AGM 1447 – Haciendo un Movimiento

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Las intenciones de la Doctrina Sagrada del Sol y del Templo Relámpago Divino eran demasiado claras, ya que querían tragarse todo el Mausoleo Oriental. Tres de las cuatro potencias remanentes ya han se han sometido.

La Secta Emperador Metal Misterioso, fue la única secta de las cuatro que se enfocó principalmente en el forjado de armas, también es la potencia que más atrajo a la Doctrina Sagrada del Sol y al Templo Relámpago Divino. Después de todo, como potencias máximas, no carecerían de expertos, pero de hecho eran inferiores en lo que respecta a la forja de armas. Si pudieran ganar el control de la Secta Emperador Metal Misterioso, solo sería de tremendos beneficios para ellos.

Los expertos de la Secta Emperador Metal Misterioso se quedaron en silencio. Ante tal situación, ¿cómo podrían estar en desacuerdo?

“¿Qué? No necesitamos que tu Secta Emperador Metal Misterioso se someta, solo queremos unir las cuatro potencias remanentes y dirigirnos a un futuro mejor donde todos nosotros todavía tendríamos la misma posición. ¿No estás dispuesto?” La voz del líder de la Doctrina Sagrada del Sol se volvió fría, aumentando la presión.

“Este es un asunto importante, no podemos tomar una decisión. Nuestro líder de secta todavía está vagando por el mundo, y si él no regresa, nadie más tendrá la autoridad para tomar esta decisión”. El Anciano habló, sus palabras hicieron que los expertos de la Doctrina Sagrada del Sol y el Templo Relámpago Divino fruncieran el ceño. El líder de secta de la Secta Emperador Metal Misterioso fue realmente muy molesto. Rara vez se encuentra dentro de la secta porque quería actuar como un impedimento para que las potencias máximas se los tragaran. Mientras él esté en algún lugar, presentará una amenaza de la que todos deben tomar nota.

“Entonces, solo convócalo de nuevo para tomar una decisión”. La persona del Culto Campana Celestial habló fríamente.

“Nuestro líder de secta es como el dragón divino, aparece cuando lo desea. ¿Cómo podemos encontrarlo tan fácilmente?” El viejo Anciano de la Secta Emperador Metal Misterioso respondió. Todos aquí eran un personaje extraordinario, ¿cómo estarían dispuestos a inclinarse?

Este espacio se volvió silencioso a medida que la atmósfera se ponía algo tensa.

“Dado que este es el caso, trátalo como si nunca hubiera dicho nada antes. Ustedes pueden continuar”. El líder de la Doctrina Sagrada del Sol habló sombríamente, sus ojos brillaron con una luz aterradora como la del sol. Después de eso, se retractó y dio un paso atrás. Un momento después, las otras tres potencias remanentes tenían frías sonrisas en sus caras. Un experto del Culto Campana Celestial declaró: “Dado que este es el caso, solo podemos llevar a los Hijos Sagrados y Santas Doncellas de la Secta Emperador Metal Misterioso primero. Cuando el Emperador Metal Misterioso regrese y tome una decisión, discutiremos sobre las otras cosas entonces”.

“Los Hijos Sagrados y Santas Doncellas son la esperanza de mi secta, ¿cómo podemos dejar que te los lleves?” Ese Anciano resopló, causando que la tensión se acumulara cuando ambos lados estaban preparados para sacar sus espadas, en un estado de hostilidad mutua.

“¡BOOM!” El sonido de una campana sonó cuando un experto dio un paso adelante. Su cuerpo era como un arma divina tipo campana y se podían ver runas circulando alrededor de la superficie de su carne. Las campanadas continuaron, como la melodía del Gran Dao, emitiéndose desde su cuerpo. Las ondas de sonido se transformaron en una fuerte presión que derribó a los expertos aquí.

“Zhongxu”. Los ojos de todos brillaron. Este hombre era Hijo Sagrado Zhongxu, del Culto Campana Celestial. Fue muy poderoso y ha entrado en las ruinas del templo sagrado y ha recibido un bautismo antes.

“Dado que este es el caso, solo puedo invitar a los Hijos Sagrados y Santas Doncellas para que me orienten”. Después de que Zhongxu habló, otros dos expertos del Palacio Talismán Divino y Secta Vajra también salieron. Inscripciones divinas y runas circulaban alrededor de ese experto del Palacio Talismán Divino, formando una Formación que producía un poder ilimitado. Para ese experto de la Secta Vajra, su mirada era como un titán. Una luz dorada aterradora irradiaba de él, su cuerpo también produjo el sonido del acero, haciendo que los tímpanos vibren de la fuerza.

“Xiao Yu del Palacio Talismán Divino y el Reverendo Fa Nu de la Secta Vajra”. Las expresiones de la gente del Palacio del Emperador Metal Misterioso se volvieron antiestéticas. Estos tres desafiantes eran todos extremadamente poderosos, entre los genios más fuertes en la cima de las potencias remanentes. Todos eran personajes de Hijo Sagrado de sus respectivas sectas.

“Dado que la Secta Emperador Metal Misterioso cree tan bien de sí misma y ve con desprecio el hecho de reunirse con nosotros, solo podemos pedir una batalla”. Xiao Yu habló fríamente, y cuando su voz sonó, la luz de las runas que lo rodeaban se transformó en un caldero gigante que podía suprimir todo.

Las tres potencias remanentes se juntaron, naturalmente tenían la ventaja en términos de números. Sin embargo, solo enviaron a tres expertos. Claramente, le estaban dando una oportunidad a la Secta Emperador Metal Misterioso. Si lucharan en una batalla a gran escala, no habría ninguna esperanza para la Secta Emperador Metal Misterioso.

Pero estos tres expertos que enviaron fueron los Reyes Inmortales más elitistas entre ellos. Si quisieran ganar, la Secta Emperador Metal Misterioso naturalmente solo podría enviar a sus propios Hijos Sagrados y Santas Doncellas. Si no enviaran un Rey Inmortal al mismo nivel que sus oponentes, no tendrían ninguna esperanza.

“La destreza de combate de estos tres es inmensamente fuerte y sus caminos de cultivo son similares a los míos, usando su comprensión de las runas con atributos de ley y las inscripciones divinas como base para ingresar al Reino Rey Inmortal. Además, sus logros en este campo son extremadamente profundos”. Qin Wentian miró a los expertos de estas tres potencias remanentes. Podía sentir su aterradora destreza de combate, no había manera de que Reyes Inmortales pudiera derrotarlos.

En este momento, un Hijo Sagrado de la Secta Emperador Metal Misterioso dio un paso en respuesta. Las runas de la ley circulaban a su alrededor, todo su ser era como una espada afilada, irradiando la intención de matar.

“Ya que este es el caso, déjame terminar primero”. Zhongxu se rió mientras volaba hacia el cielo. El Hijo Sagrado de la Secta Emperador Metal Misterioso siguió después. Sus auras chocaron en el aire, produciendo una luz deslumbrante.

Las campanadas sonaron a través del cielo, Zhongxu manifestó muchas campanas antiguas que produjeron ondas de sonido, envolviendo todo el espacio, capaces de destruir todo en este mundo.

“La gente de nuestra Secta Emperador Metal Misterioso es naturalmente más débil en términos de combate debido a que dedicamos la mayor parte de nuestro tiempo a la forja de armas. Al enviar a tres Hijo Sagrados de elite para este combate, ¿no van ustedes demasiado lejos?” El Anciano de la Secta Emperador Metal Misterioso habló fríamente.

“Todos somos potencias remanentes del Mausoleo Oriental. Ya que ustedes admiten que son inferiores, todos deben ser eliminados y someterse a las potencias máximas como nosotros”. El Hijo Sagrado del Palacio Talismán Divino habló de manera dominante, haciendo que las expresiones de las personas de la Secta Emperador Metal Misterioso se volvieran antiestéticas. Otro Hijo Sagrado luego salió, volando en el aire.

“Hmph”. Xiao Yu del Palacio Talismán Divino rió fríamente, disparándose hacia el cielo también, corriendo hacia su oponente.

El Reverendo Fa Nu todavía estaba en el aire, nadie parecía estar dispuesto a luchar contra él. Fa Nu era un Rey Inmortal de etapa intermedia con una destreza de combate extremadamente aterradora. Era alguien excepcionalmente famoso en toda la Ciudad Inmortal Mausoleo Oriental.

“Déjame tratar con él”. Feng Qianxue se movió, su hermosa figura volando en el aire. Fa Nu la miró mientras la luz dorada de su cuerpo irradiaba. “¿Luchar contra la Santa Doncella Qianxue? Naturalmente mostraré misericordia”.

Mientras hablaba, voló hacia arriba y se estrelló con un puño directamente. Este puño se transformó en un diamante vajra budista que podría suprimir todo. Luego golpeó una palma gigante que podría borrar el cielo hacia Feng Qianxue.

Qin Wentian echó un vistazo a las tres batallas. Los tres enemigos desataron todos sus dominios de ley, haciendo que todo el espacio se llenara con una presión sofocante. De las tres batallas, la Secta Emperador Metal Misterioso probablemente no tuvo ninguna ventaja. Cada una de las tres potencias remanentes envió a sus élites máximas para este combate. Ellos serían naturalmente superiores.

Para los tres enemigos, Fa Nu de la Secta Vajra fue el más temible. Un ídolo dhármico apareció detrás de él cuando su dominio de ley se expandió. Con un suspiro, las runas dao se manifiestan en su dominio, capaces de matarlo todo.

Aunque la fuerza de Feng Qianxue también era muy poderosa, estaba en una situación difícil cuando se enfrentó a los ataques de Fa Nu. Ella no era lo suficientemente fuerte como para ganar contra él.

Finalmente, un brillo rúnico apareció alrededor de los pies de Fa Nu. Corrió por el aire y golpeó con una palma llena de poder titánico. Feng Qianxue hizo todo lo posible por defenderse, pero fue golpeada despiadadamente mientras caía del aire mientras tosía sangre.

“¡Qianxue!” Feng Zhu rugió, elevándose en el aire.

“¡Detente ahí!” Otra persona de la Secta Vajra resopló fríamente. Una palma dorada apareció en el cielo, impidiendo que Feng Zhu avanzara.

“¡BANG!” Con un fuerte estruendo, esa palma gigante se rompió. En este momento, una figura con movimientos similares a un Gran Roc se disparó en el aire, atrapando a Feng Qianxue con una mano mientras lanzaba una gigantesca impresión de palma con la otra, chocando de frente con la palma gigante de Fa Nu. Un eco atronador retumbó, Qin Wentian tomó prestada la fuerza para retirarse en dirección a la Secta Emperador Metal Misterioso. Luego miró a Feng Qianxue y le preguntó: “¿Estás bien?”

“Estoy bien”. El rostro de Feng Qianxue estaba pálido, había rastros de sangre en las comisuras de sus labios mientras su aura fluctuaba.

“Es este hombre otra vez”. Ese Rey Inmortal que fue derrotado por Qin Wentian antes, tenía la intención de matar en sus ojos. “¿No es un forastero? Este es un asunto íntimo entre las potencias remanentes, pero ¿por qué está interfiriendo a la fuerza? Secta Emperador Metal Misterioso, ¿cómo trataran con él?”

La gente de la Secta Emperador Metal Misterioso miró desconcertada a Qin Wentian. No esperaban que la velocidad de Qin Wentian fuera tan rápida. Sus movimientos eran como un verdadero Gran Roc, capaz de moverse con la velocidad del rayo.

“En realidad hay un extraño que interfiere con los asuntos internos de las potencias remanentes del Templo Sagrado Mausoleo Oriental. ¿Deberíamos matarlo?” Ese Rey Inmortal de la Doctrina Sagrada del Sol habló de nuevo, su tono extremadamente glacial.

“¿Los asuntos internos de las potencias remanentes del Templo Sagrado Mausoleo Oriental? Si este es el caso, ¿no son todos ustedes también forasteros? ¿Por qué están aquí la Doctrina Sagrada del Sol y el Templo Relámpago Divino? ¿Ustedes serán asesinados? ¿Por qué todavía están ladrando tan fuerte? entreguen sus vidas ahora” Qin Wentian se burló.

“¡Imprudente!” El líder de la Doctrina Sagrada del Sol salió, causando que la tierra cerca de él se resquebrajara por la furia de sus llamas.

Todos comprendieron naturalmente las palabras de Qin Wentian, incluidas las personas de la Secta Emperador Metal Misterioso. Sin embargo, aunque entendieron, ninguno de ellos se atrevió a decirlo en voz alta ante la Doctrina Sagrada del Sol y el Templo Relámpago Divino. Al decir esto, Qin Wentian simplemente estaba golpeando sus caras. ¿No estaba cortejando a la muerte?

“Este hombre ha insultado a mi Doctrina Sagrada del Sol. ¿Es alguien de tu Secta Emperador Metal Misterioso?” Ese líder de la Doctrina Sagrada del Sol ya no miró a Qin Wentian. Volvió su mirada al viejo Anciano de la Secta Emperador Metal Misterioso.

El Anciano miró a Qin Wentian, no sabía qué responder.

“Un forastero que interfiere en nuestros asuntos internos. Su Secta Emperador Metal Misterioso manejará mejor esto y nos dará una buena respuesta”. Un experto del Culto Campana Celestial habló fríamente, amenazando a la Secta Emperador Metal Misterioso, queriendo que trataran con Qin Wentian.

“Él no es un forastero”. En este momento, Feng Qianxue habló, haciendo que todos se volvieran hacia ella.

Solo para ver a Feng Qianxue abrazando el brazo de Qin Wentian mientras se recostaba contra él. “Es el hombre del que estoy enamorada. Cuando vio que estaba herida, naturalmente se enfurecería”.

Los ojos de Qin Wentian brillaron cuando escuchó eso, pero no dijo nada. La Doctrina Sagrada del Sol y el Templo Relámpago Divino eran demasiado dominantes, dirigiendo las otras tres potencias remanentes, queriendo capturar a los Hijos Sagrados y Santas Doncellas de la Secta Emperador Metal Misterioso. En este momento, la Secta Emperador Metal Misterioso estaba realmente pisando hielo fino, estaban en una situación extremadamente desesperada.

Cuando la voz de Feng Qianxue se desvaneció, muchas miradas con intención asesina se volvieron hacia Qin Wentian. Había muchos expertos entre las tres potencias remanentes que eran aficionados a Feng Qianxue. Pero ahora, Feng Qianxue en realidad se estaba lanzando a su abrazo, ya no era tan pura ni tan santa como antes. Estas personas no pudieron evitar sentir celos y odio por Qin Wentian.

“Todos, ¿qué tal si le damos a nuestra secta un mes de tiempo? Tenemos que informar esto a nuestro líder de secta”. Ese viejo Anciano de la Secta Emperador Metal Misterioso habló.

“Un mes es demasiado largo. Siete días. Quiero una respuesta dentro de siete días”. El líder de la Doctrina Sagrada del Sol hablaba fríamente.

“Bien, siete días entonces”. Ese viejo Anciano estaba indefenso, solo pudo asentir de acuerdo.

“Genial. Dado que este es el caso, permaneceremos aquí durante los próximos siete días. Todos, volvamos primero”. El líder de la Doctrina Sagrada del Sol habló con los expertos de las otras tres potencias remanentes. Fa Nu y muchos otros expertos lanzaron una mirada fría a Qin Wentian, irradiando su intención de matar. Fa Nu transmitió su voz a Qin Wentian: “Tomaré tu vida de perro después de siete días”.

Mientras hablaba, se dio la vuelta y se fue. ¡Los otros expertos de las tres potencias remanentes también se fueron!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente