Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 211 – DKS – ¿La pareja más débil?

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

La pintura Qian-Kun Montaña-Río que usó Zhao Hongyu era sin duda un tesoro avanzado del Dharma. Rompió en el vacío y pasó por encima de las nubes ordinarias en un abrir y cerrar de ojos.

Las nueve capas de los cielos se llamaban Cielo Zhong, Cielo Qian, Cielo Cong, Cielo Geng, Cielo Zui, Cielo Kuo, Cielo Xian, Cielo Shen y Cielo Cheng. El Quinto Cielo también era el Cielo Zui. Dado que los mortales podían alcanzar los primeros cuatro Cielos, este Quinto Cielo era donde comenzaba el mundo del cultivo humano.

Los inmortales vivían en el Noveno Cielo en adelante, por lo que el rango entre el Quinto Cielo y el Octavo Cielo era un territorio amortiguador entre el mundo mortal y el mundo inmortal.

Los dragones podían moverse libremente bajo Quinto Cielo. Según Zhao Hongyu, los dragones elementales de madera, agua, fuego y tierra podían elevarse tan alto como el Séptimo Cielo, mientras que los dragones elementales de oro podían alcanzar el Octavo Cielo.

Cuando Zhao Guang llevó a Hao Ren al cielo para observar el proceso de creación de lluvia, a Hao Ren le pareció que era alto. Sin embargo, era solamente el Segundo Cielo.

Los aviones volaban sobre las nubes ordinarias, pero todavía estaba dentro del Primer Cielo.

Comparativamente, ¡El Quinto Cielo era mucho más alto!

Incluso con Tesoros del Dharma, la pintura Qian-Kun Montaña-Río, que era un tesoro del Dharma súper rápido, les tomó media hora llegar al Quinto Cielo.

¡Boom!

Los rayos de luz de siete colores atravesaron una formación azul pálida y atravesaron una gruesa capa de nubes auspiciosas.

¡Quinto Cielo!

De pie en la pintura Qian-Kun Montaña-Río, Hao Ren miró a su alrededor y vio numerosas montañas verdes.

Era un mundo celestial.

De pie delante, Zhao Hongyu comprobó la dirección y dirigió la pintura hacia adelante.

La velocidad de la pintura se había reducido, y los rayos de luz de siete colores habían desaparecido.

Volando sobre las montañas, Zhao Hongyu se volteó levemente y le dijo a Hao Ren: “Excepto el Gran Palacio del Dragón de Origen, entonces hay nueve palacios más pequeños en los anillos que lo rodean. Los nueve palacios pequeños son el Palacio Qiuniu, el Palacio Yazi, el Palacio Chaofeng, el Palacio Pulao, el Palacio Suanni, el Palacio Baxia, el Palacio Bian, el Palacio Fuxi y el Palacio Chiwen. Son los palacios secundarios de los nueve ancestros de nuestra Tribu Dragón. Hay cuatro entradas en el Gran Palacio del Dragón de Origen. Una vez que entren al Palacio de los Nueve Dragones, aparecerán en la entrada al este ya que el Palacio del Dragón del Océano Este está ubicado en el este.”

“De acuerdo.” Hao Ren escuchó atentamente, sabiendo que el viaje era crucial y probablemente influiría en el desarrollo del Palacio del Dragón del Océano Este en los próximos diez años.

“Esto es un mapa.” De un anillo de aspecto ordinario en su dedo, Zhao Hongyu sacó un pergamino. “Este mapa tiene la ruta del Gran Palacio del Dragón de Origen y la información sobre las partes de los nueve palacios que hemos explorado hasta ahora.”

Hao Ren tomó el mapa y lo abrió con Esencia de la Naturaleza. Encontró que el mapa era muy detallado en algunas partes y vago en otras partes.

“Este mapa es el resultado de los esfuerzos de varias generaciones del Océano Este. Es muy precioso, y debes asegurarte de que no caiga en manos de otras personas.” Le advirtió Zhao Hongyu a Hao Ren.

“Lo tengo.” Hao Ren puso el mapa en su espacio oculto. Como no era comida, estaba seguro de que Little White no lo comería.

“El Palacio de los Nueve Dragones se abre cada 50 años, y los cultivadores deben tener menos de 100 años para entrar. Por supuesto, sería un desperdicio de oportunidad de permitir que los cultivadores que son muy jóvenes entren en él. Por lo general, la oportunidad era dada a los que tienen 50 o 60 años de experiencia en la cultivación, y por eso nadie puede entrar dos veces al Palacio de los Nueve Dragones. Zhao Guang y yo entramos una vez y no trajimos nada extraordinario.” Dijo Zhao Hongyu con pesar en su voz.

“Mamá, soy una chica con suerte. ¡Traeré cosas buenas esta vez!” Zhao Yanzi gritó.

“No es un viaje de campo. Aunque el Palacio de los Nueve Dragones no tiene trampas allí, no es absolutamente seguro.” Zhao Hongyu miró a Zhao Yanzi con seriedad, y esta última inmediatamente cerró la boca.

Zhao Hongyu se volteó hacia Hao Ren. “El Palacio de los Nueve Dragones está protegido por formaciones prehistóricas. Aunque el palacio estaba en desolación durante miles de años, las formaciones más importantes siguen funcionando. El Gran Palacio del Dragón de Origen se encuentra en el centro del Palacio de los Nueve Dragones, mientras que los nueve palacios pequeños lo rodean. Sin embargo, sus posiciones no son fijas, cada vez que la gente entra, encuentran que las posiciones de los palacios pequeños han cambiado. Dado que el intervalo de tiempo es de 50 años, cada persona tiene solo seis horas para explorarlo, y los Cuatro Clanes Dragones del Océano no comparten información, nadie conoce los patrones de movimiento de los nueve palacios pequeños. Con la información actual, nadie puede estar seguro de si se movieron de acuerdo con la astrología o los Ocho Trigramas. y el tipo de tesoros que puedes obtener está basado en la suerte.”

“¿En qué pequeño palacio entraron tú y tío la última vez?” Hao Ren preguntó.

“Entramos al palacio Fuxi y conseguimos esta pintura Qian-Kun Montaña-Río.” Respondió Zhao Hongyu.

“¿Podemos tomar solo un tesoro?” Hao Ren preguntó de inmediato.

“No. Puedes tomar tantos como puedas. Excepto por los objetos en el Gran Palacio, todo lo demás en el Palacio de los Nueve Dragones es un legado dejado por los antepasados ​​de los tiempos prehistóricos y se puede llevar contigo. De hecho, a los Cuatro Océanos se les ocurrió la solución de abrir el Palacio de los Nueve Dragones cada 50 años porque no podíamos acordar un plan de distribución de la fortuna. Por lo tanto, cada vez que se abre el Palacio de los Nueve Dragones, cada océano enviaría a dos jóvenes cultivadores a tomar todo lo que puedan con su suerte y habilidades.”

“Parece que papá y mamá no eran muy poderosos en ese momento.” Zhao Yanzi levantó la cabeza y dijo.

Zhao Hongyu sonrió impotente. Hao Ren vio su expresión y supo que él y Zhao Yanzi eran aún más débiles. Uno de ellos acababa de alcanzar el nivel Li, mientras que el otro ni siquiera poseía un Núcleo Dragón…

“En resumen, si pueden traer tres tesoros o elixires antiguos, será un gran éxito. Si consiguen dos, será bueno. Si obtienen uno, será mejor que nada.” Zhao Hongyu se puso seria y dijo.

“¡De acuerdo!” Zhao Yanzi y Hao Ren dijeron al unísono.

Mientras hablaban, la Pintura Qian-Kun Montaña-Río había volado hacia el centro de un valle redondo. Hao Ren miró hacia abajo y vio que algunas personas ya estaban reunidas en el prado debajo de ellos. Entre ellos estaban el Viejo Zeng y Zeng Yitao.

Zhao Hongyu dirigió la pintura y aterrizó en el prado lentamente.

“Sra. Zhao!” Los representantes del Océano Norte y el Océano Sur vinieron a saludarla.

“¡Anciano Xu, Anciano Hu! ¿Cómo están?” Zhao Hongyu los saludó con una sonrisa.

Dado que cada océano envió solo dos cultivadores y un representante que dirigía el camino, había en total 12 personas allí. El compañero de Zeng Yitao era un niño que parecía un par de años más joven que él; Probablemente era el pequeño sirviente de Zeng Yitao.

El equipo del Océano Sur estaba compuesto por un chico y una chica que estaban en sus veintitantos años. Estaban tomados de la mano y parecían una pareja. El equipo del Océano Norte estaba formado por un chico que parecía tener 20 años y una chica que tenía unos 18 años; se parecían a un hermano y una hermana.

“Señora Zhao, usted es la última en llegar. ¡Pensé que tenía mucho miedo de venir!” El Viejo Zeng miró a Zhao Hongyu y dijo en tono frío.

“Bueno, ya que el Océano Oeste está ansioso por abrir el Palacio de los Nueve Dragones, ¿cómo podría el Océano Este, no participar en la diversión?” Zhao Hongyu respondió refrescantemente.

“Propusimos abrir el Palacio de los Nueve Dragones para que las jóvenes élites de los Cuatro Palacios del Dragón del Océano puedan venir y practicar. Pero por lo que parece, están en una gran necesidad de jóvenes talentosos, ¿no?” El Viejo Zeng miró a Hao Ren a Zhao Yanzi y dijo sarcásticamente.

Zhao Hongyu no quería discutir con él. Ella miró hacia otro lado, fingiendo no haber escuchado sus comentarios.

Como el cultivador más veterano y poderoso del grupo, el Viejo Zeng detuvo sus comentarios ofensivos después de que Zhao Hongyu lo ignoró. Él resopló con desdén.

Ocho personas iban a entrar. Hao Ren y Zhao Yanzi del Océano Este eran, respectivamente, un cultivador de nivel Li y una mortal. La pareja del Océano Sur era una élite joven, y ambos habían alcanzado el grado superior del Nivel Gen; El Océano Sur ya lo había arreglado para su cultivación dual. Esta vez, cuando el Océano Oeste propuso abrir el Palacio de los Nueve Dragones, el Océano Sur aceptó con entusiasmo, esperando que esta joven pareja pudiera aprovechar esta oportunidad para obtener otro gran avance. Los hermanos del Océano Norte eran el hijo mayor y la segunda hija del Príncipe Heredero del Palacio del Dragón del Océano Norte. Ambos habían alcanzado el nivel Zhen y estaban cargando al nivel Gen. Zeng Yitao había alcanzado el nivel Zhen hace medio año, y su sirviente era solo un asistente para él. Zeng Yitao disfrutaría de todos los tesoros que obtendrían en el Palacio de los Nueve Dragones.

Hao Ren y Zhao Yanzi eran la pareja más débil entre los ocho cultivadores y probablemente incluso entre todos los participantes en la historia. Después de todo, el participante más débil hasta ahora estaba en el nivel Zhen de grado inferior. Por eso el Viejo Zeng se burló de ellos, y Zhao Hongyu no tuvo más remedio que ignorarlo.

Esta apertura fue solo 30 años después de la última vez, y los Cuatro Palacios del Dragón del Océano habían enviado a cultivadores relativamente jóvenes a participar. 20 años después, el Palacio de los Nueve Dragones volvería a abrirse y luego otra vez después de otros 50 años. Esto significaba que cualquier cultivador menor de 20 años de edad podría ingresar al Palacio de los Nueve Dragones tres veces si se les daba la oportunidad. Esa fue la razón por la que los Cuatro Palacios del Dragón del Océano habían enviado a jóvenes cultivadores que eran todos descendientes reales.

“Bueno, es casi la hora. El Palacio de los Nueve Dragones aparecerá en cualquier momento.” Sintiendo los problemas, el Anciano Xu y el Anciano Hu miraron hacia el cielo e intentaron suavizar las cosas.

De hecho, el Océano Oeste y el Océano Norte fueron motivados por el Océano Oeste a aceptar la apertura adicional, ya que el Océano Oeste declaró que la razón detrás de la propuesta era celebrar el éxito de Zhao Kuo al pasar la Tribulación Celestial. El Océano Este no tenía razón para decir que no.

La verdad era que el Océano Este estaba en su período más débil. En las generaciones más jóvenes, no tenían extraordinarios cultivadores talentosos. Zhao Yanzi era perezosa en el cultivo y ahora ni siquiera tenía un Núcleo Dragón, Hao Ren acababa de entrar al mundo del cultivo, y otros en el Océano Este eran cultivadores comunes. El Océano Este obtendría los menores beneficios de esta apertura del Palacio de los Nueve Dragones.

¡Boom!

Mientras el Anciano Xu y el Anciano Hu miraban hacia arriba, un gran palacio que era más grande que una montaña apareció en el cielo alto.

La poderosa presión que liberó hizo que la gente quisiera inclinarse ante él.

Con un murmullo bajo, el Viejo Zeng convocó un enorme paraguas y bloqueó la abrumadora presión temporalmente.

El palacio era de color gris y de apariencia ordinaria, pero la formación alrededor de él emitía relámpagos negros.

El palacio era casi tan grande como una ciudad.

Una formación blanca a pequeña escala cayó del cielo. En las cuatro esquinas de la formación había cuatro círculos que tenían diferentes colores: rojo, amarillo, verde y azul.

“Zi, Ren, párate en el círculo rojo oscuro en el este.” Zhao Hongyu instruyó.

Era la primera vez que Zhao Yanzi fue testigo del Palacio de los Nueve Dragones, y ella se quedó atónita. Hao Ren la metió en el círculo rojo.

De pie en el círculo verde frente a ellos, Zeng Yitao miró a Han Ren. Luego, se giró hacia Zhao Yanzi y dijo: “Pequeña Zi, eres mía.”

¡Boom!

Con un destello blanco, la formación en el prado desapareció.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente