Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 170 – DKS – ¡No quiero una montaña de oro!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Zhao Yanzi ignoró a al Viejo Zeng y arrastró a Hao Ren fuera de su mesa. Hao Ren sintió la frialdad de los ojos del Viejo Zeng cuando se dieron la vuelta.

Cuando Hao Ren era un humano ordinario, Océano Oeste no podía hacerle nada debido a los Inspectores. Sin embargo, ahora había alcanzado el nivel Kan, lo que significaba que estaba calificado para ser miembro de la Tribu Dragón y el prometido de Zhao Yanzi. Dado que ahora era un cultivador y ya no era un mortal, no estaba en contra de las reglas luchar contra un cultivador.

Zhao Yanzi y Hao Ren volvieron a su mesa para tomarse un descanso. No era fácil caminar y saludar a todos los invitados en sus mesas.

“Mírate… Te pusiste toda sudada. ¿Por qué no te refrescas el maquillaje y te cambias?” Zhao Hongyu estaba preocupada por Zhao Yanzi.

“Um…” Zhao Yanzi se puso de pie.

“Iré contigo.” Hao Ren se levantó también.

Ella se volteó hacia él y no rechazó su sugerencia. Salieron del salón de banquetes y se dirigieron hacia el vestidor a través del pasillo.

¡Boom!

Un rayo de luz blanca brilló y bloqueó su camino.

Zeng Yitao, quien estaba en su camisa de lunares en blanco y negro, apareció delante de ellos.

La cara de Zhao Yanzi se volvió fría de inmediato. “¡Quítate del camino!”

“¡Zi, deberías casarte conmigo! ¡Somos la pareja correcta!” En lugar de apartarse del camino, le gritó apasionadamente.

“¡No me voy a casar contigo!” Todavía estaba fría. “¡Llamaré a mi tercer tío si aún no te mueves!”

La amenaza de Zhao Yanzi tuvo su efecto. Zeng Yitao se apartó unos pasos, ya que sabía lo poderoso que era su Tercer Tío. Incluso su abuelo, que podía derrotar a cualquiera en el Océano Oeste, no podría vencer a su Tercer Tío aquí.

Sin embargo, no se rindió y señaló a Hao Ren. “¿Lo estás eligiendo a él, un imbécil de nivel Kan, para ser tu futuro esposo?”

“¿Nivel Kan? Humph, ¡quizás ni siquiera seas capaz de derrotarlo!” Zhao Yanzi dijo.

Zeng Yitao recordó cómo Hao Ren derrotó a Qin Shaoyang cuando entraron por primera vez en el vestíbulo. Él entrecerró los ojos.

Hao Ren miró a Zeng Yitao, con quien se reunía por primera vez. Parecía ser un estudiante de secundaria. Sin embargo, su deber había obtenido la característica arrogante de su abuelo. Además de eso, el estado de “príncipe” lo había hecho aún más inescrupuloso.

Zeng Yitao dio un paso adelante y dijo: “Zi, mientras te cases conmigo, puedo darte montañas de oro y plata. ¡Pero qué tiene él!”

“¡A nadie le importan tus montañas de oro y tus montañas de plata! ¡Sal del camino!” Ella apretó los dientes mientras se estaba enojando.

Zeng Yitao sacó un coral, que brillaba con luz púrpura, de su Anillo Xumi. Él le dijo: “¡Este es mi regalo para ti, Zi, un coral púrpura que ha existido por 10,000 años!” Señaló a Hao Ren, “¿Qué te dio?”

Hao Ren se quedó estupefacto al recordar que se le olvidó comprarle algo para su cumpleaños.

Zhao Yanzi también estaba estupefacta. Pero inmediatamente sacó su teléfono y señaló la pequeña cadena atada al final, “Este es su regalo para mí.”

Hao Ren recordó que era lo que le había conseguido de la pequeña tienda fuera de la Escuela Intermedia LingZhao. Se sonrojó un poco por vergüenza ya que solo valía cinco yuanes.

“Jajaja…” Zeng Yitao se rió a carcajadas, “¿Esta mier*da? ¡Puedo comprarte millones o miles de millones de ellos si quieres!”

“¡Quien lo quiere de ti! ¡Sólo quiero este que él me consiguió! ¡Es mucho mejor ya que lo consiguió para mí!” Zhao Yanzi extendió su mano y tiró el coral púrpura en su mano.

Zeng Yitao se estiró rápidamente para atraparlo, pero aun así cayó al suelo. Aunque el coral tenía diez mil años, era extremadamente frágil. El coral se rompió en pedazos cuando golpeó el suelo.

No queriendo molestarse más con él, Zhao Yanzi arrastró a Hao Ren al vestidor, no muy lejos de ellos.

Hao Ren le sonrió secretamente.

“¡Es mucho mejor ya que lo consiguió para mí!” Sabiendo que solo decía eso para molestar a Zeng Yitao, Hao Ren todavía estaba un poco conmovido por su comentario.

Zeng Yitao enderezó lentamente su cuerpo tratando de atrapar el coral púrpura. Los vio alejarse de la mano y se dio cuenta de que la dulce Zhao Yanzi sería la novia de alguien más a partir de ahora. Eso lo hizo enojar.

Como el príncipe del Palacio del Dragón del Océano Oeste, podía conseguir a las chicas hermosas que quisiera. Sin embargo, esta Zhao Yanzi ni siquiera lo dejaba tocarla.

Mientras Zhao Yanzi estuviera casada en el Océano Oeste, sería un verdadero matrimonio entre el Este y el Oeste. Si la princesa del Océano Este viviera en el Océano Oeste, los recursos y los negocios del Océano Este se convertirían automáticamente en los del Océano Oeste.

Por lo tanto, cumplir el deseo de su nieto fue una de las razones por las que el Viejo Zeng quería que se casara con Zhao Yanzi. Más importante aún, era por la consideración de sus beneficios.

Sin embargo, el Océano Este ya se había encontrado un Fuma, lo que hacía completamente imposible que Zhao Yanzi se casara con el Océano Oeste. Esto había arruinado todo su plan.

Por lo tanto, el Viejo Zeng estaba tan enojado que detuvo sus cien años de cultivo aislado para asistir a la fiesta de cumpleaños de Zhao Yanzi y presionarlos.

Zhao Yanzi cerró de golpe la puerta después de que llegaron al vestidor. La maquilladora, la estilista y la peluquera acudieron a ella apresuradamente. “¿Qué necesita, señorita Zi?”

“Quiero cambiarme y rehacer mi maquillaje.” Dijo Zhao Yanzi.

No se atrevieron a perder tiempo después de ver el mal humor en que estaba ella. La llevaron a otro enorme vestidor y prepararon varios vestidos para que ella pudiera elegir. Unos minutos más tarde, Zhao Yanzi salió de la habitación con una camiseta sin mangas de seda negra.

Hao Ren se sorprendió un poco cuando vio que su pequeño cuerpo se veía tan encantador con el atuendo.

Con las excelentes técnicas de la peluquera y la maquilladora, su rostro parecía más lindo que antes y su cabello atado la hacía lucir elegante.

Ella ya tenía esta aura. Quién sabía cuán inimaginablemente elegante se volvería cuando creciera.

“Fuma Hao, déjanos arreglarte un poco también.” Caminaron hacia Hao Ren y dijeron con entusiasmo.

Hao Ren tenía bastante alcohol en este momento, y estaba un poco mareado con una expresión extraña en su rostro. Fue empujado a la habitación y se cambió la ropa que le entregaron.

Luego, se dirigió al vestidor, le ajustaron el cabello y cubrieron el rubor con maquillaje.

Llevaba el atuendo más formal, un esmoquin negro de buena calidad con una pajarita blanca. Había una camisa con ambos extremos inclinados hacia abajo debajo del esmoquin. Las mangas eran de inspiración francesa con botones dorados en las mangas plisadas. En sus pies llevaba calcetines de seda negros y zapatos de cuero.

Cuando Hao Ren y Zhao Yanzi reaparecieron en el salón de banquetes de la mano, su “atuendo a juego” asombró a todos.

Zhao Yanzi de repente parecía madura, y Hao Ren parecía digno y majestuoso.

La luz brillante se disparó justo en frente de ellos mientras la mayoría de los invitados comenzaron a aplaudir en voz alta.

¡Qué pareja tan perfecta! ¡Un hombre talentoso y una mujer hermosa! Hizo que todos estuvieran celosos.

¡El ligero rubor en la cara de Zhao Yanzi la hizo aún más encantadora!

Hao Ren tosió dos veces para calmarse. Fue la primera vez que experimentó algo como esto. Sin embargo, con el brazo de Zhao Yanzi alrededor de su brazo, tuvo que mantener su compostura y tratar de no hacer el ridículo.

Los dos volvieron a la mesa principal bajo la mirada de todos. Sus caras estaban rojas cuando se sentaron.

Zhao Hongyu se tapó la boca para ocultar su sonrisa satisfecha, y el Anciano Sun en la esquina de la sala le dio a Zhao Hongyu un gran pulgar hacia arriba. Obviamente, era todo su plan.

“¡Es tan vergonzoso, mamá!” Zhao Yanzi se sentó y se quejó.

A pesar de que dijo eso, su espalda se enderezó cuando caminó por el salón de banquetes con Hao Ren; ella no quería que nadie la mirara con desdén.

Lo mismo fue para Hao Ren. Al ver los ojos de todos sobre él y Zhao Yanzi, mostró una mejor actuación fuera del nerviosismo. ¡El arreglo de Zhao Hongyu estaba destinado a enfatizar que Zhao Yanzi ya había sido tomada!

En las pocas mesas del Océano Oeste al lado de ellos, Zeng Yitao ya había mostrado su furia a través de sus ojos. Los ancianos aún podían mantener la calma mientras el Viejo Zeng retenía sus palabras en llamas de furia. Como muchos representantes de muchos poderes estaban presentes, tenía que contenerse.

Causar problemas durante la fiesta sería imprudente. Sin embargo, lo que Océano Este acaba de hacer era un acto contra Océano Oeste en opinión del Viejo Zeng.

En la mesa principal, Zhao Hongyu se alegró de ver lo roja que estaba Zhao Yanzi. Se movió en secreto y preguntó: “¿Ren es guapo hoy, Zi?”

“¿Por qué preguntas esto, mamá?” Zhao Yanzi hizo un puchero con infelicidad.

Como la cumpleañera de hoy, todos tenían que aceptar sus deseos. Zhao Hongyu tomó de regreso su pregunta y dejó de burlarse de ella. Sin embargo, ella pensaba que Hao Ren se veía muy bien con Zi en su traje.

Sabiendo cómo era Zhao Yanzi, Zhao Hongyu sabía que el día en que Zhao Yanzi admitiera que Hao Ren era guapo sería el día en que admitiera que le gustaba.

Hao Ren siguió sonriendo al lado de Zhao Yanzi porque la gente los seguía mirando. Muchos ermitaños y ancianos en las montañas vinieron a la fiesta sin saber que esta pequeña princesa del Océano Este ya tenía un Fuma.

Saludos y risas duraron hasta el final de la fiesta.

Zhao Guang y Zhao Hongyu estaban en la puerta para despedir a todos mientras los invitados salían del Restaurante Luz de las Estrellas uno por uno. Los ancianos que Zhao Hongyu recogió durante el día se fueron volando en la noche. La ciudad estaba llena, como un bosque de acero. Tuvieron problemas para encontrar este lugar, pero fue un pedazo de pastel para regresar a sus lugares de aislamiento.

La gente de Palacio del Dragón del Océano Oeste fueron los últimos en llegar y los últimos en irse.

Al ver que la pareja había despedido a todos los invitados, el Viejo Zeng y su gente estaban en el vestíbulo, no listos para irse.

“¿Qué? ¿No quieres irte después de que ya hayas comido suficiente comida?” Zhao Kuo miró al Viejo Zeng desde el vestíbulo y dijo en voz alta.

“¡No seas grosero, Zhao Kuo!” Zhao Guang lo regañó en voz baja. Mientras todavía estuviera dentro del día, el Palacio del Dragón del Océano Oeste seguía siendo su invitado.

“Rey Dragón Zhao, creo que todavía tenemos que discutir algunas cosas.” El Viejo Zeng avanzó y dijo directamente.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

¡Ahora puedes tener capítulos extra para Dragon King’s Son-In-Law! Al hacer click en este enlace: https://ouo.io/ewY0Yr contribuirás a la obtención del nuevo capítulo, al llegar a los 50 clicks (aceptados) el capítulo será publicado.

También puedes donar aquí para acelerar el proceso (2 capítulos cada 3$): https://paypal.me/Nehaust

Progreso: 17/50 – 0,05$/3$ (11/11/2018)