Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 206 – DKS – Little White es el rey cuando el tigre está lejos

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

La segunda mañana, Hao Ren vio a Xie Yujia de pie frente al edificio del dormitorio con Little White en sus manos cuando salió con Zhao Jiayi y los chicos.

Todos se sorprendieron al ver a Xie Yujia aquí.

“¿Qué pasa, Presidenta de la Clase? ¿Little White mordió algo?” Hao Ren se acercó y le preguntó. Pensó que ella se haría cargo de Little White por unos días ya que le gustaba tanto.

“Little White es muy dulce… Es solo que… no puedo permitirme mantenerlo más.” Xie Yujia se lo entregó a Hao Ren y le explicó: “Anoche, comió 32 perros calientes, siete patas de pollo, ocho bolsas grandes de pan y tres tazas de fideos instantáneos. ¡Se terminó toda la comida que mi dormitorio y los dormitorios adyacentes tenían!”

Hao Ren miró sorprendido a Little White. ¡Qué gran estómago tiene esta cosita!

Little White movió la cola y saltó a la canasta en su bicicleta. Parecía que no quería dejar a Xie Yujia todavía.

Sin embargo, Xie Yujia no se atrevió a quedárselo más, así que lo sacó de la canasta y lo puso en las manos de Hao Ren. “Esta pequeña cosa tiene un gran apetito, y hace un sonido chirriante si no la alimentáramos. Tuvimos que seguir dándole comida porque no queríamos que el gerente del dormitorio lo escuchara. Apenas dormimos toda la noche.”

“Maldición, Little White,” Hao Ren le dio unas palmaditas en la cabeza y dijo: “Cuanto más te dan, más quieres, ¿eh? ¡Pediste tanta comida!”

Little White levantó la vista inocentemente como si dijera: “Tú fuiste quien me sacó de la Cueva de los Lotos de Nieve en la Montaña del Cielo, así que debes cuidarme.”

Hao Ren respondió en su cabeza: “Si hubiera sabido que es tan difícil criarte, lo habría pensado dos veces antes de sacarte de allí.”

Sin embargo, dado que ya era su bestia espiritual, era imposible abandonarlo. Hao Ren no tuvo más remedio que llevarlo en sus brazos. Olía la fragancia vaga pero refrescante en su pelaje blanco y pensó: “¿Esta pequeña cosa durmió en las camas de las chicas anoche?”

“Le hice a Little White un pequeño bolso, y parece gustarle.” Xie Yujia sacó un bolso de tela que tenía el tamaño perfecto para Little White. Podría quedarse dentro con la mitad de su cabeza sobresaliendo.

Hao Ren sonrió al ver lo detallista que era Xie Yujia. “Muchas gracias, Presidenta de la Clase.”

Con el espacio en el collar, no necesitaba tal bolso en absoluto. Pero él todavía estaba agradecido por su buena intención.

“Voy a clase. Cuida a Little White y asegúrate de que esté bien alimentado.” Le recordó Xie Yujia antes de subirse a su bicicleta y dirigirse a la cafetería.

“Woah! Woah!” Los muchachos inmediatamente levantaron un escándalo tan pronto como Xie Yujia se fue.

“Criar una mascota con Xie Yujia. ¡Qué buena relación!” Yu Rong se acercó y golpeó a Hao Ren.

Xie Yujia era la chica tranquila y bonita de la clase, pero eso no significaba que los chicos no le prestaran atención. Admiraban la técnica de Hao Ren para ir tras a Xie Yujia simplemente cuidando de una mascota con ella.

“¡Largo de aquí!” Hao Ren les hizo un gesto con la mano mientras ponía a Little White en el bolso delante de su pecho. Luego, se dirigieron a clase.

Little White sabía cómo comportarse en clase; no hizo ningún sonido ni causó ningún problema en absoluto. Como era jueves y tenían un curso obligatorio con Su Han por la mañana, todos estaban entusiasmados.

Su Han percibió la existencia de Little White tan pronto como entró en el aula. Miró en dirección a Hao Ren, y Little White se sintió intimidado por esta Maestra de nivel Qian e inmediatamente escondió su cabecita en el bolso.

Sin embargo, a Su Han no le importaba mientras Little White no le hiciera daño a ningún humano. Ella tampoco quería perder el tiempo disciplinando a esta criatura de bajo nivel. Además de eso, como su Inspector asistente, la mitad de Hao Ren le pertenecía, por lo que no era necesario vigilarlo tan de cerca.

Su Han salió del aula fríamente después de clase. Hao Ren sabía a ciencia cierta que ella fue directamente a la cultivación.

Little White volvió a rodar en el bolso para mostrar que tenía hambre.

Era mediodía, y Hao Ren decidió llevarlo a la Plaza Hongji para comer. Zhao Jiayi y los chicos no tenían ningún interés en los pequeños animales como Little White, así que fueron al estadio para jugar al baloncesto y también para ver a las chicas guapas.

Cuando Hao Ren llegó a la puerta oeste, Xie Yujia se acercó también a su bicicleta.

“Jeje, sabía que llevarías a Little White a la Plaza Hongji.” Xie Yujia se bajó de su bicicleta y caminó con Hao Ren.

“Tiene hambre otra vez.” Hao Ren sacudió la cabeza.

“Me gusta Little White. Es solo que come demasiado, y las chicas de nuestro dormitorio se quejan de eso. Entonces, tuve que devolvértelo.” Explicó.

“Está bien. No quiero causarte ningún problema.” Little White saltó del bolso tan pronto como Hao Ren terminó de hablar y saltó a la cesta de la bicicleta de Xie Yujia. Dio una vuelta alrededor y colocó las dos patas delanteras en el borde de la canasta, mirando hacia adelante con energía.

Xie Yujia se rió alegremente. Su risa era como una brisa de verano, haciendo que la gente se sienta fresca y cómoda.

Su atuendo habitual era camiseta blanca, falda corta simple, calcetines blancos y zapatos de cuero. Casi parecía un uniforme escolar.

A Hao Ren le gustaba mucho este tipo refrescante, especialmente cuando la mayoría de las chicas de hoy en día estaban muy interesadas en el maquillaje y los atuendos de alto costo.

Cuando llegaron a la Plaza Hongji, Hao Ren y Xie Yujia pidieron dos tazones de sopas de fideos de vidrio, y pidieron varias porciones de costillas para Little White. Si se hacían los cálculos, la comida de Little White era mucho mejor que la de ellos.

Efectivamente, la apariencia de Little White atrajo la atención de algunas chicas. Comenzaron a alimentarlo también. Sin embargo, Little White se había puesto un poco delicado, y ni siquiera tocaba las cosas que no eran muy atractivas.

“Es tan fácil conocer chicas con un cachorro como este.” Dijo Xie Yujia mientras comía.

“No soy ese tipo de persona…” Hao Ren pensó que era necesario explicar por qué había conseguido a Little White.

Xie Yujia sonrió y dejó el tema, “¿Cómo está Zi últimamente?”

“¿Por qué estás preguntando por ella tan de repente?”

“Nada. Solo estoy un poco preocupada porque la última vez la regañaron en la oficina.”

“Oh, eso está bien. Ella tiene la piel gruesa.” Dijo Hao Ren al azar.

Xie Yujia se mordió el labio y preguntó luego de dudar: “¿Eres… su novio?”

“Más un prometido que un novio.” Dijo Hao Ren lentamente.

Xie Yujia miró a Hao Ren, estupefacta por unos segundos. Luego, siguió comiendo su sopa de fideos de vidrio.

“¿Quieres llevar a Little White a dar un paseo por el parque cercano después de esto?” Hao Ren preguntó.

“Oh…” El tono de voz de Xie Yujia de repente se volvió mucho más sombrío que antes.

Era perfecto el clima soleado para pasear a un perro.

Hao Ren llevó a Little White a la hierba del parque y se dio cuenta de que muchas personas de mediana edad también paseaban a sus perros aquí.

Era la primera vez que Little White llegaba a un entorno similar a la naturaleza, y era emocionante. Saltó de la cesta de Xie Yujia y rodó por la hierba.

Aunque era una bestia espiritual de nivel Bin, aún era un animal que tenía medio año de edad. Había estado viviendo en la sombría Cueva del Loto y nunca había visto ningún lugar con césped y árboles como este.

Xie Yujia no pudo evitar sonreírle a Little White. Incluso algunas de las chicas se detuvieron cuando pasaban ya que realmente querían abrazar a Little White.

Little White estiró sus pequeñas piernas y saltó sobre el área relativamente espaciosa mientras todos los otros perros lo miraban.

De repente, Little White notó un pedazo de delicioso cerdo de barbacoa frente a un gran perro lobo negro. Avanzó sin pensárselo dos veces.

“¡Vuelve Little White!” Xie Yujia gritó, preocupada.

Ese perro lobo era seis o siete veces el tamaño de Little White. Mostró una mirada enojada y violenta a pesar de que un hombre se aferraba a su correa.

Sin embargo, cuando Little White se colocó frente al gran perro lobo, todo lo que hizo fue poner su pequeña pata en la carne, e hizo que el perro lobo retrocediera con horror, aullando. Si no fuera por la correa, ¡se habría escapado!

Little White comió lentamente el trozo de cerdo a la barbacoa.

Xie Yujia estaba asombrada, pero Hao Ren ya había asumido que este sería el caso. La bestia espiritual de nivel Bin era una Bestia Demoníaca de nivel Bin antes de ser domesticada. ¡Ningún perro ordinario sería capaz de manejar su espíritu fuerte!

“Jaja, Sr. Wang. ¡Usted está aquí hoy también!”

“Sí, sí. Voy a caminar ya que hace buen tiempo. ¡El Tirano no quería quedarse en casa!”

De repente, unos cuantos hombres de mediana edad en el borde de la zona de césped comenzaron a charlar.

Hao Ren se dio la vuelta y vio a un hombre de mediana edad de aspecto acaudalado con un gran mastín tibetano negro en la periferia del campo de césped.

Todos sabían que el mastín tibetano era el rey de los perros. Su aparición inmediatamente hizo que todos los otros perros miraran hacia abajo.

Los ojos redondos del mastín tibetano escanearon el área y se fijaron en Little White, quien estaba comiendo lentamente el pedazo de carne.

Little White ignoró completamente al mastín tibetano, ni siquiera puso sus ojos en él.

El mastín tibetano siempre había sido tratado como el rey, por lo que no podía soportar ser ignorado de esta manera. Avanzó hacia Little White con la fuerza lo suficientemente fuerte como para hacer que su dueño avanzara.

“¿De quién es este cachorro? ¡Apresúrate y llévatelo! ¡Nuestro Tirano tiene algún problema con él!” El hombre de mediana edad de aspecto rico gritó mientras tiraba de su mastín tibetano.

“Ve a recoger a Little White, Hao Ren. De lo contrario, el mastín tibetano lo va a lastimar.” Dijo Xie Yujia, nuevamente preocupada.

No era que ella no quisiera hacerlo ella misma. El hecho era que ella también tenía miedo del gran mastín tibetano.

“¡Saca al cachorro de aquí! ¡Nuestro Tirano se está enojando!” El hombre de mediana edad seguía gritando. Parecía que siempre había sido así de arrogante ya que tenía a un mastín tibetano como su mascota.

El mastín tibetano negro gruñó mientras mostraba sus dientes, babeando.

Hao Ren caminó en el césped mientras Little White todavía masticaba la carne. El cachorro parecía lindo, pero, por otro lado, aburrido.

Antes de que Hao Ren pudiera llegar a Little White, la paciencia del mastín tibetano había llegado a su límite. Rompió la correa y mordió hacia Little White.

El dueño del mastín tibetano parecía tranquilo, probablemente pensó que incluso si su Tirano mataba al pequeño cachorro blanco, no le costaría mucho dinero. Como experto en razas de perros, sabía que, aunque el cachorro blanco se veía lindo, no era de ninguna raza pura rara.

Little White dio un giro ingenioso y evitó el ataque justo antes de que los dientes del mastín tibetano lo atraparan. Saltó hacia la arboleda del lado.

El mastín tibetano no podía soportar esto. Arrancó la correa por completo y la siguió hasta la arboleda.

Xie Yujia gritó de inmediato: “¡Date prisa! ¡Hao Ren! ¡Saca a Little White de ahí!”

Corrió hacia la arboleda a pesar del peligro de ser mordida por el mastín tibetano.

El mastín tibetano ladró, y Little White gimió.

La gente en el área no podía ver cuál era la situación en la arboleda y todos pensaban que Little White estaba gimiendo de dolor. Creían que no había posibilidad de que ella sobreviviera al ataque del mastín tibetano.

Unos segundos más tarde, el mastín tibetano y Little White salieron de la arboleda antes de que Hao Ren y Xie Yujia pudieran entrar allí.

Little White caminó al frente con la cabeza en alto y el mastín tibetano llamado “Tirano” lo siguió, con la cabeza hacia abajo. ¡Incluso había un pequeño rasguño en su mejilla!

¡Ya podían decir quién era el rey verdadero entre ellos!

El dueño del mastín tibetano los miró sorprendido. Su mastín tibetano siempre luchaba contra otras razas debido a su característica violenta y nunca había perdido una pelea. A pesar de que tenía que pagar mucho dinero por las peleas, en gran medida pudo satisfacer su falso orgullo.

Pero… ¿el Tirano perdió con un pequeño cachorro de raza mixta hoy?

Y el pelo del cachorro se veía perfectamente liso. ¡Ni siquiera había una herida en él!

Hao Ren se rió en secreto de lo sorprendido que estaba el hombre de mediana edad: “¡Estás bromeando! ¡Sería gracioso que una Bestia Espiritual de nivel Bin perdiera ante un mastín tibetano!”

Little White era incluso demasiado perezosa para transformarse para la pelea. De lo contrario, ¡su tamaño real de un metro solo podría asustar a muerte al mastín tibetano!

Little White corrió hacia Hao Ren mientras agitaba su cola como una cachorrita normal cuando salían de la arboleda.

Hao Ren sacó un pequeño trozo de carne y se lo arrojó a ella como recompensa.

Little White no se cansó de esto y quería intimidar al mastín tibetano aún más. Marchó hacia allí y extendió su pata.

El mastín tibetano, quien siempre había sido arrogante con los demás, bajó ligeramente la cabeza para permitir que la pata de Little White aterrizara en su frente.

¡El hombre de mediana edad de aspecto rico casi se derrumbó ante esta escena! “¿Qué clase de criatura es esta? ¡Puede hacer que el mastín tibetano baje la cabeza!”

¡Otros, incluidas las chicas en el borde del césped, quedaron asombrados!

“¡Woof, woof!” Little White se volvió toda linda otra vez después de otra ronda de intimidación. Saltó a los brazos de Hao Ren.

“Maldito cachorro…” Pensó Hao Ren, ya que ni siquiera quería verla como un león de nieve nunca más.

De repente, Little White se tambaleó en los brazos de Hao Ren y saltó sobre el césped de repente.

Hao Ren la miró, preocupado, mientras pensaba que Little White se sentía incómoda. Pero tambaleó su trasero y corrió hacia el arbusto junto a la arboleda.

Xie Yujia se rió con sus manos cubriendo su boca. “Finalmente quiere hacer sus negocios después de comer tanto.”

Hao Ren parecía serio cuando recordó que Little White justamente estaba moviendo su trasero en sus brazos… Después de vagar por el arbusto por un tiempo, Little White marchó de regreso hacia Hao Ren con su pequeño trasero moviéndose, sintiéndose aliviada. Corrió hacia Hao Ren y saltó a sus brazos de nuevo.

“¡Maldita seas, Little White! ¡Te hiciste caca en el arbusto!” Hao Ren examinó su trasero y lo encontró relativamente limpio. Luego, le dio unas palmaditas en la cabeza y la arrojó a la cesta de la bicicleta de Xie Yujia.

Xie Yujia empujó la bicicleta y caminó con Hao Ren hacia la puerta oeste de la universidad.

¡Pero ninguno de ellos se dio cuenta de que, en el arbusto junto a una pila de excremento de oro oscuro, varias flores de peonía brotaron, crecieron y florecieron en solo unos segundos! ¡Esto estaba más allá de la ley natural!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

3 comentarios en “Capítulo 206 – DKS – Little White es el rey cuando el tigre está lejos

Deja un comentario