Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 12 – DKS – ¿Sólo un almuerzo?

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Hao Ren miró al anciano, estupefacto. Sin embargo, Zhao Jiayi y los demás, de repente, soltaron su brazo y se mantuvieron a cierta distancia de él.

Había un buen número de estudiantes caminando por la entrada del dormitorio; algunos acababan de regresar de sus clases y los otros se iban a casa con sus mochilas. Miraron a Hao Ren con curiosidad desde donde estaban parados.

Hao Ren estaba completamente avergonzado, pero guardó silencio.

“Por favor, suba al automóvil.” le dijo el Anciano Sun a Hao Ren con reverencia.

“¡No!” La obstinación de Hao Ren estalló al gritar.

“¿Qué diablos es esto? Ni siquiera recibí un aviso de antemano.” Hao Ren no estaba muy contento.

“Niñito Hao, ya estás comprometido con Zi. Lo mejor es no actuar demasiado irracionalmente sobre estas cosas.” dijo el Anciano Sun.

Aunque sus palabras pudieron no haber sido escuchadas por aquellos que estaban un poco lejos, Zhao Jiayi y los demás compañeros de piso escucharon cada palabra de eso “¿Comprometido?” no pudieron evitar repetirlo en voz alta.

“¿Quién es Zi?” Zhou Liren le preguntó a Zhao Jiayi y Cao Ronghua, confundido.

Pero ellos simplemente negaron con la cabeza mientras estaban en blanco.

“¿Te gustaría que sigamos esperando aquí?” Anciano Sun preguntó amablemente.

“¡Tú ganas!” Al ver que cada vez más gente los rodeaba, Hao Ren subió rápidamente al automóvil después de pensarlo.

La limosina negra Lincoln Stretch se alejó de la entrada en frente a la mirada de todos. Era difícil ser de perfil bajo tanto como Hao Ren lo deseaba.

“¿Qué pasa con Hao Ren?” Zhou Liren habló repentinamente mientras el Lincoln negro se alejaba.

El vehículo condujo suavemente por la ciudad por un tiempo antes de llegar a una casa de dos pisos.

Nadie lo consideraría la casa de una familia rica por su aspecto sin pretensiones.

El vehículo se detuvo y el Anciano Sun acompañó a Hao Ren fuera del automóvil. Él presionó el timbre.

“Adelante.” una bella dama con delantal abrió la puerta y dijo suavemente.

“Lo traje aquí, señora. Regreso ahora, por favor llámame si necesitas algo.” dijo el Anciano Sun cortésmente a la mujer.

“Sí, gracias Anciano Sun. No te mantendré alejado de tu trabajo. Parece que estás a punto de atravesar el noveno nivel del Pergamino de Luz Púrpura. No gastaré más de tu tiempo.” dijo en suavemente.

“Gracias, señora.” el Anciano Sun se inclinó con las manos cruzadas, se metió en el Lincoln negro y se fue.

Entonces, la hermosa mujer sonrió a Hao Ren que estaba en la puerta y dijo: “Ven y siéntate.”

Una sola sonrisa suya derrocaría una ciudad. Y otra derrocaría un país. [1] Su cabello estaba atado elegantemente como si acabara de salir de una pintura. Al verla, Hao Ren se olvidó de todo lo molesto en este momento.

“Oh…” contestó débilmente y entró a la habitación.

La habitación fue delicadamente renovada y limpiada a fondo.

“No has comido todavía, ¿verdad?” ella guió a Hao Ren mientras se volteaba gentilmente y preguntaba.

“No.…” respondió tontamente.

No podía enojarse con esta elegante y hermosa mujer frente a él.

“Soy Zhao Hongyu, la madre de Zi. Su padre fue a buscarla a la escuela y deberían regresar pronto. Ve y toma asiento. Iré a cocinar.” ella llevó a Hao Ren al sofá y sonrió. Luego ella entró a la cocina.

“Esta debe ser la definición precisa de lo que son una esposa comprensiva y una madre amorosa.” pensó Hao Ren mientras le miraba su espalda.

Hao Ren se sentó y miró alrededor de la casa. A pesar de que parecía claro por fuera, el diseño interior y la decoración fueron muy agradables y resplandecientes.

Una escalera blanca a la izquierda conducía a las habitaciones del segundo piso. Había una sala de estudio a la derecha. Una gran estantería de color marrón oscuro dentro de la sala de estudio trajo la esencia de una familia académica.

La alfombra esponjosa en la sala de estar era sin manchas. El candelabro de estilo medieval encima de él demostró la riqueza de la familia.

¡Ka! La puerta se abrió cuando Zhao Guang entró con Zhao Yanzi.

Zhao Yanzi todavía estaba con su uniforme escolar azul claro y fresco. Apretó los dientes con odio cuando vio a Hao Ren. Sin embargo, ella no mostró ningún signo de sorpresa. “Su padre debe haberle contado sobre esto cuando la recogió.” pensó Hao Ren.

“Estás aquí.” lo saludó Zhao Guang ligeramente.

“Tío.” Hao Ren rápidamente se levantó y lo saludó. Realmente no veía a Zhao Guang como su suegro, pero tenía que ser educado ya que era un invitado aquí.

Tomo un vistazo a Zhao Yanzi que estaba haciendo pucheros en el costado. Hao Ren se estremeció ante la idea de comprometerse y enamorarse de un estudiante de secundaria, sin mencionar su complicado pasado.

“Está bien, siéntate.” dijo Zhao Guang con calma y se volteó hacia Zhao Yanzi “Ustedes tengan una charla, todavía tengo algo de trabajo que hacer.”

Luego entró en la sala de estudio y comenzó a revisar algunos documentos.

Zhao Yanzi estaba de pie en la alfombra mientras miraba a Hao Ren. Parecía que quería comerlo vivo.

“Déjame advertirte. Nunca accedí a casarme contigo. Así que, si no mantienes las manos en ti, voy a cortarlas.” ella dijo agresivamente.

“El problema es que tampoco quería casarme contigo, ¿de acuerdo? ¿Qué puedo hacer cuando me secuestraron aquí?” Hao Ren le lanzó a Zhao Yanzi una mirada hostil también.

Luego pensó para sí mismo: “¿Es realmente necesario enfadarse con un alumno de escuela intermedia?” Pero luego se dio cuenta de que el estudiante de secundaria era su prometida en la situación actual.

“Subiré las escaleras para jugar en mi computadora. ¡Siéntate solo!” Zhao Yanzi le echó un vistazo a Hao Ren y caminó hacia las escaleras.

“¡Zi!” La voz severa de Zhao Guang vino de la sala de estudio a la derecha.

Zhao Yanzi apretó los dientes y dejó de caminar ante las palabras de su padre.

Hizo un puchero después de contemplar seriamente por un momento, puso los ojos en blanco hacia Hao Ren, y caminó lentamente hacia él como si hubiera miles de piedras arrastrándola hacia abajo.

¡Boom! Ella se sentó en el sofá junto a Hao Ren a regañadientes.

“Mira algo de televisión si no quieres hablar.” Hao Ren la miró de mala gana y encendió el televisor con el control remoto.

Zhao Yanzi siguió mirándolo con enojo.

Después de haberla ignorado, Hao Ren continuó pasando a través de los canales.

“¿Cabra Agradable y Gran Gran Lobo? Hao Ren se volteó hacia ella, “Eso es más como tu gusto.” [2]

“¡Vete al infierno!” Zhao Yanzi agarró algo de la mesa para golpearlo.

“¡Zi!” Zhao Guang volvió a llamar su nombre desde la sala de estudio. Sabía exactamente lo que Zhao Yanzi estaba haciendo como si dejara un par de ojos en la sala de estar.

Zhao Yanzi lo dejó de mala gana, pero sus ojos aún estaban fijos en Hao Ren. “Te estoy advirtiendo. ¡No me hagas enojar!”

Hao Ren sonrió ligeramente. “¿Me odias tanto?”

Zhao Yanzi hizo un puchero. “Bueno, no me gustas en absoluto.”

“Yo tampoco. Siempre estás enojada, y no eres tan bonita. Sería una pena si alguien tuviera que casarse contigo.” dijo Hao Ren a la ligera.

“¡Tú!” Zhao Yanzi abrió los ojos de par en par.

“Dejen de pelear, ustedes dos. De todos modos, van a ser marido y mujer en el futuro.” Zhao Hongyu salió de la cocina con un plato en sus manos.

“Mamá… él me está molestando.” dijo Zhao Yanzi de una manera mezquinamente encantadora.

“Lo vi todo, y tú eras la que lo molestaba.” Zhao Hongyu sonrió suavemente y regresó a la cocina para preparar el segundo plato.

“Bien, bien por ti, tío apestoso. Incluso mis padres están de tu lado.” Zhao Yanzi expuso su naturaleza “malvada” tan pronto como su madre se fue. Ella hizo una cara a Hao Ren.

“¿Por qué estás tan dudosa? ¿Tienes novio en la escuela?” preguntó mientras pensaba en todas las parejas de estudiantes de secundaria en las calles.

Notas del traductor

[1] Es una forma China en la que se describe la belleza de una mujer.

[2] El programa es una serie de televisión animada China para niños en el jardín de infantes y la escuela primaria.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario