Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 178 – DKS – Resistiendo la tribulación celestial

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“El hijo del Dragón Divino que creó este mundo…” Hao Ren de inmediato desaceleró sus pasos ya que estaba aturdido.

“Dado que su antigüedad está tan distante de nosotros que solo podríamos dirigirnos a él como el Gran Maestro Qiu. No se involucra en los asuntos del Océano Este. Sin embargo, cuando está de buen humor, arroja algunos artículos defectuosos, y los recogemos para nuestra colección.” Dijo el Premier Xia.

“Artículos defectuosos… Colección…”

Significaba que los brillantes Tesoros del Dharma que se exhibían en el Palacio de los Tesoros Divinos eran todos elementos descartados por el Gran Maestro Qiu. Este gran maestro encontró un lugar tranquilo en el Palacio del Dragón del Océano Este para vivir, y le dio al Palacio del Dragón estos tesoros “defectuosos” del Dharma como reembolso. Debido a que el Creador de Tesoros del Dharma más poderoso residía en el Océano Este, el Océano Este tenía el mayor número de Tesoros del Dharma de grado superior entre los cuatro Clanes Dragones Oceánicos.

“Los Tesoros Natales del Dharma son muy diferentes de los ordinarios. Mientras que los Tesoros del Dharma ordinarios se pueden activar con un hechizo del Dharma, los Tesoros del Dharma Natal deben almacenarse en el cuerpo del cultivador y conectarse con la sangre y los meridianos de éste. Por lo tanto, deben estar hechos con un método especial. Un cultivador ordinario puede hacer Tesoros del Dharma ordinarios siempre y cuando él o ella tengan los materiales y suficiente cultivación. Sin embargo, los Tesoros del Dharma Natal solo pueden ser creados por Creadores de Tesoros del Dharma especiales, ya que cualquier problema menor en ellos sería fatal para los cultivadores.” Explicó el Premier Xia en el camino.

Hoy, llevó a Hao Ren a la pequeña casa para probar suerte. Por lo general, los Ancianos del Océano Este no se atreverían a molestar a este antiguo gran maestro, que podría ser considerado como su antepasado, pidiéndole que les haga Tesoros Natales del Dharma. Sin embargo, dado que Hao Ren era el Fuma del Océano Este, y el Gran Maestro Qiu podría hacer una excepción para él. Después de todo, era una tarea fácil para el Gran Maestro Qiu hacer un Tesoro Natal del Dharma. Desafortunadamente, el Gran Maestro Qiu no estaba en casa, y su discípulo era demasiado perezoso para hacerlo por Hao Ren. Fue casi un viaje inútil.

“Con la ayuda del Gran Maestro Qiu, el Tercer Tío de Zhao Yanzi pasará la Tribulación Celestial con facilidad, ¿no es así?” Hao Ren preguntó.

“Jeje, aquí es donde estás equivocado. Por un lado, el Gran Maestro Qin ahora está viajando, y nadie sabe cuándo regresará. Además, incluso aunque ahora esté en el Palacio del Dragón, no interferirá con las Tribulaciones Celestiales. Después de todo, cuando uno alcanza el nivel Qian de Grado Superior, debe enfrentar la Tribulación Celestial. Si pasa, vive. De lo contrario, muere. Es una de las Leyes Naturales, y el Gran Maestro Qiu nunca interferirá con eso.”

Después de una pausa, el Premier Xia continuó: “Además, si usted fuera el Gran Maestro Qiu quien ha vivido durante decenas de miles de años, no le importaría si un junior pudiera pasar la Tribulación Celestial o no. Si le importara, habría sido un hombre extremadamente ocupado en las últimas decenas de miles de años.”

Hao Ren asintió en silencio. De hecho, el destino de Zhao Kuo era esencial para el Océano Este. Sin embargo, era un asunto trivial a los ojos del Gran Maestro Qiu.

Significaba que, si se desataba una guerra entre el Océano Este y el Océano Oeste y había muchas bajas, parecería un juego de niños para el Gran Maestro Qiu, y no le importará lo suficiente como para intervenir.

El Premier Xia y Hao Ren regresaron al palacio principal y no vieron a Zhao Guang. Sabiendo que estaría en el altar, el Premier Xia llevó a Hao Ren a encontrarlo allí.

El altar estaba situado en la región noreste del Palacio del Dragón. Aunque Hao Ren se había preparado mentalmente para ello, se sorprendió al ver el altar.

Tan grande como cuatro campos de fútbol oficiales, el altar fue construido con una pieza de jade que era más pura que el mármol blanco. Tenía muchas capas, y cada capa estaba grabada con patrones complicados. Además de eso, se incrustaron cristales de colores en los lugares esenciales, ¡y todo el altar era magnífico!

Indudablemente, los patrones grabados en el altar eran, de hecho, formaciones avanzadas.

A juzgar por los grandes preparativos que el Clan Dragón del Océano Este estaba haciendo para la Tribulación Celestial de Zhao Kuo, Hao Ren sabía que el evento en medio mes sería grandioso e impresionante.

“¿Cómo fue?”

Zhao Guang estaba revisando los detalles de último minuto del altar. Cuando vio a Hao Ren y al Premier Xia, se acercó y preguntó.

“El gran maestro Qiu está fuera, y solo su discípulo está en la casa. Sin embargo, el pequeño Daoísta Zhen no quería hacer un Tesoro Natal del Dharma para Fuma, y ​​dijo que Fuma no necesitaba uno con su técnica de cultivación.” El Premier Xia respondió.

“Bueno, no podemos forzarlos si no están dispuestos a ayudar.” La cara de Zhao Guang cayó.

Obviamente, él tampoco creyó las palabras del pequeño Daoísta Zhen. El Tesoro Natal del Dharma crecería y subiría de nivel con el cultivador; sin él, el cultivador estaría en desventaja si se encontrara con un oponente que tuviera uno. Además, Zhao Guang había visto las débiles energías de espada de Hao Ren y sabía que Hao Ren derrotó a Qin Shaoyang porque recibió la ayuda secreta de los Ancianos que estaban en la fiesta.

“Tío, creo que ese niño tenía razón. Si puedo dominar el Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora, mis energías de espada podrían luchar con los Tesoros del Dharma. A la larga, no es bueno para mí tener un Tesoro Natal del Dharma. También, el Premier Xia hizo su mejor esfuerzo.” Al ver la expresión preocupada en el rostro de Zhao Guang, Hao Ren trató de consolarlo.

“Tienes razón. Tal vez sea demasiado impaciente. Hay algunos Tesoros del Dharma excelentes en el Palacio de los Tesoros Divinos. Si quieres, puedes seleccionar uno o dos. Sin las restricciones de los brazaletes del Monte Tai, puedes usar libremente los Tesoros del Dharma.” Dijo Zhao Guang.

Había querido decir que algunos Tesoros del Dharma en el Palacio de los Tesoros Divinos podían usarse como Tesoros Natales, aunque no fueran tan poderosos como los que hacía el Gran Maestro Qiu en persona. Pensándolo bien, decidió no hacerlo ya que puede ser demasiado apresurado.

Pensando que el collar le bastaba para estudiar, Hao Ren sacudió la cabeza y dijo: “No los necesito en este momento. Después de todo, los Tesoros del Dharma son solo herramientas y temas externos. Centrarse en la elevación de los reinos de cultivo es la mejor manera de avanzar.”

Zhao Guang sonrió, satisfecho con la forma de pensar de Hao Ren. Se dirigió al Premier Xia y le dijo: “Puedes acompañar a Ren de regreso a tierra. Me quedaré aquí por unos días para garantizar que este altar esté bien preparado para la Tribulación Celestial de mi hermano, que está a menos de medio mes.”

“¡Si, su Majestad!” El Premier Xia respondió con respeto.

“Otra cosa: estás autorizado a ir a tierra más frecuentemente. El Océano Oeste no estará feliz y definitivamente volverán. Ya que los campos de batalla estarán principalmente en tierra, debes familiarizarte bien con ellos.” Zhao Guang instruyó.

El Premier Xia hizo una reverencia.

“Tío, cuídate.” Le dijo Hao Ren a Zhao Guang.

“¡Lo haré!” Zhao Guang asintió antes de caminar hacia el otro lado del altar para verificar.

En el momento en que Hao Ren y el Premier Xia se fueron, Zhao Guang se dio la vuelta y miró a Hao Ren. Con una expresión fría en su rostro, suspiró y pensó: “¡Ay! Zen Yitao está cultivando la Técnica de Grado Azul del Océano Oeste, el Pergamino de Destrucción de Tres Estrellas, que puede albergar tres Tesoros Natales del Dharma a medida que su fuerza aumenta. En contraste, el Fuma de mi Océano Este no tiene nada. Si se juntaran en una pelea, sería preocupante. Si hubiera sabido que la situación entre el Océano Este y el Océano Oeste se pondría tan tensa, no le habría permitido cultivar el Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora. Si bien es excelente en la construcción de bases, su capacidad ofensiva es incluso más débil que una técnica ordinaria de grado amarillo…”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

¡Ahora puedes tener capítulos extra para Dragon King’s Son-In-Law! Al hacer click en este enlace: https://ouo.io/ewY0Yr contribuirás a la obtención del nuevo capítulo, al llegar a los 50 clicks (aceptados) el capítulo será publicado.

También puedes donar aquí para acelerar el proceso (2 capítulos cada 3$): https://paypal.me/Nehaust

Progreso: 21/50 – 0,05$/3$ (17/11/2018)