Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 230 – DKS – ¡El tercer tío cultiva la misma técnica!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Comparado con las formaciones de espada, ¡la manera en que Hao Ren usaba sus energías de espada era patética!

Retiró su esencia de la naturaleza y miró a su alrededor. Los bambúes en un lado del patio estaban apoyados uno contra el otro, y el bambú más grande tenía un gran agujero. Las flores y los pastos fueron cortadas, y las macetas de barro estaban rotas. La pared del garaje que daba al patio tenía dos agujeros grandes, y ¡se podía ver una docena de agujeros profundos en el suelo!

¡Parecía la escena después de un huracán!

Hao Ren no había esperado que las formaciones de espada fueran tan poderosas. Se preguntaba cómo pedirle disculpas a Zhao Guang por el daño cuando escuchó aplausos detrás de él.

Se giró y vio a Zhao Guang sonriéndole mientras estaba parado en la puerta trasera.

“Tío, perdón por el desastre.” Hao Ren miró a su alrededor y se disculpó.

“Está bien.” Zhao Guang sonrió amablemente. “Estás solo en el nivel Li, ¿verdad? Nunca imaginé que el Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora podría ser tan poderoso. Parece que lo juzgamos mal en el pasado, y parece que Zhao Kuo tomó la decisión correcta en escoger el Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora sobre su técnica de cultivo anterior.”

“¿El tercer tío también eligió esta técnica de cultivo?” Hao Ren se sorprendió.

“Sí. Una vez se burló de ti y descubrió que tu técnica tenía un gran potencial. Por lo tanto, se llevó la técnica cuando salió del Palacio del Dragón.” Dijo Zhao Guang.

Hao Ren asintió. Después de fallar en la Tribulación Celestial, Zhao Kuo había perdido toda su fuerza de cultivación, a pesar de que las formaciones y el altar que el Clan Dragón del Océano Este reunió le salvaron la vida.

Sin embargo, las mínimas esencias de cinco elementos que tenía después le dieron la oportunidad de cultivar el Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora, que requería el cultivo constante de los cinco elementos simultáneamente.

A pesar de la lenta velocidad del Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora, la experiencia de cultivación de Zhao Kuo de los últimos 200 años lo ayudaría a cultivar a un ritmo más rápido. Después de unos cuantos o docenas de años de trabajo duro, ¡Zhao Kuo recuperará su gran poder!

Además, el Océano Este ahora tenía un almacenamiento de más de 200 píldoras de elixir divinas.

Para él, su fracaso fue una bendición disfrazada.

“Bien, ¿de qué están hablando?” Zhao Hongyu caminó hacia la puerta trasera, secándose las manos; ella acababa de terminar de lavar los platos.

Cuando vio el desorden en el patio trasero, sus ojos se agrandaron. ¡A sus amadas orquídeas solo les quedaban algunas hojas!

“La fuerza de cultivo de Ren ha mejorado.” Zhao Guang la miró, un poco avergonzado también. “Las orquídeas… Mañana, iré contigo para conseguir algunos reemplazos.”

“Dado que están arruinadas por la fuerza de cultivo de Hao Ren, no tengo ningún problema con eso.” Zhao Hongyu sonrió sin poder hacer nada.

De hecho, las orquídeas en el patio trasero le habían costado cientos de miles de yuanes. Les prestó mucha atención y había planeado mudarlas a la casa esa noche, pero…

“El patio es demasiado pequeño para ti. Pensé que querías practicar las energías de espada y no esperaba que fuera una agitación tan grande. Sin embargo, te recomendaré un lugar para que practiques.” Dijo Zhao Hongyu.

“¿Dónde?” Hao Ren preguntó. Su euforia disminuyó al ver el desastre que causó en el patio. Se sentía bastante culpable y quería ofrecer una compensación, pero sabía que no tenía sentido.

“No estoy enojada contigo por arruinar las plantas. Si quieres un lugar espacioso para practicar tus técnicas, puedes ir al centro de artes marciales del Dojo Sun en el Camino Yingchun.” Dijo Zhao Hongyu.

Hao Ren recordó repentinamente que el Anciano Sun era dueño de un gran dojo de artes marciales, entre otros negocios, como restaurantes, centros vacacionales y yates. El dojo de artes marciales era el lugar donde entrenaban a los guardias de las compañías del Océano Este, y podía proporcionar un gran espacio para que Hao Ren practicara las formaciones de espada a gran escala.

“Bien. Iré allí y echaré un vistazo cuando tenga tiempo.” Hao Ren asintió.

Recientemente, los ancianos del Océano Este habían estado extremadamente ocupados con el asunto del Palacio de los Nueve Dragones, y Hao Ren no quería molestar al Anciano Sun antes de que terminara.

“Por cierto, ¿has leído los libros ya?” Preguntó Zhao Hongyu.

“Casi termino de leer los libros que me diste. Sin embargo, estoy ocupado este fin de semana y me temo que no puedo ayudarte en tu estudio.” Respondió Hao Ren.

“Está bien. No puedo ir allí este fin de semana tampoco. Podemos ir el próximo fin de semana.” Zhao Hongyu sonrió amablemente.

“Bien, tío, tía, voy a regresar ahora.” Dijo Hao Ren mientras miraba alrededor a las plantas en ruinas.

“De acuerdo.” Zhao Guang y Zhao Hongyu asintieron.

“Oh, una cosa más.” Hao Ren se detuvo en la puerta. “Si estoy de acuerdo en unirme a Su Han para irrumpir en el Palacio de los Nueve Dragones, ¿creen que será una violación de las reglas?”

Zhao Hongyu y Zhao Guang dudaron por unos segundos.

“Como inspectora, Su Han ha dominado muchas técnicas místicas. Deberías estar bien al ir con ella.” Dijo Zhao Guang.

“Si Lu Linlin y Lu Lili están dispuestas a unirse a ti, sería aún mejor. Saben muchas cosas que nosotros desconocemos y te darán una gran ventaja en el Palacio de los Nueve Dragones.” Agregó Zhao Hongyu.

Con tantas fuerzas tratando de hacer un intento en el Palacio de los Nueve Dragones, el Océano Este necesitaría mantener algunas fuerzas en el Palacio del Dragón del Océano Este para protegerlo. Luego enviarían al resto de ancianos al Palacio de los Nueve Dragones. Después de todo, más personas yendo significaba una mayor esperanza de obtener tesoros.

Con Su Han liderando al equipo, la seguridad de Hao Ren estaba garantizada. ¡Si pudieran traer otras 200 a 300 píldoras de elixir divinas, el Clan Dragón del Océano Este sería ultra rico! ¡Si las píldoras fueran usadas apropiadamente, muchos maestros de cultivo emergerían en los próximos cien años!

Después de obtener la aprobación de Zhao Guang y Zhao Hongyu, Hao Ren comenzó a hacer planes. Si su último viaje al Palacio de los Nueve Dragones fuera una prueba simulada, entonces el viaje de la próxima semana sería el examen formal.

¡La Convención de Comercio en el Quinto Cielo era la preparación antes del examen! Cualquier secta de cultivo con poder moderado querría entrar en el Palacio de los Nueve Dragones y encontrar tesoros.

“Por favor, díganle a Zi que no tendré tiempo para darle tutoría en los próximos días. Retomaré las sesiones de tutoría la próxima semana.” Dijo Hao Ren cuando salió por la puerta.

Zhao Hongyu y Zhao Guang asintieron, sabiendo que se sumergiría en los preparativos.

Zhao Guang tenía grandes esperanzas para Hao Ren después de presenciar el gran poder del Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora. Imaginó la impresionante escena en la que un Maestro de nivel Qian de grado superior como Zhao Kuo desatara esta técnica con toda su fuerza.

La formación de de ocho trigramas de cinco elementos formada por densas energías de espada derrotaría a una tropa de decenas de miles de cultivadores, por no mencionar la Tribulación Celestial.

Hao Ren había abierto firmemente una nueva forma de cultivo.

Cuanto más lo pensaba Zhao Guang, más esperanza tenía sobre el futuro del Océano Este.

Ignorando las grandes esperanzas de Zhao Guang para él, Hao Ren tomó un autobús y regresó a la universidad. El viernes pasó en lectura, cultivo, y clases.

Luego, llegó la mañana del sábado.

“¡Jajajaja!” Zhou Liren, quien estaba durmiendo en su litera superior, se sentó bruscamente y se echó a reír. “¡Chicos! ¡Es sábado! ¡Es hora de que veamos a las bellezas de la Ciudad Xin’an!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente