Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 221 – DKS – Qué puedo hacer contigo…

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Como una ciudad antigua, el enorme Palacio de los Nueve Dragones flotaba en las nubes.

A su alrededor, no había formaciones magníficas o luces de siete colores. Sin embargo, destellos de relámpagos negros rebotaban a su alrededor, mostrando que estaba lleno de energía.

Hao Ren se frotó los ojos para asegurarse de que no era una ilusión. Luego, miró a su alrededor y descubrió que otras personas en el autobús estaban haciendo sus propias cosas; charlando, enviando mensajes de texto, escuchando sus MP3, ajenos a la ‘ciudad antigua’ en el cielo.

En la calle, la gente aceleró sus pasos, temiendo que la lluvia viniera en cualquier momento. Algunos tenían paraguas, y otros llevaban sus bolsos; nadie levantó la vista.

De repente, Hao Ren entendió. Era como la esfera de energía sigilosa que los cultivadores construían antes de comenzar una pelea; El Palacio de los Nueve Dragones tenía una esfera de energía natural a su alrededor, haciéndolo invisible para la gente común.

Solo las personas que habían alcanzado el nivel Kan podían ver el enorme Palacio de los Nueve Dragones.

Hao Ren retiró su esencia de la naturaleza y levantó la vista. Efectivamente, solo había nubes oscuras en el cielo que, de hecho, eran el resultado de la aparición del Palacio de los Nueve Dragones. ¡El enorme palacio había bloqueado el sol!

El autobús llegó a la parada cerca de la Escuela Secundaria LingZhao. Hao Ren se bajó del autobús y descubrió que los estudiantes acababan de salir de la escuela.

Probablemente debido a las nubes de lluvia en el cielo, muchos autos estaban estacionados en la puerta, esperando recoger a los estudiantes. El vehículo más llamativo era un Rolls-Royce Phantom gris oscuro.

¡Estaba estacionado justo en frente de la puerta de la escuela!

Hao Ren miró al Rolls-Royce en su camino hacia la puerta de la escuela. El conductor era un hombre de mediana edad de unos 40 años; tenía una figura imponente y llevaba un uniforme de chofer y guantes, y tenía una cicatriz poco profunda en la cara.

El chofer parecía un oficial del ejército retirado, pero Hao Ren activó ligeramente su Esencia de la Naturaleza y vio una poderosa luz azul profunda.

¡Elemento de agua! ¡Un miembro de uno de los Cuatro Clanes Dragones del Océano!

Pareciendo haber percibido la mirada penetrante de Hao Ren, el chofer miró alrededor y fijó sus ojos en Hao Ren.

Al instante, Hao Ren quedó inmovilizado como si hubiera caído en un agujero de hielo. El chofer miró a Hao Ren de arriba y abajo antes de alejar lentamente su mirada.

“¡Nivel Qian! ¡Este hombre está al menos en el nivel Qian!” Hao Ren concluyó porque este hombre emitía un aura que era casi tan fuerte como el Tercer Tío de Zhao Yanzi.

“¡¿Por qué un maestro cultivador actúa como chofer?!”

Hao Ren se lo estaba preguntando cuando una figura apuesta entró en su vista.

¡Zeng Yitao, en un uniforme de secundaria, salió de la puerta de la escuela!

Ignorando las miradas de asombro de las chicas de la escuela secundaria, entró en el Rolls-Royce Phantom que estaba estacionado en la puerta de la escuela.

“Él… ¿Está estudiando en la Preparatoria LingZhao?”

El corazón de Hao Ren se sacudió con una sensación ominosa.

La Universidad Océano Este no estaba lejos de la Escuela Secundaria LingZhao, pero el Departamento de Preparatoria y el Departamento de Secundaria solo estaban divididos por un lago artificial.

El propósito de la aparición de Zeng Yitao en la Preparatoria LingZhao era evidente.

“Tío Lobo Negro, vamos.” Zeng Yitao se recostó en el asiento trasero y le dijo al chófer, arrojando su bolso sobre el asiento espacioso en el auto.

Sin una palabra, el hombre llamado Lobo Negro encendió el Rolls-Royce Phantom sin problemas.

Fue enviado por el Viejo Zeng para proteger al Príncipe Heredero en Ciudad Océano Este. Si Zeng Yitao no quisiera venir a estudiar en la Ciudad Océano Este de repente, lo habrían enviado para localizar a Zhao Kuo e investigar si Zhao Kuo había tenido éxito en pasar la Tribulación Celestial. Si no, le ordenarían matar a Zhao Kuo en el exterior.

El Rolls-Royce Phantom gris oscuro se marchó.

Con su uniforme azul celeste de secundaria, Zhao Yanzi apareció en la puerta. La pPequeña Ling estaba con ella.

Después de despedirse de La Pequeña Ling, Zhao Yanzi se quedó en la puerta y miró alrededor de puntillas.

Hao Ren se acercó de inmediato. “¡Oye!”

Al ver a Hao Ren, los ojos de Zhao Yanzi se iluminaron. Entonces, su rostro cayó, y ella dijo: “¿Quién te dijo que vinieras a recogerme?”

Hao Ren frunció los labios. “De todos modos, iba a tu casa a cenar, así que me ofrecí a recogerte en mi camino.”

“¡Humph!” Zhao Yanzi se desabrochó la mochila y la arrojó a los brazos de Hao Ren.

Hao Ren lo atrapó y la encontró bastante pesada. La llevó en su espalda y descubrió que las correas estaban un poco apretadas para él.

“Eres repugnante.” Caminando a su lado, Zhao Yanzi arrugó la nariz con disgusto cuando vio a Hao Ren cargando su mochila rosa en la espalda.

“Es tu mochila la que te disgusta.” Dijo Hao Ren. Vio a algunos estudiantes de secundaria que los señalaban, y sabía que lo estaban tomando como el novio de Zhao Yanzi de la Primera Preparatoria de Ciudad Norte.

Ignorándolo, Zhao Yanzi siguió caminando con la cabeza baja.

Hao Ren descubrió que algo no estaba bien con su cara enrojecida, y él se detuvo y la agarró del brazo.

Colocó la palma de su mano en su frente antes de que Zhao Yanzi pudiera detenerlo, y los estudiantes de secundaria cercanos comenzaron a susurrarse entre ellos cuando vieron este íntimo acto de él.

Hao Ren sintió un calor ardiente contra su palma, así que la miró y dijo: “¡Tienes fiebre!”

“¡No es nada!” Zhao Yanzi golpeó brazo y siguió caminando, pero sus pasos no eran estables; Se sentía como si fuera a caer en cualquier momento.

¡Esto era ridículo! ¡Debería haber vuelto a casa para descansar!

Hao Ren la detuvo y la sostuvo en sus brazos antes de caminar hacia la acera para tomar un taxi.

Un taxi se detuvo junto a ellos. Hao Ren abrió la puerta y empujó a Zhao Yanzi en el asiento trasero.

Después de decirle al conductor la dirección, Hao Ren se volteó para mirar a Zhao Yanzi con preocupación. Bajo la mirada firme de Hao Ren, Zhao Yanzi se sonrojó y gritó obstinadamente: “¡Estoy bien!”

“¡No estás bien! ¡La temperatura de tu cuerpo es de casi 39 grados!” La cara de Hao Ren se volvió severa.

Zhao Yanzi hizo un puchero y no respondió.

Diez minutos más tarde, llegaron a la casa de Zhao Yanzi. Hao Ren la dirigió a través de la puerta y descubrió que la casa estaba vacía. Él preguntó: “¿Dónde están tus padres?”

“Regresaron al Palacio del Dragón con las píldoras de elixir ayer.” Respondió Zhao Yanzi.

“Bueno…” suspiró Hao Ren, “¿Qué tal si vamos al hospital?”

“¡No!” Zhao Yanzi negó con la cabeza de inmediato.

“¿Dónde está el botiquín?” Hao Ren preguntó.

“¿Qué botiquín? No tenemos medicina en la casa.” Zhao Yanzi miró a Hao Ren. Debido a su fiebre, su mirada era débil.

Correcto. Nunca se enfermaban. Si Zhao Yanzi no hubiera perdido su Núcleo Dragón, nunca se habría enfermado. Hao Ren suspiró de nuevo. Con la ausencia de los padres de Zhao Yanzi y su falta de voluntad para ir a un hospital, no creía que fuera una buena idea dejarla quedarse en casa mientras tenía fiebre.

Después de un momento de consideración, hizo una llamada a Lu Qing, pero nadie respondió. Llamó al Anciano Sun, y el resultado fue el mismo.

Obviamente, como ancianos principales del Océano Este, habían sido convocados de nuevo al Palacio del Dragón del Océano Este para una reunión.

La abuela no estaba en Ciudad Océano Este mientras sus padres también estaban fuera de la ciudad… Hao Ren bajó en la lista de contactos en su teléfono celular y vio el número de teléfono de Su Han.

Su Han tenía un teléfono celular, aunque rara vez lo usaba.

“Estoy bien.” Mientras Hao Ren estaba ocupado buscando ayuda, Zhao Yanzi seguía gritándole obstinadamente. Sin embargo, su tono estaba sin espíritu.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario