Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AUK – Capítulo 15 – Levantamiento (2)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

He Yin había aprendido un montón en pocas semanas con sus dos nuevas incorporaciones además de experimentar con el zombie de bajo grado al que nombró como Alen en honor a su anterior propietario.

Normalmente poner un nombre a un no-muerto le daría un espíritu y anularía el contrato de esclavitud, pero si solo deseaba nombrarlo por placer, podía hacerlo sin las molestas libertades de un no-muerto libre.

Aprendió que su cuerpo no necesitaba comer o dormir como ya se imaginaba, pero aún así requería cierto mantenimiento. El controlar un cuerpo que en teoría ya había muerto no le libraba de que se ensuciara.

Tampoco eso le libraba de que el cuerpo tuviera ciertas reacciones a estímulos externos. Una herida haría que el cuerpo sangre.

También gracias a Asa supo que habían hechizos que permitían al cuerpo recuperar ciertos sentidos como el del gusto y la sensación del dolor.

¿Por qué He Yin quería sentir dolor? Por el mismo motivo que una persona con ese sentido anulado lo necesitaba.

El cuerpo de un ser humano envía estímulos dependiendo de las reacciones que recibe. Si una herida se origina en algún punto del cuerpo, He Yin no podía saber que esa herida estaba allí.

Que su cuerpo ya estuviera muerto no significaba que no pudiera ser infectado con bacterias.

Si desarrollaba una enfermedad, eso ralentizaría el ritmo del cuerpo.

Si en mitad de una batalla el cuerpo se ralentizaba debido al mal mantenimiento, él sería el primero en lamentarlo.

Habló varias horas con Meira y con Syllia sobre cómo funcionaba el mundo con más detenimiento. Parece que el mundo en sí desprende maná producto del núcleo de la tierra que, junto a la corteza terrestre, hay una capa del más puro maná líquido existente.

El maná era el producto más necesario para un mago. Aunque el cuerpo de un ser vivo podía recibir y emitir maná en diferentes formas, no podía generarlo con facilidad.

He Yin comparó esto con la electricidad de su mundo. Ellos eran máquinas que transmitían y recibían energía, pero no podían generarla.

Aunque esto no era totalmente correcto.

He Yin podía generar maná debido a su increíble afinidad con el elemento tierra. Esto fue debido a un efecto secundario de haber cultivado ese elemento antes de morir.

La cultivación realmente era algo sorprendente.

Si tú eras capaz de conseguir una afinidad con algún elemento, esa escuela de hechizos sería mucho más poderosa en ti.

El anterior rey demonio sabía esto y creó su castillo en [La brecha del dragón], un cañón enorme creado por el continuo derrumbamiento del terreno producto de las terribles batallas entre los dragones celestiales, antiguas deidades que controlaban el mundo y lo usaban como su campo de batalla.

Era tan profunda la brecha del dragón que la capa terrestre que dividía la corteza con la fina capa de maná líquido se había reducido a casi un tercio de su tamaño original, creando una zona rica en maná.

El maná tiene efectos diferentes según quién lo absorba.

Alguien que no tiene afinidad con ningún elemento haría que el maná pasara por sus venas y lo envenenará de una forma lenta y dolorosa.

Otros seres con afinidad podrían absorber una cantidad del maná del aire para reponerlo como si fuera una fuente de energía. Lamentablemente una exposición prolongada los mataría.

Pero tanto el rey demonio como sus súbditos tenían un tipo de reacción diferente.

Ellos redirigían el maná sobrante hacia sus capilares y lo liberaban por los poros. Esto provocaba que su pelo normalmente fuera de colores iluminados y muy brillantes debido a la exposición.

Esto los volvía inmortales en la brecha del dragón.

Aunque el rey demonio fue asesinado. Nadie estaba seguro de cómo, pero dijeron que en su último aliento decidió dar su vida por su amada Baba yaga.

Este nombre de Baba yaga era definitivamente conocido por He Yin, lo que le hizo sospechar que quizás el rey demonio era otro invocado.

El reino donde ahora se encuentran es el Reino Santo, cuya capital es el Imperio santo dominado casi totalmente por humanos.

Muy al norte se encuentra el Reino de metal, cuya capital está formada por humanos mutados como Enanos, Werewolfs y Gnomos.

Y finalmente, si nos dirigimos hacia el este podemos encontrar el último de los tres grandes reinos, el Reino Bestial donde su capital, Wrammel estaba totalmente llena de semi-humanos.

Con semi-humanos se referían a elfos y distintas bajas clases de humanos que no habían sido consideradas como humanos mutados.

He Yin pensó que este mundo conocía también el racismo debido a como todas las razas eran comparadas con la humana.

Algo que hizo que su ira se incrementara un punto más.

Sus experimentos empezaron pronto a la segunda semana. Las dos elfas se habían acostumbrado a los no-muertos y en cierto punto se habían amistado con ellos.

Meira especialmente había conectado bien con Bear, que la llevaba encima a todas partes cuando era momento de cazar presas.

Syllia a diferencia de Meira tuvo más dificultad para acostumbrarse a los no-muertos. Teniendo a Alen en su visión, una repugnancia subía por su garganta y se materializaba. A sus ojos, servir a He Yin no era diferente a ponerse en el bando ganador por el momento.

Asa advirtió a He Yin varias veces del error que cometía su maestro al permitir que esas dos elfas le sirvieran. Él ignoró esto con un “¿no dijo un estratega una vez que el enemigo de mi enemigo es mi amigo?”.

Por una extraña diferencia, Bones se había vuelto muy activo distribuyendo el flujo de trabajo de forma eficiente. Bear transladaba los troncos que él y Trokk cortaban mediante fuerza bruta.

Aunque He Yin pensó que unas herramientas ayudarían, él nunca acampó fuera así que no sabía nada de supervivencia.

Eagle hacía la vigilancia de la zona y alertaba de intrusos. Alen al ser el único ser con pulgares definidos y brazos humanos, colocaba los materiales con cuidado al lado de la cueva.

He Yin pasó esas semanas experimentando con el sistema para descubrir que se asemejaba terriblemente bien a un viejo MMORPG que él solía jugar de pequeño cuando sus padres aún le permitían libertad.

Podía ver puntos de vida y maná como siempre, pero cuando llamaba a la ventana de profesiones, podía ampliarla y obtener una información más detallada.

Lo que primero destacó fue que las profesiones subían de forma lineal. Ganar experiencia haciendo una profesión subiría su nivel, pero no indicaba cómo.

Realizando ciertas acciones relacionadas con una profesión la harían aprender o en el peor de los casos te darían EXP. La EXP parecía no estar clara ya que no indicaba si era para su nivel personal o para sus profesiones.

También vio otra cosa. La línea que indicaba la creación de la poción estaba con una línea más blanca, pero su experiencia era mucho más reducida.

¿Sería una consecuencia de no hacerlo adecuadamente?

— Meira, ¿es posible subir varias profesiones a la vez?

La elfa miró estupefacto al no-muerto. He Yin puso una cara extraña pensando si había preguntado alguna cosa.

— Esto…. Solo puedes tener una profesión de por vida….. Aunque deseara cambiarlas, nadie puede. Debido a que no se sabe cómo funciona el sistema de profesión, muchos solo creen que se obtiene de forma aleatoria y desempeña tu futuro.

— Ya veo.

He Yin comprendió que la gente normal no podía tener varias profesiones. Procedió a intentar ver las hojas de la elfa que tenía delante.

Parece que poder ver su estado era tan simple como mirarlo. Muchas preguntas surgieron de golpe.

Para empezar, la hoja de la elfa era muy diferente a la de los anteriores invocados. Ellos no tenían una habilidad única así que pensó que era algo excepcional del sistema de ese mundo.

También tenía algo llamado afinidad que no pudo identificar de inmediato qué significaba hasta que Meira le explicó.

¿Profesión tejedor? Meira podía tejer ropa así que le pediría después que le enseñara cómo hacerlo.

¿Buffs activos? Parece que tenía algo llamado “Regeneración de maná elfo”, tenía una duración muy alta. He Yin intuyó correctamente que sería la habilidad racial.

Las manos de He Yin pronto se pusieron encima del pelo de la elfa nuevamente que puso una cara desagradable. Cuando cerró los ojos, pudo ver una interfaz que permitía una pequeña configuración.

Ahí estaba.

La configuración brillaba encima de su cabeza como un diamante.

Muchas opciones en un espacio tan reducido, todas opciones poderosas y a la vez tan difíciles de explicar.

Retiró la mano y se disculpó.

Pronto salió de la cueva, su corazón detenido empezaba a latir con emoción.

¿Si eso parecía un mundo como los viejos MMORPG que jugaba no significaba eso que podría subir de nivel?

Hacerse más poderoso.

Abusar del sistema mediante la experiencia compartida. Él pudo comprobar que las criaturas que sus no-muertos mataban le daban una porción de experiencia.

Claro también sus criaturas subían de nivel y se hacían más fuertes también.

Bones, Bear, Eagle, Trokk y Alen. Sus creaciones estaban haciéndose fuertes a raíz de matar criaturas y recolectar materiales.

Intentó levantar más criaturas pero todas fallaron.

Todas las almas que Asa le proporcionó al matar humanos al tomar su cuerpo habían sido gastadas.

Si él pudiera hacerse más fuerte y crear grupos de no-muertos que mataran criaturas en distintos puntos del bosque…..

…..¿no sería él un monstruo en ascensión?

⚬ ◎ ⚬

En algún lugar de [El vacío roto]…..

…..varios monstruos rugían de dolor mientras el maná del ambiente acababa con ellos lentamente.

Muchos mutaban en otras criaturas, otras decidían acabar con sus vidas antes de vivir como monstruos horribles.

Una enorme cueva subterránea oculta con magia de ilusionismo permanecía en silencio después de varios miles de años.

En su interior, dos grandes Golems cubiertos con grotescas armaduras de piel humana y huesos de animales adornaban la puerta creada con una madera tallada de runas.

Las runas impedían el acceso de cualquier criatura de bajo y medio nivel.

Aquella cueva albergaba la tumba de una de las hechiceras más poderosas del mundo que vivió como la amante del rey demonio.

Si el rey demonio supiera que ella murió poco después de que él sacrificara su vida por ella se volvería loco.

Su cuerpo no había cambiado nada.

Puro.

Bello y cristalino, como si un ángel besara los labios de un cadáver y le diera el don de la belleza eterna.

Su tumba era una caja de cristal adornada con joyas de oro y zafiros.

Los diamantes que habían en los marcos de las puertas solo resaltaban con mayor precisión que todo lo demás quedaba en un segundo lugar al ver los ojos de la persona que dormía en su interior.

Un pelo largo y amarillo que podía rivalizar contra el mismo sol. Sus labios carnosos de un color rojo carmesí adornaban su perfecta figura vestida con un vestido de una pieza negro que terminaba en unos tacones del mismo color.

Una marca en forma de círculo estaba en la parte anterior de la mano mientras que en su dedo anular una joya verde brillaba con fuerza.

Sus manos sujetaban un libro lleno de polvo que hacía competencia al fuerte haz de luz que el anillo hacía.

Era como una lucha por ver quién era más bello.

En la puerta de la tumba, una explosión sonó.

BOOOOOOOOOOOM!!

— [Explosion burst]! [Magic dexterity restoration]!

— ¡Come esto! [Fortification]! [Double slash]!

En la puerta, los Golems parecían pasar un mal rato ante dos desconocidos. Un hombre y una mujer.

El Golem lanzó su mazo lleno de pinchos de metal que perforó el suelo de roca. Cuando el hombre vio esta abertura, se lanzó rápidamente y su hoja brillaba con intensidad cuando el corte chocó.

El fuerte cuerpo del Golem repelió el ataque, pero quedó una muesca en su cuerpo.

Una explosión vino detrás del hombre. La mujer lanzó un hechizo de fuego que hizo temblar la tumba y mandó al segundo Golem por los aires.

El choque hizo que tocara la puerta grabada con runas que reaccionó violentamente y una cadena de rayos hizo que el cuerpo del Golem explotara en mil pedazos muriendo instantáneamente.

Ella no sabía que eso sucedería, pero se alegró de que fuera el Golem quien la hubiera tocado.

— ¡Rápido Rachel, lanza eso en mí!

— ¡Sí! [End breaker]!

El brazo del hombre empezó a llenarse de venas y un terrible poder mágico se acumuló. La espada reaccionó a su propietario y los colores arcoíris se movían en sucesión por toda el arma.

El Golem alzó el arma de nuevo.

El hombre esquivó el ataque y se impulsó en el suelo creando pequeñas grietas.

El salto le hizo llegar al techo de la cueva donde se impulsó de nuevo con las piernas ignorando la gravedad por unos segundos.

Iba directo al Golem con su espada en alto.

Gritó furiosamente.

— [Last slash]!!!!!!

WOSHHHHHHHHHHHHH!!!

— ……??

El Golem miraba su cuerpo que iba rompiéndose poco a poco.

El hombre aterrizó de forma perfectamente acrobática en el suelo mientras recuperaba un poco el aliento.

Rachel puso la mano encima del hombro del guerrero mientras se cubría con él.

El Golem pronto se desmoronó en varios pedazos.

El polvo inundó pronto la cueva.

Todo había sido llenado de terribles grietas por la feroz batalla, pero la puerta seguía intacta como si nada hubiera sucedido.

Ambos pusieron una cara amarga mientras veían como el brillo de la puerta les provocaba. Ellos habían sido los primeros aventureros de Rango S en llegar allí después de los trece héroes santos.

— Haaaaaah….. ¿Después de todo eso y esa puerta no se ha movido ni un centímetro?

La mujer sacó varios frascos de distintos colores y se los entregó al hombre.

— Kai deberías beber esto.

— Sí, lo beberé.

Kai pronto inundó su boca con los líquidos de las botellas naranja y roja. Una restauraba la estamina mientras que la otra restauraba vida. Rachel se quedó con la poción azul que restauraba un poco de maná.

Las pociones de maná eran terriblemente caras debido a la dificultad de procesado.

Ambos miraban la puerta y la puerta seguía allí.

— ¿Significa que hemos venido para nada?

— No podemos tocar eso, el Golem no aguantó cuando lo tocó.

La historia de que Baba yaga fue asesinada no fue liberada a nadie.

A los imperios les interesaba que todos siguieran pensando que los héroes santos eran necesarios. Ellos proporcionaban a los otros países vecinos la seguridad de no atacar.

Pero nadie supo qué pasó con el cuerpo.

Cuando uno de los trece héroes acabó con ella, su cuerpo solo desapareció.

Sus últimas palabras llenaron de terror a los héroes santos.

— Puedes destruir mi cuerpo. También puedes destruir mi legado.

— ……..?

— Pero cuando yo muera, algo más vendrá……

— ¿Qué?

— Y cuando ese algo más venga, todos estaremos perdidos…….

Una burbuja de sangre explotó violentamente de los labios de Baba yaga.

— ……..Nosotros intentamos salvaros, necios humanos.

La predicción de una catástrofe peor que la del rey demonio.

Esa predicción jamás fue liberada a nadie.

Poco tiempo después, ese héroe santo desapareció convirtiéndose en una leyenda viva.

Y mientras ese recuerdo permanecía en la mente del cuerpo de Baba yaga, otros intrusos habían venido a perturbar su paz.

Un beastman de la tribu de los Tiger y una beastman de la tribu de los Rabbit.

Un tigre y un conejo.

Habían entrado a una tumba olvidada con la intención de hacerse ricos.

¿Cuánto vale la vida de una persona?

El suelo tembló violentamente en la cueva. Los dos aventureros se pusieron en guardia y esperaron el resultado.

La puerta brilló violentamente y se abrió como un milagro.

Una figura de otro Golem salió de detrás.

El aspecto era  imponente. Todo su cuerpo estaba formado de roca volcánica con un color gris.

En sus manos habían brazaletes de color verde que hacían juego con el anillo del cuerpo de Baba yaga varios metros detrás del Golem.

Era el protector personal de Baba yaga.

Un Golem de clase [Divinidad].

Inmune al daño mágico. Muy resistente al daño físico.

Los dos aventureros lo vieron inmediatamente. Si ese Golem decidía atacar, ellos no saldrían ilesos del ataque.

Juntaron sus pies y se prepararon para la batalla.

Definitivamente había un premio detrás del Golem.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente