Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 130 – DKS – Hermana Su, por favor mantenles un ojo encima por mí

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

En la cancha, Zhao Jiayi le pasó el balón a Hao Ren y le dijo: “Ren, atrápalo.”

Hao Ren lo atrapó fácilmente antes de driblar dos pasos hacia adelante. Su movimiento fue suave y practicado.

Viendo una oportunidad, Hao Ren se detuvo mientras se alejaba del defensor. Levantó la pelota e hizo un lanzamiento.

De pie en el borde de la cancha, Su Han, Zhao Yanzi, Lu Linlin, Lu Lili y Xie Yujia siguieron el balón con la mirada, ansiando ver el resultado.

La bola dibujó un arco marrón y salió disparada. ¡Bang! Se estrelló en el techo del estadio.

Su Han había tenido esperanzas después de escuchar la información de Zhao Yanzi sobre las grandes habilidades de Hao Ren en el baloncesto. Ahora, ella se relajó y ya no le importaba la situación en la cancha.

Al ver la decepción de Su Han, Zhao Yanzi explicó en un susurro: “A veces, puede hacer un buen tiro.”

Hao Ren se ruborizó ya que había olvidado que su fuerza era una docena de veces mayor sin la carga de los brazaletes del Monte Tai. Por eso la pelota voló a decenas de metros de distancia.

Xie Wanjun miró a Hao Ren con exasperación y asombro. Por un lado, estaba exasperado por el mal tiro. Por otro lado, estaba asombrado por la gran fuerza. Después de todo, no todos podían tirar el balón a decenas de metros de distancia. “Mi error…” Hao Ren gritó antes de correr y recoger el balón.

“¡Ve, Gongzi!” Lu Linlin y Lu Lili lo animaron. A ellas no les importaban sus habilidades, e incluso el error de Hao Ren les parecía deslumbrante.

Mientras Hao Ren volvía corriendo a la cancha, Lu Lili le preguntó a Lu Linlin: “¿Creerá Gongzi que somos molestas por seguirlo a todos lados?”

Lu Linlin sonrió astutamente a la pregunta de su hermana menor. “Hermana, ¿no crees que es lindo?”

“Hermana, no me digas estás atraída por un hombre mortal otra vez…” Lu Lili la miró con resignación.

“Tonterías. La última vez que vine al mundo de los mortales fue sólo por diversión. ¿Cómo podría querer un hombre mortal? Sin embargo, este Hao Ren es lindo.” Lu Linlin extendió su mano y pellizcó la nariz de Lu Lili “Me sacó de la prisión y le ofrecí servirlo durante 100 años. Si te resulta aburrido, puedes regresar.”

“Bien, te haré compañía.” Lu Lili hizo un puchero.

Al otro lado, Su Han y Zhao Yanzi estaban examinando a Lu Linlin y Lu Lili que estaban paradas al opuesto que ellas.

“Son las hermanas que tomó el Anciano Lu, ¿verdad?” Su Han volteó su cabeza ligeramente hacia Zhao Yanzi y preguntó.

“Sí. Mi padre dijo que cada una de ellas tiene la fuerza del nivel Kun de grado superior.” asintió Zhao Yanzi y dijo.

“Sus poderes eran más altos que los del grado superior del Kun. Habían perdido parte de su fuerza mientras estaban encarceladas en el Palacio del Dragón. Luego de un tiempo, incluso yo probablemente no podría ganar contra ellas.”

“¿En serio? ¿Son tan poderosas?” Zhao Yanzi estaba sorprendida.

Su Han tenía una perspectiva diferente de la de Zhao Guang. Como el Rey Dragón del Océano Este, ciertamente esperaba una base más fuerte y una asistencia más poderosa. Sin embargo, a Su Han, como inspectora, no le gustaba ver a nadie en el Océano Este demasiado poderoso y que fuera incapaz de ser controlado.

“Viniste a visitarme por ellas, ¿verdad?” Su Han continuó preguntando a Zhao Yanzi.

Zhao Yanzi parecía estar a la defensiva. “No.… vine a visitarte por diversión.”

“Sé lo que estás pensando.” Su Han la miró antes de mirar hacia Xie Yujia al otro rincón de la cancha. “Pero me temo que las hermanas no son una amenaza real para ti.”

“¿Quieres decir que la verdadera amenaza es la presidenta de la clase?” Zhao Yanzi fue inteligente e inmediatamente adivinó de quién hablaba Su Han. Ella continuó, “Ella es una mortal, no está calificada para ser mi rival.”

Su Han sonrió, pero ella permaneció en silencio. Volvió el tema a las hermanas Lu “Lu Linlin y Lu Lili son poderosas, y tienen bastante conocimiento, lo que será de gran ayuda para Hao Ren. Además, no están en nuestro círculo, y por lo tanto tu identidad no las afecta. En resumen, las probabilidades de que las derrotes son casi de cero.”

“Yo… yo no dije que quería derrotarlas. Sólo pensé…”

“¿Qué?” Su Han preguntó.

“¡Esto es molesto!” Zhao Yanzi dijo.

Una sonrisa apareció en la fría cara de Su Han “No te preocupes. Hao Ren no va a retractar su promesa. ¿Por quién crees que se está cultivando tanto?”

“Hermana Su, ¡incluso tú estás hablando por él!” Zhao Yanzi la fulminó con la mirada.

“Sólo estaba diciendo la verdad. Por lo que sé sobre su carácter, incluso si no le agradas, hará todo lo posible para cultivar para salvar tu vida. Antes de que cumplas 20, cuanto más sólido sea su reino, más seguro será el proceso de devolución del Núcleo Dragón. Creo que él lo sabe.”

Su Han palmeó la cabeza de Zhao Yanzi. “Pero no estás para nada nerviosa. Puede quitarse los brazaletes del Monte Tai por un rato cada día, pero incluyendo hoy, sólo se los ha quitado dos veces. Trabaja tan duro por ti y no muestras ninguna gratitud.”

“No me gusta él…” murmuró Zhao Yanzi.

Con una sonrisa, Su Han volvió su mirada hacia Hao Ren en el partido.

“Para estabilizar su reino de cultivo, este chico eligió el Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora, que posee poco poder de combate. De hecho, se está dedicando en la cultivación por Zhao Yanzi.” pensó.

Luego volteó su mirada hacia Lu Linlin y Lu Lili, quienes miraban el partido con adoración en sus ojos y se perdió en sus pensamientos.

Sin la pesada carga de los brazaletes del Monte Tai, Hao Ren gradualmente se acostumbró a la fuerza en sus brazos y jugaba cada vez mejor en la cancha. Al ver el excelente rendimiento de Hao Ren, los ojos de Xie Yujia se volvieron más brillantes.

Al escuchar las voces alentadoras de Lu Linlin y Lu Lili, los muchachos que habían venido a buscar a Hao Ren estaban tan celosos que todos lo miraban ferozmente.

Zhao Yanzi abrió sus grandes ojos ante los robos y ofensiva de Hao Ren, pensando que el tío parecía bastante joven y enérgico.

El partido terminó con 58 a 51 con el equipo de Hao Ren ganando.

Quitándose la camiseta, Hao Ren caminó hacia Zhao Yanzi y le preguntó: “¿Qué piensas? Fui bastante bueno, ¿no?”

“¡Presumido!” Zhao Yanzi le puso los ojos en blanco. La verdad era que casi aplaudió cuando Hao Ren hizo los tiros de tres puntos.

Después de todo, las chicas de su edad se sentían más atraídas por los chicos apuestos que jugaban al baloncesto.

Hao Ren se rió entre dientes mientras se limpiaba el sudor de la cara “Tu clase de educación física está a punto de terminar. Te llevaré de vuelta.”

“¡Apestas! ¡Ve a bañarte! No necesito que me lleves de vuelta, la hermana Su lo hará.” Zhao Yanzi retrocedió medio paso antes de sostener el brazo de Su Han.

Con su oferta bien intencionada rechazada, Hao Ren se volteó para mirar a Xie Yujia y se encontró con su mirada. Ella apartó la mirada y se volteó hacia su hermano mayor.

En este momento, Lu Linlin y Lu Lili corrieron hacia Hao Ren “¡Gongzi, fuiste increíble!”

Al verlas, Zhao Yanzi se quemó en celos y arrastró a su Han hacia afuera.

El pobre Hao Ren fue recibido con frialdad por Zhao Yanzi cuando la instruyó en la noche, y el miércoles por la noche fue tratado de la misma manera.

El jueves llegó. Ignorando los chismes envidiosos y celosos de los muchachos, Hao Ren pasó su tiempo libre durante esos dos días estudiando el Pergamino Sombrío de la Espada de la Luz Divisora y finalmente entendió la ruta de la circulación de la Esencia de la Naturaleza en su cuerpo.

“¡Ren! ¡Ahora estamos en la puerta de tu universidad!” eran poco más de las seis, y Hao Ren estaba cultivando en secreto cuando de repente recibió el mensaje de texto de Hao Zhonghua.

“Papá realmente ha venido a verme jugar el partido…” Hao Ren corrió a la puerta de la universidad. Efectivamente, allí estaba estacionado un Ford blanco.

Abrió la puerta del auto y encontró a su padre, a su madre, a su abuela y… ¡a un hombre que no reconocía!

“Ren, ¿no te acuerdas del tío Xie, el papá de Pequeña Zanahoria? ¡Regresó conmigo esta vez para visitar nuestra vieja universidad!” Hao Zhonghua le dijo a Hao Ren alegremente.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

¡Ahora puedes tener capítulos extra para Dragon King’s Son-In-Law! Al hacer click en este enlace: https://ouo.io/ewY0Yr contribuirás a la obtención del nuevo capítulo, al llegar a los 50 clicks (aceptados) el capítulo será publicado.

También puedes donar aquí para acelerar el proceso (2 capítulos cada 3$): https://paypal.me/Nehaust

Progreso: 17/50 – 0,05$/3$ (11/11/2018)