Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 185 – DKS – ¿Debilitando la tribulación celestial?

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Hao Ren no tenía idea de lo que Zhao Yanzi estaba planeando. Sin embargo, el latido de su corazón se aceleró cuando ella entró en sus brazos. No fue menos poderoso que el de la “Pequeña Tribulación de Relámpagos de Nubes”.

Hao Ren salió apresuradamente del Departamento de Escuela Secundaria y se dirigió hacia el Edificio Académico del Departamento de Preparatoria. Xie Yujia estaba saliendo.

Ella vio a Hao Ren e inmediatamente lo saludó con la mano.

“¡Oye, Hao Ren!”

Hao Ren se acercó, y Xie Yujia notó el rubor en su cara. Ella parpadeó con curiosidad y preguntó: “¿Por qué está tan roja tu cara? ¿Hace demasiado calor afuera?”

“Oh, está bien.” Hao Ren se llevó la mano a la frente y respondió: “Um… ¿Has terminado de visitar a tus profesores de preparatoria?”

“Sí… Aunque algunos de ellos han sido transferidos a otras escuelas.” Xie Yujia asintió y miró hacia el sol. “Todavía es un poco temprano para la cena. ¿Por qué no damos un paseo por la escuela?”

Hao Ren pensó: “De todos modos, no hay nada que hacer cuando regrese. Además, podría matar el tiempo y recoger a Zhao Yanzi después de la escuela.”

Él estuvo de acuerdo y dijo: “Vamos.”

Xie Yujia sonrió agradablemente y caminó junto a Hao Ren. Cuando sonó otra campana, todos los estudiantes regresaron a sus aulas.

Algunos estudiantes de preparatoria pasaron apresuradamente por Hao Ren mientras conversaban entre ellos.

“Gordito, ¿recuerdas a la alumna de escuela secundaria, Zi, esa que te interesa? Su novio acaba de venir a verla. Se abrazaron en el campo de deportes fuera del edificio, ¡y probablemente también se besaron!”

“¡Maldita sea! ¿De dónde oíste eso?”

“Mi hermana menor está en el Departamento de la Escuela Secundaria, ¡y ella me acaba de enviar un mensaje de texto! ¡Ella fue testigo de todo!”

Mientras pasaban, no pudieron evitar mirar a Xie Yujia. Probablemente se preguntaban por qué no habían visto a esta hermosa chica en la escuela antes.

Por supuesto, no le prestaron atención a Hao Ren. Nunca habrían adivinado que este era el tipo que acaba de abrazar a Zhao Yanzi en público.

Xie Yujia no prestó atención a la discusión porque no era sensible al nombre ‘Zi’ y su audición no era tan aguda como Hao Ren. Camino más cerca de Hao Ren mientras avanzaban lenta y silenciosamente, mirando las hierbas, los árboles, las colinas y los pequeños estanques de la escuela.

La escuela estaba en silencio. Esta era la última clase del día, así que no hubo clases de educación física. Todo el campo deportivo estaba vacío y silencioso.

El sol en el oeste daba el último calor del día y vertió una capa de oro en el campo de deportes.

Caminaron por la pista lado a lado. Hao Ren miró las líneas y pisó la línea de inicio blanca.

Ambos caminaban silenciosamente en la brillante puesta de sol.

Las marcas rojas con líneas blancas le recordaron a Xie Yujia sus años de escuela secundaria y preparatoria y a Hao Ren de los Juegos Atléticos en la universidad no hace mucho tiempo.

Después de dar un paseo por el campo de deportes, fueron a la biblioteca, al centro de música, al estadio… Y a todas partes.

Xie Yujia atesoraba los recuerdos de sus años de escuela secundaria y preparatoria, y tener a Hao Ren a su lado le dio una sensación diferente.

“Me caí aquí una vez.” Señaló las escaleras fuera de la biblioteca mientras levantaba su manga derecha. “Mira, la cicatriz todavía está aquí.”

Hao Ren miró y vio una pequeña cicatriz en su piel pálida. Echó otro vistazo a las escaleras y pudo imaginar cómo se veía cuando ella se tropezó. Le dolía un poco el corazón.

“Cuando estaba en la secundaria y en la preparatoria, siempre me había preguntado dónde estaba estudiando mi Pequeño Hermano Mayor.” Xie Yujia sonrió con alegría y dijo: “Pero nunca imaginé que estarías a solo dos cuadras en la Primera Escuela de Ciudad Norte.”

Hao Ren podía imaginar el estilo de vida tranquilo pero persistente de Xie Yujia durante sus años de secundaria y preparatoria. Probablemente leía libros en el aula durante los descansos, tomaba baños de sol en el balcón, mantenía una distancia amistosa con los chicos y nunca se acercaba demasiado a ellos, y soñaba despierta al lado del campo de deportes durante la clase de educación física…

La luz del sol se desvaneció lentamente, y ya era hora de la salida final.

“Te invitaré a cenar.” Dijo Xie Yujia.

“No te preocupes. Todavía necesito llevar a Zi de vuelta. Déjame llevarte de regreso a la universidad primero. En realidad, todavía te debo una comida por las notas que me prestaste la última vez.” Hao Ren caminó hasta el estacionamiento. y dijo.

“No tienes que llevarme de vuelta si necesitas esperar por ella. Solo tomaré un autobús. Es muy conveniente de todos modos.” Xie Yujia caminó hacia la puerta de la escuela mientras le decía esto.

Hao Ren la llamó, pero ella atravesó la pequeña puerta y salió de la escuela sin mirar atrás.

Hao Ren suspiró mientras la veía irse. Entró en el estacionamiento y puso en marcha el Ferrari.

El portero le abrió la puerta, condujo el auto afuera de la puerta de la escuela y esperó a un lado de la carretera.

Ring… Sonó la campana de salida final. Unos minutos más tarde, todos los estudiantes caminaron por la puerta.

Había algunos otros autos en la puerta de la escuela, recogiendo estudiantes. Sin embargo, ninguno de ellos era tan lujoso como este Ferrari. Zhao Yanzi salió de la escuela con algunas de sus compañeras de clase, y ella saludó a Hao Ren a propósito cuando vio el Ferrari.

Hao Ren era muy llamativo en este brillante auto.

Zhao Yanzi corrió alegremente con su mochila en la espalda y se subió al auto. Los estudiantes tanto del Departamento de la Secundaria como del Departamento de la Preparatoria estaban chismeando sobre ellos cuando vieron eso.

Zhao Yanzi pellizcó la mejilla de Hao Ren en cuanto entró al auto, actuando como si fueran muy cercanos. Hao Ren inmediatamente arrancó el auto y avanzó bajo la mirada de todos como un niño rico.

Mientras el vehículo avanzaba, Zhao Yanzi miró a Hao Ren y le preguntó: “¿Se fue?”

Su tono mostraba su hostilidad hacia Xie Yujia, quien era hermosa y bien desarrollada.

“¿La odias tanto?” Hao Ren se volteó hacia ella.

“Al menos no hay nada que me guste de ella.” Zhao Yanzi hizo un puchero.

“Parece que es muy difícil que una buena estudiante y una mala estudiante se lleven bien.” Hao Ren se frotó la cabeza y siguió conduciendo.

“Deberías trabajar más duro a partir de hoy.” Dijo Hao Ren de repente.

“¿La razón es?” Zhao Yanzi preguntó de inmediato.

“No hay razón. Esa es la responsabilidad que me dio tu madre.” Respondió Hao Ren.

Zhao Yanzi torció su nariz y se mantuvo en silencio. Parecía que ya se había olvidado del incidente en la oficina hoy.

“¿Crees que tu Tercer Tío pueda pasar la Tribulación Celestial esta vez?” Hao Ren preguntó.

“50/50,” Zhao Yanzi se veía un poco sombría. “Mi papá dijo que la Tribulación Celestial de mi Tercer Tío desempeñaría un papel importante en la relación entre el Océano Este y el Océano Oeste.”

Hao Ren también lo pensó. De lo contrario, ¿por qué Zhao Guang se quedaría en el Palacio del Dragón para supervisar la construcción del altar?

“¿Cuáles… serían las consecuencias… si él falla?” Hao Ren preguntó.

Zhao Yanzi apretó los dientes. “¡Mi tercer tío es muy poderoso así que no fallará!”

Sin embargo, su expresión facial reveló lo insegura que estaba al respecto.

“Y si…” Hao Ren dijo, “¿Qué pasa si puedo debilitar la Tribulación Celestial?”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

2 comentarios en “Capítulo 185 – DKS – ¿Debilitando la tribulación celestial?

Deja un comentario