Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 214 – DKS – ¿Lanza Dorada del Dragón Enrollado? ¡Capturar!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Las cuatro patas de Little White no se movían como si estuvieran de pie en el suelo. Al principio, Zhao Yanzi parecía asustada. Pero pronto, ella comenzó a gritar de alegría.

“¡Little White!” Hao Ren aplaudió.

En lo alto en el aire, Little White se veía impresionante. Pedaleando sus patas, regresó y aterrizó sobre una roca.

“Jaja, Little White, te quiero mucho!” Con sus brazos alrededor del cuello de Little White, Zhao Yanzi casi comenzó a rodar en el suelo con ella en sus brazos.

Del mismo modo, Hao Ren también se sorprendió al descubrir que Little White era capaz de volar. Lleno de alegría, le dio una palmadita en la espalda y se subió también.

“Little White, veamos si puedes hacerlo!” Hao Ren le dio unas palmaditas en el trasero.

¡Rugido!

Little White dejó escapar un aullido duradero mientras ejercía fuerza a través de sus extremidades.

Woom… Una vez más, ¡las llamas envolvieron sus cuatro patas, y volaron en el aire sin dudar!

¡Parecía algo sin esfuerzo para Little White el cargar tanto a Hao Ren como a Zhao Yanzi al mismo tiempo!

Además, sus cuatro patas parecían estar sobre ruedas calientes; ¡Volar era su poder innato!

“¡Little White es tan genial!” Zhao Yanzi no pudo evitar inclinarse y abrazar el cuello de Little White con fuerza otra vez.

“Está bien, Little White, ¡vuela por delante!” Hao Ren palmeó suavemente su trasero de nuevo mientras señalaba hacia adelante.

Little White fue muy obediente. Inmediatamente extendió sus extremidades y voló rápidamente hacia adelante.

¡Se dieron cuenta de que la distancia a la que originalmente tenían que viajar a pie se podía alcanzar con la capacidad de vuelo de Little White! A pesar de que su velocidad no podía compararse con los Tesoros del Dharma, ya no necesitaban atravesar altas montañas a pie. ¡Más importante aún, les ahorraría mucho tiempo y energía!

Montando en la espalda de Little White, Hao Ren y Zhao Yanzi disfrutaron de los hermosos paisajes mientras el aire lleno de Esencia de la Naturaleza los soplaba suavemente. Fue un sentimiento tan maravilloso.

Además, sentada en la parte delantera, los mechones del cabello de Zhao Yanzi revoloteaban en el viento y continuaban cosquilleando las mejillas de Hao Ren. Mientras su espalda seguía tocando su pecho, Hao Ren no pudo evitar sentir un toque de romance.

Zhao Yanzi se sintió completamente a gusto y estaba apreciando en silencio las vastas praderas y las montañas que subían y bajaban continuamente debajo de sus pies. Hao Ren la sostuvo en silencio por la cintura para evitar que se cayera de la espalda de Little White.

“Jajajaja…” Extremadamente encantada, Zhao Yanzi incluso abrió los brazos para sentir la brisa de frente.

Nerviosamente, Hao Ren se aferró más a su cintura. Por un segundo, sintió que sus poses eran extremadamente familiares.

“¡Estamos aquí! ¡Little White, desciende!” Al ver que el palacio rama estaba justo debajo de ellos, Hao Ren rápidamente dio la orden mientras presionaba la espalda de Little White con la palma de la mano.

Orgullosamente, Little White dejó escapar un par de rugidos más y descendió directamente.

El palacio negro era similar al Gran Palacio del Dragón de Origen, ya que ambos fueron construidos con piedras de color negro. Justo delante de la puerta, había dos estatuas de piedra sosteniendo varias armas. Cada una de ellas tenía el cuerpo de un dragón y la cabeza de un chacal: ¡Yazi!

¡Este palacio que estaba parcialmente escondido al pie de la montaña era el Palacio Yazi!

Yazi era el segundo hijo del Dragón Divino. Era luchador y tenía una sed insaciable de matar. ¡Su encarnación a menudo ocupaba empuñaduras de cuchillas para enfatizar la intención de matar y aniquilar todo mal!

Por lo tanto, solo al estudiar las dos estatuas de piedra, Hao Ren pudo decir inmediatamente que varios Tesoros del Dharma ofensivos los estaban esperando.

“Little White, entra!” Hao Ren abrió el espacio oculto en su collar y le pidió a Little White que se metiera.

Este palacio rama era el más cercano al Gran Palacio del Dragón de Origen, por lo que esperaban que Zeng Yitao y los demás también estuvieran aquí. Hao Ren no quería que vieran que Little White los había traído aquí.

“¡Vamos, entremos!” Hao Ren arrastró a Zhao Yanzi y entró en el Palacio Yazi.

A diferencia de los pasillos en el Gran Palacio del Dragón de Origen, el Palacio Yazi no emitía un ambiente extraño ya que era espacioso y luminoso. Hao Ren y Zhao Yanzi entraron directamente en el salón principal.

Esta sala principal tenía forma cuadrada; Su anchura y altura eran de unos cientos de metros cada una. Al instante, Hao Ren y Zhao Yanzi vieron innumerables tesoros del Dharma volando sobre ellos sobre un velo de luz blanca.

Los tesoros no eran elegantes, sino que parecían oscuros y apagados. Sin embargo, mientras flotaban en el aire, ¡emitían una sensación increíblemente intimidante!

Lo que parecía bueno no era necesariamente poderoso. ¡Cada uno de estos antiguos tesoros del Dharma de aspecto primitivo podría ser más poderoso que la combinación de una docena de tesoros del Dharma de grado superior!

En este momento, debajo del mar de Tesoros del Dharma, Zeng Yitao y su sirviente, la pareja del Océano Sur y los hermanos del Océano Norte se esforzaban por adquirir los Tesoros del Dharma que deseaban.

Había al menos un centenar de esos Tesoros del Dharma bailando en el aire; por lo tanto, no tenían que pelear por ellos. ¡Todo lo que tenían que hacer era elegir los que deseaban y enfocarse en obtenerlos usando su Esencia de la Naturaleza!

La llegada de Hao Ren y Zhao Yanzi había sorprendido a los otros equipos. Parecía que los demás creían que Zhao Yanzi y Hao Ren eran tan débiles que ni siquiera podrían salir del Gran Palacio del Dragón de Origen, sin mencionar el llegar al Palacio Yazi.

En este momento, todos estaban liberando sus Esencias de la Naturaleza y trabajando en la obtención de los Tesoros del Dharma de aspecto primitivo.

Zeng Yitao cultivaba el Pergamino de Destrucción de Tres Estrellas. Su palma emitió un toque de luz azul, y esta luz formó una cuerda. Ahora mismo, estaba fuertemente envuelta alrededor de un hacha negra que estaba en lo alto del aire. Junto a él, su sirviente había conseguido una flauta de jade negro.

“Jaja, Pequeña Zi, ¡qué gran bast*rdo suertudo debe ser tu Fuma para ser capaz de traerte aquí!” Mientras ejercía su Esencia natural para adquirir la gran hacha negra, Zeng Yitao se giró y le dijo a Zhao Yanzi y Hao Ren. No pudo evitar lanzar comentarios viciosos cuando vio a Hao Ren sosteniendo la mano de Zhao Yanzi.

“Zeng Yitao, una palabra más de ti, ¡y te arrancaré los dientes!” Zhao Yanzi estaba furiosa mientras le gritaba a Zeng Yitao.

Zeng Yitao no prestó atención a la ira de Zhao Yanzi. Lo más importante en este momento era adquirir los Tesoros del Dharma. Él creía que habría muchas oportunidades para que él tratara con Hao Ren en el futuro.

“Jaja.” Hao Ren sonrió levemente mientras disparaba la energía de una espada de su dedo.

La energía de espada gris se convirtió en una bola en el aire y golpeó directamente en la luz azul que se emitía desde la palma de Zeng Yitao.

¡Con un ruido silbante, la cuerda azul hecha de Esencia de la Naturaleza se fracturó instantáneamente, y el hacha negra que se abría paso hasta el borde del velo de luz blanca volvió a su posición original!

La energía de la espada hundun era capaz de atravesar los cinco elementos. Por lo tanto, la bola de espada que estaba hecha de la concentrada energía de espada hundun era, sin duda, capaz de cortar la Esencia de la Naturaleza de Zeng Yitao.

¡Una hora entera de esfuerzo de Zeng Yitao fue destruida!

Zeng Yitao, quien era elegante y de aspecto gentil, ahora se había enfurecido. Miró a Hao Ren y gritó: “¿Cómo te atreves?”

Hao Ren ni se inmutó. Después de todo, no le tenía miedo a Zeng Yitao, quien era unos años más joven que él. Permaneció tranquilo y tiró de Zhao Yanzi a su lado, impidiéndole avanzar para enfrentar a Zeng Yitao.

Apretando los dientes y agitando la mano, ¡el odio de Zeng Yitao hacia Hao Ren era evidente mientras sacaba una lanza dorada!

Aunque era joven, ¡ya tenía su propio Tesoro Natal del Dharma!

“Príncipe Heredero, debemos centrarnos en adquirir los Tesoros del Dharma; ¡podemos lidiar con ellos más tarde!” Al ver esto, el sirviente de Zeng Yitao insistió rápidamente.

“¡Si no lo derroto ahora, él continuará interrumpiéndonos de seguro! Puedes enfocarte en obtener los tesoros; ¡lo enfrentaré!” Sosteniendo la lanza con una mano, Zeng Yitao agitó su lanza y la empujó directamente hacia la cara de Hao Ren.

¡La punta de lanza dorada era ágil como una víbora meneándose, dejando la visión de Hao Ren borrosa y deslumbrada!

Además, en la superficie del arma, había cinco dragones enrollados tallados en él; solo su apariencia indicaba que era un arma muy poderosa. De hecho, ¡era la Lanza Dorada del Dragón Enrollado!

“¡Cuidado!” Zhao Yanzi le advirtió a Hao Ren mientras jadeaba.

Hao Ren dio un paso y soltó cinco energías de espada de su mano. ¡Eran como cinco pequeños misiles, bombardeando la lanza de Zeng Yitao! Al mismo tiempo, ¡empujó a Zhao Yanzi para que ella pudiera mantenerse alejada de la batalla!

“¡¿Esto es todo lo que tienes?!” Zeng Yitao simplemente cambió de sostener la lanza con una mano a ambas manos, ¡y su lanza dorada no sufrió el menor daño!

Sus movimientos eran ágiles y muy variados. Venía a Hao Ren feroz y violentamente, ¡un buen indicador de unos cuantos años de entrenamiento! Como el futuro del Palacio del Dragón del Océano Oeste dependía de él, aunque nadie lo disciplinara en su vida diaria, ¡nunca descuidaría su cultivo y práctica de habilidades de armamento!

La técnica de cultivo que tenía era la mejor en el Océano Oeste, ¡y también las técnicas de lanza que practicaba! Todos los días, usaba tres horas en técnicas de cultivo y otras tres horas en prácticas de técnica de lanza; ¡Eran las clases obligatorias ordenadas por el Viejo Zeng!

¡La lanza empujó hacia el hombro de Hao Ren antes de cambiar bruscamente su rumbo y casi cortarle la garganta a Hao Ren!

Las lanzas eran consideradas como el rey de todas las armas frías. Eran largas y afiladas, fáciles y versátiles de manejar, y refinadas y únicas. Las armas ordinarias no podían competir con ellas, ¡sin mencionar que Hao Ren estaba desarmado!

“Príncipe Heredero, déjalo ir esta vez; ¡tenemos que darnos prisa y adquirir los tesoros!” El sirviente de Zeng Yitao volvió a avisar.

“¡Voy a hacer un agujero en él!” Zeng Yitao rápidamente retiró su lanza y la giró, apuntando hacia el pecho de Hao Ren.

Por otro lado, los cuatro jóvenes cultivadores del Océano Sur y Océano del Norte se esforzaban por obtener los Tesoros del Dharma en el aire y el sudor les había cubierto completamente la frente. A pesar de que estaban prestando mucha atención a la lucha en el salón principal, no tenían ninguna intención de intervenir. Después de todo, una batalla entre el Océano Este y el Océano Oeste no podría hacerles daño.

¡Woom! Hao Ren envió dos energías de espada desde su palma, apenas logrando bloquear la punta de la lanza de Zeng Yitao. Aun así, con el impacto, fue empujado cinco pasos.

¡El poder de un Tesoro Natal del Dharma nunca podría tomarse a la ligera!

Sin embargo, mientras Zeng Yitao ardía de rabia e impaciencia, su técnica de lanza se volvió caótica y desordenada; No podía ganar el duelo rápidamente. Al darse cuenta de eso, su sirviente gritó de nuevo en voz alta: “Príncipe Heredero, ¡tenemos que centrarnos en el panorama general y dejar de lado los rencores personales por ahora!”

“¡Cállate! ¡Una palabra más y te cortaré también!” Zeng Yitao estaba perdiendo la paciencia y la calma. ¡Tan pronto como un golpe fallara, él giraba la lanza de nuevo y seguía acercándose a Hao Ren! Por lo tanto, cuando Hao Ren tuvo que dar cinco pasos hacia atrás, Zeng Yitao inmediatamente dio cinco pasos hacia adelante.

¡Su ira se había estado alimentando desde que vio a Hao Ren sosteniendo la mano de Zhao Yanzi! ¡Sin mencionar que todavía estaba intranquilo y furioso por el incidente en la fiesta de cumpleaños de Zhao Yanzi la última vez!

“¡Tío, no luches contra él directamente!” Mientras observaba, Zhao Yanzi pisó fuertemente y le dijo a Hao Ren con preocupación.

No eran los Tesoros del Dharma que la preocupaban, sino la seguridad de Hao Ren.

¡Thump! ¡La pareja del Océano Sur había estado trabajado juntos y recuperaron el primer Tesoro del Dharma! Era una cuerda de color gris oscuro. El segundo en que fue arrancado del velo de luz blanca, ¡comenzó a emitir un aura extremadamente poderosa!

Gratamente sorprendidos, ¡la pareja colocó la cuerda alrededor de su cintura antes de enviar a Esencia de la Naturaleza unidos para su segundo Tesoro del Darma!

Zeng Yitao estaba lleno de envidia. Sin embargo, todavía quería probarse a sí mismo y enseñarle una lección a Hao Ren. Mientras tomaba su ira sobre Hao Ren, sus ataques se volvieron aún más complicados.

¡Thump! ¡Hao Ren ahora estaba de espaldas contra la pared de la sala principal, y la lanza de Zeng Yitao se dirigía hacia su frente!

“Príncipe Heredero, no puedes matarlo!” Trabajando duro para obtener la flauta de jade negro, el sirviente de Zeng Yitao vio lo que estaba sucediendo y rápidamente se lo recordó.

“¡Voy a acabar con él!” Los ojos de Zeng Yitao se habían vuelto de un rojo brillante debido a su deseo de matar. Girando suavemente la lanza dorada en sus manos, ¡la atravesó de nuevo hacia la frente de Hao Ren!

Como el Príncipe Heredero del Océano Oeste, siempre había hecho lo que quería. ¡A sus ojos, el Océano Este solo debería tragar insultos y humillaciones silenciosamente!

Pop, pop, pop… ¡En este instante, Hao Ren había liberado unas cuantas docenas de energías de espada que sacó en su palma a la vez!

¡Como una docena de mini-misiles, todos explotaron en el cuerpo de Zeng Yitao! Aunque la túnica taoísta de Zeng Yitao tenía funciones defensivas, no pudo resistir el bombardeo de las energías de espada de cinco elementos. ¡Varios agujeros grandes aparecieron en la túnica!

Bajo el impacto, la lanza dorada, que estaba a solo unos centímetros de distancia de perforar a Hao Ren, también fue derribada.

“Tramposo!” Al ver que su túnica taoísta había sido rasgada, Zeng Yitao lanzó su lanza hacia Hao Ren con fuerza.

Estremecida de preocupaciones y miedo, ¡Zhao Yanzi no pudo evitar comenzar a juntar los dedos de sus pies mientras observaba!

“¡Energía de espada de cinco elementos, liberación!” ¡Una vez más, la palma de Hao Ren lanzó dos feroces energías de espada!

Cuando las energías de espada se enfrentaron con la lanza, el poder de la lanza dorada se redujo y se desaceleró bastante. Entonces, Hao Ren abrió el espacio oculto en su cuello y ordenó: “¡Capturar!”

¡La lanza dorada entró y desapareció directamente en el collar de Hao Ren!

¡Aunque era el Tesoro Natal del Dharma de Zeng Yitao, ahora ya no podía sentir la existencia de su propia Lanza Dorada del Dragón Enrollado!

“¡Zi, vamos!” ¡Hao Ren arrastró a Zhao Yanzi y se dirigió a la puerta del Palacio Yazi!

¡En este momento, los hermanos del Océano Norte también obtuvieron su primer Tesoro del Dharma!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

2 comentarios en “Capítulo 214 – DKS – ¿Lanza Dorada del Dragón Enrollado? ¡Capturar!

Deja un comentario