AC 044 – Estado inicial

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Blavi tomó la píldora de Anfey. Anfey parecía muy sincero, pero Blavi todavía no estaba seguro de si debía o no aceptarlo. Esto era comprensible; nadie quería ingerir una sustancia desconocida. No tenía nada que ver con la confianza.

Zubin de repente agarró la mano de Blavi y empujó con fuerza la píldora a la boca de Blavi.

Blavi frunció el rostro, mirando con rabia a Zubin. Sin embargo, no tenía otras opciones además de tragarla, ya que la píldora ya estaba en su boca. Si lo escupía, parecía que estaba rechazando el gesto amable de Anfey, y no quería herir los sentimientos de Anfey.

“¡Será mejor que me esperes!” Blavi dijo con los dientes apretados.

Zubin hizo un gesto de disculpa con ambas manos.

“Bien, ya que todo el mundo está aquí ahora, tengo que decirles algo importante”. Anfey sonrió.

“¿Qué es?” Preguntó Niya. Ella fue la primera del grupo en mostrar curiosidad por la pregunta de Anfey.

“No creen que somos un grupo desordenado, ¿no? Sin organización, responsabilidades y reglas, sería un desastre si algo nos sucediera. Por ejemplo, ahora mismo, si todos vamos a descansar, no habrá nadie para vigilar. Imaginen si alguien nos ataca por sorpresa, ¿cómo podríamos defendernos efectivamente?”

“Anfey, nos das órdenes y nos dice qué hacer, confiamos en ti” dijo Christian.

“El tiempo es realmente apretado en este momento, sólo puedo asignarles un poco de trabajo… Hmm… Debemos dividirnos en cuatro grupos. Estoy en el mando directo del primer grupo. Vamos a escoger a tres personas para estar a cargo de los otros tres grupos”. Anfey miró a Christian: “Christian, eres un mago de nivel inicial, te recomiendo que estés a cargo del segundo grupo, el primer grupo bloqueará a nuestros oponentes cuando aparezcan, ¡tu segundo grupo los atacará rápidamente con magia!”

“Entiendo”. Christian asintió con la cabeza.

“¿Alguien tiene alguna sugerencia para los líderes de los otros dos grupos?”

“Recomiendo a Blavi que esté a cargo de un grupo, tiene una gran comprensión de varias magias”, dijo Christian.

“¿Qué piensan ustedes?” preguntó Anfey.

“Además de Christian y Mailyn, Blavi es el mejor mago entre nosotros”. El Maestro ya había considerado que Blavi tomara el examen de mago, pero de repente hubo una batalla en la frontera, así que no tuvo la oportunidad de tomar el examen. Estoy de acuerdo en que Blavi es un buen ajuste”. Riska sonrió.

“Pero mi cuerpo…”

“Tu cuerpo estará bien en un día” dijo Anfey. “Ya que todo el mundo está de acuerdo, entonces todo está establecido”. ¿Puede pensar en otro líder candidato para el último grupo?”

“Zubin podría estar a cargo del cuarto grupo”, dijo Christian.

Zubin vaciló un momento. “Creo que debería estar con Anfey, si hay magos entre los oponentes, alguien en el primer grupo debe ser capaz de luchar contra ellos, esto es por la seguridad de Anfey, de lo contrario estará en peligro”.

“Sí, Anfey necesita un buen ayudante”. Christian asintió con la cabeza.

“¿Qué te parece Sante?” Sugirió Riska.

“Sante es demasiado impulsivo, creo que eres un buen candidato”, Blavi dio su propio consejo.

“¿Yo?, soy demasiado descuidado, no soy un buen candidato”. Riska agitó las manos.

“Entonces dé una sugerencia para el último candidato, tenemos que elegir el más fuerte entre los que quedan, así que eres nuestra mejor opción”, dijo Blavi.

“¿Qué quieres decir con eso?” Riska no estaba contento con esto.

“Los hábitos pueden ser cambiados, especialmente después de asumir más responsabilidades Cuando piensas que tu descuido puede causar daño a sus compañeros, sabrás lo que necesita hacer”.

“¿Puedo no asumir ese papel?” dijo Riska con la cara arrugada.

“Eso es”. Anfey no respondió a la respuesta de Riska, en lugar de tomar la decisión de que Riska tomaría el papel de líder del cuarto grupo.

“¿Qué hay de mí?” preguntó Niya, desdichada. Niya había esperado bastante tiempo para ver si Anfey le daría el trabajo, pero ahora estaba muy molesta.

Christian y sus compañeros se miraron unos a otros, y luego todos miraron hacia abajo. En su vida tranquila y pacífica, Niya era su chica de ensueño. Sin embargo, cuando estaban en peligro, sólo esperaban que Niya no les trajera ningún problema. Sería una broma dejarla encabezar un equipo, pero no podían decir nada delante de ella, así que se calmaron en su lugar.

“Hablaremos de ti más tarde”. Anfey sonrió.

“Oh…” Niya asintió y mostró una sonrisa.

“Voy a anunciar las reglas, solo hay una regla hoy, pero agregaré más reglas más adelante”. El rostro de Anfey se hizo severo. “Todas las órdenes vienen de mí. Todo el mundo debe obedecer las órdenes, incluidos los líderes del grupo. ¡Si alguien no obedece una orden, esa persona tiene que dejar nuestro equipo de inmediato, o se convertirá en nuestro enemigo! Anfey sabía que no era práctico que todo el mundo siguiera su ejemplo, por lo que hizo que Christian y otros dos líderes hicieran un “equipo de liderazgo” para quitarle el estrés.

“Sin preguntas”. Christian asintió con la cabeza. Él fue el primero en estar de acuerdo.

Blavi y Riska lo siguieron y asintieron. Aunque ninguno de ellos tenía ninguna experiencia de combate o cualquier tipo de entrenamiento, habían visto a otros pelear. Lo harían muy bien. Para superar este difícil momento, todos tuvieron que estar juntos y unirse. La disciplina era el requisito previo para un grupo unido. Sin disciplina, sería un desastre, porque cada uno de ellos tenía diferentes ideas y opiniones sobre cómo hacer las cosas.

“Christian, ustedes van a buscar a los miembros de su grupo, quien no tenga un grupo estará en mi primer grupo”. Anfey sonrió.

“Anfey, ¿qué harán los grupos de Blavi y míos?” preguntó Riska.

“El grupo de Blavi será el primer equipo de respuesta, dependiendo de la situación, su equipo necesitará ayudar al primer grupo o proteger a Christian. Tú tomas la decisión”. Anfey miró a Riska. “Tu equipo permanecerá en la parte trasera de los carruajes, y cuando comience la batalla, pase lo que pase delante de ti, tu equipo debe asegurarse de que nadie nos atacará por detrás”.

“Entiendo”.

“Anfey, Sante debe ir a tu equipo, es de temperamento caliente, pero es un buen mago y puede proporcionar mucha ayuda”, dijo Christian. Entre los cuatro grupos, el equipo de Anfey sin duda tomaría el mayor estrés y encontraría el mayor peligro. Christian pensó que el equipo de Anfey necesitaba ser más fuerte.

“Está bien”, Anfey aceptó la sugerencia de Christian, sonriendo. “Además, después de recoger a los miembros de tu equipo, tú y tu equipo tienen que pensar en sus estrategias. Necesitan hacer planes para responder a los oponentes con ataques iniciales, cómo colaborar con otros equipos y cómo luchar inteligentemente contra tus oponentes. No tendrás tiempo para descansar durante los próximos días”.

“Anfey, ¿son los ataques iniciales que mencionaste la magia que mi equipo podría usar para comenzar la batalla?” preguntó Riska.

“Sí, sabes que mi magia…” Anfey se burló de sí mismo, “por lo que no puedo ofrecer ningún consejo útil sobre las técnicas. Tú y tu equipo tendrán que averiguar ustedes mismos. Christian es muy talentoso en la magia, ¿Aun recuerdas lo que sucedió en la casa del Maestro? Si Christian no hubiera usado arcos eléctricos en vez de relámpagos para atacar a esa persona, ¡la batalla no habría terminado tan pronto! Ustedes pueden pedirle consejo”.

“Haha, eso fue porque tu esgrima era demasiado avanzada, tengo confianza en ti”. Christian se sonrojó un poco.

“¿Confianza?, ¡eso es lo más importante para nosotros!” Anfey dijo. “¡Todo el mundo tiene que tener confianza en cada uno de los miembros de su equipo, y cada equipo tiene que tener confianza en los otros equipos! Tal vez no somos fuertes todavía, ¡pero la confianza será un arma importante en la lucha contra nuestros enemigos!”

“¡Entiendo!” Christian y los otros dos jefes de equipo asintieron sinceramente.

“Muy bien, adelante y elijan a los miembros de sus equipos”.

Al mismo tiempo, la voz de Sante se levantó fuera del carruaje. “Feller, ¿has traído algo de comida? ¡Apresúrate, me muero de hambre!”

Anfey levantó la cortina. “¡Sante, espera, Feller, entra! La disciplina comienza con las pequeñas cosas. Todos deben cenar juntos. Nadie debía comer sólo cuando se sentía hambriento”.

Feller se arrastró en el carruaje, limpiándose el sudor de la frente. Dijo: “Anfey, gracias, si no me pidieras que me quitara el vestido de mago, no habría podido volver”.

“¿Qué pasó?” Anfey se tensó.

“¡Nos vi en un cartel de se busca!”

“¿Un cartel de se busca? ¿Todos nosotros?” pregunto Christian.

“¡Sí!, decía que matamos a los Guardias del Palacio y queríamos derrocar al rey, que ofrecían grandes recompensas, una moneda de oro por reportar nuestra ubicación y diez monedas de oro por matar a cualquiera de nosotros”.

“¿Sólo diez monedas de oro? ¿A eso le llamas una gran recompensa?” Riska sonrió. “Feller, ¿has visto alguna vez una moneda de oro?”

“¡También hubo un cartel de la familia Philip!” Feller sonrió amargamente. “¡Están dando cien monedas de oro por reportar nuestras ubicaciones!”

“¿Cómo podría pasar la información en el cartel a la Ciudad Baidah tan rápidamente?” preguntó Anfey.

“Esto debería ser atribuido a la Unión Mágica”. Christian suspiró. “Anfey, ¿qué debemos hacer ahora?”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente