Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 217 – DKS – ¡Qué delgada cintura!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

En poco tiempo, ya había más de 20 botellas en la mesa de la sala de estar de la familia de Zhao Yanzi.

Zhao Guang y Zhao Hongyu no podían creer lo que veían cuando miraron las coloridas botellas a la luz.

“Estos… ¿son todos del Palacio de los Nueve Dragones?” Zhao Hongyu solía ser tranquila, pero su voz temblaba ligeramente mientras preguntaba suavemente.

“Sí… Podríamos haber conseguido más, pero nos quedamos sin tiempo.” Dijo Hao Ren.

“23 botellas…” Zhao Guang también estaba un poco asombrado. Tomó una botella al azar y trajo un pequeño plato. Luego, abrió la botella y vertió las píldoras de elixir.

Splash… Más de diez brillantes píldoras de elixir antiguas cayeron en el plato, girando.

¡La gran sala de estar se llenó de inmediato con su aroma!

Hao Ren sintió una oleada de energía después de oler este aroma. ¡El Núcleo Dragón dormido dentro de él de repente abrió 12 aperturas!

¡El aroma solo era una locura! ¡Si se tragara una, podría avanzar a través del nivel Li o incluso el de Zhen!

En las leyendas, las píldoras inmortales de la Reina Madre del Oeste podrían ayudar a una persona común a alcanzar el reino de la ascendencia.

“¡Me siento mareada, mamá!” Zhao Yanzi gritó. El aroma podría ayudar a Hao Ren a mejorar su cultivo, pero era demasiado para ella.

Zhao Guang y Zhao Hongyu se miraron, estupefactos. Ya que que se dieron cuenta de que había píldoras de Elixir antiguas en estas hermosas botellas, rápidamente pusieron las píldoras de elixir de nuevo en la botella.

Habría creado problemas si las píldoras de elixir causaran un fenómeno natural.

Fue la primera vez que Zhao Yanzi vio a sus padres entrar en pánico de esta manera. Ella parpadeó y preguntó: “¿Estas píldoras de elixir son tan poderosas, mamá?”

“Una botella equivale a un tesoro antiguo. En otras palabras, ¡ustedes se llevaron 23 tesoros antiguos!” Zhao Hongyu pellizcó la mejilla de Zhao Yanzi y dijo emocionada.

Zhao Yanzi se veía feliz con la respuesta de Zhao Hongyu. “Mamá, ¡te dije que obtendríamos muchos tesoros! Si no fuera por el límite de tiempo, podríamos haber hecho algunas copias de las técnicas en el Palacio Baxia.”

“¿Qué? ¿Fueron al Palacio Baxia?” El asombro de Zhao Hongyu estaba más allá de las palabras.

Zhao Guang también miró sorprendido a Zhao Yanzi, preguntándose si estaba mintiendo o no.

“Sí. Fuimos al Palacio Yazi primero, pero los otros tres equipos estaban allí. Entonces, fuimos al Palacio Baxia. Sin embargo, era todo un desafío obtener las técnicas. Por lo tanto, fuimos al Palacio Suanni y conseguimos estas píldoras de elixir.” Hao Ren y Zhao Yanzi explicaron.

Zhao Guang y Zhao Hongyu sabían que Zhao Yanzi no estaba jugando ya que Hao Ren estuvo de acuerdo. Sin embargo, parecían tan sorprendidos como antes.

Nunca habían oído hablar de nadie que fuera a través de tres palacios en el Palacio de los Nueve Dragones y que saliera con 23 botellas de píldoras de elixir. Había más de diez píldoras de elixir en cada botella; En total, ¡había cientos de píldoras de Elixir antiguas y brillantes!

“Es debido a Little White. Es posible que ni siquiera pudiésemos llegar al primer palacio rama si Little White no pudiera volar.” Dijo Zhao Yanzi.

“¿Little White?” Preguntó Zhao Hongyu.

“¡Um! Tío… Oh… la Bestia Espiritual de Hao Ren.” Dijo Zhao Yanzi. Parecía que se había acostumbrado a llamar a Hao Ren ‘Tío’. Ella lo llamó así incluso durante los momentos más peligrosos en que fueron expulsados ​​del Palacio de los Nueve Dragones.

Hao Ren dejó a Little White fuera del espacio en su collar. Había aprendido a comportarse y apareció en la forma de su yo más pequeño en la ciudad.

“¡Transfórmate, Little White!” Zhao Yanzi se estiró para frotarle la cabeza.

“¡Woof!”

Little White hizo un ligero sonido mientras se convertía en un León de Nieve de un metro de altura.

“Little White, ¡vuela!” Zhao Yanzi señaló al techo. Parecía que ya había tomado Little White por un animal de circo.

Little White entendió a Zhao Yanzi y saltó. Pero para su sorpresa, no voló.

“¡Vuela, Little White!” Zhao Yanzi dio unas palmaditas en su trasero, preocupada.

“¡Rugido! ¡Rugido!” Little White hizo su mejor esfuerzo, pero no pudo salir al aire. Sus patas brillaban de vez en cuando al llegar a su límite.

“¡Lo sé! Había mucha Esencia de la Naturaleza en el Palacio de los Nueve Dragones así que las Bestias Espirituales podían poner en juego su poder innato. Sin embargo, la Esencia de la Naturaleza es delgada afuera, por lo que no puede usar su poder innato.” Zhao Guang miró a Little White y dijo.

Little White miró a Zhao Guang y Hao Ren, ya que parecía estar avergonzada con todos a su alrededor.

Probablemente se sintió avergonzada por no poder volar. Habiendo fallado en interpretar al poderoso personaje, Little White se transformó de nuevo a su pequeño tamaño y comenzó a rodar por el suelo.

Hao Ren estaba avergonzado. “Oye… por favor… eres un león gigante. Ahorra la energía y deja de actuar de manera adorable.”

Hao Ren puso a Little White de nuevo en el espacio de su collar para protegerla de la vergüenza. Tan pronto como Little White regresó al espacio, mordió la lanza de Zeng Yitao y la azotó para descargar su ira. Ese pobre Tesoro Natal del Dharma de Zeng Yitao era ahora un juguete para Little White.

“No le digan a nadie sobre las píldoras de elixir.” Zhao Guang guardó las botellas y dijo: “Voy a hablar con los ancianos sobre cómo usar estas píldoras de elixir. Después de todo, estas son todas píldoras de elixir antiguas, y podríamos no ser capaz de consumirlas directamente.”

Hao Ren asintió. Era como cuando Zhao Jiayi y los chicos comieron los pasteles mezclados con las Píldoras de Reabastecimiento de Esencia hechas por las hermanas gemelas. El poder era demasiado fuerte, y les dio diarrea a todos ellos. Incluso los cultivadores comunes podrían morir si no pudieran manejar las poderosas píldoras de elixir.

“Pero no te preocupes, Ren. Esta vez eres el héroe; tan pronto como sepamos cómo usarlas correctamente, te devolveré la mitad.” Continuó Zhao Guang.

“Está bien. Fue una suerte para mí tener la oportunidad de entrar en el Palacio de los Nueve Dragones. El Océano Este está en una situación crítica en este momento, y los ancianos necesitan las píldoras de elixir más que yo. Todavía tengo un nivel bajo, así que necesito cultivar más en lugar de usar píldoras de elixir.” Dijo Hao Ren.

“Um.” Zhao Guang no insistió y guardó las botellas. “Ven conmigo al ático. Necesito hacer un registro detallado de lo que sucedió en el Palacio de los Nueve Dragones. Ya que pudiste entrar en tres palacios esta vez, podemos mejorar nuestro registro. Especialmente para el Palacio Baxia; nunca habíamos aprendido sobre esas técnicas antes.”

Estaba claro que Zhao Guang estaba muy interesado en las técnicas antiguas.

“¡De acuerdo!” Hao Ren se levantó y siguió a Zhao Guang arriba.

Hao Ren sacó el mapa cuando llegaron al ático en el tercer piso. Explicó en detalle lo que hicieron en las seis horas dentro de Palacio de los Nueve Dragones.

Zhao Hongyu también llegó al ático después de un rato. Ya que era arquitecta, agregó al mapa de Hao Ren un conjunto especial de reglas y bolígrafos.

No se necesitó ninguna enmienda para el Gran Palacio del Dragón de Origen ya que era igual que antes. El Palacio Yazi era el más fácil de encontrar, por lo que había descripciones muy detalladas al respecto en el mapa. Uno de los cultivadores del Océano Sur entró al Palacio Suanni antes, y el Océano Este pudo recopilar cierta información al respecto. Sin embargo, era algo confuso. Esta fue la primera vez que se informaron del Palacio Baxia. Había monumentos de piedra gigantes dentro del Palacio Baxia, y eso era información muy importante.

Desde las cinco en punto hasta las siete en punto, Zhao Guang anotó todos los detalles mientras Zhao Hongyu hacía ajustes precisos en el mapa. Aunque fue una gran sorpresa para ellos obtener más de 20 botellas de píldoras de elixir, era igualmente importante recopilar información valiosa.

Lo más importante era que los otros tres Palacios del Dragón pensaron que Hao Ren y Zhao Yanzi escaparon y nunca fueron a otros palacios después del Palacio Yazi, y por eso regresaron con las manos vacías. ¡Nunca podrían imaginar que Hao Ren y Zhao Yanzi obtendrían más de 20 botellas de píldoras de elixir, además de obtener información sobre tres palacios!

Mientras Hao Ren explicaba todo en detalle, Zhao Hongyu admiró su atención a los detalles. Pensó en contar sus propios pasos para calcular la distancia desde el punto de partida hasta el Gran Palacio del Dragón de Origen. A partir de eso, calculó el tiempo aproximado de viaje necesario. ¡Ninguno de los cultivadores anteriores, incluida ella misma, había pensado en esta idea brillante!

Aunque el cultivo de Hao Ren no era muy fuerte en este momento, ¡su inteligencia seguramente permitiría que el Océano Este prosperara!

El Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora, aparentemente débil, que él había estado cultivando, requería que cultivara los cinco elementos al mismo tiempo. Sin embargo, ¡demostró su fuerza en el Palacio de los Nueve Dragones! ¡Hao Ren no confió en ningún Tesoro del Dharma sino en su propia Esencia de la Naturaleza! ¡Sus cientos de energías de espada eran muy similares al poder innato de la gente en tiempos prehistóricos!

La mayor dificultad en el Palacio de los Nueve Dragones era que los cultivadores no podían montar espadas o usar los Tesoros del Dharma. Incluso los cinco elementos estaban fuertemente restringidos. Little White y su Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora pudieron resolver estos problemas fácilmente.

Zhao Hongyu guardó el mapa y miró a Hao Ren. Mientras veía más y más de su potencial, elogió su propio juicio al elegir a su yerno.

“¿Quédate aquí por la noche?” Puso el mapa en su Anillo Xumi y le preguntó a Hao Ren.

“Debería volver a la universidad. No es muy bueno estar siempre fuera.” Respondió Hao Ren.

Zhao Hongyu respetó la decisión de Hao Ren y asintió gentilmente.

Después de que Hao Ren salió del ático, Zhao Hongyu se volteó hacia Zhao Guang después de algo de silencio. “¿Qué piensas de Ren?”

“Um, él es detallista y paciente con gran potencial.” Zhao Guang confirmó la habilidad de Hao Ren.

“Siempre he pensado que Ren es una gran adición al Océano Este. Consiguió más de 20 botellas de píldoras de elixir para el Océano Este en su momento más difícil. Hay esperanza para que el Océano Este se recupere después de todo.” Dijo Zhao Hongyu.

“La habilidad de una persona no tiene que depender de qué tan poderosa sea; depende de cómo maneje los problemas y las diferentes relaciones. Hay muchos cultivadores súper poderosos alrededor de Ren, y cada uno de ellos tiene la capacidad de voltear la Ciudad Océano Este. Sin embargo, es capaz de coordinarlos y asegurarse de que todas las relaciones estén bien; esto es talento.” Dijo Zhao Guang con calma.

Zhao Hongyu sonrió suavemente. “Suena como si nuestra Zi no es lo suficientemente buena para él. Jeje, espero que también pueda mantener al pequeño Daoista Zhen en su vista.”

Hao Ren regresó a su habitación en el segundo piso y se cambió a su ropa normal fuera de la túnica. Estaba preocupado por ausentarse de las clases de todo un día.

Fue a la habitación de Zhao Yanzi a continuación. Después de que él abrió lentamente la puerta, la encontró haciendo su tarea en el escritorio. Después de un día de aventura, todavía tenía que ir a la escuela como de costumbre mañana.

Probablemente había oído la puerta abrirse. Zhao Yanzi se volteó hacia Hao Ren con su pijama.

“¿Qué?” Zhao Yanzi hizo un puchero y miró a Hao Ren.

Hao Ren se rió, “Hay algo que quiero decirte.”

“¿Qué es?” Zhao Yanzi se enderezó nerviosamente.

“Tu cintura es bastante suave.” Dijo Hao Ren.

Zhao Yanzi estaba estupefacta, y luego recordó que Hao Ren le puso las manos en la cintura mientras estaban con Little White hoy.

Ella frunció el ceño de inmediato y arrojó su cojín a la espalda a Hao Ren. “B*stardo!”

Hao Ren cerró rápidamente la puerta mientras el cojín llegaba directamente hacia él. Entonces, se fue felizmente.

A veces, era divertido jugar con ella.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

1 comentario en “Capítulo 217 – DKS – ¡Qué delgada cintura!

Deja un comentario