro de ello. Sin embargo, le daré un consejo: su ser querido está a su lado, lo cual es una bendición y una tortura. Quédese o vaya, debe seguir su corazón.” Dijo el viejo monje.

Xie Yujia frunció el ceño mientras pensaba en las palabras del viejo monje. Ella estaba sorprendida de que estaba tratando de encontrar una respuesta en la pajita. Después de todo, ella nunca había creído en tales cosas antes.

“Presidenta de la clase, ¿es buena la lectura?” Los chicos le preguntaron de inmediato.

Xie Yujia dijo con una sonrisa amarga: “Está bien.”

Se volteó hacia el viejo monje. “Gracias, maestro.”

“No hay problema, cuídese.” El viejo monje asintió ligeramente a Xie Yujia y ni siquiera pidió ningún pago por la interpretación.

“¡Todo es falso!” Ma Lina dijo en voz alta, sacando a Xie Yujia con ella.

Los demás las siguieron.

El viejo monje volvió a su meditación, pero su mirada siguió a Hao Ren cuando salió.

“Extraño. Todavía es joven, pero tiene la presencia de dragones y tigres. En la antigüedad, ¡habría sido una figura como un emperador!”

Quería darle un consejo a Hao Ren, pero decidió no hacerlo después de pensar un poco. La pareja de jóvenes tenía maestros que los apoyaban y no necesitaban su débil ayuda.

Miró en dirección a Ciudad Océano Este y sintió que había algo allí arriba, pero no pudo identificar qué era.

“Bueno, nunca alcanzaré el nivel 7 de Refinamiento de Qi en mi vida.” El viejo monje tomó su taza de té y tomó un sorbo del té de Longjing, sin saber que el joven que acababa de ver ¡ya había avanzado a través del nivel Kan, el equivalente al Reino del Establecimiento de Fundación, y estaba cerca del nivel Zhen, el equivalente del al Reino de Formación del Núcleo!

En el mundo de la cultivación, el viejo monje, quien solo estaba en el Nivel 6 del Refinamiento de Qi, ¡debería haber llamado ‘Gran maestro’ a Hao Ren!

Nota del Traductor

¡Dos capítulos extra gracias a la donación de Boudahou!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente