Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 969 – Una Transformación Perfecta

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

En la Ciudad Ancestral, bañándose en el sagrado resplandor de la Luminosidad Sagrada, el cuerpo de Qin Wentian brilló con una luz radiante. Dentro de su cuerpo, el Qi Astral y la luz rúnica se entrelazaban juntas, lo que provocaba estruendos atronadores. En este momento, ya podría soportar el dolor de alguna manera. Él comenzó a monitorear el flujo de energía en su cuerpo.

Estas runas brillaban frenéticamente, la energía violenta se juntaba en una espada terriblemente afilada. Al instante, el zumbido de diez mil espadas resonó en su cuerpo, su poder sacudió el cielo, mientras circulaban incesantemente alrededor de Qin Wentian. Comenzó a irradiar un Qi Espada sin límites, y él mismo estaba formado de pura intención de espada. En este estado, podría condensar fácilmente partículas de Qi Divino. Este fue el estado más perfecto del Método de Refinamiento Espiritual.

El cuerpo de Qin Wentian experimentó otra transformación, ya que la energía impecable y pura de su línea de sangre actuó como guía. La luz rúnica centelleó y apareció la terrorífica silueta de un Roc de Viento, condensando fácilmente el Qi Astral en el Qi Divino de Viento que contenía el poder del Roc de Viento. El Método de Refinamiento Espiritual en el nivel de Gran Perfección fue verdaderamente sin fallas.

Cuatro grandes Constelaciones aparecieron en el aire, cada una de ellas parecía evolucionar continuamente. La gigantesca figura de la Constelación Supresión de Destrucción, parecida a la divinidad, estaba cubierta de innumerables runas supresoras. Se extendió a través del espacio, exudando un poder aniquilador supremo que podría suprimir todas las cosas a través del tiempo.

En cuanto a la Constelación Masacre de Espada, la intención de espada evolucionó sin fin. Se transformó en una luz rúnica de espada que descendió del cielo, conteniendo una espada suprema que podría exterminar todo en la existencia.

Para la Constelación Demonio Soberano, numerosos Demonios Mayores supremos se manifestaron en el aire, causando que los corazones de las personas temblaran.

Y la última de las cuatro, la Constelación Mundo de Sueños, su maravilloso y único poder de sueños e ilusiones creció aún más.

El cambio más evidente no era otro que el **** de Qin Wentian. Con el Arte de Refinamiento Corporal Demonio Inmortal y el poder de dos líneas de sangre en él, su cuerpo actual era como el de un verdadero inmortal o demonio. Usando una armadura demonio inmortal de platino con luz de color sangre circulando alrededor, junto con runas de espada, runas de Roc de Viento y todo tipo de runas de atributo grabadas en él, actualmente estaba liberando un cuerpo perfecto que sacudía el mundo.

“¡BOOM!” Una aterradora aura se alzó en el cielo. El estruendo en el cuerpo de Qin Wentian se volvió aún más aterrador mientras sus Constelaciones brillaban más resplandecientes que nunca. Su aura se hizo aún más vasta: era un signo de avance de la base de cultivo.

Después de experimentar el proceso del bautismo, el nivel de cultivación de Qin Wentian llegó a la etapa final de Tianxiang, el 9no nivel.

El próximo paso sería la inmortalidad.

Después de tantos años desde que llegaron a los reinos inmortales, Qin Wentian finalmente había alcanzado este nivel. Ahora estaba solo a un paso de la inmortalidad.

Qin Wentian agitó su mano y en unos momentos se manifestó una sombra, transformándose en la silueta de un Ave Bermellón. No era otro que Purgatorio.

Purgatorio naturalmente sabía lo que Qin Wentian había experimentado. Al estar en el torrente sanguíneo de Qin Wentian, recibió la mejor nutrición. Un resplandor rojo llenó el cielo en el momento en que apareció, y lentamente voló por los aires, pasando por el mismo proceso de bautismo de la Luminosidad Sagrada con un espíritu indomable.

“~ ROAR ~” Un rugido estremecedor resonó. No muy lejos, Xiao Hundan que se estaba bañando en el resplandor sagrado estaba actualmente envuelto en un resplandor dorado. Su cuerpo gradualmente se volvió dorado, como si estuviera usando una armadura hecha de oro puro. Inclinando su cabeza y rugiendo en el cielo, una suprema aura de rey surgió de él. Todo su cuerpo se volvió dorado reluciente, era como un rey entre los demonios.

Todos estaban experimentando una transformación. Incluso para Zi Qingxuan, ella también había logrado aguantar. Aunque estaba en un dolor y agonía inconcebibles, tenía una voluntad incomparablemente fuerte que fortaleció su determinación. Ella no permitiría que la distancia entre ella y los demás se ampliara, y era una oportunidad tan rara para poder bañarse en la luz sagrada de la Luminosidad Sagrada. ¿Cómo podría fallar así como así?

Aunque tuvo que soportar dolor y agonía sin límites, Zi Qingxuan apretó los dientes mientras su cuerpo también experimentaba una transformación.

Luminosidad Sagrada: la legendaria luz sagrada de la antigüedad. Incluso los Emperadores Inmortales verían esto como un tesoro supremo. Habían encontrado esto en la Ciudad Ancestral, y ahora Qin Wentian y sus compañeros estaban experimentando transformaciones basadas en su potencial individual y talento.

No se sabía si era porque Xiao Hundan era una bestia demoníaca; fue el primero en terminar la transformación y salir de la Luminosidad Sagrada. Su cuerpo flotaba en el aire, mirando a los demás. El ahora exudaba un aura extremadamente terrorífica en el pináculo de Tianxiang. El bautismo también dejó todo su cuerpo volviéndose extremadamente relajado. Era como si el alma de Xiao Hundan haya sido bautizada también.

Y en este momento, sus ojos de repente brillaron con nitidez, volteándose hacia una silueta solitaria que lentamente se acercaba. Esta nueva llegada no era otra que Mo Xie.

La expresión de Mo Xie era pesada, mirando fijamente al grupo de personas que experimentaban el bautismo de la Luminosidad Sagrada. Su corazón tembló violentamente cuando vio la luz sagrada.

“¿Es eso… la Luminosidad Sagrada?!!” Mo Xie exclamó en estado de shock. Sus pasos se apresuraron hacia adelante. A partir de ahora, la oportunidad de obtener una porción de la herencia del Gran Emperador Celestial Brahma de Xiao Hundan ya no era tan importante temporalmente.

La Luminosidad Sagrada era un sagrado resplandor de la antigüedad.

El cuerpo gigantesco de Xiao Hundan se lanzó hacia delante, obstruyendo a Mo Xie mientras este rugía atronador. Los oscuros ojos dorados de Mo Xie parpadearon con frialdad. “No es necesario que corras hacia la muerte. Tu porción de herencia será mía tarde o temprano”.

Después de hablar, Mo Xie dio un paso al costado y corrió hacia la Luminosidad Sagrada.

“¡ROAR!” Xiao Hundan se transformó en un rayo de luz dorada, disparando hacia Mo Xie mientras sus garras doradas laceraban hacia afuera. Las aterradoras garras tenían el poder de desgarrar el cielo y la tierra. Los ojos de Mo Xie brillaron con una frialdad extrema mientras su cuerpo brillaba con una demoniaca fuerza de tribulación. Sus oscuras palmas doradas explotaron con fuerza suficiente como para sacudir toda el área.

Después del impacto ensordecedor, ambos fueron forzados hacia atrás. Esta escena causó que Mo Xie se congelara mientras sus ojos brillaban con una luz aterradora.

“Después de experimentar el bautismo de la Luminosidad Sagrada, tu fuerza se ha disparado en la medida en que ya no eres inferior a mí”. La voz de Mo Xie era tan fría como el filo de un cuchillo. Liberó su Constelación Tribulación Demoniaca como una ilimitada fuerza de tribulación demoniaca lanzada contra Xiao Hundan. Xiao Hundan se elevó hacia el cielo y con un rugido de ira, se transformó en la forma de un Gran Roc de Alas Doradas, brillando con un resplandor dorado.

Desde hace mucho tiempo, Xiao Hundan ya tenía la capacidad de metamorfosis. Era una habilidad innata que poseía Xiao Hundan. Y ahora, después del bautismo, la precisión de las criaturas en las que podría transformarse se había hecho cada vez más real. Él ahora era un verdadero Gran Roc de Alas Doradas, una especie aviar divina incomparablemente suprema.

La luz de tribulación demoniaca se disparó. Xiao Hundan envolvió sus alas protectoramente alrededor de su cuerpo, bloqueando el ataque antes de abrir sus alas nuevamente con tal fuerza que incontables hojas de viento se acercaron a Mo Xie. En este momento, Xiao Hundan era mucho más poderoso que antes.

“¡Bzz!” Mo Xie una vez más corrió hacia la Luminosidad Sagrada. Él no estaba dispuesto a enredarse con Xiao Hundan. En este momento, solo quería entrar en el área de la luz sagrada, experimentar el bautismo y lograr una transformación. Un viento furioso silbaba sobre él… ¡La velocidad de Xiao Hundan era demasiado rápida! Las alas doradas se desgarraron una vez más, apuntando directamente a la cabeza de Mo Xie.

La palma de Mo Xie se volvió de un color oscuro dorado, y bruscamente se estrelló hacia adelante, teniendo éxito en agarrar las alas doradas. Las poderosas alas rasgaron sus oscuras palmas doradas mientras sonaban sonidos metálicos. Después de lo cual, con un poderoso rugido, Mo Xie usó la totalidad de su fuerza para arrojar a Xiao Hundan. Un poder supremo poderoso brotó junto a un sable demoniaco materializado en su mano. Mo Xie luego se volvió hacia la dirección de Xiao Hundan y despiadadamente cortó.

Xiao Hundan extendió sus alas, disparando a través del cielo como un relámpago dorado, evadiendo ese golpe mortal. Mo Xie no tuvo tiempo de seguir persiguiéndolo. Inmediatamente se adelantó para moverse hacia la Luminosidad Sagrada.

“¡ARGH!” Una voz llena de dolor extremo sonó. A pesar del físico indestructible de Mo Xie, todavía estaba afectado por el bautismo de la luz sagrada. Esa ola de energía de la Luminosidad Sagrada penetró por completo en su cuerpo, y sintió como si se haya derretido en pegamento.

“¡BOOM!” El Qi Demoniaco de Mo Xie se alzó en el cielo, barriendo los Cielos y la Tierra mientras oleadas de Qi de tribulación demoniaca permearon la atmósfera. Sus oscuros ojos dorados brillaban con una persistencia aterradora, exhibiendo una voluntad de hierro. Xiao Hundan corrió hacia el área fuera de la Luminosidad Sagrada, mirando a Mo Xie quien ahora estaba bañado en la luz sagrada. Esa área estaba llena de un temible poder destructivo, no había forma de que nadie luchara dentro de ella. En cuanto a lanzar ataques desde el exterior, todos los ataques se desintegrarían en el momento en que entraran en contacto con la luz. Ya era imposible detener a Mo Xie.

Después, Nanhuang Yunxi, Qing’er y Jun Mengchen también habían terminado sus transformaciones, y salieron del área llena de la Luminosidad Sagrada. Cuando vieron a Mo Xie, sus semblantes se pusieron rígidos mientras sus ojos se volvieron fríos.

Este tipo estaba aquí también. Esa prueba en el mundo ilusorio con los Demonios Mayores había atrapado evidentemente a aquellos del Portal Inmortal Sabio Oriental, pero no pudo detener a Mo Xie.

La fuerza de Mo Xie estaba originalmente en un nivel muy aterrador. Incluso si luchara solo contra un Demonio Mayor, no estaría en desventaja. Por lo tanto, él pudo llegar aquí.

“Después de sufrir el bautismo de la Luminosidad Sagrada, la fuerza de Mo Xie seguramente será aún más aterradora”, dijo Nanhuang Yunxi en voz baja.

“No hay nada que temer. Tanto mi Sénior hermano como yo hemos avanzado hasta el 9no nivel después de nuestra experiencia. A menos que se abra camino y se eleve a la inmortalidad, su mejora no será mayor que la nuestra”, aseguró Jun Mengchen. “Mientras se atreva a salir, lo enterraremos aquí”.

“No hay forma de que ascienda a la inmortalidad. Para hacerlo, se requiere primero establecer una Fundación Inmortal. Aunque la Luminosidad Sagrada puede estimular nuestro potencial en gran medida, no ayudará a los Cultivadores Marciales Estelares a formar automáticamente una Fundación Inmortal”. Nanhuang Yunxi negó con la cabeza y continuó: “Establecer la Fundación Inmortal de uno requiere una preparación suficiente y extensa. No es algo que uno pueda romper por capricho”.

Mientras hablaban, salió Hua Taixu. Sus Ojos de Samsara se habían vuelto aún más terroríficos, tan profundos que parecían extenderse a la eternidad. Su base de cultivo también había llegado al 9no nivel. La Luminosidad Sagrada fue capaz de permitir que las Constelaciones de los Ascendentes de 8vo nivel sufrieran una transformación, lo que les permitió atravesar perfectamente el siguiente nivel. De hecho, incluso los Ascendentes de 7mo nivel tenían la posibilidad de elevarse en dos niveles e ingresar al 9no nivel de Tianxiang.

Qin Wentian y Zi Qingxuan salieron casi al mismo tiempo. Al final, Zi Qingxuan aún logró soportar la presión y también experimentó una transformación. En cuanto a Qin Wentian, no hay mucho que decir. El ahora, sus ojos brillaban con un resplandor divino sorprendente, capaz de ver a través de los corazones de las personas. Su cuerpo ahora brillaba con una temible luz rúnica, ¡una transformada en perfección!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente