Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 111 – DKS – Dos invitados inesperados

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cuando sonó la campana, Su Han, que vestía una camisa y una falda corta, entró al salón de clases. Lo más destacado de su apariencia hoy eran sus sandalias que estaban decoradas con flores de colores. Acentuaron su figura alta y esbelta casualmente y ganaron las admiraciones de las chicas y los chicos.

Aunque Su Han rara vez mostraba su rostro en el campus, Hao Ren sabía que algunas chicas de la escuela estaban estudiando el estilo de Su Han y habían copiado algunos de esos elementos. Entre ellos, la chica más popular de la escuela, Lin Li, fue la imitadora más exitosa.

A los ojos de los chicos, Su Han era incluso más hermosa que su ropa. Les gustaba saborear cada una de sus miradas y pasos.

La clase de dos horas pareció pasar en un abrir y cerrar de ojos. Antes de que lo supieran, ella estaba fuera del aula.

Zhou Liren se frotó las manos e inclinó su cara hacia Hao Ren “¡Querido Ren! ya que eres cercano a Su Han, ¿por qué no invitarla a cenar? No puedo soportarlo más. ¡Estaba tan hermosa hoy cuando la vi a tan corta distancia!”

“Cena…” Zhou Liren le recordó a Hao Ren.

“¿Conoces algún buen restaurante por aquí?” Hao Ren le preguntó.

“Por supuesto! El Pabellón Aroma es un nuevo restaurante en el segundo piso de la Plaza Hongji. Tiene platos picantes y el ambiente es genial. Aunque solamente tiene compartimentos VIP y es un poco caro.”

“Ya veo.” Hao Ren asintió, preguntándose si debería invitar a Su Han a cenar alguna vez. Después de todo, ella le hizo muchos favores, y él no ha tenido la oportunidad de mostrar su gratitud.

“¿Vas a invitar a Su Han a cenar?” Zhao Jiayi se unió a la conversación.

Hao Ren agitó su mano y dijo: “No escuches a Zhou Liren. Sólo tengo curiosidad.”

Su Han era inmortal, e invitarla a una comida de mortales estaría por debajo de ella. Sin embargo, si él le daba un tesoro de Dharma como un regalo, parecería un soborno. Hao Ren calculó sus opciones mientras salía del aula.

“No tenemos clase esta tarde. ¡Me voy al estadio a practicar!” Zhao Jiayi dijo mientras arrojaba sus libros a Zhou Liren,

“¡Maldición! ¡Estás loco por el baloncesto!” Zhou Liren gritó detrás de Zhao Jiayi, quien ya había huido.

Hao Ren también se sintió resignado. No esperaba que Zhao Jiayi trabajara tan duro después de ingresar al Equipo de Baloncesto.

Después de regresar al dormitorio, algunos estudiantes tomaron una siesta mientras otros comenzaron a jugar cartas. Hao Ren sacó su teléfono celular y envió un mensaje de texto a Su Han después de un momento de consideración.

“Me gustaría invitarte a cenar esta noche para celebrar mi avance al tercer nivel del Pergamino de Concentración Espiritual y para mostrar mi gratitud por tu tutoría. ¿Qué piensas del Pabellón Aroma en la Plaza Hongji? Presenta platos picantes. Me pregunto si son de su gusto.”

Con un corazón palpitante, Hao Ren envió el mensaje, pero no esperaba que Su Han respondiera; al menos mostró su gratitud con este mensaje.

¡Bip! Para su sorpresa, Su Hun respondió el mensaje un par de minutos más tarde.

Su corazón latió más rápido cuando vio el nombre de Su Han en su pantalla. Él abrió el mensaje y miró su respuesta.

“¿Bien cuándo?”

¡Boom! Hao Ren sintió como si un relámpago golpeara su cerebro.

Se apresuró a enviar una respuesta, “¿Qué tal a las seis en punto esta noche? Nos podemos encontrar en el Pabellón Aroma.”

“Ok.” respondió Su Han en su mensaje.

Hao Ren dio un suspiro de alivio. Lanzando el teléfono a un lado, se tiró en su cama.

Se le ocurrió una idea y levantó su teléfono celular y le envió un mensaje a Zhao Yanzi.

“Cenaré con Su Han esta noche. ¿Te unes a nosotros?”

“¡No! ¡Tengo mucha tarea hoy!” Zhao Yanzi respondió de inmediato, aunque no demasiado cortés.

“Ella respondió muy rápido. Debe estar jugando con su teléfono celular en clase…” Hao Ren pensó después de tirar su teléfono a un lado.

Enviándole a Zhao Yanzi un mensaje para contarle acerca de su cena con una mujer; se sentía como si realmente estuviera en una relación. Hao Ren sonrió burlonamente, preguntándose cuándo se había convertido en un ‘hombre de familia’.

Pronto, sus pensamientos cambiaron al momento en que su mirada se encontró con la de Xie Yujia; ella lo había estado mirando de una manera bastante rara. Tocó su rostro y se preguntó si realmente había cambiado mucho después del avance del Pergamino de Concentración Espiritual.

“Pensando en ello… ¡Se sintió tan bien después de atravesar el tercer nivel del Pergamino de Concentración Espiritual!”

Trató de hacer circular la esencia de la naturaleza en su cuerpo y la soltó en la cortina de la puerta corredera que daba al balcón.

¡Swoosh! La cortina se balanceaba como si alguien estuviera tirando de ella.

Hao Ren estaba eufórico, pero sabía que era una forma cruda de usar la Esencia de la Naturaleza, y contenía poca fuerza. Sólo después de cultivar una técnica más avanzada, él realmente dominaría el uso de la Esencia de la Naturaleza.

Rojo, naranja, amarillo, verde, índigo, azul y púrpura. Hao Ren recordó la sensación de mareo que sintió cuando visitó por primera vez el Palacio del Cultivo Profundo. Ahora, se preguntaba qué grado de técnicas era apto para cultivar.

Él estaría encantado si pudiera obtener las técnicas de grado verde…

“Ren! ¿De qué te ríes? ¡Baja y juega a las cartas!” Zhou Liren se paró en la puerta del dormitorio y le preguntó a Hao Ren.

“No puedo unirme a ustedes. ¡Necesito dormir un poco!” Hao Ren se volteó hacia la pared. Ahora que todos sus puntos de acupuntura estaban desbloqueados, se sentía extremadamente bien como si fuera un antiguo maestro de artes marciales que acababa de llegar al Reino Connato.

“Ren, ¿de verdad vas a salir con Xie Yujia? Encontré las miradas entre ustedes dos bastante sospechosas.” volvió a preguntar Zhou Liren.

Al escuchar la pregunta, el interés de Cao Ronghua despertó, y también esperó la respuesta.

“No. Estás imaginando cosas. Ella es sólo mi entrenadora de baloncesto.” respondió Hao Ren perezosamente.

Hao Ren se sentía inseguro, pero ahora estaba bastante seguro de su relación con Xie Yujia.

Cuanto más tiempo pases con alguien, más sabrás sobre sus pensamientos. Xie Yujia era buena con todos en la clase, pero nunca había tenido relaciones íntimas con ninguno de los muchachos. Después de pasar un tiempo con ella, Hao Ren descubrió que ella era una chica sincera y directa. Cuando le limpió la boca esta mañana, sólo le estaba haciendo un favor a un buen amigo. No había nada más en ese gesto.

“Una chica que ama los deportes y tiene una mente simple. Tal vez me he convertido en uno de sus buenos amigos sin saberlo. Es una chica inocente y amable. Una amiga digna.”

Pero sería difícil empujar el límite de buenos amigos; Hao Ren tenía la sensación de que Xie Yujia tenía a alguien en su corazón. Él estaba en buenos términos con ella, pero él no era quien estaba en su corazón.

“Ese alguien ciertamente no es Huang Xujie. ¿Quién es él? ¿Un tipo apuesto que conoció en la escuela secundaria?”

Hao Ren detuvo estas especulaciones sin sentido. Cogió su teléfono celular y pensó en enviar mensajes de texto a Zhao Yanzi. Sin embargo, decidió no hacerlo por miedo a distraerla de su clase.

Aburrido, Hao Ren se fue a dormir y no se despertó sino hasta la noche.

Al ver que el tiempo se acercaba a las seis en punto, Hao Ren se puso los calcetines y los zapatos antes de saltar desde su litera superior. Ignorando a los jugadores de cartas en el dormitorio, se apresuró a la Plaza Hongji.

En el momento en que ingresó al Pabellón Aroma, su teléfono celular recibió el mensaje de texto de Su Han “Monte Hua.”

“Ella ya sintió mi llegada.” Hao Ren levantó la vista y encontró el compartimento con la etiqueta de “Monte Hua”. Abrió la puerta y entró.

El compartimento estaba decorado y tenía un aire tipo vintage, y Su Han ya estaba esperándolo. Con su cabello recogido en un moño y un vestido chino tradicional rojo sobre ella, parecía una belleza que acababa de salir de una pintura antigua, completamente diferente de la instructora de moda en la mañana. Aunque Hao Ren se había preparado para su belleza, se quedó atónito mientras todavía estaba parado en la puerta.

Ella asintió hacia el asiento que estaba frente a ella, y Hao Ren se acercó y se sentó incómodo. Después de todo, era la primera vez que comía con Su Han.

“La cena está por mi cuenta para celebrar tu avance.” Su Han se volteó para mirar a la camarera en la sala “Puedes servir ahora.”

La camarera miró a Su Han, aparentemente aturdida por su belleza. Ella se congeló por un momento antes de retroceder fuera de la sala.

Apartando la mirada del rostro asombrosamente hermoso de Su Han, Hao Ren miró alrededor del compartimento. Ventanas con rejas de madera rojas, piso de baldosas de piedra artificial negra, muebles antiguos artificiales y lámparas que colgaban en las esquinas… Todo esto daba la sensación de una ciudad antigua.

Después de un rato, Hao Ren volteó su mirada hacia atrás y sugirió, “La cena va por mi cuenta.”

Su Han no discutió. En cambio, ella preguntó: “¿Te has vuelto cercano a Xie Yujia recientemente?”

Xie Yujia era una excelente estudiante y una de las pocas chicas en la clase. Su Han, naturalmente, la conocía.

“Me estoy preparando para un partido de baloncesto la próxima semana. Ella es mi entrenadora de baloncesto.”

“De acuerdo.” Su Han no siguió el tema. En cambio, ella le hizo otra pregunta: “La última vez que visitaste el Palacio del Dragón, tú liberaste a dos hermanas del Palacio Frío, ¿verdad?”

“Sí. ¿Es un gran problema?” Hao Ren preguntó. Casi se había olvidado de eso, y ahora estaba un poco nervioso ya que Su Han, la inspectora, lo mencionó.

“El Premier Xia del Océano Este envió un mensaje al Reino Superior, pero no recibió respuesta. Así que, él las liberó.” dijo Su Han.

“De acuerdo.” Hao Ren asintió, pensando en las bonitas caras de las hermanas.

“¿Te das cuenta de lo que has hecho?” Su Han siguió preguntando.

“¿Qué he hecho?” Hao Ren estaba confundido.

“Fueron liberadas del Palacio Frío. Como el Palacio del Dragón no es su hogar y no pueden regresar al Reino Superior, ¿a dónde crees que irán?” Su Han preguntó.

Hao Ren estaba aún más confundido. “¿A dónde irán?”

Su Han suspiró con exasperación. “A ti.”

“¿A… mí?” Hao Ren casi deja caer la copa en su mano.

Su Han lo miró y dijo: “Lu Qing lo está manejando. Ha arreglado para que vivan temporalmente en su residencia. Así que, en el futuro, debes pensarlo dos veces antes de tomar una decisión.”

“Pero no podemos encerrarlas para siempre. Según el Premier Xia, no cometieron ningún delito grave.” dijo Hao Ren.

“A veces, las buenas intenciones terminan con malos resultados.” dijo Su Han.

“Parece que Su Han no está aquí para cenar conmigo. Sólo quiere preguntarme en otro lugar.” Hao Ren reflexionó para sí mismo malhumorado.

“¿Sabes en qué reino están?” Su Han le preguntó abruptamente.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente