Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 212 – DKS – Pequeña carga

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cuando el mareo pasó, Hao Ren y Zhao Yanzi se encontraron en un páramo.

Todo se envolvía en una niebla blanca como si estuvieran en un bosque temprano en la mañana. El aire era húmedo y brumoso; No podían ver nada más allá de dos metros.

Vestidos con las finas túnicas taoístas, se sentían fríos. Hao Ren hizo circular el Pergamino de Concentración Espiritual para mantenerse cálido, pero Zhao Yanzi, sin su Núcleo Dragón, estaba temblando.

Hao Ren extendió la mano y la tomó de la mano. Ella estaba a punto de sacudir su mano cuando una oleada de calidez viajó de su mano a su cuerpo. Al darse cuenta de que Hao Ren estaba tratando de mantenerla caliente, ella acurrucó su mano en su palma con más seguridad.

En este lugar desconocido, Hao Ren no se atrevió a moverse sin rumbo. De pie en donde estaba, sacó el mapa que Zhao Hongyu le dio y comenzó a estudiarlo.

Mirando a Hao Ren, Zhao Yanzi sacó una mini brújula de su brazalete y señaló. “Esto es el este.”

Hao Ren se volteó para mirarla, feliz con su contribución. Puso el mapa en la dirección correcta y descubrió que necesitaban moverse hacia el oeste ya que Zhao Hongyu les había dicho que el lugar donde aterrizaron era al este del Gran Palacio del Dragón de Origen.

“Sígueme.” Hao Ren guardó el mapa y tiró de Zhao Yanzi hacia el oeste.

Zhao Yanzi avanzó con él como una seguidora reluctante.

“Zi.” Hao Ren se detuvo bruscamente y se giró para mirarla.

“¿Sí?” Zhao Yanzi miró hacia arriba.

“Necesito que entiendas una cosa antes de seguir adelante. No estamos aquí por diversión. Como has visto, los cultivadores que han entrado al Palacio de los Nueve Dragones son todos élites seleccionados de los Cuatro Palacios del Dragón del Océano, y es una rara oportunidad para que vengamos aquí ya que este lugar solo abre cada 50 años.” Con sus ojos fijos en ella, Hao Ren dijo las palabras con énfasis.

Zhao Yanzi hizo un puchero mientras Hao Ren continuó: “Para mí, no es un viaje tranquilo. Quiero encontrar algunos elixires divinos para ayudar a tu Tercer Tío a recuperar su fuerza de cultivación.”

Zhao Yanzi había estado desafiante ante el sermón de Hao Ren. Al oír su última frase, ella se quedó paralizada y se mordió un poco el labio.

“Solo tenemos seis horas, que es solo una tarde. Espero que trabajes conmigo, ya que lo que estamos haciendo está relacionado con la recuperación de la fuerza de cultivo de tu Tercer Tío y con el equilibrio de poder entre el Océano Oeste y el Océano Este.” Hao Ren se mostró muy serio.

Zhao Yanzi lo miró y apareció una expresión determinada.

“Vámonos.” Hao Ren tiró de su mano y siguió adelante.

Esta vez, Zhao Yanzi no esperó a que la arrastrara. En cambio, ella aceleró sus pasos y lo siguió de cerca.

Se giró para mirar a Hao Ren y encontró su expresión de seriedad bastante genial.

Hao Ren consultó el mapa mientras contaba silenciosamente sus pasos. Estimó que un paso cubría una distancia de unos 50 centímetros, y el producto de 50 centímetros y el número de pasos sería la distancia entre la posición inicial y el Gran Palacio del Dragón de Origen.

Es posible que estos datos no sean útiles para este viaje, pero sería información importante para uso futuro.

Zhao Yanzi no sabía qué estaba murmurando Hao Ren. Si ella hubiera sabido que él estaba estimando y midiendo la distancia, ella habría admirado su atención al detalle.

El ambiente era sombrío, mientras que la densa niebla blanca reducía su visibilidad. Zhao Yanzi agarró la mano de Hao Ren y se inclinó más hacia él, absorbiendo el calor de su cuerpo.

“Zi, verifica si nuestra dirección es correcta.” Dijo Hao Ren.

“¡De acuerdo!” Sacando la brújula, ella miró con cuidado. “Todavía estamos caminando hacia el oeste.”

“Hemos caminado 12.859 pasos ahora, que son unos 6,000 metros.” Hao Ren calculó en su mente. “Con la velocidad de caminata de 5 kilómetros por hora, hemos pasado aproximadamente una hora aquí.”

“De las seis horas asignadas a nosotros, una hora ha pasado.” Hao Ren le dijo a Zhao Yanzi.

“¿En serio? ¿Una hora ya?” Zhao Yanzi estaba aturdida.

“¡Apurémonos!” Hao Ren comenzó a trotar, arrastrando a Zhao Yanzi con él.

Mientras corría, Zhao Yanzi guardó la brújula, todavía sorprendida de que ya había pasado una hora.

Necesitaban ahorrar su energía en el Palacio de los Nueve Dragones, ¡pero el tiempo era más precioso!

Con las antiguas formaciones que aún operan en el Palacio de los Nueve Dragones, no podían volar usando Tesoros del Dharma aquí.

¡Incluso caminar consumía su esencia natural! Zhao Yanzi consiguió que Esencia de la Naturaleza le fuera transferida de Hao Ren y no sintió la pérdida, pero Hao Ren era consciente de que su Esencia de la Naturaleza estaba disminuyendo con cada paso que daban.

¡El páramo de aspecto ordinario no era en absoluto ordinario! Hao Ren había estado absorbiendo la esencia de este espacio y convirtiéndola en su propia Esencia de la Naturaleza. De lo contrario, se habría agotado.

Por eso los Palacios del Dragón del Océano Cuatro solían enviar cultivadores que tenían entre 50 y 60 años en lugar de cultivadores más jóvenes, aunque los más jóvenes podían entrar dos veces. ¡Después de todo, la débil fuerza de cultivo de los jóvenes cultivadores no era siquiera suficiente para ser consumida por el páramo en el Palacio de los Nueve Dragones!

Mientras corrían, ¡Hao Ren sintió que su Esencia de la Naturaleza se derramaba como el agua en una cascada!

Su esencia natural no era abundante, para empezar, ¡y ahora casi se estaba acabando!

Hao Ren se detuvo de inmediato y respiró hondo varias veces. ¡Calculó y descubrió que acababan de correr unos 200 pasos!

“¿Qué? ¿Estás cansado tan pronto?” Zhao Yanzi miró a Hao Ren sorprendida ya que sabía que su fuerza física era mucho mejor que la de ella.

Hao Ren le soltó la mano. “¡Intenta correr sola!”

“¡Correr no es difícil para mí!” Como la mejor corredora en su escuela, Zhao Yanzi agitó sus brazos y comenzó a correr.

Seis pasos más tarde, sintió una fuerte fuerza de tracción en sus piernas. Ella perdió el equilibrio y cayó al suelo.

Al ver su postura extraña, Hao Ren no pudo evitar reírse. Se acercó y la levantó.

La cara de Zhao Yanzi se enrojeció al darse cuenta de que Hao Ren la había arrastrado junto con su Esencia de la Naturaleza durante tanto tiempo.

“Vamos a continuar.” Dijo Hao Ren suavemente mientras él la tomaba de la mano.

Zhao Yanzi asintió y se sonrojó.

Ella incluso sintió que sus propias manos estaban calientes.

Zhao Yanzi se giró para mirar a Hao Ren mientras caminaba. “¿Crees… crees que soy una carga?”

“¿Qué?” Hao Ren se congeló y luego le dijo a ella. “No. Sabes leer una brújula, ¿verdad?”

Con la cara roja, Zhao Yanzi frunció los labios y le dirigió una mirada feroz, enseñándole los dientes blancos. “¿Eso es todo lo que puedo hacer?”

“Sigamos. Carga o no, estás conmigo hoy.” Hao Ren aceleró sus pasos y apretó su agarre en su suave mano, arrastrándola hacia el oeste.

Zhao Yanzi redujo la velocidad un poco y desde al lado, miró la cara de Hao Ren, sintiéndose repentinamente conmovida.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

1 comentario en “Capítulo 212 – DKS – Pequeña carga

Deja un comentario