Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 186 – DKS – Noveno Cielo

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“¿Debilitar la tribulación celestial?” Zhao Yanzi abrió sus ojos de par en par.

“La Tribulación Celestial es una Tribulación de Relámpagos, y mi Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora es una técnica de cultivo de relámpago de cinco elementos. Debería ser capaz de debilitar algo si lo hago lo mejor que puedo.”

Zhao Yanzi pensó un poco y sacudió la cabeza. “No sabemos a qué tipo de tribulación se enfrenta en este momento. Si es la Tribulación de Cinco Relámpagos más simple, la cual es la Tribulación de Viento, Nube, Rayo, Trueno, Fuego, debería poder pasarla con su poder. Sin embargo, si es la Tribulación de la Nube Púrpura del Noveno Cielo o algo más poderoso, podría estar en peligro.”

Hao Ren pensó que la Tribulación Celestial era una simple Tribulación de Relámpagos, pero parecía que había más. Tal vez ese era el caso de los cultivadores humanos, pero para la Tribu Dragón, la Tribulación Celestial era más complicada que una Tribulación de Relámpagos, ya que también era una “Tribulación de Transformación”.

“Tu presidenta de la clase solía tener calificaciones sobresalientes?” Zhao Yanzi de repente cambió el tema.

“Parecía que siempre era la número uno en su grado cuando estudiaba aquí.” Respondió Hao Ren.

Zhao Yanzi miró hacia abajo en silencio y de repente dijo: “Entonces, ¿no perdería con ella si me convirtiera en la estudiante número uno en mi grado?”

“¿Qué quieres decir con… perder con ella?” Hao Ren preguntó.

“Nada.” Zhao Yanzi miró por la ventana.

El Ferrari llegó a la casa de Zhao Yanzi. Hao Ren estacionó el auto afuera y entró con ella.

Zhao Hongyu bajó del ático y los llamó para cenar. Ella justo estaba esperando que regresaran para comenzar la cena.

Estaba un poco tranquilo ya que Zhao Guang no estaba allí. Zhao Hongyu mencionó que su estudio necesitaba un poco de ayuda de Hao Ren nuevamente, a lo que Hao Ren estuvo de acuerdo.

“Tía, la tribulación celestial del tercer tío es realmente un gran asunto esta vez, ¿verdad?” Después de una pequeña charla, Hao Ren preguntó.

“Sí. Nos hemos estado preparando para la Tribulación Celestial de Zhao Kuo durante más de medio año. Sintió que se avecinaba hace un año, y el Océano Este ha estado haciendo un gran esfuerzo para la preparación.” Dijo Zhao Hongyu.

Pensó por un momento y agregó: “Solo la preparación para esta Tribulación Celestial ha agotado cerca de un tercio de los tesoros y acumulaciones del Océano Este.”

¡Un tercio de los tesoros y acumulaciones del Océano Este! Hao Ren se sorprendió al saber que el Clan Dragón del Océano Este tenía innumerables tesoros. ¡Un tercio era una cantidad enorme!

“El Reino del Dragón Celestial es como el Reino de la Formación del Alma para los cultivadores humanos; todos son equivalentes al Reino Inmortal Terrenal. No ha habido un Dragón Celestial entre los Clanes Dragón del Elemento Agua por más de 1000 años.”

“Dragón Celestial…” Hao Ren frunció el ceño.

“El más reciente sucedió hace 600 años cuando el Clan Dragón del Elemento Metal gastó miles de años de sus acumulaciones para ayudar a un anciano a entrar al Reino del Dragón Celestial. Escuché que luces doradas bajaron mientras innumerables tesoros se derramaban del cielo. Solo Debido a este anciano, el Clan Dragón del Elemento Metal es mucho más poderoso que los otros clanes. Además, otro de sus privilegios es poder alcanzar el Octavo Cielo.” Explicó Zhao Hongyu con paciencia.

Zhao Yanzi escuchó con mucha atención. Ella tampoco no era consciente de estas cosas.

“¿El Octavo Cielo?” Hao Ren preguntó.

“Los dragones pueden volar, pero como van las reglas, no podemos superar el Séptimo Cielo, o seremos castigados. Sin embargo, el Clan Dragón del Elemento Metal tiene el privilegio de volar al Octavo Cielo. Por encima de eso estaría el territorio de los Inmortales Celestiales. Y el Noveno Cielo es donde nunca podríamos entrar.” Dijo Zhao Hongyu.

“Séptimo Cielo, Octavo Cielo… ¿No son solo nombres? ¿Cuál es el uso de ir tan alto de todos modos?” Murmuró Zhao Yanzi.

Zhao Hongyu se rió: “¿Crees que es solo una cuestión de altura? Hay todo tipo de montañas inmortales y nubes inmortales en el Quinto Cielo y más allá. Las Sectas de Cultivadores se alojan allí, y los tesoros en el Octavo Cielo seguramente serían mejores que los del Séptimo Cielo. ¿No sería una pena si no eres capaz de conseguirlos?”

Zhao Yanzi hizo un puchero en silencio.

Hao Ren se sorprendió un poco al escuchar sobre las montañas inmortales, las nubes y los cultivadores humanos en el Quinto Cielo.

El Clan Dragón del Elemento Metal podía llegar al Octavo Cielo. No es de extrañar que Qin Shaoyang, quien era un dragón del elemento metal, fuera tan arrogante.

El Océano Este estaba gastando un tercio de sus ahorros para ayudar a Zhao Guang con su Tribulación Celestial a fin de obtener una oportunidad como esta también. No había muchos dragones en el Clan Dragón del Elemento Metal, por lo que todos podían llegar al Octavo Cielo ya que uno de los ancianos se había convertido en un Dragón Celestial. Por otro lado, el Clan Dragón del Elemento Agua tenía muchos miembros, por lo que no todos podían tener este privilegio si Zhao Kuo ascendiera con éxito; Sólo el Océano Este podría ir al Octavo Cielo.

Para entonces, el Océano Este podría recuperarse rápidamente con todos los tesoros que eran difíciles de encontrar en el mundo mortal. Incluso pueden tener en sus manos muchos Cristales Místicos. Si eso sucediera, no tendrían miedo del Océano Oeste en lo absoluto.

Pero la realidad era que la Tribulación Celestial era extremadamente peligrosa. La mayoría de los poderosos Maestros de nivel Qian no eran capaces de superarla.

Zhao Kuo luchaba para buscar un reino más alto y un futuro mejor para el Océano Este.

“¿Entonces a qué te refieres con las Sectas de Cultivo Inmortales? ¿Cómo es que nunca me contaste esto antes, mamá?” Zhao Yanzi parpadeó.

“¡Necesitas enfocarte en tus estudios!” Zhao Hongyu se estiró para presionar su dedo en la punta de la nariz de Zhao Yanzi.

Sin embargo, ella siguió explicando: “Las Sectas de Cultivo, que son las fuerzas de cultivadores humanos que quedaron después de la Gran Guerra hace unos cientos de años, usaron formaciones inmensas y transfirieron todas sus sectas al Quinto Cielo y más allá desde el mundo mortal. Por supuesto, no todos lo saben. La información era de alta confidencialidad para evitar conflictos con la Tribu Dragón.

“Um.” asintió Hao Ren.

Los cultivadores humanos ya habían entregado la tierra a la Tribu Dragón. Si la Tribu Dragón buscara más problemas con ellos, podría estallar una guerra seria.

Zhao Hongyu sonrió suavemente a Hao Ren, quien fruncía el ceño. “No pienses demasiado en esto. No hay mucho en lo que puedas ayudar con respecto a la Tribulación Celestial. Sin embargo, necesito tu ayuda con algunos asuntos de la compañía. Te daré algunos libros relacionados con el diseño y la arquitectura para que los leas cuando tengas tiempo.”

“Está bien, tía.” Hao Ren asintió.

Zhao Hongyu no pensaba que Hao Ren sería útil con la Tribulación Celestial, pero ella aún apreciaba su atención sobre el futuro del Océano Este. Ella lo veía como un miembro de la familia, y Hao Ren comenzó a verse a sí mismo como parte del Océano Este también. Esto era algo que realmente le gustaba ver.

Zhao Yanzi aún era joven, pero Zhao Hongyu sabía que tendría que entregar a su hija y dejar que Hao Ren se ocupara de Zhao Yanzi eventualmente.

Esperaba que su hija pudiera tener una vida pacífica.

Zhao Hongyu miró a Zhao Yanzi con pena y miró a Hao Ren. Entonces, ella suspiró ligeramente.

Esto no era motivo de preocupación para Zhao Yanzi, ya que la tarea diaria ya era suficiente para ella. Con respecto a las peleas y guerras, ella solo tenía curiosidad y ni siquiera lo tenía en cuenta.

Pero el abrazo de Hao Ren hoy seguramente reduciría la cantidad de cartas de amor que recibía. Ella sonrió alegremente al pensar en esto. Entonces, de repente miró a Hao Ren.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente