Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 218 – DKS – La niña bonita también es codiciosa

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cuando Hao Ren regresó a su dormitorio, Zhou Liren y los chicos jugaban a las cartas ruidosamente. Zhao Jiayi ya regresó del estadio y se estaban divirtiendo mucho.

“¿Qué pasa? No viniste a la universidad hoy de nuevo.” Le preguntó Zhao Jiayi a Hao Ren.

“Fui a tratar algunos problemas fuera de la universidad.” Hao Ren bostezó.

“¡Maldita sea, estás tan ocupado ahora!” Zhou Liren gritó mientras jugaba sus cartas.

“¿Me cubrieron para la asistencia hoy?” Hao Ren preguntó.

“¿Cubrirte? No has venido a clase por unos días seguidos, y los maestros ya te recuerdan. ¿Cómo podemos cubrirte?” Zhou Liren gritó.

Hao Ren se encogió de hombros y se llevó el lavabo al baño público para ducharse. Luego, fue a su litera superior y cultivó mientras los escuchaba jugar.

Cuando estuvo en la casa de Zhao Yanzi, el aroma de las píldoras de elixir lo ayudó a desbloquear 12 aperturas en su Núcleo Dragón de repente. Sin embargo, algunos de los aromas se convirtieron en esencia de la naturaleza y todavía estaban en su Dantian.

Podría aprovechar este tiempo y consumir lentamente la esencia de la naturaleza. Circuló el Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora una y otra vez en su cuerpo a medida que oleadas de energías de espada atravesaban sus meridianos, absorbiendo todas las Esencias Naturales de sobra.

¡Pa! ¡Pa!

La Esencia de la Naturaleza de la izquierda abrió otras dos aperturas, y la Esencia de la Naturaleza se fusionó en su cuerpo como olas de agua. El Núcleo Dragón era como un motor completamente cargado, controlando la esencia de la naturaleza.

“Hu…” Hao Ren respiró hondo, sintiéndose renovado. Había desbloqueado 27 aperturas hasta el momento. ¡Había saltado del nivel Li de grado inferior al nivel Li de grado medio, todo gracias al aroma de las píldoras de elixir!

Sin embargo, Hao Ren todavía se sentía incómodo avanzando con la ayuda de fuentes externas. Por lo tanto, hizo circular el Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora otras 50 veces para estabilizar el reino y pulir las nuevas aperturas.

Era difícil imaginar que se pudieran crear más de 300 aperturas en el pequeño Núcleo Dragón. ¡Si pudiera, estaría calificado para tratar de entrar en el Reino del Dragón Celestial!

Hao Ren se aferró ligeramente del riel metálico de la cama, ¡y se aplastó!

¡Ahora mismo, Hao Ren ya era más poderoso que esos hombres de fuerza inusual en la televisión!

Si Hao Ren liberara las energías de espada, ¡podría cortar fácilmente a través de un riel de hierro como este!

Hao Ren notó que los chicos estaban guardando las cartas. Usó un poco de fuerza e intentó frotar el riel metálico para que volviera a su forma redonda antes de cerrar los ojos para descansar.

Quizás había pasado un tiempo desde que Hao Ren se despertó en el dormitorio, no estaba familiarizado con la sensación de la luz del sol que entraba por las cortinas y lo despertaba.

Zhao Jiayi, en la litera inferior, ya se estaba vistiendo; parecía que estaba a punto de salir para su práctica matutina con el equipo de baloncesto. Hao Ren saltó de la litera superior con facilidad, sacando el lavabo y la toalla. “Voy contigo.”

Zhao Jiayi miró a Hao Ren con sorpresa y asintió.

La brisa de la mañana era un poco fría pero cómoda, Hao Ren y Zhao Jiayi caminaron lentamente hacia la puerta principal. No importaba si él estaba en la Tribu Dragón o no, la amistad entre él y sus amigos nunca cambiaría.

Aunque Zhao Jiayi no era alto, su cuerpo se había vuelto más fuerte que antes después de entrenar durante algún tiempo.

“¿Has estado ocupado últimamente? Rara vez te veo en la universidad, y tampoco pasas noches en el dormitorio a menudo.” Le preguntó Zhao Jiayi a Hao Ren mientras caminaban.

Zhao Jiayi era el más viejo en el dormitorio, y también era el que más se preocupaba por Hao Ren de entre los tres.

“Um… estoy ocupado con algunos problemas familiares.” Respondió Hao Ren.

“¿Está todo bien?” Zhao Jiayi estaba preocupado.

“Sí, sí; sólo algunos asuntos triviales.” Hao Ren no quería mentirle, pero también era difícil explicar la Tribu Dragón a los mortales.

“Um … Déjame saber si hay algún problema. ¡Seguramente ayudaré financieramente o de otra manera!” Zhao Jiayi miró a Hao Ren con sinceridad y le dio una palmada en el hombro.

En ese momento, Zhao Jiayi sintió el hombro duro como la piedra de Hao Ren. Pero pronto se convenció a sí mismo de que solo era un engaño porque Hao Ren no parecía una persona fuerte.

Hao Ren estaba un poco conmovido. Lo pensó y le preguntó: “Hablando de eso, has tenido tantos días de entrenamiento ahora. ¿Es el juego regular esta semana?”

“Sí, el primer juego es este fin de semana.” Dijo Zhao Jiayi.

“Um, ¡buena suerte!” Hao Ren le sonrió.

Xie Wanjun, quien era muy fuerte, ya estaba esperando a sus miembros en la puerta. Se sorprendió al ver a Hao Ren allí.

Hao Ren solo asintió sin más conversación. Hao Ren respetaba a Xie Wanjun, a quien solo había conocido unas pocas veces. A pesar de que este hombre se iba a los Estados Unidos, seguía siendo escrupuloso con cada detalle del entrenamiento y los juegos.

Si Hao Ren no tuviese más objetivos, podría haberse unido al equipo de baloncesto y seguir el ejemplo de Xie Wanjun. Lucharían por el campeonato nacional juntos como el equipo de baloncesto de la Universidad Océano Este.

Hao Ren caminó hacia la calle fuera del campus mientras Zhao Jiayi se reunía con el equipo frente a Xie Wanjun. Se despertó temprano por la mañana para hacer ejercicio; sin embargo, en lugar de hacerlo en el campus, quería correr en las calles fuera del campus.

Estiró los brazos y las piernas antes de correr hacia una intersección más adelante. Xie Wanjun entrecerró los ojos, mirando a Hao Ren desde atrás. Quería reclutar a Hao Ren, pero también pensaba que Hao Ren podría tener objetivos más importantes; ¡Sabía que este joven no era tan simple como parecía!

¡Boom! ¡Hao Ren de repente aceleró después de la intersección!

Un conductor que pasó por Hao Ren se preguntó si estaba viendo ilusiones. “¡A esa velocidad, debe haber sido un corredor olímpico! ¡Cubrió unos cientos de metros en solo unos segundos!”

Cuando se volteó para volver a verificar, ¡Hao Ren se había ido de la esquina!

Como un cultivador de nivel Li, la fuerza física de Hao Ren solo podría ser mejor que la de un corredor olímpico. Él sería capaz de lograr fácilmente el primer lugar en cada evento en los Juegos Atléticos.

La razón por la que de repente quiso hacer ejercicio hoy fue que ayer abrió una docena de aperturas. ¡Se sintió muy bien, como si tuviera la fuerza suficiente para levantar una montaña! Como dijo Su Han, avanzar a través del tercer nivel del Pergamino de Concentración Espiritual significaba desbloquear los puntos de acupuntura en el cuerpo humano y llegar al reino de un maestro de artes marciales

Hao Ren era un cultivador real ahora. Si estuviera anteriormente en el Mundo de la Cultivación, sería un cultivador que había establecido con éxito su fundación.

Hao Ren trotó y corrió de vez en cuando por las tranquilas calles de la mañana durante media hora hasta que se sintió un poco cansado.

Cuando estaba a punto de voltearse, una figura familiar apareció ante su vista, acercándose a él.

¡Su Han!

Hao Ren pensó que estaba viendo cosas, así que echó otro vistazo. De hecho, ¡era Su Han!

Ella estaba en un conjunto de ropa deportiva blanca, y su cabello estaba atado en una cola de caballo. Sus pasos eran firmes y rítmicos, y tenía un poco de rubor en las mejillas. Corrió hacia Hao Ren en la calle bordeada de árboles a cada lado.

Su Han no pareció sorprenderse de ver a Hao Ren. Ella mantuvo su ritmo constante, y sus curvas se mostraron a través del conjunto de ropa deportiva blanca. En comparación con la frialdad de antes, parecía ser más animada.

“¿Tú también corres?” Ella se acercó y le preguntó primero.

“Um, estoy haciendo algunos ejercicios. ¿Corres a la universidad todos los días?” Hao Ren se giró y corrió junto a ella. Llevaba su atuendo regular, así que se veía un poco raro al lado de Su Han, quien llevaba un conjunto de ropa deportiva.

“Sí.” Su Han ajustó su respiración y respondió.

Incluso tomaría un tiempo conducir del Complejo de Ciudad Flor a la universidad. Tal vez correr a la universidad todos los días era también un tipo de cultivo.

“Cultivar todos los días puede que no te ayude a comprender las leyes naturales. Correr por la mañana ayuda con eso.” Dijo Su Han.

Hao Ren suspiró en secreto y pensó: “Ella realmente no puede hablar tres oraciones completas sin mencionar el cultivo. La mayoría de las personas nunca hubieran adivinado que ella es una cultivadora en la ciudad ya que parecía una dama de cuello blanco enérgica y saludable. Una señora de oficina que corre por la mañana y va al gimnasio los fines de semana y tiene un novio en una posición de gerente en una gran compañía.”

Cuando corrieron a la universidad, ya era hora de que los estudiantes fueran a sus clases. Su Han solía ir a su oficina para cambiarse y comenzar a cultivar, pero de repente quería comer algo. Como no tenía una Tarjeta de Café Pre-pagado, Hao Ren tuvo que ir con ella.

A los ojos de otros, Su Han, la hermosa maestra, estaba desayunando con un estudiante. Hao Ren ignoró las miradas y se sentó al lado de Su Han, mordiendo sus dos bollos de verduras al vapor y bebiendo un tazón de leche de soja.

“Parece que has hecho algún progreso últimamente.” Su Han mordió su bollo al vapor con elegancia, mirando a Hao Ren con sus bonitos ojos bajo las largas pestañas.

“Tuve la suerte de desbloquear varias aperturas.” Respondió Hao Ren. Aunque técnicamente era el asistente de Su Han, Hao Ren no quería contarle sobre las píldoras de elixir.

“Debe haber sido toda una aventura en el Palacio de los Nueve Dragones, ¿verdad?” Su Han miró a Hao Ren y le preguntó.

Hao Ren se rió y no dijo nada. Como inspectora en el área del Océano Este, definitivamente sabía que los Cuatro Clanes Dragones del Océano entrarían al Palacio de los Nueve Dragones en busca de tesoros.

“Um, algo así. Pero no te voy a contar los detalles.” Dijo Hao Ren. Parecía que Su Han lo había sentido corriendo cerca de la universidad, así que ella vino a reunirse con él a propósito.

Sería un gran error el tratar a Su Han como una mujer bella y corriente. Hao Ren lo sabía mejor que nadie, ya que él había caído en sus trampas unas cuantas veces.

“Está bien. No estoy aquí para sacarte información.” Su Han lo miró. “Pero… nunca he estado en el Palacio de los Nueve Dragones.”

Hao Ren la miró, preguntándose qué quería decir con eso. Como Maestra de nivel Qian, ella formaba una pequeña parte del Clan Dragón del Océano Este antes de entrar al Sistema de Inspectores. No había posibilidad de que ella se convirtiera en un miembro principal del clan y entrara en el Palacio de los Nueve Dragones. Sin embargo, maestros como ella deben estar extremadamente interesados ​​en el Palacio de los Nueve Dragones.

Hao Ren la miró y ya podía sentir el ‘plan’ que había estado planeando.

“No debo caer en ello esta vez.” Se dijo Hao Ren mientras comía la mitad de un bollo.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

1 comentario en “Capítulo 218 – DKS – La niña bonita también es codiciosa

Deja un comentario