Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 15 – DKS – La primera visita

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Hao Ren se volteó, y la pequeña y enfadada cara de Zhao Yanzi apareció de nuevo en su vista.

“Solo estoy tomando un recorrido. ¿Por qué estás tan enojada?” Preguntó a la ligera.

Zhao Yanzi no le respondió; ella probablemente no sabía qué decir.

“Me iré si no soy bienvenido aquí.” continuó Hao Ren.

“¡No!” Zhao Yanzi hizo rodar sus ojos y dijo: “Puedes quedarte aquí.”

Al ver su expresión, Hao Ren supo que ella le estaba pidiendo que se quedara para evitar ser regañada por sus padres.

“¿Qué puedo hacer entonces?” Preguntó.

“Lo que quieras.” Zhao Yanzi se sentó frente a la computadora y reactivó la pantalla con su mouse.

El escritorio era una foto de ella en bikini en la playa. Su delicada piel resplandecía radiantemente bajo el sol entre las olas azules. Tenía una sonrisa brillante, y su pequeña lengua sobresalía ingeniosamente en la imagen que mostraba sus dientes blancos y uniformes. ¿Quién hubiera sabido que ella era una pequeña diabla en realidad?

Rápidamente cambió la pantalla ya que debe haberse dado cuenta de que Hao Ren estaba mirando la imagen. Sin embargo, Hao Ren no podía ver su expresión desde donde estaba.

Zhao Yanzi comenzó a jugar el juego más popular últimamente “Plantas Vs. Zombies.” Se concentró en continuar su último nivel ya que había decidido ignorar a Hao Ren. [1]

Hao Ren caminó hacia el escritorio por aburrimiento y sacó un libro al azar del estante. Zhao Yanzi continuó con su juego sin prestarle atención.

Hao Ren se sentó en una silla cerca del balcón. Leyó la novela bajo el sol de la tarde.

Zhao Yanzi no pudo evitar echarle un vistazo mientras jugaba.

“No se ve como un tipo malo, aunque no es tan lindo…” Pensó para sí misma mientras miraba a Hao Ren, que estaba leyendo tranquilamente bajo el sol.

“Pero casarse con él…” Zhao Yanzi se sintió internamente en conflicto.

Hizo un puchero mientras continuaba con su juego.

El tiempo pasó volando mientras luchaba a través de muchos niveles. Estaba profundamente concentrada en el juego y se olvidó por completo de Hao Ren.

Había más y más zombis en su pantalla y los Lanzaguisantes que Zhao Yanzi plantó no fueron suficientes para vencerlos. Ella no podía hacer nada más que ver a los zombis atravesar la puerta.

Falló el nivel cinco veces y finalmente se frustró. Arrojó el mouse sobre el escritorio como si estuviera enojada con su computadora.

“Tonta.” Una voz vino detrás de ella.

Se giró, sin saber cuándo Hao Ren se puso detrás de ella.

Su rostro se sonrojó de inmediato. Se culpaba a sí misma por estar demasiado concentrada y se olvidó de la existencia de Hao Ren. Sin embargo, no era completamente su culpa ya que esta era su propia habitación y siempre había estado sola aquí. Toda su atención estaba en el juego, y le hizo olvidar al “invitado” silencioso en su habitación.

“¡No es asunto tuyo!” Ella finalmente estalló después de dos segundos de silencio.

“Planta dos espacios de girasoles en la parte de atrás, deja un espacio vacío para los Lanzaguisantes de Hielo en el frente, planta otro espacio de Lanzaguisantes delante de eso, luego planta un espacio de patatas. Lo mismo en el agua, excepto que plantar hoja de loto primero.” dijo Hao Ren.

“¡Pttf, eso nunca funcionaría!” Zhao Yanzi no estaba convencida.

Después de haberla ignorado, Hao Ren regresó al balcón para leer.

Zhao Yanzi reflexionó sobre su silla antes de comenzar el nivel otra vez.

Pasó el nivel con éxito utilizando la estrategia de Hao Ren.

“¿Funcionó?” Preguntó Hao Ren mientras leía tranquilamente su libro.

“¡No!” Zhao Yanzi dijo en un ataque de pique.

Hao Ren se puso de pie, pretendiendo ir y comprobar. Zhao Yanzi rápidamente salió del juego en pánico.

Sin embargo, esa foto de escritorio se mostró completamente a Hao Ren.

“No … ¡No la mires!” Zhao Yanzi se levantó apresuradamente para bloquear su vista.

Esta foto mostraba su cuerpo en traje de baño. ¡Cómo puede ser visto por otras personas!

“Ya he visto la versión en vivo. ¿Qué tiene de especial la imagen?” Hao Ren dijo con desdén.

Zhao Yanzi apretó los dientes y los puños. Ella golpeó a Hao Ren en su pecho.

Gracias a la pérdida de su núcleo interno, no fue un golpe fuerte. En lugar de causar dolor en el pecho de Hao Ren, de alguna manera se hizo de una manera mezquinamente encantadora.

Zhao Yanzi estaba un poco satisfecha con la reacción de Hao Ren porque estaba cubriendo su pecho y pretendía estar herido. “¡Humph, te enseñaré otra lección si vuelves a decir algo así!” Ella dijo.

Luego se sentó y continuó con su juego “Plantas Vs. Zombies.”

Hao Ren estaba aburrido de leer, así que arrastró una silla a su lado y la observó jugar.

Zhao Yanzi estaba, de hecho, aburrida de jugar sola, por lo que se alegró de que viniera a verla. Sin mencionar que ciertamente necesitaba ayuda con algunos niveles.

“Planta una Planta Carnívora aquí…”

“¡Aquí, recoge el sol!”

“Aquí viene la última oleada. Prepara las Petacerezas.”

Hao Ren siguió instruyendo en el costado.

“¡Tan molesto! ¡Lo sé!” Zhao Yanzi lo culpó cuando ella hizo lo que dijo. Su mano se movía rápidamente con el mouse.

Los dos estaban demasiado concentrados en la pantalla para darse cuenta de que Zhao Hongyu había abierto en silencio la puerta un poco, les echó un vistazo mientras ella estaba de pie junto a la puerta, y se fue encantada.

El tiempo voló hasta que llegaron al último nivel; era la hora de la cena.

Bang bang bang… llamaron a la puerta.

Zhao Yanzi detuvo el juego cuando Hao Ren recuperó el sentido también.

“Ok, suficiente juego. Es hora de cenar.” dijo Zhao Hongyu en un tono suave.

Zhao Yanzi volteó la cabeza hacia la puerta y luego volvió a mirar a su lado. De repente se dio cuenta de la cabeza de Hao Ren y la suya se acercaron tanto que ni siquiera se dieron cuenta.

Ella rápidamente inclinó su cuerpo hacia adelante 45 grados para alejarse de Hao Ren. Al mismo tiempo, Hao Ren también notó que estaban demasiado cerca. Tosió dos veces avergonzado y se sentó derecho.

Zhao Yanzi apagó la computadora y salió apresuradamente de la habitación mientras fingía estar calmada.

“No me gusta ese tipo en absoluto… Cómo es que me estaba divirtiendo mucho jugando juegos con él…” Ella bajó las escaleras en autoacusación.

Hao Ren también se preguntaba por qué estaba tan interesado en jugar juegos con la pequeña niña.

Vieron la mesa repleta de deliciosos platos cuando llegaron al pequeño comedor de la planta baja.

“Es tarde y debería ir yéndome.” dijo Hao Ren.

“Ten tú cena aquí.” dijo Zhao Guang en un tono tranquilo. Parecía más un comando que una invitación.

“¿Me quedarían a pasar la noche también después de la cena?” Hao Ren pensó para sí mismo.

Pero rápidamente abandonó la idea irreal y se sentó avergonzado.

Fue una cena familiar habitual en la que Zhao Hongyu y Zhao Guang hablaban de las cosas triviales de la vida. Hao Ren estaba escuchando al azar cuando hablaban sobre cosas que él no entendía.

Ciertamente, la pareja no mantuvo a Hao Ren por la noche después de la cena. Él fue sensato y se despidió.

“Ve a despedirte, Zi.” le dijo Zhao Hongyu a su hija.

Zhao Yanzi se puso de pie a regañadientes. Miró a Hao Ren y lo siguió hasta la puerta.

Hao Ren se giró desde el paso de peatones fuera de su casa y vio los labios pequeños de Zhao Yanzi; probablemente podría colgar un collar. “Está bien. Puedes retroceder ahora”, dijo.

“Oh…” se giró para irse.

“¡Zi!” La voz de Zhao Hongyu sonó.

A regañadientes, Zhao Yanzi se volteó nuevamente mientras miraba tristemente a Hao Ren.

Hao Ren caminó hacia la parada de autobús a 500 metros de distancia sin decir una palabra, y Zhao Yanzi mantuvo su distancia de 30 centímetros de él. Su forma de “despedirlo” lo seguía sin serlo.

Se puede ver que sus padres la obligaron a hacerlo por su mirada reacia.

Los dos no dijeron una palabra en el camino. Zhao Yanzi pateaba pequeños guijarros por el camino de vez en cuando, como si expresara su enojo en ellos.

Las mangas de volantes de su camiseta blanca y su falda corta de estampado floral rojo ondeaban al viento.

Si no fuera por sus labios fruncidos, su atuendo y su linda mirada eran muy atractivos. Como dice la frase de Zhou Liren: un poco dulce, un poco linda, un poco madura y un poco sexy…

La distancia de 500 metros no fue demasiado larga, pero tampoco demasiado corta. Pronto, Zhao Yanzi llevó a Hao Ren a la parada del autobús.

“Está bien, ahora puedes irte.” Hao Ren se volteó y le dijo.

“Sí…” Zhao Yanzi asintió con la cabeza agachada.

Ella de repente levantó la vista con una expresión compleja. Luego se volteó y caminó de regreso.

Hao Ren se dio cuenta de que ni siquiera tenía su número mientras la veía irse. A pesar de que solo era una estudiante de secundaria, debería tener un teléfono celular, dada la riqueza de su familia.

Se detuvo en la parada mientras veía a Zhao Yanzi alejarse sin mirar atrás. Hao Ren pensó para sí mismo: “Seguro que no querría casarse con un ‘tío’ como yo…”

Nota del traductor

[1]Ésta es una novela vieja, como puedes ver por el juego.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente