Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 11 – DKS – Estando bajo el foco

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“¿Yo?” Hao Ren parecía confundido mientras se señalaba a sí mismo.

Su Han asintió.

“Wow…” La multitud se sorprendió y los gritos surgieron como una inundación.

Tener a esta extraordinariamente bella maestra pidiéndole a un alumno que fuera a su oficina fue algo que nunca antes había sucedido.

Por lo tanto, recibiendo la atención de todos, Hao Ren fue empujado a la cúspide de la opinión pública nuevamente. Caminó hacia el frente del salón de clases mientras todas las miradas sorprendidas, envidiosas y celosas de todos los chicos en el salón de clase aterrizaron sobre él.

Su Han asintió con la cabeza a Hao Ren sin decir nada más. Luego agarró notas de la clase y salió del aula.

Hao Ren la siguió, sin tener idea de qué diablos iba a hacer Su Han.

Caminando por los pasillos y pasando el puente entre los edificios académicos, Hao Ren entró a la oficina de Su Han mientras una multitud de estudiantes lo miraba con curiosidad.

Se sabía que Su Han, que acababa de estar en la universidad por un año, no solo era una celebridad en el Departamento de Ingeniería Mecatrónica, sino también en toda la universidad. Todos sabían que había una maestra que tenía la belleza de una celebridad en la universidad, pero que todavía era soltera.

Su Han sacó una llave y abrió la puerta de la oficina.

Un olor refrescante sopló en sus caras.

Había seis o siete macetas de plantas en el alféizar de la ventana. Las mesas y sillas de madera antiguas eran muy diferentes de las proporcionadas por la universidad. Aparentemente, Su Han las compró ella misma.

La decoración de toda la oficina era muy elegante y atractivo, haciéndolo parecer el propio pequeño mundo de ella.

Tener su propia oficina separada, mientras que la mayoría de los profesores tenían que compartir entre ellos, había demostrado que el estatus de Su Han aquí no era normal.

Todas esas sillas de madera y estantes eran bastante caras, a pesar de que no eran antigüedades reales. “Parece que la familia de Su Han es bastante adinerada.” Hao Ren pensó mientras observaba la oficina.

Su Han cerró la puerta y dejó las notas de la clase sobre la mesa. Luego sacó una silla de palisandro y se sentó con gracia. Miró a Hao Ren y preguntó: “¿De dónde eres?”

“Ingeniería Mecatrónica” respondió Hao Ren.

Hao Ren miró alrededor de la oficina y pensó que probablemente era el primer estudiante que tuvo la suerte de entrar a la oficina de Su Han.

“No trates de evitar el punto” Su Han miró a Hao Ren y dijo.

“¿Em?” Hao Ren estaba bastante confundido. Él era alumno del Departamento de Ingeniería Mecatrónica de la Universidad del Océano Este. ¿De dónde más podría ser?

Su Han parecía haberse enojado. A pesar de que tenía una cara fruncida en este momento, su belleza aún estaba más allá de toda descripción.

Cada uno de sus actos y cada movimiento era tan clásico y elegante que nunca podría ser imitado por ninguna otra dama hermosa. Esa también era la razón por la cual había innumerables hombres enloqueciendo por ella.

Su Han extendió su delgada mano y agarró la muñeca de Hao Ren. Su acción no fue rápida, pero Hao Ren no tenía forma de evitarla.

“Como esperaba, es el elemento de agua. Dime dónde perteneces, ¿río, vapor, lago u océano?” Su Han preguntó casualmente.

Quién sabía cuántos chicos gritarían como una chica por celos si vieran esta escena.

“Tú…” Hao Ren la miró con aún más confusión.

“Si no puedes responderme, tengo suficientes razones para matarte.” Una expresión escalofriante apareció de repente en los ojos de Su Han, haciendo temblar todo el cuerpo de Hao Ren.

“¿Cómo sucedió eso? Un cuerpo humano normal como el tuyo está dando la sensación de un dragón. ¿De dónde sacaste la técnica de cultivación?” Mirando a Hao Ren, Su Han hizo una pausa después de cada palabra que ella dijo.

“Fue… de Lu Qing.” Hao Ren vaciló por un momento y dijo.

“¿Oh? ¿Eres del Océano Este?” Su Han frunció el ceño mientras estaba un poco sorprendida.

Hao Ren se sentía más desconcertado.

“Eso es raro, ¿cómo podría una persona normal mezclarse con el Clán Dragón del Océano Este…” Murmuró para sí misma y luego preguntó de nuevo “¿Cuál es tu relación con Lu Qing?”

Hao Ren levantó las manos y respondió: “No estoy seguro de eso. ¿Quién eres?”

Hao Ren no podía entender las cosas que le estaban sucediendo en estos días. Sintió que su cabeza iba a explotar.

“Soy un “Inspector”, parece que no sabes nada.” Frotándose su bella cabeza, Su Han parecía confundida también. Despidió a Hao Ren con la mano y dijo: “Puedes irte ahora, iré a hablar con Lu Qing.”

La forma en que actuó la hizo parecer como si estuviera en una posición más alta que Lu Qing. Sin embargo, Lu Qing era el subdirector mientras ella era solo una profesora de la universidad…

Hao Ren estaba totalmente desconcertado.

“Pero necesito advertirte que tengo suficientes razones para matarte si te atreves a revelar secretos.” Añadió Su Han cuando Hao Ren salió de la oficina.

Woosh… Hao Ren dejó escapar un largo suspiro cuando salió de la oficina.

Regresó a su dormitorio con ansiedad y miedo. Entonces, de siete a ocho chicos lo inundaron de inmediato.

“¿Qué te pidió Su Han?”

“¿Por qué te buscó?”

“¿Fuiste a su oficina?”

“No trates de ocultarnos nada, ¿hiciste algo que llamara su atención?”

Hao Ren estaba rodeado por ellos, pero no filtró ninguna información ya que no olvidó la advertencia de Su Han.

Al darse cuenta de que no podían obtener nada de Hao Ren, esos tipos decidieron cambiar de objetivo y le preguntaron a Zhao Jiayi y a los demás, ya que eran los más cercanos a Hao Ren.

Sin embargo, Zhao Jiayi y otros chicos no sabían lo que Hao Ren hizo recientemente para llamar la atención de Su Han. Los cuatro siempre estaban juntos cuando estaban en la universidad, pero no notaron nada que Hao Ren hizo que interesara a Su Han.

Como consecuencia, Hao Ren yendo a la oficina de Su Han se había convertido en un misterio entre los muchachos. Hao Ren les había traído demasiados chismes y sorpresas en estos días. Poco a poco, la gente comenzó a pensar que Hao Ren era alguien especial.

Sin embargo, como la persona involucrada, Hao Ren no se unió a la conversación con los demás. Se preguntaba qué pensarían de él si descubrían que todavía tenía la tarjeta de identificación del subdirector.

Finalmente llegó la noche después de que Hao Ren trató de evitar el interrogatorio imparable de todos los muchachos. Los cuatro chicos en el dormitorio parecían demasiado emocionados para quedarse dormidos.

Especialmente Zhou Liren, que le preguntaba a Hao Ren qué pasaba con Su Han.

Este asunto podría haber sido tratado fácilmente, pero despertó la curiosidad de la multitud ya que Hao Ren se negó a decir algo al respecto. Hao Ren podría hacer una excusa para engañar a otros, pero pensó que sería más seguro si permanecía en silencio al pensar en el misterioso temperamento que Su Han tenía.

“Todos los visitantes se han ido, y somos amigos cercanos. Hao Ren, ¿Puedes decirnos qué te pidió Su Han?” Zhou Liren extendió su mano hacia la ventana de Hao Ren y preguntó.

Cao Ronghua y Zhao Jiayi, que dormían en la litera inferior, enderezaron sus oídos con la esperanza de que Hao Ren pudiera revelar algo de información.

“Deja de mencionarlo y descansa un poco.” Hao Ren suspiró y se sintió muy impotente.

“Eso es muy poco amistoso de tu parte.” Zhou Liren estaba profundamente decepcionado.

“Amigo, eres tan reservado recientemente.” Zhao Jiayi pateó el marco de la cama de la litera superior desde abajo.

Hao Ren no pudo evitar la situación. Él solía ser capaz de hablar de cualquier cosa con sus amigos, pero en términos de estas cosas, no había nada que él pudiera hacer.

“Pero parecías tener buena suerte en el amor en estos días.” dijo Cao Ronghua de repente.

Las luces estaban apagadas por el momento; los cuatro chicos estaban hablando en la oscuridad con entusiasmo y no se sentían cansados.

“Sí, creo que nuestra presidenta de clase, Xie Yujia, también está interesada en ti.” Zhou Liren lo siguió.

“Cómo es que…” gritó Hao Ren. Finalmente, no tenía que quedarse en silencio ya que había un tema sobre el que podía hablar.

“Ella sigue mirándote recientemente, no me digas que no sabías sobre eso.” dijo Zhao Jiayi.

“Haz tu movimiento si te gusta. ¿Qué sentido tiene dudar?” Cao Ronghua sugirió.

“No pierdas el tiempo. Creo que solo estaba cuidando a un compañero de clase.” Hao Ren se sintió un poco alarmado. A él realmente no le importaban demasiado estas cosas.

Sintió que se involucró en algo que se suponía que no debía hacer. Ahora no podía alejarse de él y habría peligro esperándolo en cualquier momento.

“¿No te gusta la Lin Li? ¿La chica más popular en la escuela?” Gritó Zhou Liren.

“Ese eres tú, ¿de acuerdo? Nunca me gustó.” Hao Ren se encogió de hombros.

“Pero ella es realmente hermosa. A Zhao Jiayi también le gusta ella, ¿no?”

“¡Al carajo! ¡no me menciones, obviamente eres tú!”

“Zhao Jiayi tuvo muchas novias…”

Siguieron charlando hasta la mañana, lo que dejó a Hao Ren sin posibilidad de salir y cultivar a la medianoche. Sin embargo, en realidad le gustaba pasar toda la noche charlando con sus amigos.

Pronto llegó el día siguiente, otro viernes que estuvo tan cerca del fin de semana. Su Han pidiéndole a Hao Ren que fuera a su oficina definitivamente fue el tema principal del día.

Incluso Xie Yujia, que nunca habló en clase, discutía en voz baja con las chicas a su alrededor de vez en cuando. Hao Ren podía decir que estaba hablando de Su Han por las miradas que le lanzaba.

El maestro no podía concentrarse en la enseñanza mientras los estudiantes continuaban discutiendo. Aunque les había advertido algunas veces, no enfrió su pasión.

“Em, probablemente habrá terminado después de este fin de semana. Supongo que están demasiado aburridos. La última vez, cuando un chico guapo del cuarto año mostró su admiración por Lin Li, todos hablaban de eso con gran interés. Sin embargo, cambiaron su interés a otros temas candentes después de dos o tres días… “Girando su pluma, Hao Ren esperaba sin poder hacer nada.

Bang Bang Bang…

La puerta del salón de clases fue golpeada por alguien desde afuera.

El profesor enojado que estaba dando una clase fue a abrir la puerta. Estaba furioso porque nadie le prestó atención a su clase, y supuso que era un estudiante que llegaba tarde. Estaba a punto de liberar su rabia contra el “intruso”. Sin embargo, descubrió que la persona que estaba afuera era el vice-director Lu Qing.

“Vice-director…” El maestro dijo en voz baja y dio medio paso hacia atrás involuntariamente.

Lu Qing mantuvo una cara seria y entró. Miró al maestro y luego a los estudiantes de la clase antes de preguntar: “¿Cómo puede estar tan fuera de lugar aquí?”

Al ver al subdirector en persona, todos los estudiantes se callaron por miedo. Nadie esperaba que el subdirector tuviera interés en visitar la clase personalmente. La clase, casualmente, resultó ser especialmente ruidosa cuando él pasó por ahí.

Los ojos de Lu Qing estaban pasando por los estudiantes de la clase. Cuando hizo contacto visual con Hao Ren, Hao Ren no pudo evitar estremecerse, sintiendo su cuerpo congelarse por un momento.

“Controle su clase y enseñe bien.” Lu Qing dejó sus palabras al profesor y abandonó el salón de clases.

Los estudiantes se miraron el uno al otro en una desesperación sin palabras, y nadie se atrevió a hablar de nuevo. El maestro sintió tal alivio y asintió con satisfacción al ver que todos sus alumnos finalmente se callaban. Finalmente pudo continuar su clase.

Hao Ren dio un suspiro de alivio también. Tenía la sensación de que Lu Qing había venido a propósito por él, ya que se sintió limitado cuando los ojos de Lu Qing lo pasaron.

La pasión que tenían los estudiantes con la charla se vio interrumpida por la aparición del subdirector, lo que pareció hacer que la hora del almuerzo llegara más rápido.

No hubo clase el viernes por la tarde, por lo tanto, quienquiera que viviera en Ciudad Océano Este podría irse a casa por la tarde.

La casa de Hao Ren estaba al lado del océano y no estaba tan cerca de la universidad. Por lo tanto, no regresó a casa cada fin de semana. Cao Ronghua vivía aún más lejos, por lo que apenas regresó a casa. En términos de Zhou Liren y Zhao Jiayi, estaban acostumbrados a la vida libre en la universidad, por lo que no estaban dispuestos a irse a casa si no era necesario.

Pusieron sus manos en los hombros de cada uno y estaban a punto de cruzar la puerta sur del campus para volver al dormitorio a jugar a las cartas, pero notaron que había una limusina Lincoln Stretch estacionada en la entrada del dormitorio. Se veía extremadamente brillante y lujosa a la luz del sol.

“¿Quién es tan arrogante, siendo recogido por un auto como ese?” Mirando el automóvil de lujo, Zhou Liren gritó.

Habían oído hablar de algunos niños ricos de la universidad que eran recogidos por BMWs los fines de semana, pero era la primera vez que veían a alguien ser recogido por un automóvil de lujo en este nivel.

No solo los cuatro, sino todos los demás estudiantes que vivían en este dormitorio nunca habían visto una escena así.

Quien caminaba por la puerta disminuía la velocidad, ya sea intencionalmente o no, para ver quién iba a ser recogido por el automóvil.

“¿Alguien intenta alardear al ser recogido en este tipo de automóvil?” Poniendo su brazo sobre Hao Ren, Zhao Jiayi dijo desdeñosamente mientras pasaban por el auto.

“Sí, obviamente están presumiendo. Presumir demasiado arruinará su suerte.” dijo Hao Ren con un poco de celos también, ya que despreciaba este tipo de comportamiento.

No había nada de malo en mantener un perfil bajo.

Mientras pasaban junto al automóvil y expresaron su desdén mientras aún ponían sus brazos sobre los hombros del otro, la puerta del automóvil se abrió de repente. Dos hombres gigantes de negro y un anciano pequeño salieron del auto.

Al ver al pequeño anciano, Hao Ren se decepcionó amargamente, porque había visto a este anciano en la oficina del padre de Zhao Yanzi.

Este anciano era el Anciano Sun, el hombre “viejo e irrespetuoso” que Zhao Yanzi odiaba tanto que deseaba poder romperlo en dos.

“Niñito Hao, la familia de la Srta Zi te está invitando a su casa.” dijo el anciano a Hao Ren con orgullo.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente