Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 123 – DKS – Dos matrimonios arreglados

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“Pequeño Hermano Mayor…” cuando este apodo familiar salió de la boca de Xie Yujia, Hao Ren pensó que sonaba exactamente igual a lo que solía escuchar cuando era un niño.

Junto con el sonido de su voz, todos los recuerdos de lo profundo de su cerebro comenzaron a brotar.

“Esa ‘Pequeña Zanahoria’ solía seguir a su ‘Pequeño Hermano Mayor’ donde quiera que iba, y él siempre pretendía ser un gran hombre… Esa Pequeña Zanahoria que dejó rastros de huellas desordenadas en la playa. Ella siempre tomaba un montón de hermosas conchas, y luego las empujaba en las manos del Pequeño Hermano Mayor de una manera agradable…”

Xie Yujia se giró y mantuvo su mirada en Hao Ren, quien ahora estaba sin palabras con los ojos muy abiertos. Bajando la cabeza, se burló a sí misma mientras se reía, “Es bastante tonto, ¿no? De hecho, incluso creo que es estúpido esperar más de una década por algo con tan pocas posibilidades…”

En ese momento, Hao Ren estaba tan aturdido que no podía pronunciar ni una sola palabra. De hecho, se sintió un poco mareado y rápidamente extendió la mano para agarrarse a la barandilla; tenía miedo de caerse directamente del tejado si no se estabilizaba.

“Para ser sincero, después de llegar a conocerte más, pensé que nos llevábamos bastante bien. No sé si es sólo que mi mente me juega malas bromas, pero creo que… De alguna manera me lo recordaste.” Xie Yujia sonrió débilmente y dijo con resignación: “De todos modos, eso es todo.”

Cuando terminó, se dirigió hacia la puerta de vidrio.

Fijando su mirada en ella, Hao Ren repentinamente preguntó de nuevo, “¿Es él una persona sobresaliente?”

Ahora estaba seguro de que Xie Yujia era Pequeña Zanahoria, pero no tenía idea de cuántos ‘Pequeños Hermanos Mayores’ había encontrado Xie Yujia en su vida.

Xie Yujia hizo una pausa y se volteó para mirar a Hao Ren. “Debería serlo. Sus dos padres se habían graduado de la universidad incluso en esa época un poco desventajosa. Su padre y mi padre eran compañeros de clase, y su padre supuestamente tenía las mejores calificaciones en la universidad en ese momento. Por lo tanto, creo que él tendría que seguir los pasos de su padre.”

“¿Es por eso que estudias tan duro?” Hao Ren continuó preguntando.

“¡Sí!” Xie Yujia asintió. “Creo que debe ser una persona de grandes talentos. Por lo tanto, no puedo permitirme ningún problema ya que me temo que no estaré al mismo nivel que él.”

“Pero no se han visto en más de una docena de años, ¿cómo sabes si alguna vez volverá?” Hao Ren no pudo evitar preguntar nuevamente. Con cada pregunta que hacía, sentía que su corazón había temblado con ella.

“¿Estás tratando de convencerme de que no lo haga o qué?” El tono de Xie Yujia de repente se volvió obstinado. “Tengo mis propias creencias. Aunque su familia y la mía han perdido el contacto, ya que han vendido su antiguo lugar y es posible que ya no vivan en Ciudad Océano Este, sigo creyendo que él volverá algún día.”

“¿Qué pasa si… él ya tiene una novia?” apretando los dientes, Hao Ren preguntó aún más.

“Si él tiene una novia, le daré mis mejores deseos. De cualquier manera, insisto en esperarlo, creo que es una obsesión que he tenido la mayor parte de mi vida.”

Después de eso, Xie Yujia pareció pensar que la línea de preguntas de Hao Ren tenía la malvada intención de hacerla dudar, así que añadió: “No importa lo que digas, o lo que digan los demás, creo firmemente que será una increíble persona, y estoy dispuesta a esperar. Estoy dispuesta a esperar con la esperanza de una reunión. Incluso si no tiene buena apariencia o si su familia se encuentra ahora en circunstancias difíciles, mientras siga siendo la misma buena persona, estoy dispuesta a ponerme en contacto con él.”

“Bien entonces.” Hao Ren asintió con la cabeza ya que no había nada más que pudiera decir.

Al ver que el interés de Hao Ren se estaba desvaneciendo, Xie Yujia notó que ella podría haber estado tomando un tono ligeramente severo “Puedes decir que soy ingenua u obsesiva, pero eso es lo que soy. En cualquier caso, sólo te digo mucho porque pienso en ti como un muy buen amigo.”

Hao Ren sonrió amargamente; estaba acostumbrado al comportamiento sincero de la presidenta de la clase.

“En otras palabras, no tengo ninguna posibilidad, ¿verdad?” Hao Ren preguntó.

“Sí…” Xie Yujia asintió ligeramente. “Nunca tuve buenos amigos varones en el pasado, por lo que podría no conocer bien los límites. Si hay algo que hice que pudo haberte engañado, me disculpo sinceramente. A partir de ahora, haré todo lo posible para comportarme adecuadamente.”

Después de su aclaración, se sintió un poco incómoda ya que tenía miedo de haber herido los sentimientos de Hao Ren. Pensándolo bien, ella sacó su puño y golpeó suavemente el hombro de Hao Ren. “¡Sé que estás enamorado de Su Han! ¡Sólo toma esto como que soy sentimental y que quiero compartir mis pensamientos contigo!”

“Jaja…” Hao Ren soltó una risa incómoda y caminó hacia la puerta de vidrio, también. En su camino, abruptamente le preguntó a Xie Yujia: “¿No me vas a preguntar sobre el incidente de hoy con esas dos chicas?”

“Ya no te molestaré con muchas preguntas. Antes, estaba un poco preocupada porque vi esos coches caros que de repente aparecían para escoltarte de la escuela. Pero ahora que sé por qué, ya no interferiré en tus asuntos personales.” respondió Xie Yujia con tranquilidad.

“Ah, es por eso…” Hao Ren empujó la puerta y llegó al piso principal del edificio C. Dado que el que Xie Yujia adoraba era en realidad el “Pequeño Hermano Mayor”, no tenía idea de cómo debía revelarle la verdad.

“Aparte de eso, con mi personalidad, que me impulsa a tomar los estudios tan en serio desde que era una niña, simplemente no soy del tipo que se enamoraría fácilmente. Quizás es por eso que intencionalmente idolatraba a este ‘Pequeño Hermano Mayor’, así que puedo eximirme de la influencia de otros chicos.” Xie Yujia agregó de repente mientras seguía a Hao Ren de vuelta al salón de clases.

Hao Ren asintió en entendimiento. Se dio cuenta de que el ‘Pequeño Hermano Mayor’ se había convertido en un guardián y había ayudado a Xie Yujia a resistir las intrusiones de otros chicos. Estaba impresionado por el hecho de que él había estado inconscientemente en su corazón por más de una docena de años.

Cuando entraron al aula, la clase estaba a punto de comenzar en diez minutos. Al ver que Hao Ren y Xie Yujia tuvieron una conversación afuera y ahora estaban caminado juntos, los otros chicos comenzaron a guiñarle el ojo, curiosos por el contenido de su conversación.

“¿Te confesaste a Xie Yujia y te rechazaron completamente hoy?” Preguntó Zhao Jiayi al ver a Hao Ren regresar con cara pálida.

“¡Zhao Jiayi, sal por un segundo!” De pie junto a la puerta, Xie Yujia señaló a Zhao Jiayi mientras pedía.

Zhao Jiayi estaba sorprendido; él no esperaba esto. Él dudó por un segundo y luego caminó hacia la puerta. Siguiendo a Xie Yujia, ambos desaparecieron de la clase.

Unos minutos más tarde, Zhao Jiayi regresó. Como no tuvo suerte tratando de hacer hablar a Hao Ren, Zhou Liren se volteó con curiosidad hacia Zhao Jiayi y le preguntó: “¿De qué te habló ella?”

“Ella me contó un poco sobre el partido de baloncesto, y luego… nos recordó que no debemos esparcir rumores ciegamente. Ella y Hao Ren son sólo buenos amigos. Ella enfatizó que debemos evitar difundir rumores que puedan avergonzarlos y hacer que su relación sea incómoda.”

“¿Buenos amigos?” Frotándose la barbilla con los dedos, Zhou Liren intentaba comprender el verdadero significado de esas palabras.

“Yu Rong, ¿puedes salir también?” Como todavía quedaban unos minutos antes de la clase, Xie Yujia estaba agitando su mano a Yu Rong, quien estaba sentado en la segunda fila.

Rascándose la cabeza, Yu Rong se puso de pie y salió. Como estudiante masculino en la clase, esta fue la primera vez que la Presidenta de la Clase lo llamaba.

Pronto, él también había regresado. Su conversación fue similar a la que Xie Yujia tuvo con Zhao Jiayi, excepto que esta vez ella no mencionó nada sobre el partido de baloncesto. En general, su objetivo principal era aclarar su relación con Hao Ren.

“La Presidenta de la Clase ahora se está tomando esto muy en serio. Probablemente no quiera que desarrolle más sentimientos inapropiados debido a la instigación de los muchachos…” Observando a Xie Yujia que ahora había regresado a su asiento en el frente y estaba esperando silenciosamente para empezar, Hao Ren no pudo evitar preguntarse cuál sería su reacción si la llamara ‘Pequeña Zanahoria’ en este momento.

“Independientemente de lo que dice Xie Yujia, todavía creo que ella está interesada en ti.” después de un momento de silencio, Zhao Jiayi susurró mientras le daba unas palmaditas a Hao Ren con la mano.

“¡Ya es suficiente! ¡Deja de decir eso!” Hao Ren dijo de repente.

Esta fue la primera vez que Hao Ren perdió su compostura frente a Zhao Jiayi. Incluso como el Capitán del dormitorio, Zhao Jiayi estaba estupefacto y sin palabras.

“Parece que Ren está verdaderamente descorazonado esta vez…” Cao Ronghua, Zhao Jiayi y Zhou Liren se juntaron y comenzaron a discutir en voz baja.

Por otro lado, Hao Ren se lamentaba por el hecho de que ‘Pequeño Hermano Mayor’ era el que le gustaba a la Presidenta de la Clase, mientras él la observaba desde atrás.

Hao Ren recordó el gran tarro de albañil que tenía en casa que todavía contenía la gran cantidad de conchas que ella recogió para él; ni siquiera lo tiró cuando se perdieron muchas cosas durante la mudanza de su familia.

“Extrañas al Pequeño Hermano Mayor que te ayudó a afilar conchas en tizas para garabatear en las rocas, y echo de menos a la Pequeña Zanahoria que siempre se juntaba conmigo y me acompañaba por cualquier idea loca que tenía… Algunas veces, la vida es dura…” Esos eran de hecho, algunos de sus mejores recuerdos de la infancia. Sin embargo, no esperaba que Pequeña Zanahoria se quedara en Ciudad Océano Este en anticipación por el regreso de su Pequeño Hermano Mayor. Aunque Hao Ren sabía que Pequeña Zanahoria era excepcionalmente terca, se sintió profundamente conmovido al mismo tiempo.

¡Ding Ding! En este momento, la campana había anunciado el final de la clase. Después de que Xie Yujia guardó sus libros de texto, se giró para mirar a Hao Ren. Sintió pena al ver que Hao Ren aún parecía desanimado.

Envolviendo su brazo alrededor de Xie Yujia, Ma Lina dijo: “Vamos. ¿No tienes que ir a la biblioteca?”

“Sí, vamos.” Mordiéndose el labio, Xie Yujia se dirigió a la puerta.

“¿No dijiste que hay alguien que te gusta que no es Hao Ren?” Detectando la inquietud en la cara de Xie Yujia, Ma Lina preguntó mientras caminaban.

“Una vez más, Hao Ren es un buen tipo, pero hay otra persona a la que debo esperar. Por lo tanto, deberías dejar de molestar también. Hao Ren y yo somos buenos amigos, nada más…” Dirigiéndose hacia la puerta, Xie Yujia volteó cabeza y habló con Ma Lina suavemente.

“Está bien, entiendo. Al final, ustedes dos probablemente no estén destinados a estar juntos. Si no estuviese este chico perfecto que estás esperando, tal vez él tendría una oportunidad… Hablando de eso, nunca me has contado acerca de este tipo antes, tienes que contarme todo sobre eso más tarde… Dejando a un lado todo, Hao Ren no es exactamente guapo, y tampoco es de una familia adinerada. En cualquier caso, no es lo suficientemente bueno para una gran belleza como tu…”

“La apariencia y el origen familiar no son tan importantes para mí. Si Hao Ren puede hacerlo aún mejor con sus calificaciones, entonces estaría cerca de ser perfecto…”

La audición de Hao Ren había llegado a ser tan intensa que ninguna palabra intercambiada en clase podía escapar de sus oídos. Como resultado, captó la conversación completa entre Xie Yujia y Ma Lina también.

“Ren, para celebrar el hecho de que ahora estás oficialmente enfermo de amor, Zhou Liren, Cao Ronghua, yo ¡hemos decidido invitarte a cenar!” Zhao Jiayi anunció mientras daba palmadas a Hao Ren.

Enervado y sin esperanza, Hao Ren originalmente había puesto su cabeza sobre el escritorio. Al escuchar el comentario de Zhao Jiayi, Hao Ren se levantó mientras se sostenía en el escritorio “C * ño, ¿pueden ser más crueles?”

“¡Hay muchos peces en el mar! ¿A quién le importa si Xie Yujia te rechaza? ¡Todavía tienes a Su Han!” Mientras pellizcaba la cara de Hao Ren, Cao Ronghua elogiaba: “¿Qué tipo de suplementos has estado tomando últimamente? ¡Tu piel es incluso más suave que la mía!”

“¡Está bien, alto, ahórrense la dulce conversación! ¡Estoy bien!” después de golpear el brazo de Cao Ronghua, Hao Ren se levantó.

“No he estado desperdiciando mi vida con ustedes en mucho tiempo, ¡vayamos al cibercafé!”

“¡Exactamente! ¡El Internet Café es el lugar a donde vas cuando estás enfermo de amor!” Zhao Jiayi estaba completamente convencido de que Hao Ren se comportaba de esta manera porque se sentía derrotado por amor. Por lo tanto, Zhao Jiayi decidió renunciar a la oportunidad de entrenar en el estadio y le ofreció su compañía a su buen amigo.

Los cuatro fueron directos al cibercafé. En su camino, al darse cuenta de que Hao Ren parecía sentirse mejor, Cao Ronghua y los demás no pudieron evitar preguntar por las dos chicas bonitas.

Sin embargo, Hao Ren no dijo una palabra al respecto. Los otros pensaban que todavía estaba de luto por su fracaso en el amor. Por lo tanto, detuvieron cualquier otro interrogatorio.

Como no tenían clase por la tarde, jugaron hasta las seis en punto. Como Zhao Jiayi no había visitado el cibercafé en tanto tiempo, estaba tan ocupado en jugar con Cao Ronghua y Zhou Liren que olvidó que estaba allí para ofrecer su compañía a Hao Ren.

Como no quería estropear su diversión, Hao Ren silenciosamente se dirigió a pagar en la recepción. Luego, regresó a su dormitorio para obtener su material de tutoría y se fue a la parada de autobús.

Pronto, el autobús 767 había llegado. Después de entrar al autobús, Hao Ren encontró un asiento y se sentó. Inesperadamente, un tono de cian oscuro y un tono de verde claro saltaron a su vista.

Sosteniendo sus tarjetas de tránsito público, las escanearon rápidamente y llegaron justo en frente de Hao Ren.

“Ustedes dos…” Hao Ren las miró en estado de shock.

“El Anciano Lu había dicho que Gongzi visitará la casa del Rey Dragón esta noche, así que mi hermana y yo hemos decidido acompañar a Gongzi para que podamos mostrar nuestra gratitud también al Rey Dragón.” Dijeron mientras se sentaban junto a Hao Ren.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente