Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 215 – DKS – También podría

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Arrastrando a Zhao Yanzi, Hao Ren corrió hacia la puerta del Palacio Yazi. Sin tiempo para procesar lo que estaba pasando, Zhao Yanzi solo podía seguir a Hao Ren.

Muy sorprendido, Zeng Yitao se dio cuenta de que su Tesoro Natal del Dharma había sido capturado por Hao Ren e inmediatamente lo persiguió.

“¡Príncipe Heredero, es más importante obtener estos Tesoros del Dharma primitivos ahora!” Su sirviente gritó de nuevo.

Después de correr una docena de pasos, Zeng Yitao finalmente se detuvo. Apretando los dientes, envió un estallido de esencia azul de la naturaleza desde su palma, que atravesó el velo de luz blanca y comenzó a ayudar a su sirviente a obtener los tesoros.

Como fueron los primeros en llegar al Palacio Yazi, creyeron que tendrían tiempo suficiente y decidieron que cada uno trabajaría para obtener primero un Tesoro del Dharma. Entonces, podrían obtener el tercero juntos. A juzgar por su situación actual, sería extremadamente afortunado si pudieran obtener un solo Tesoro del Dharma; ¡Era casi imposible para ellos obtener un segundo!

¡En este momento, Zeng Yitao estaba rechinando sus dientes con odio! Ya había alcanzado el nivel Zhen y tenía su propio Tesoro Natal del Dharma; ¡sin embargo, ni siquiera podía derrotar a Hao Ren quien estaba simplemente en el nivel Li!

Después de que Hao Ren saliera del Palacio Yazi, Zhao Yanzi miró a Hao Ren con dudas. “¿No vamos a tratar de obtener los tesoros del Dharma?”

“Necesitamos encontrar píldoras de elixir. Adquirir los tesoros del Dharma no es lo más importante.” Palmeando el collar en su pecho, Hao Ren sacó a Little White.

Justo ahora, Little White estaba jugando con la lanza dorada de Zeng Yitao en el espacio oculto.

Después de saltar fuera del espacio, Little White comenzó a rodar sobre la hierba, actuando como un cachorro mimado. Al ver esto, Hao Ren pateó suavemente el trasero de Little White, quien instantáneamente rodó de regreso y se convirtió en el gigantesco León de Nieve.

“¡Todavía tenemos tiempo para ir al siguiente palacio rama!” Tirando de Zhao Yanzi, Hao Ren se sentó en la parte posterior de Little White y arrastró a Zhao Yanzi a su espalda también. Luego, lanzó una débil energía de espada para estimular el pelaje alrededor del trasero de Little White, ¡causando que gruñera y volara al cielo de una vez!

Con sus cuatro patas desatando fuego, Little White se elevó libremente en el cielo.

Como no quedaba mucho tiempo, la decisión de Hao Ren había puesto todo en juego. Si no tuvieran a Little White, definitivamente se habría quedado en el Palacio Yazi para tratar de obtener un Tesoro del Dharma. Sin embargo, con la habilidad de vuelo de Little White, había más posibilidades para ellos.

Esta vez, sentada detrás de Hao Ren, Zhao Yanzi se aferraba con fuerza a la túnica taoísta de Hao Ren mientras Little White hacía todo lo posible por volar hacia el palacio que estaba más adelante.

“Oye, sobre…” Ella pensó por un momento y dijo con la voz más tranquila posible, “Nunca vuelvas a hacer cosas peligrosas.”

“¿Qué quieres decir?” Hao Ren preguntó.

“Bueno…” Tirando la túnica taoísta de Hao Ren con sus manos, Zhao Yanzi respondió: “Cosas como luchar contra otros con las manos desnudas y desarmado…”

“Está bien, lo tengo.” Respondió Hao Ren. Pensó más en eso, y una brillante sonrisa apareció en su rostro. No hace falta decir que Zhao Yanzi no pudo ver su rostro ya que estaba sentada detrás de él.

“Además, ¿cómo pudiste tomar su lanza?” Preguntó Zhao Yanzi.

“El espacio dentro de mi collar es tan grande como una habitación; puedo tomar 50 o 60 de ellas, ¡ni mencionar solo una!” Hao Ren respondió con una risa.

La última vez, intentó poner la campana que recibió de las hermanas Lu en el espacio para probarlo y descubrió que las hermanas Lu ya no podían detectar la campana. A partir de entonces, había pensado en otras formas de aprovechar el espacio. No había tenido la oportunidad de probarlo hasta ahora.

Cualquier cosa que estuviera dentro de cierto rango y tuviera la esencia de la naturaleza podría ser capturada. El Tesoro Natal del Dharma de Zeng Yitao ciertamente tenía esencia de la naturaleza, y su tamaño tampoco excedía el límite del espacio. Por lo tanto, Hao Ren fue capaz de tomarlo sin problemas.

Habiendo dicho eso, si el oponente fuera mucho más fuerte que él, Hao Ren no intentaría apoderarse de las cosas apresuradamente. Incluso esta vez, tuvo la suerte de poder aprovechar al máximo el hecho de que Zeng Yitao no tenía ni idea de lo que vendría. Después de todo, un Tesoro Natal del Dharma y su propietario estaban conectados y podían comunicarse directamente. Por lo tanto, si Zeng Yitao repentinamente retira su lanza, el espacio oculto de Hao Ren podría no ser capaz de absorberlo.

Al ver a Little White elevarse en el cielo, Hao Ren sintió que no podía dar por sentado su duro trabajo. Por lo tanto, sacó una píldora de elixir y la puso en su boca.

Mientras volaba en el aire, Little White comenzó a masticar la píldora. ¡Pronto, las llamas en sus garras ardían aún más ferozmente, y su velocidad había aumentado considerablemente!

¡Thump! Después de un corto período de vuelo, ¡Little White comenzó a descender en ángulo sobre el suelo justo frente al segundo palacio rama!

Esta vez, Hao Ren no ocultó a Little White. En cambio, permitió que lo siguiera detrás de él y Zhao Yanzi.

Al igual que el Palacio Yazi, dos estatuas de piedra estaban de pie frente a la entrada del palacio. Las dos estatuas de piedra parecían tortugas, arrastrándose sobre dos enormes monumentos de piedra.

“Este es el sexto hijo del Dragón Divino, Baxia. Tiene una fuerza inmensa y puede cargar muchas montañas en su espalda al mismo tiempo.” Declaró Zhao Yanzi cuando reconoció a esta criatura.

“Entonces, este debe ser el Palacio Baxia.” Como Hao Ren no tenía tiempo que perder, no tenía intención de quedarse en la entrada para observar las dos estatuas de piedra. De inmediato, arrastró a Zhao Yanzi al palacio con él. Sacudiendo su cola, Little White lo siguió justo detrás.

Yazi era un luchador y buscaba matar, por lo tanto, el interior del Palacio Yazi estaba lleno de todo tipo de Tesoros del Dharma ofensivos. A juzgar por el aspecto de las estatuas de piedra en la entrada, Hao Ren pensó que encontraría diferentes tipos de Tesoros del Darma defensivos dentro del Palacio Baxia.

Para su sorpresa, él y Zhao Yanzi entraron en la sala y vieron una gran cantidad de monumentos de piedra de color negro, densamente colocados.

Todos los monumentos de piedra tenían grabados de caracteres antiguos que Hao Ren y Zhao Yanzi no entendían. Aun así, por las auras animadas y el aspecto de las escrituras, ¡Hao Ren y Zhao Yanzi podían decir que esas eran todas técnicas de cultivo antiguas!

¡Fueron, de hecho, las grandes técnicas perdidas de la era prehistórica!

“¿Qué debemos hacer? No podemos llevarlas con nosotros; memoricémoslas entonces.” Mientras sus ojos se iluminaban, Zhao Yanzi sonaba muy ansiosa. Ahora que finalmente habían logrado entrar en el segundo palacio rama, no había forma de que se fueran con las manos vacías.

“Mira con cuidado. Estas técnicas de cultivo no están completas. La escritura es toda en formas de estrofa, y parece que las frases clave están ocultas dentro de los monumentos de piedra. Tendremos que encontrar el patrón y activar los engranajes detrás de ellos de alguna manera. Sólo entonces, podremos adquirir las técnicas de cultivo completas de los monumentos de piedra correspondientes.” Hao Ren bajó la cabeza y le dijo a Zhao Yanzi: “¿Crees que puedes hacerlo?”

Zhao Yanzi respondió rápidamente sacudiendo frenéticamente la cabeza. Probablemente le haría daño a su cerebro si lo usara.

“¡Vamos entonces!” Tomando su brazo, Hao Ren se dirigió a la puerta.

Zhao Yanzi no podía apartar los ojos de los monumentos de piedra ya que no estaba dispuesta a salir con las manos vacías de nuevo.

“Sé que no hay suficiente tiempo, pero aún podemos copiar uno incompleto y traerlo de vuelta para estudiarlo.” Incluso cuando ya estaban afuera, Zhao Yanzi no pudo evitar repetir su sugerencia.

“Vamos a apostar una vez más y ver qué pasa con el siguiente palacio rama.” Una vez más, Hao Ren llevó a Zhao Yanzi a la espalda de Little White.

Él también, entendió que no quedaba mucho tiempo. Ahora, si podían llegar sin problemas al tercer palacio rama y obtener algo útil sería una verdadera prueba de su actitud y suerte.

Si fueran capaces de llegar seguidamente a tres palacios rama, pero sin obtener nada, sería… Una tragedia.

Después de extender su mano a la boca de Little White y darle otra píldora de elixir, Hao Ren instó a Little White a volar hacia el tercer palacio rama que una vez habían visto.

Mientras estaban en el aire, Hao Ren vio otros dos palacios rama que estaban ubicados juntos en el otro extremo. Si se les diera tiempo suficiente, a él le habría encantado visitarlos uno por uno…

¡Boom! Little White aterrizó abruptamente, incluso dejando una abolladura en el suelo en frente de la entrada del tercer palacio rama. En su camino hacia allí, Little White pudo sentir la ansiedad de Hao Ren. Por lo tanto, aterrizó apuradamente y no tan suave como antes.

Como esperaban, también había dos estatuas de piedra situadas junto a la entrada. Esta vez, las dos estatuas de piedra parecían dos leones firmemente sentados en dos esferas. Además, había grabados de exquisitos quemadores de incienso en las esferas.

¡Suanni! ¡El quinto hijo del Dragón Divino!

La tierra más desolada y distante del sur de Kunlun podría agotar el aura más refinada, sin embargo, era el lugar que dio vida al clan de una Bestia Espiritual. Hablando de eso, ¡Suanni era en realidad el antepasado de la Bestia Espiritual tipo León como Little White!

Sin embargo, Hao Ren ahora no tenía tiempo para quedarse en la entrada para apreciar al ancestro de Little White. En su lugar, se lanzó dentro del palacio rama mientras arrastraba a Zhao Yanzi por el brazo.

En ese momento, Hao Ren había tomado una decisión. Esta era su última oportunidad, y no podían permitirse ser exigentes; ¡Agarrarían lo que el Palacio Suanni tenía para ofrecer!

Aunque solo tardaron medio minuto en llegar al palacio, ¡Hao Ren estaba tan nervioso y tenso que se sentía como si estuvieran corriendo durante toda una hora!

Podían sentir que no había mucho tiempo, ya que habían perdido la mayor parte del tiempo viajando a diferentes lugares. ¡Hao Ren y Zhao Yanzi se dieron cuenta de que podían ser expulsados ​​por el Palacio de los Nueve Dragones en cualquier momento!

Pronto, el contenido de la sala principal finalmente apareció a la vista de Hao Ren y Zhao Yanzi.

¡Uno por uno, había una deslumbrante exhibición de pequeñas celdas en la pared, cada una conteniendo una botella!

¡Elixires!

¡Encontraron elixires!

Según las leyendas, Suanni siempre soplaba e inhalaba nubes. Por lo tanto, ¡solo tendría sentido que el Palacio Suanni tuviera todos los tipos de elixires en el interior!

Las botellas que contenían las píldoras de elixir se colocaban en las celdas que salían de la pared de la sala principal. Sin embargo, ¡volar en Tesoros del Dharma estaba prohibido en toda esta tierra prehistórica en el Palacio de los Nueve Dragones!

Por lo tanto, como pudieron ver, solo unas pocas celdas que estaban ubicadas en los puntos más bajos de la pared estaban vacías. Todas las otras botellas todavía estaban dentro de sus respectivas celdas.

El hecho de que no se permitiera volar en Tesoros del Dharma significaba que no podían comandar los Tesoros del Dharma utilizando la Esencia de la Naturaleza. ¡Esa fue la razón por la que Zeng Yitao estaba utilizando artes marciales cuando atacó a Hao Ren, y le arrojó la lanza a Hao Ren utilizando la fuerza bruta en lugar de controlar la lanza con su Esencia de la Naturaleza!

“¿Qué debemos hacer?” Zhao Yanzi se volteó ansiosamente hacia Hao Ren, ya que también parecía haberse dado cuenta de las restricciones.

¡Las antiguas píldoras de elixir habían llenado toda la pared, sin embargo, generaciones de maestros antes de Hao Ren y Zhao Yanzi no pudieron recuperarlas! La superficie de la pared era tan increíblemente suave y resbaladiza que hacía imposible escalar. En cuanto a las celdas ubicadas más abajo en la pared, imaginaron que los cultivadores en ese momento solo podían alcanzar esas celdas trepando el uno sobre el otro.

“¡Tonta!” Hao Ren palmeó la cabeza de Zhao Yanzi y dijo: “¡Tenemos a Little White!”

“¡Eso es verdad, Little White!” Zhao Yanzi de repente parecía iluminada, “¡Ahora que tenemos a Little White, podemos ir tan alto como queramos! Dado que la capacidad de vuelo de Little White es su poder innato, ¡debería poder volar!”

Con entusiasmo, Zhao Yanzi fijó su mirada en Little White. Sin embargo, con sus grandes ojos inocentes bien abiertos, Little White fue confundido por Zhao Yanzi.

“Little White, vuela!” Zhao Yanzi dirigió después de que ella se subió a la espalda de Little White y le dio una palmada en el trasero.

Sin embargo, después de saltar un par de veces, solo salieron chispas de sus patas. Little White no pudo volar en absoluto.

“Parece que es un caso especial aquí; todas las formas de volar están prohibidas”. Las cejas de Hao Ren se fruncieron.

“¿Qué vamos a hacer ahora? ¡Apúrate y piensa en algo!” Montada en la espalda de Little White, Zhao Yanzi estaba tan ansiosa que casi sintió ganas de golpear a Hao Ren. Mirando tantas píldoras de elixir que se muestran ante ella, sería indudablemente desgarrador si no pudieran obtener ninguna.

Suanni era la legendaria Bestia Divina de la Tierra Santa, Kunlun, ¡y eso significaba que estas píldoras de elixir podían ser las creadas por la legendaria Reina Madre del Oeste!

“¡Solo podemos contar con agotarte a ti y a Little White entonces!” Hao Ren lanzó una energía de espada con su dedo, “Juego de gran alegría: ¡Atrapando a la Moneda de Oro! ¡Segunda fila a la izquierda!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario