Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 113 – DKS – ¡Cultivando con el baloncesto!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Hao Ren regresó al dormitorio y descubrió que sus compañeros de cuarto todavía jugaban a las cartas. Aunque sólo apostaron uno o dos yuanes esta vez, aun así, se divirtieron mucho jugando.

Zhao Jiayi todavía no había regresado; probablemente todavía estaba entrenando en el estadio. La gente se olvida de sus amigos cuando están enamorados, pero Zhao Jiayi se olvidó de sus amigos cuando se preparaba para el partido de baloncesto.

Hao Ren usó su dedo para empujar a Huang Jianfeng, quien estaba agarrando sus cartas, y dijo: “Préstame el balón de tu habitación.”

“Está debajo de la cama. Ve a buscarla tú mismo.” La cara de Huang Jianfeng se torció como resultado de esforzarse demasiado para no reírse, ya que tenía algunas cartas realmente buenas.

Hao Ren fue a la habitación 301 y sacó la pelota de baloncesto de debajo de la cama. Luego, sacó la pelota de baloncesto del dormitorio y se fue al campus.

Apenas unos minutos después de que Hao Ren se fue, Yu Rong corrió en la habitación 302. “¡Buenas noticias! ¡Enormes noticias! ¡Alguien vio a Hao Ren comiendo con Su Han en la Plaza Hongji justo ahora!” Gritó.

“Eh…” Las cartas en las manos de los chicos cayeron sobre la mesa mientras sus manos temblaban.

Hao Ren ni siquiera sabía lo que había sucedido en su dormitorio; dejó su teléfono celular en el dormitorio porque no quería ninguna interrupción. Él dribló la pelota mientras caminaba hacia la cancha de básquetbol en la Zona B.

Se sentía genial el disfrutar la vista nocturna de la escuela solo. Cuando siempre estaba con Zhao Jiayi y los muchachos, no tenía mucho tiempo a solas de este tipo, y ahora podía atesorarlo más.

Probablemente porque había avanzado al tercer nivel del Pergamino de Concentración Espiritual, Hao Ren sintió que su mente y espíritu se habían vuelto completamente diferentes. La brisa pasó entre las hojas y pasó a su lado. Sin embargo, mientras su mente se moviera, la brisa lo rodearía.

La sensación de controlar el viento con su mente era agradable. Si subiera de nivel a otro reino, incluso sería capaz de viajar en el viento.

Hao Ren dribló el balón y entró a la cancha de baloncesto. Él seleccionó un puesto de básquetbol y comenzó a practicar el pase con la ayuda del tablero. Ya eran más de las ocho en punto; dado que el toque de queda de la escuela era a las diez en punto, los estudiantes que jugaban al baloncesto ya habían regresado.

Hao Ren era la única persona que estaba jugando en toda la cancha de baloncesto, y mantuvo las posturas correctas y pasó frente al tablero; su precisión mejoraba cada vez más. Contó hasta trescientos y sintió que sus brazos estaban levemente hinchados. Luego, comenzó a practicar drible.

Junto con el avance de su reino, las Brazalete del Monte Tai parecieron aumentar su peso también. Hao Ren estimó aproximadamente que cada Brazalete del Monte Tai ahora pesaba 50 kilogramos, lo cual había duplicado su peso.

Dribló cien vueltas alrededor del puesto de baloncesto y luego comenzó a practicar lanzamientos. Hao Ren siguió recordando los detalles que Xie Yujia le enseñó e intentó mantener las posturas correctas y los movimientos suaves.

Dong, dong, dong. La pelota de baloncesto golpeó el tablero y entró a la red. Hao Ren cambió a otra posición y continuó practicando tiro.

De vez en cuando, alguien pasaba y pensaba que Hao Ren sólo estaba practicando baloncesto.

De hecho, Hao Ren estaba tratando de entender el tercer nivel del Pergamino de Concentración Espiritual.

¡Sintiendo el viento, sintiendo la fuerza y ​​sintiendo la trayectoria de todos los objetos!

No podía comunicarse con el Cielo y la Tierra con el tercer nivel del Pergamino de Concentración Espiritual, ¡pero podía sentir el flujo de energía del entorno en un radio de diez metros!

El balón salió disparado de las manos de Hao Ren y aterrizó dentro de la red con una elegante curvatura.

Hao Ren, que aprendió las posturas estándar, parecía haber captado las técnicas del baloncesto, y era capaz de utilizar la esencia de la naturaleza atraída por el Pergamino de Concentración Espiritual.

62,63,64…

Hao Ren recogió la pelota de baloncesto otra vez y cambió a otra posición de tiro; él había hecho 64 tiros seguidos.

Al otro lado de la cancha de baloncesto, ​​Zhao Jiayi, que llevaba un par de zapatillas deportivas y corría por el camino, se acercó a la cancha de baloncesto.

Corrió más cerca de la cancha porque vio a alguien que todavía practicaba hasta tarde. Cuando vio que la persona que practicaba no era nadie más que Hao Ren, de repente se sintió conmovido; sabía que Hao Ren iba a jugar en el juego la próxima semana por su bien.

Cuando vio a Hao Ren lanzar suavemente la pelota de baloncesto y tener una precisión de cien por ciento, ¡el sentimiento de ser conmovido repentinamente se transformó en shock!

“¿Cómo… el hizo eso?”

Al ver que Hao Ren no había fallado ni un solo lanzamiento y continuó disparando por 12° vez, Zhao Jiayi se sintió débil en sus piernas.

“Hmm, mi lanzamiento es bastante preciso ahora, practicaré correr y driblar de nuevo.” Hao Ren recogió la pelota de baloncesto en la cancha, hizo saltos para calentar, ¡y corrió hacia otra canasta abruptamente!

El balón se convirtió en sombras mientras driblaba, ¡y la velocidad de Hao Ren llegó a ser equivalente a una carrera de 100 metros!

¡Pausar y lanzar!

Hao Ren de repente detuvo su cuerpo, levantó la pelota de baloncesto y la lanzó hacia adelante.

El balón dibujó un bello arco.

¡Hua! ¡Cayó dentro de la red!

¡Un triple!

Zhao Jiayi, que estaba fuera de la cancha, de repente sintió que se estaba desmoronando.

“¿Es Xie Yujia una inmortal? ¿O esta persona jugando baloncesto no es Hao Ren sino su desconocido hermano gemelo?”

Hao Ren sintió una mirada mirándolo; se giró y vio a Zhao Jiayi mirándolo a través de la valla de alambre.

“¡Oye! ¡Hermano Zhao!” Hao Ren recogió la pelota de baloncesto y lo saludó.

Zhao Jiayi miró a Hao Ren y olvidó responder; miró a Hao Ren como si estuviera mirando a un monstruo.

“Esto es una ilusión, ¡definitivamente lo es! He estado muy cansado últimamente. Mejor regresar al dormitorio temprano y descansar.” El cuerpo de Zhao Jiayi se puso rígido, y continuó corriendo hacia adelante.

Hao Ren miró a Zhao Jiayi, que corría extrañamente, y pensó: “No me digas que Zhao Jiayi se volvió tonto al practicar demasiado el baloncesto.”

Luego recogió la pelota de baloncesto y practicó el lanzamiento con una mano que Xie Yujia le enseñó.

Hao Ren no regresó al dormitorio para descansar sino hasta las nueve y media.

Zhao Jiayi, que estaba en la habitación lavándose y mojándose los pies, vio a Hao Ren regresar con la pelota de baloncesto, y miró extrañamente a Hao Ren. “¿Jugabas baloncesto en la Zona B?” preguntó.

“Sí.” Hao Ren rodó la pelota de baloncesto debajo de la litera inferior de Zhao Jiayi y respondió: “Te vi pasando por ahí. Te llamé, pero no me respondiste.”

Zhao Jiayi miró a Hao Ren con una mirada aún más extraña, pensó por un momento, y dijo: “¡Ren, únete al Equipo de Baloncesto!”

“Olvídalo, no estoy mucho en eso del baloncesto. Practiqué baloncesto por diversión porque no quiero ser una desgracia en el juego de la próxima semana.” Hao Ren agarró su lavabo y su toalla y le sonrió a Zhao Jiayi, “¡Cooperaré contigo por completo y serás un rey anotador la próxima semana!”

Al ver que Hao Ren sacaba el lavabo de la habitación, Zhao Jiayi miró en dirección a la puerta y pensó: “¡Ren es un jodido buen hermano!”

El viernes por la mañana, Hao Ren y Zhao Jiayi se despertaron al mismo tiempo. Zhao Jiayi fue a la entrada principal de la escuela para agruparse con el Equipo de Baloncesto para la carrera de la mañana, y Hao Ren fue a la Plaza Hongji para comprar el desayuno y se dirigió a la Zona B para esperar a Xie Yujia.

Poco después, Xie Yujia, que vestía una camisa blanca y una falda escocesa, montó su bicicleta y trajo una pelota de baloncesto a la cancha.

“No tocaré el baloncesto hoy. Veré cómo dominas el contenido que te enseñé en los últimos días.” Xie Yujia saltó de su bicicleta y arrojó la pelota de baloncesto a Hao Ren.

Se paró al lado de la cancha y actuó como una entrenadora.

“Haz cinco lanzamientos de una mano, diez normales y driblea seis veces dentro y fuera de la línea de tres puntos…”

Ella asignó los ejercicios de forma verbal, Hao Ren sostuvo la pelota de baloncesto y los completó uno por uno.

Después de diez minutos, Hao Ren terminó de hacer el primer ejercicio. Xie Yujia asintió con satisfacción y dijo: “Has captado los fundamentos. En el juego de la próxima semana, mientras no cometas errores, estarás bien. Eso será todo por hoy.”

“¿Ah? ¿Tan rápido?” Hao Ren estaba sorprendido; tenía dos horas completas de práctica diaria en los últimos días.

“Has aprendido todo. No tengo nada más que enseñarte.” respondió Xie Yujia mientras colocaba la pelota en la canasta de su bicicleta.

“¿Qué tal la próxima semana?” Hao Ren preguntó.

“Debes entrenarte la semana que viene también. Ya terminé lo que necesito enseñarte. Todavía hay algunos movimientos y técnicas difíciles, pero no hay necesidad de enseñarte. No podrás absorberlos si hay demasiada información. Sólo necesitas conocer los fundamentos y desempeñar bien tu rol en la cancha.” dijo Xie Yujia mientras empujaba su bicicleta hacia adelante.

“Supongo que es así…” Hao Ren se sintió un poco triste. Practicar baloncesto con Xie Yujia todas las mañanas era muy agradable.

“¿Oí que comiste con Su Han en la Plaza Hongji ayer?” Xie Yujia preguntó repentinamente.

“¿Qué pasa?” Hao Ren le preguntó de regreso.

“Nada.” Xie Yujia bajó la cabeza un poco antes de decir: “Ah, y, por cierto, ven conmigo hoy después de clases.”

“¿Hmm?” Hao Ren estaba un poco sorprendido.

“Mi hermano mayor quiere invitarte en casa a cenar. ¿Podrías venir?” Xie Yujia preguntó.

“¿Xie Wanjun me quiere en su casa para cenar?” Hao Ren fue incapaz de procesar esta información.

“No hay hostilidad. Es para que ustedes se conozcan mejor. Ustedes jugarán juntos la próxima semana. Mi hermano mayor quiere invitarte para deshacerse de malentendidos previos.” dijo Xie Yujia.

“Qué no es la casa de Xie Wanjun también la casa de Xie Yujia…” pensó Hao Ren.

Esta invitación llegó muy de repente.

“Está bien, vamos juntos después de clases.” Hao Ren pensó un poco y dijo.

“Um, todavía es temprano. Voy a estudiar en el aula. Si quieres practicar baloncesto, te prestaré la pelota.” dijo Xie Yujia en su bicicleta.

“Claro, dame la pelota entonces.” Hao Ren sacó la pelota de baloncesto de la canasta de su bicicleta.

“Recuerda devolver la pelota de baloncesto al estadio después de entrenar.” Xie Yujia montó su bicicleta y salió de la cancha de baloncesto.

Hao Ren recogió la pelota de baloncesto y continuó practicando. Sin embargo, la práctica de la mañana parecía ser menos interesante sin Xie Yujia allí. Después de lanzar a la red al azar durante media hora, devolvió la pelota de baloncesto a la sala de equipos del estadio y fue a clase desde allí.

En cuanto a la invitación de Xie Wanjun, Hao Ren no se lo mencionó a Zhou Liren ni a los demás. No importa cuál sea la verdadera intención de Xie Wanjun, él creía que Xie Yujia no lo engañaría.

La clase de la mañana fue muy aburrida, y Hao Ren no pudo soportarlo más. Por lo tanto, decidió molestar a Zhao Yanzi con mensajes de texto.

“¿En qué clase estás ahora?”

“Matemáticas. Teorema de Pitágoras.” Zhao Yanzi envió un mensaje de inmediato; parecía que ella también estaba aburrida.

“Voy a ir a la casa de un compañero de clase para comer y no podré ir a tu casa.” respondió Hao Ren.

“¡Humph! ¡No te quiero en mi casa!” Zhao Yanzi envió un mensaje de regreso.

“Avancé al tercer nivel del Pergamino de Concentración Espiritual.” Hao Ren le envió la buena noticia.

Inesperadamente, la respuesta de Zhao Yanzi fue indiferente: “No hay nada de qué presumir.”

Hao Ren estaba decepcionado, así que bajó su teléfono celular y dejó de enviarle mensajes.

Luego de unos minutos, llegó el nuevo mensaje de texto de Zhao Yanzi. “Estaba cambiándome. Tengo clase de educación física en un rato; ¡ya no puedo enviarte mensajes de texto!”

“¿Educación Física?” El corazón de Hao Ren comenzó a latir más rápido.

¡Ding!

La clase de Hao Ren terminó.

Hao Ren fue tentado. “¿Por qué no voy a la escuela de Zhao Yanzi y la veo en la clase de Educación Física? Fui a la reunión de padres y maestros la última vez de todos modos, y estoy bastante familiarizado con su escuela…”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente