Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 225 – DKS – ¡Luchemos!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Al salir del complejo de apartamentos hasta la parada de autobús más cercana, Hao Ren miró hacia arriba y aún podía ver el Palacio de los Nueve Dragones flotando en el aire y los muchos cultivadores volando en espadas.

Fuera de vista, fuera de la mente. Retiró su esencia de la naturaleza y levantó la mirada de nuevo. Esta vez no vio nada más que nubes oscuras como si fuese a llover en cualquier momento.

Se subió al autobús, y aún era temprano cuando llegó a la Universidad Océano Este. El autobús se detuvo en la puerta norte de la universidad, y tuvo que cruzar todo el campus para llegar al área del dormitorio del sur.

Estaba tranquilo en el campus por la mañana. Cerca de la puerta norte se encontraban los edificios de dormitorios rosados ​​para las chicas, en su mayoría del Programa de Negocios y Programa de Lenguajes Extranjeros. La Universidad colocó a los estudiantes de Artes Liberales en los edificios de dormitorios dentro del campus, mientras que los estudiantes de Ciencia y Tecnología vivían en edificios de dormitorios fuera de la universidad.

Cruzaba un pequeño bosque lleno de pájaros que cantaban y fragancias florales flotaban a su alrededor cuando escuchó los sonidos de “He” y “Ha” de un prado lejano.

Giró la cabeza y vio que los chicos del Club de Taekwondo estaban practicando en el prado. Con sus trajes de taekwondo, sus movimientos uniformes de patadas y puñetazos se veían bastante atractivos.

Practicar en el prado en el centro de los edificios de dormitorios de las chicas temprano en la mañana; Su intención era obvia.

“¡Todo el mundo! ¡Véanse filosos! ¡No se avergüencen delante de las chicas!” Un hombre que se parecía a su capitán les estaba dando un sermón.

Hao Ren los vio practicar mientras pasaba.

“Su Han dijo que mi habilidad para las artes marciales es pobre. Tal vez debería encontrar un lugar para aprender algunas técnicas. Pero los clubes de la universidad parecen bastante aburridos…” Pensó Hao Ren.

Al ver a Hao Ren observándolos, el capitán le gritó: “Oye, ¿quieres unirte a nuestro Club de Taekwondo?”

Hao Ren sacudió la cabeza y pasó por el prado.

Mientras tanto, un chico del club le recordó al capitán: “Jefe, ese chico es el novio de Lu Linlin y Lu Lili. Una vez derrotó a Huang Xujie.”

“¡¿De Verdad?!” El capitán del Taekwondo Club se quedó mirando la espalda de Hao Ren sorprendido.

El cielo todavía estaba nublado. Entre los estudiantes que caminaban a diferentes edificios académicos para la clase, Hao Ren parecía bastante normal con sus libros en la mano.

Sin embargo, sintió que la atmósfera era un poco diferente hoy. Algunas chicas y chicos se reunieron susurrando el uno al otro.

A primera vista, solo eran estudiantes charlando entre ellos. Pero al mirar más de cerca, Hao Ren descubrió que todos tenían algunas luces azules o amarillas a su alrededor.

Significaba que no estaban hablando de las cosas en su vida cotidiana ni de las actividades en la universidad ni nada relacionado con sus estudios. ¡Estaban hablando del Palacio de los Nueve Dragones en el cielo!

Los miembros de la Tribu Dragón se habían unido con el mundo mortal, y había muchos jóvenes cultivadores en la Universidad Océano Este. Cada uno tenía sus propios grupos de trasfondos comunes para intercambiar información.

“Hey, ¿qué estás haciendo?” Xie Yujia apareció a su lado y le dio un pequeño puñetazo.

“Oh nada.” Hao Ren apartó la vista de los estudiantes y sonrió a Xie Yujia, avergonzado.

“Has estado bastante misterioso últimamente.” Xie Yujia lo miró y dijo.

“No. He estado ocupado.” Dijo Hao Ren.

“¿Qué estás haciendo ocupado?” Preguntó Xie Yujia.

“Quiero trabajar para un estudio de diseño que hace trabajos de arquitectura, y he estado estudiando cosas relacionadas con el tema.” Dijo Hao Ren casualmente.

Miró a Xie Yujia de nuevo y descubrió que era incluso más hermosa que el día anterior. La parte más notable era su piel, que era tan suave y resistente que parecía un huevo cocido donde la cáscara se había pelado recientemente. Ella podría ser una modelo para un comercial de productos de cuidado de la piel.

“¿Qué productos de cuidado de la piel estás usando?” Hao Ren dejó sus pensamientos.

“¿Productos para el cuidado de la piel?” Xie Yujia lo miró confundida. “No uso ninguno. Como de costumbre, me lavo la cara con un limpiador facial antes de acostarme por la noche y después de levantarme por la mañana.”

“Oh…” Hao Ren le miró la cara. “Pero tu piel se ve mucho mejor que antes.”

“También la tuya. Tu complexión ha mejorado mucho en el último mes.” Dijo Xie Yujia.

“¿Me has estado mirando?” Hao Ren preguntó sin pensar.

Ella se congeló por un momento antes de ampliar sus ojos. Asintiendo, ella dijo, “Sí. Algo así.”

“Por cierto, los clubes de la Universidad Haishi han venido a nuestra universidad hoy, y habrá varios partidos amistosos entre los clubes de las dos universidades. ¿Irás a ver?” Preguntó Xie Yujia.

“¿Qué partidos?”

“Bádminton, tenis de mesa, tenis y otros. Pero creo que la competencia de Taekwondo será la más divertida de ver.” Ella miró su reloj. “¿Qué te parece ir y echar un vistazo?”

Mirando su cara impaciente, Hao Ren pensó por un segundo. “Está bien. Vamos a echar un vistazo.”

“¡Bien!” Xie Yujia estacionó su bicicleta en la carretera. “No está lejos de aquí a pie.”

“Presidenta de la clase, ha estado de buen humor últimamente.” Dijo Hao Ren abruptamente mientras caminaba.

“Siempre he sido así. Por cierto, ¿cómo está la abuela?”

“Ella está bien, y aún se queda en Zhejiang. Oh, ¿cómo está la anciana que vive cerca de tu casa?”

“Tomé prestados algunos libros sobre masajes de puntos de acupuntura. Aprendí algunas técnicas del libro y las probé con la abuela. Parece que últimamente está mucho mejor.” Dijo Xie Yujia, caminando calmadamente con elegancia.

Ella se giró para mirarlo. “Cuando tu abuela regrese, puedo darle un masaje. Ella lo encontrará relajante.”

“Bien. Gracias por su amabilidad, Presidenta de la Clase.” Dijo Hao Ren.

Xie Yujia lo miró y se mordió el labio, sintiendo que él sonaba distante llamándola siempre “Presidenta de la Clase”.

Charlaron todo el camino hasta el estadio.

El gimnasio estaba lleno de gente. Cada club tenía su área designada en el gimnasio. Hao Ren vio que el Club de Escalada de Roca de Huang Xujie estaba entre ellos, pero hoy no tenían competencia ya que la Universidad Haishi no tenía un Club de Escalada de Roca.

Los miembros del Club de Taekwondo de la Universidad Océano Este estaban sentados en el lado oeste de una cancha cuadrada, y los miembros vestidos de negro del Club de Taekwondo de la Universidad Haishi se sentaron frente a ellos al otro lado de la cancha.

“¡Está a punto de comenzar!” Tirando de Hao Ren con ella, Xie Yujia aceleró sus pasos, encontró un buen lugar y se sentó.

Hao Ren vio que Lu Linlin y Lu Lili estaban sentadas entre los miembros del Club de Taekwondo de la Universidad Océano Este.

“¡Gongzi!” Ellas saludaron a Hao Ren.

Hao Ren les sonrió, sabiendo que estaban aquí solo para contribuir con los números ya que las chicas no podían participar en la competencia formal.

“Son cercanas a ti.” Sentada junto a Hao Ren, dijo Xie Yujia con un poco de celos.

“Les encanta divertirse, pero son buenas chicas.” Hao Ren las defendió.

En la cancha, los dos clubes enviaron un miembro para la primera competencia. Se inclinaron el uno al otro antes de tomar sus posiciones.

El participante de la Universidad Océano Este llevaba un traje blanco, mientras que su oponente llevaba un traje negro.

“¡Hey!” El participante de la Universidad Océano Este hizo la primera patada.

Hao Ren siempre había pensado que los clubes deportivos de lucha en la universidad eran solo florituras pretenciosas. No quería ir con Zhou Liren a jugar juegos online en el cibercafé. De lo contrario, no habría venido aquí para ver la competencia.

¡Bang!

Mientras Hao Ren reflexionaba sobre estos pensamientos, el participante de la Universidad Océano Este de repente salió volando de la cancha.

El participante de la Universidad Haishi todavía mantenía la postura de una patada alta mientras su oponente derrotado luchaba por levantarse del suelo liso, con una mano sosteniendo su pecho.

“Esa patada fue cruel.” Susurró Xie Yujia.

Hao Ren asintió, pensando que el ganador era demasiado cruel para un partido amistoso con el club.

Mientras estaban hablando, otro par de rivales se acercaron.

“Los clubes de Taekwondo de la Universidad Océano Este y la Universidad Haishi han sido rivales. En los juegos de clasificación el año pasado, casi se pelean. Simplemente observa, las chispas volarán en la competencia amistosa de hoy.”

Los tipos sentados detrás de Hao Ren y Xie Yujia estaban hablando entre ellos.

Hao Ren se volteó para mirarlos antes de mirar a la cancha. Efectivamente, ambos equipos se movieron incómodos debido a la cruel patada. Los participantes de la Universidad Océano Este estaban especialmente resentidos; apretaron sus puños, pareciendo como si quisieran ir y participar en una pelea grupal.

¡Bang! ¡Bang! ¡Bang!

En la cancha, los pies de los oponentes chocaron tres veces sucesivamente entre sí.

Obviamente, estaban usando toda su fuerza, y las tres patadas eran bastante poderosas.

¡Barrido de pierna! El participante de la Universidad Haishi cambió bruscamente su estrategia, y su rival de la Universidad Océano Este fue atrapado sin estar preparado y cayó al suelo con un ruido sordo.

Aunque el tatami amortiguó la caída, seguía siendo dolorosa.

El participante de la Universidad Haishi hizo una leve inclinación y salió de la cancha.

“¡El tercero!” Gritó el capitán del Club de Taekwondo de la Universidad Océano Este. Aunque los miembros habían jugado más de lo que entrenaban en el club, el capitán estaba enojado cuando sus rivales masacraron a sus miembros en el llamado juego amistoso.

El participante de la Universidad Océano Este con un traje blanco se acercó y enfrentó a su oponente con traje negro.

Después de tres o cuatro rondas, el participante de la Universidad Océano Este cayó.

“¡Ellos apestan!” Los chicos sentados detrás de Xie Yujia y Hao Ren comenzaron a hablar de nuevo.

Xie Yujia giró la cabeza y les dirigió una mirada desagradable, pensando: “Es más fácil hablar que hacerlo; ¡ustedes pueden subir y ver si pueden derrotarlos!”

¡Bang! Otro participante de la Universidad Océano Este cayó al suelo.

Mortificado, el capitán del Club de Taekwondo de la Universidad Océano Este se presentó en persona.

La Universidad Haishi envió a un tipo grande de seis pies. Pisó fuerte en la cancha.

El capitán era alto y varonil. Había recibido un entrenamiento serio en taekwondo durante varios años y era bastante bueno en eso.

Sin embargo, el capitán fue enviado a volar por una patada del participante élite de la Universidad Haishi.

Con su capitán derrotado, el Club de Taekwondo de la Universidad Océano Este fue completamente derrotado, y la moral del club cayó y tocó fondo.

Entre todas las actividades de club en el gimnasio, la competencia con combates físicos recibió la mayor atención.

“Zhang Xiang, tus miembros no han estado haciendo nada más que ir tras chicas, ¿verdad?” El capitán del club de la Universidad Haishi, quien llevaba un cinturón negro, se levantó e insultó al capitán del Club de Taekwondo de la Universidad Océano Este.

Zhang Xiang se levantó y lo miró, sin palabras. El Club de Taekwondo de la Universidad Haishi era un equipo de alto nivel que había ingresado en competiciones nacionales. De todos modos, Zhang Xiang fue bastante valiente para llevar a los miembros de su club a pelear contra ellos en el llamado partido amistoso, aunque sabía que no eran rival para sus oponentes.

Sin embargo, el equipo de la Universidad Haishi había sido demasiado dominante en este juego fuera de casa, superando a los débiles oponentes con tanta ferocidad e insultando al equipo anfitrión después de que el juego terminó.

“¿Quién dijo que la Universidad Océano Este apestaba? ¡No hemos peleado todavía!” Lu Linlin y Lu Lili en la última fila se levantaron repentinamente.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente