Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 179 – DKS – El espacio oculto – Espacio Jiezi

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

De regreso en tierra, Hao Ren condujo el Chevrolet negro de Zhao Guang a la Ciudad Océano Este con el Premier Xia, quien necesitaba hablar con el Anciano Lu y el Anciano Sun sobre algunos problemas.

Por supuesto, él estaba protegiendo a Hao Ren en cierto sentido.

Hao Ren dejó al Premier Xia en el edificio de apartamentos de Lu Qing antes de conducir a la casa de Zhao Yanzi para devolver el auto.

Como ya eran las 11 en punto cuando llegó allí, Hao Ren pasó la noche en la casa de Zhao Yanzi.

A la mañana siguiente, los tres desayunaron sin Zhao Guang allí.

“Tía, ¿podrías explicarme el proceso de pasar del nivel Kan al nivel Li?” Hao Ren preguntó mientras comía un sándwich.

Ahora que estaba en el nivel de Kan, su acuerdo con Su Han había terminado. Ya que pensó que ya no era apropiado hacerle preguntas sobre la cultivación, aprovechó la oportunidad para preguntarle a Zhao Hongyu.

“No es difícil para uno llegar al nivel Li desde el nivel Kan.” Zhao Hongyu vertió leche en su vaso con su suave mano.

“Sabes, desbloquear la primera apertura en el Núcleo Dragón te llevó al nivel Kan, y necesitas desbloquear diez aperturas para alcanzar el nivel Li. Para alcanzar el nivel Zhen, necesitas desbloquear 40 aperturas.”

Hao Ren asintió, pensando que estaba un paso más cerca del nivel de Li ya que ya había desbloqueado dos aperturas. Si pudiera continuar a esta velocidad, alcanzaría el nivel Li en dos semanas. Pero a medida que avance, su cultivación se volvería más difícil y probablemente le tomaría más tiempo alcanzar ese objetivo.

Pareciendo haber percibido los pensamientos de Hao Ren, Zhao Hongyu dijo: “Te toma más tiempo ya que estás cultivando los cinco elementos simultáneamente. Aunque Zhao Guang tiene poco aprecio por tu Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora, creo que estás progresando constantemente, y eso traerá grandes beneficios a tu futura cultivación.”

“¡Gracias por tus ánimos!” Hao Ren sonrió.

Zhao Hongyu también sonrió y le tomó más cariño a Hao Ren. Anteriormente, ella solo quería que él cuidara de Zi y la mantuviera a salvo con su amabilidad y paciencia. Pero ahora, al ver su persistencia, modestia, inteligencia y diligencia, tenía grandes esperanzas para él.

Haciendo pucheros, Zhao Yanzi no se unió a la conversación. No había terminado su tarea la noche anterior, y todo en lo que podía pensar ahora era cómo llegar temprano a la escuela y copiar la tarea de Ling.

“Oh, puedes conducir el Ferrari hoy. Pedí el SUV y planeo conducirlo de regreso a casa hoy. No puedo estacionarlo en el garaje con el Ferrari ahí dentro.” Dijo Zhao Hongyu.

“De acuerdo.” A Hao Ren le dolía la cabeza al pensar que tenía que conducir el Ferrari a la universidad. Sin embargo, no sería seguro si lo estacionara fuera del campus.

Después del desayuno, Zhao Hongyu condujo a Zhao Yanzi a la escuela, mientras que Hao Ren condujo el brillante Ferrari a la Universidad Océano Este.

Cuando se detuvo en un semáforo en rojo, Hao Ren tocó el collar que colgaba delante de su pecho. Lo activó con el Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora y abrió el espacio en él.

Era tarde cuando regresó a la casa de Zhao Yanzi la noche anterior, y se fue a la cama sin estudiar el collar. Refrescado por la mañana, comenzó a explorar el espacio oculto en él.

El espacio oculto en el collar era tan grande como una habitación. En este momento, estaba vacío.

Recogiendo una caja de dulces vacía en el auto, trató de ponerla en el espacio, pero falló.

Lo intentó con otros objetos pequeños en el auto, y los resultados fueron los mismos.

“¿Es un espacio falso?” Hao Ren estaba desconcertado.

Después de un momento de consideración, se quitó la campana que Lu Linlin y Lu Lili le dieron y trató de ponerla en el espacio.

¡Swoosh! El espacio instantáneamente chupó la campana dorada.

Sorprendido, Hao Ren abrió el espacio de inmediato e intentó sacar la campana de oro.

Después de dos intentos, sacó la campana del espacio. Después de deslizar la campana de oro de nuevo en su muñeca, pensó por un momento antes de desatar los dos accesorios de cultivo del collar y tirarlos al espacio.

Los dos artículos fueron absorbidos. Uno fue el ámbar que Zhao Yanzi le dio para ayudarlo a absorber los elementos de agua, y el otro fue la perla dorada que Su Han le dio para absorber los elementos metálicos.

Los sacó del espacio en el collar y los puso de nuevo en la cadena. Luego, lo intentó de nuevo con la caja vacía y falló.

Después de experimentar, Hao Ren finalmente entendió que el espacio oculto en el collar no era para los objetos ordinarios. Era un espacio que solo podía almacenar objetos con espíritu, o, en otras palabras, tesoros.

En cuanto a los objetos en el mundo mortal, como los pasteles y lápices, no podían entrar en el espacio.

¡Honk! Los coches detrás de él sonaban juntos. Hao Ren miró hacia arriba y descubrió que la luz estaba en verde nuevamente y que los autos en otros carriles ya estaban avanzando.

Tiró de la palanca de cambios, y el Ferrari aceleró bruscamente al instante, dejando una distancia de más de diez metros entre él y los coches que sonaban detrás de él.

Condujo el auto hasta la zona sur de los dormitorios para sacar sus libros. Cuando el Ferrari entró en el área del dormitorio, llamó la atención de todos.

La Universidad Océano Este no carecía de estudiantes ricos; Hace un par de días, Huang Xujie acababa de mostrar su Mercedes-Benz S350 en la universidad. Sin embargo, ¡nadie esperaba que alguien manejara un Ferrari a la universidad!

¡Era obvio quién era más llamativo!

Por supuesto, Hao Ren no quería llamar la atención. Después de esta semana, planeaba ir a casa y estacionarlo en su garaje para Zhao Hongyu. El garaje en su casa era lo suficientemente amplio como para estacionar cuatro autos.

Cuando entró en el dormitorio para sacar sus libros de texto, Zhao Jiayi y los otros dos salieron. Sin mencionar nada sobre el auto, Hao Ren bajó las escaleras con ellos.

“¡C * ño! ¿De quién es este auto? ¡Qué presumido!” Al ver el Ferrari estacionado en la entrada del edificio de dormitorios, Zhao Jiayi fue el primero en gritar.

“¿Cuánto cuesta? ¿Quién es el tipo que conduce ese auto a la universidad? ¡Definitivamente impresionaría a las chicas!” Colocando los libros bajo su brazo, Zhou Liren se acercó y lo tocó con cautela antes de que se le ocurriera ese pensamiento.

“¡No! Este es un edificio de dormitorios para hombres; ¡debería estar estacionado frente al edificio de dormitorios para mujeres si él quiere impresionarlas!”

Cao Ronghua dio una vuelta para mirar la placa antes de mirar el carro en detalle. “Este auto… parece bastante familiar.”

¡Beep!

Las luces del coche se encendieron de repente.

Zhou Liren, que lo había estado tocando, saltó hacia atrás inmediatamente, pensando que había activado la alarma al tocarla.

Se sorprendieron cuando vieron a Hao Ren tirar su mochila en el espacio de almacenamiento en el auto antes de abrir la puerta del lado del conductor y entrar en el deportivo convertible.

“¡¡¡C * ño!!!”

Zhao Jiayi, Zhou Liren y Cao Ronghua gritaron al mismo tiempo.

“¡Tengo espacio para uno de ustedes!” Sentándose ante el volante, Hao Ren se volteó hacia ellos y dijo.

Zhao Jiayi reaccionó más rápido. Empujó a Zhou Liren y Cao Ronghua a un lado antes de abrir la puerta y sentarse en el asiento al lado de Hao Ren.

“¡Yo también, yo también!” Zhou Liren metió un pie en el coche y gritó.

“¡Vete! ¡Vete! ¡Serás el siguiente!” Zhao Jiayi lo empujó.

Hao Ren se echó a reír y encendió el auto, dejando atrás a Zhou Liren y Cao Ronghua.

“¡C * ño! ¡Eres rico!” Sentado en el auto, Zhao Jiayi no pudo contener su emoción.

El auto salió del área del dormitorio y al campus. Hao Ren solo asintió con una sonrisa como respuesta a Zhao Jiayi, y su expresión parecía fingida en los ojos de Zhao Jiayi.

La sensación de conducir un Ferrari era realmente diferente. Aunque conducían lentamente por el campus, Zhao Jiayi se divertía mucho mientras las chicas en el camino los miraban.

Xie Yujia estaba en bicicleta delante de ellos. Miró al Ferrari cuando pasó junto a ella, y se quedó paralizada cuando vio que el conductor era Hao Ren.

Hao Ren vio a Xie Yujia en su espejo retrovisor. Pensando que no era una buena idea detener el auto y hablar con ella, continuó conduciendo hasta el Edificio Académico C.

A regañadientes, Zhao Jiayi saltó del auto, pensando que sería increíble si pudiera conducirlo. Sin embargo, entre los muchachos en su dormitorio, solo Hao Ren tenía su licencia de conducir, y Zhao Jiayi nunca había conducido un auto aparte de los juegos de carreras en la computadora.

Los estudiantes que iban y venían del Edificio Académico C vieron a Hao Ren y Zhao Jiayi bajándose del Ferrari, y Zhao Jiayi disfrutó de sus miradas desagradables y llenas de celos.

Zhao Jiayi solía estar disgustado con el comportamiento de los niños ricos, pero se sentía diferente cuando era el que llegó a clase en un Ferrari.

Con el control remoto, Hao Ren cerró el auto y levantó el techo. Zhao Jiayi estaba envidioso de esto, y también lamentaba no haber podido conducirlo, incluso si pudiera obtener la llave de Hao Ren.

Entraron en el aula. Poco después, Xie Yujia, Zhou Liren, Cao Ronghua y otros entraron.

Zhou Liren y Cao Ronghua se acercaron trotando, todavía jadeando. “¡Di la verdad! ¿Estás… eres el amante de una mujer rica?”

Por su aspecto, habían estado corriendo detrás del Ferrari a la clase.

“Está bien, dejaré de molestarte. Alguien me prestó el auto y lo devolveré después de esta semana.” Dijo Hao Ren.

“¿Cómo podría alguien prestarte un Ferrari tan casualmente?” Zhou Liren abrió los ojos de par en par. “¿Cuándo hiciste un amigo tan rico?”

Hao Ren sonrió e ignoró su pregunta.

Cao Ronghua estaba sumido en sus pensamientos. “¿Es el auto que manejó la bella dama oficinista?”

Por este recordatorio, Zhou Liren también lo recordó.

“¡Cierto! ¡Esa belleza una vez llevó el Ferrari a recogerte! ¡No me sorprende que parezca familiar!”

Sabiendo que se referían a Zhao Hongyu, Hao Ren no lo negó y dijo: “Sí. Tomé prestado el auto por un corto tiempo.”

“De hecho, te mantiene una mujer rica…” Gritó Zhou Liren.

Hao Ren le tapó la boca, sabiendo lo que iba a decir.

Xie Yujia miró hacia el ruidoso grupo. Mirando a Hao Ren, ella suspiró levemente.

Cuando los ojos de Hao Ren se encontraron con la mirada clara de Xie Yujia, su corazón dio un vuelco.

“La Presidenta de la Clase volteó a mirarte. ¡De hecho eres encantador con ese Ferrari!” Zhou Liren golpeó a Hao Ren con el brazo y dijo.

Hao Ren sonrió impotente, sabiendo que nunca entenderían a Xie Yujia.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

¡Ahora puedes tener capítulos extra para Dragon King’s Son-In-Law! Al hacer click en este enlace: https://ouo.io/ewY0Yr contribuirás a la obtención del nuevo capítulo, al llegar a los 50 clicks (aceptados) el capítulo será publicado.

También puedes donar aquí para acelerar el proceso (2 capítulos cada 3$): https://paypal.me/Nehaust

Progreso: 21/50 – 0,05$/3$ (17/11/2018)