Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 194 – DKS – El poder de la Tribulación Celestial

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Rodeado por el mar oscuro, Hao Ren no sabía dónde estaba este altar en el vasto océano.

Pero supuso que esta ubicación fue seleccionada de antemano por el Palacio del Dragón del Océano Este y que se había mantenido como un secreto para evitar que sus enemigos los atacaran en este momento vital.

En el cielo, el trueno sonó, y el relámpago rodó en las nubes oscuras que ahora estaban muy cerca de la superficie del mar. Los ocasionales destellos volvieron la superficie del mar a blanco plateado.

No había rastro de tierra a la vista, y la escena aterradora habría asustado a una persona promedio.

Una plataforma se levantó lentamente del altar, y Zhao Guang y Zhao Hongyu se paraban en ella. Hoy, el Rey Dragón Zhao Guang dirigirá personalmente la Formación de la Tribulación Celestial.

Al instante, el viento se levantó y las olas del mar se elevaron.

Zhao Yanzi se tambaleó ligeramente, e inmediatamente se aferró al brazo de Hao Ren. Temiendo que ella cayera al mar desde el borde del altar, Hao Ren sostuvo su mano firmemente.

La palma de Zhao Yanzi estaba cálida, pero sus dedos estaban fríos.

¡Boom!

Un rayo se arqueó sobre el cielo.

Incluso Hao Ren, quien nunca había experimentado tal evento, sabía que la Tribulación Celestial estaba por venir.

Zhao Yanzi estaba nerviosa. Su agarre en la mano de Hao Ren se apretó.

Los relámpagos viajaban en las nubes, y la atmósfera en el enorme altar, donde se reunían más de 10,000 Cultivadores Dragones, se estaba volviendo cada vez más sombría.

¡Bang!

El primer relámpago se estrelló desde las nubes.

¡Era tan grueso como un brazo y parecía un jade púrpura!

“¡Dieciocho Tribulaciones Relampagueantes del Noveno Cielo!” El Premier Xia quien estaba de pie junto a Hao Ren y Zhao Yanzi murmuró.

“¿Es muy poderosa?” Zhao Yanzi le preguntó con ansiedad.

“Extremadamente poderosa, más poderosa que la Tribulación Relampagueante del Viento y Fuego que esperábamos.” Dijo el Premier Xia frunciendo el ceño.

“¿Puede resistirla el Tercer Tío?” Zhao Yanzi preguntó de nuevo inmediatamente.

El Premier Xia dirigió su atención al centro del altar y no respondió. Actuó como si no hubiera escuchado la pregunta de Zhao Yanzi.

El relámpago púrpura se estrelló desde el cielo y aterrizó en la parte superior de la cabeza de Zhao Kuo.

Zhao Kuo permaneció en el mismo lugar y no movió ni un músculo. Con un gruñido, ¡resistió la primera ronda de la Tribulación Celestial con su cuerpo!

Ya que alcanzó el nivel Qian de grado superior, ¡su cuerpo era casi irrompible!

En el momento en que se estrelló el primer Relámpago Celestial, la lluvia caía de las nubes oscuras en el cielo.

El enorme altar de jade blanco lanzó un escudo de luz azul pálido, bloqueando el agua de lluvia.

“El primer relámpago no es difícil de resistir, pero los últimos se vuelven más y más poderosos.” Dijo el Premier Xia, “¡Cada uno de ellos doblaría su poder en comparación con el anterior, y hay 18 en total!”

Hao Ren hizo los cálculos en silencio. “¡Si cada relámpago va a ser el doble de poderoso que el último, entonces el último rayo sería casi 100,000 veces más poderoso que el primero!”

“¡100.000 veces! Es aterrador de solo pensarlo.”

Las matemáticas de Zhao Yanzi no eran tan buenas como las de Hao Ren, pero estaba preocupada cuando escuchó que cada uno de los 18 relámpagos era más fuerte que el anterior. Ella se mordió el labio inferior, y su respiración se volvió desigual.

Mientras hablaban, ¡el segundo Relámpago Celestial se estrelló!

Era el doble de fuerte que el primero, y era más grueso y brillante.

Zhao Kuo todavía estaba sentado inmóvil, dejando que el rayo chocara contra su cuerpo. Su cuerpo se iluminó durante unos segundos antes de volver a la normalidad.

“El Anciano Zhao es de hecho el Cultivador Número Uno en el Mundo Mortal. No resistió a la Tribulación Celestial. Por el contrario, absorbió el poder de la Tribulación Celestial y lo guardó para resistir los relámpagos posteriores.” Dijo el Premier Xia en voz baja.

Hao Ren y Zhao Yanzi sostuvieron la mano del otro con fuerza mientras sus ojos estaban fijos en Zhao Kuo, quien estaba en el centro del altar. ¡Era la primera vez que presenciaban una Tribulación Celestial, y era muy importante para el Océano Este!

¡Boom!

¡El tercer Relámpago Celestial vino con el sonido atronador!

Iluminó la mitad del cielo.

Hao Ren había jugado con la idea de ayudar al Tercer Tío de Zhao Yanzi a absorber el poder de los relámpagos con su técnica. Ahora, al ver el gran poder de los Relámpagos Celestiales, ¡sabía lo ingenua que había sido su idea!

No solo eran Relámpagos Celestiales; ¡Ellos representaban el poder del cielo!

El cultivo mismo iba en contra de la ley natural. Estaba bien si los cultivadores solo querían relajarse en el mundo mortal. ¡Pero si querían desafiar la ley natural y obtener los mismos privilegios y poderes del Cielo y la Tierra, como la inmortalidad, deben pasar las pruebas de la Tribulación Celestial!

Todavía sentado, Zhao Kuo esperó en silencio a que el tercer Relámpago Celestial se estrellara contra él.

Pero esta vez, su cuerpo temblaba ligeramente.

El ceño fruncido del Premier Xia se hizo más sobresaliente. “18 Relámpagos Celestiales, no es fácil…” Pensó.

¡Boom!

El sonido del cuarto Relámpago Celestial sacudió el cielo. Tan grueso como un pilar, se estrelló desde las nubes.

¡Esta vez, Zhao Kuo finalmente abrió sus ojos!

¡El Relámpago Celestial se estrelló contra el punto de acupuntura Baihui en la parte superior de su cabeza y viajó a través de su espina dorsal antes de ir al altar!

El poder restante del Relámpago Celestial iluminó los grabados y formaciones en el altar por un segundo.

Zhao Kuo estiró los brazos y levantó la cabeza mientras gritaba: “¡Jajaja! ¡Increíble! ¡Otra vez!”

Como si fuera una respuesta al desafío de Zhao Kuo, ¡el Cielo no le dio ningún descanso cuando el quinto Relámpago Celestial se estrelló!

Zhao Kuo todavía lo soportó con su cuerpo.

El relámpago se estrelló contra su cuerpo, y su túnica cian permaneció intacta. Sin embargo, sus ojos se iluminaron de repente, y una ráfaga de luz se disparó en la distancia.

¡Bang!

Una ola tan alta como decenas de metros se elevó en la distancia cuando la luz golpeó la superficie del océano.

“¡Excelente! ¡Otra vez!” Zhao Kuo gritó, su arrogancia regresó.

¡Tan grueso como un rascacielos, el sexto Relámpago Celestial se estrelló desde el cielo hacia él!

¡El relámpago brillante envolvió a Zhao Kuo en él!

Desde la distancia, la respiración de Zhao Yanzi se aceleró mientras miraba el centro del altar. Se aferró con fuerza a la palma de Hao Ren, y las puntas de sus dedos comenzaron a sudar.

Cuando desaparecieron los relámpagos, Zhao Kuo, quien estaba sentado en el centro del altar, ¡seguía intacto!

“¡Es de hecho el Cultivador Número Uno!” ¡Hao Ren no pudo evitar admirarlo!

Si hubiera sido la Tribulación Celestial de los Cuatro Nueve más simple, Zhao Kuo ya la habría superado. Sin embargo, ¡Zhao Kuo era ambicioso! ¡Incluso si pudiera entrar al cielo, no quería estar en el rango más bajo!

La más poderosa prueba para él eran las Dieciocho Tribulaciones Relampagueantes del Noveno Cielo.

Ante tal Tribulación Celestial, incluso un inmortal sería asesinado si él o ella no tuvieran cuidado.

¡Clang! Zhao Kuo extendió la mano y levantó la espada negra de doble filo de triple punta. De pie, miró al cielo y gritó: “¡Otra vez! ¡Otra vez!”

¡El séptimo Relámpago Celestial se transformó en siete destellos, y se estrelló hacia él desde siete direcciones!

Zhao Kuo agitó su arma, Matando a la Tribulación. ¡Con un destello negro, rompió los siete rayos del Cielo!

¡Era tan orgulloso que estaba decidido a luchar contra la Tribulación Celestial!

Parado en el viento con su revoloteante túnica mientras algunos relámpagos destellaban en su espada negra de doble filo de tres puntos de mango largo, el Tercer Tío de Zhao Yanzi parecía un dios que descendió al mundo mortal.

El octavo Relámpago Celestial golpeó rápidamente desde las nubes. ¡Se transformó en miles de bolas de rayos, atacando a Zhao Kuo desde todas las direcciones!

¡Hao Ren calculó en silencio y supo que el octavo Relámpago Celestial era 128 veces más poderoso que el primero!

Cada una de las bolas de relámpago parecía débil, pero, de hecho, tenían el mismo poder que el primer Relámpago Celestial. Zhao Kuo se veía tranquilo, pero fue realmente un desafío para él.

De pie en el centro del altar, agitó la espada negra de doble filo de triple punta de 6,500 libras tan rápido que se convirtió en un escudo de luz impenetrable. Las bolas de relámpago se estrellaron contra ‘Matando la Tribulación’ con ruidos fuertes y apagados, ensordeciendo a Hao Ren y Zhao Yanzi.

A pesar de la situación, Zhao Yanzi no se tapó los oídos. Observó la situación en el altar con más ansiedad.

Decenas de miles de soldados se pararon al borde del altar. No se atrevieron a moverse sin órdenes. Por lo tanto, el altar que era tan grande como varios campos de fútbol era un escenario de un solo hombre para Zhao Kuo.

¡El noveno Relámpago Celestial se disparó! Se dividió en nueve partes y silbó hacia él con el poder del viento y el fuego encima de un relámpago.

¡Eran tan extremadamente afilados como si pudieran perforar todo en el mundo!

El relámpago hundun podría romper todo lo que comprende los cinco elementos. Aunque Zhao Kuo era de grado superior Qian con un arma poderosa, no se atrevió a ser descuidado con esto.

Con el arma de 6,500 libras, Zhao Kuo aún era ágil. Rompió ocho de los nueve relámpagos uno por uno.

¡Whoosh!

El último relámpago tan ancho como un río fue dividido en dos partes por la espada negra de doble filo de triple punta de Zhao Kuo.

La espada de doble filo de tres puntos era el arma legendaria del antiguo Dios del Agua. ¡Los movimientos de Zhao Kuo fueron tan poderosos que incluso rompieron los Relámpagos Celestiales!

Al ver la emoción en la gente que lo rodeaba, Hao Ren estaba a punto de animarse cuando Zhao Kuo se apoyó con la espada negra de doble filo de triple punta y levantó su mano izquierda para sostener su pecho, ¡escupiendo una bocanada de sangre!

“Tercer Tío!” Zhao Yanzi gritó ansiosamente.

En este momento, una luz brilló en las nubes, ¡y el décimo Relámpago Celestial estaba listo para atacar!

“¡El décimo Relámpago Celestial es 512 veces más poderoso que el primero!” Hao Ren calculó.

Incluyendo este, todavía quedaban nueve relámpagos celestiales. Sin embargo, parecía que Zhao Kuo no podía pasarlos. Hao Ren apretó los puños y comenzó a preocuparse por Zhao Kuo.

Zhao Kuo era feroz y grosero, pero no era un mal tipo. Por el contrario, ¡él era directo y varonil!

¡Boom! ¡El décimo Relámpago Celestial, 512 veces más poderoso que el primero, se estrelló!

¡Zhao Kuo se obligó a levantar la espada de doble filo de triple punta y se preparó para la batalla!

Una vez que se activaba la Tribulación Celestial, no se podía detener. Al igual que el cultivo, los cultivadores no retrocederían una vez que comenzaran a pesar de todas las dificultades que se les presentan.

¡Clang! La espada de doble filo de tres puntas de Zhao Kuo golpeó el suelo del altar e hizo un gran ruido.

Con sangre en los labios, miró con calma al cielo.

¡El Relámpago Celestial con su máximo poder se estrelló contra la cabeza de Zhao Kuo en forma de un haz de luz blanca pura!

Agitando su espada de doble filo de triple punta, ¡Zhao Kuo la enfrentó de lleno! ¡Nadie podría retirarse de la Tribulación Celestial!

De pie, con la cabeza bien erguida, Zhao Kuo fue tragado instantáneamente por el relámpago.

Zhao Yanzi apretó la mano de Hao Ren con fuerza, y sus uñas cortaron su palma. Además, se formaban profundas abolladuras en su labio inferior mientras lo mordía con fuerza.

Cuando el destello desapareció, Zhao Kuo se arrodilló en el centro del altar sobre una rodilla. ¡Su espada de doble filo de tres puntas se rompió en pedazos y sus brazos sangraron!

En el cielo, el undécimo Relámpago Celestial estaba listo para atacar.

Sabiendo que Zhao Kuo no podía hacerlo, Zhao Guang gritó: “¡Formación del Cielo y la Tierra, activación!”

Su orden resonante se extendió hasta el borde del altar.

“¡Sí!” Las decenas de miles de soldados que esperaban alrededor del altar respondieron en voz alta.

“¡Cielo astuto! ¡Cielo roto! ¡Te tomaré!” ¡En este momento, Zhao Kuo voló abruptamente con su túnica rasgada!

Con un rugido, ¡de repente se convirtió en un dragón negro y voló alto hacia el cielo!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

2 comentarios en “Capítulo 194 – DKS – El poder de la Tribulación Celestial

Deja un comentario