Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 940 – Un Personaje Incomparable

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

El aura de Nanhuang Yunxi era extremadamente fría. Sin embargo, a pesar de esto, las aterradoras llamas divinas a su alrededor no lo eran.

Los otros genios también descubrieron la presencia de Nanhuang Yunxi. Se volvieron bruscamente mientras sus expresiones cambiaban, llenas de temor y terror. Sus auras brotaban frenéticamente, pero Nanhuang Yunxi no parecía haberse dado cuenta en absoluto. Una luz brillante comenzó a irradiar de ella; las resplandecientes llamas tan carmesí que eran parecidas a la sangre, y tenían una extraña belleza para ellas.

Nanhuang Yunxi volvió a señalar con el dedo hacia adelante. Las brillantes llamas carmesí se desplazaron por el aire, tomando la forma de un ala tremendamente afilada que cortó con poder absoluto. El brazo de un genio fue cortado, mientras que los otros genios atacaron todos simultáneamente en un intento de evitar su ataque. Mientras todo esto sucedía, nadie estaba bloqueando a Zi Daoyang, y se estaba acercando cada vez más a una de las dos posiciones abiertas para la herencia.

Se sentía como si ya era seguro que el mejor posicionado de la Clasificación Ascensión Inmortal, Zi Daoyang, seguramente sería uno de los nueve herederos. En cuanto a los genios restantes, solo podían luchar y competir entre sí por el lugar restante.

Nanhuang Yunxi masacró su camino, sus movimientos eran concisos, haciendo que todos los genios aquí sintieran una sensación de peligro extremo.

Los tres mejores posicionados de la Clasificación Ascensión Inmortal estuvieron aquí. Entre ellos, el posicionado No. 2 ya había estado sentado de forma segura en su posición durante un tiempo desconocido. Lo más probable es que pronto terminaría comprendiendo su parte de la herencia. Y después de que el No. 1, Zi Daoyang obtuviera un puesto, ¿quién más podría enfrentarse a la No. 3, Nanhuang Yunxi?

Qin Wentian frunció el ceño. ¿Esa fue realmente Nanhuang Yunxi?

“¡Nanhuang!” Qin Wentian la llamó mientras aceleraba hacia Nanhuang Yunxi. Qing’er lo siguió de cerca detrás.

Nanhuang Yunxi estaba actualmente luchando contra los otros genios, matándolos sin descanso, y no tenía tiempo para molestarse con Qin Wentian. Qin Wentian y Qing’er, quienes fueron los más alejados en la parte posterior, fueron ignorados por todos los demás. Eso, además el Qi Espacial de Qing’er ayudando en su camino, los dos lograron acercarse cada vez más a Nanhuang Yunxi.

“Puchi…” Nanhuang Yunxi de repente giró sus ojos hacia ellos, directamente cortando otro ataque. Ahora estaba apuntando a Qin Wentian y Qing’er. En ese momento, cuando Qin Wentian vio que sus ojos parpadeaban con extrema frialdad, se dio cuenta de que carecía de cualquier brillo de emoción. Mientras miraba más adentro, Qin Wentian podía ver otro par de ojos que lo llenaban de una sensación de familiaridad.

“¡Bang!” La energía de Qing’er y los ataques de Nanhuang Yunxi colisionaron juntos.

“¡Eres tú!” De repente, Qin Wentian comprendió quién era la persona que los precedía. Esta no era Nanhuang Yunxi en absoluto. Era la aparición femenina con la que se habían encontrado anteriormente cuando pisaron por primera vez las Montañas Inframundo. Ella poseía un poder misterioso; la capacidad de poseer los cuerpos de otros. En este momento, Qin Wentian tenía una fuerte sensación de que esta misteriosa mujer era la que poseía Nanhuang Yunxi, con la intención de usar su cuerpo para tomar una posición para la herencia.

Qin Wentian fue repentinamente presa de un pensamiento extraño. ¿Podría ser que la persona que filtró las noticias sobre la herencia del Gran Emperador Celestial Brahma no haya sido otra que ella?

Atrayendo a todos los genios a estas Montañas Inframundo, planeando apoderarse de la herencia del Gran Emperador Celestial Brahma. Teniendo en cuenta todas las pistas posibles, solo esta existencia de aparición femenina podría haber difundido las noticias. Mo Xie todavía estaba absorto en comprensión, no tenía forma de salir de este lugar en absoluto. ¿Cómo pudo haber informado a alguien más?

“Qing’er, necesito acercarme a ella”, dijo Qin Wentian. Qing’er no dijo nada, ella explotó directamente con un Puño Laceración Espacial, destrozando el espacio. Los fríos ojos de Nanhuang Yunxi se volvieron en su dirección, y señaló con otro dedo. Instantáneamente, todo el espacio entre ellos se llenó de un rojo encendido, como alas de llamas que cortan interminablemente para dividirlos.

“¡Lancen ataques rápidamente para contenerla!” Qin Wentian rugió a los otros genios. Sin embargo, ¿cómo podrían molestarse con esto? Todos se precipitaban hacia la posición restante, haciendo todo lo posible por llegar a ella. En cuanto a Nanhuang Yunxi, ahora estaba distraída y retenida por Qing’er y Qin Wentian. Ella no podía interferir con su deseo de apoderarse de la herencia, por lo tanto, nadie se molestaría en atacarla.

Al ver esto, Qin Wentian se puso rígido. Sabía que era inútil contar con estas personas. Pero no había forma de que permitiera que la aparición femenina que poseía a Nanhuang Yunxi se apoderase de la herencia.

Si esta misteriosa hembra obtuviera la herencia, Nanhuang Yunxi probablemente ya no sería Nanhuang Yunxi. Esa mujer misteriosa seguramente ocuparía su cuerpo para siempre al usarla como medio para comprender la herencia. La verdadera Nanhuang Yunxi desaparecería para siempre, y en el futuro, Xiao Hundan y ella serían enemigos en lados opuestos. Esto era algo que Qin Wentian no estaba dispuesto a ver.

“Qing’er, solo retrásala”. Qin Wentian cambió de repente su estrategia. Su cuerpo se expandió al mismo tiempo que detonaba con sus palmas. Figuras doradas de supresión descendieron del cielo, cayendo alrededor de Nanhuang Yunxi, cortando su camino para avanzar.

La frialdad en los ojos de Nanhuang Yunxi era escalofriante, y miraba con odio a Qin Wentian. Ella hizo todo lo posible, pensando en todos los métodos viables para obtener la herencia del Gran Emperador Celestial Brahma. Ahora que la herencia estaba justo delante de ella, Qin Wentian lo había echado a perder para ella una vez más. ¿Cómo podría ella no sentir enojo y hostilidad?

“¡Bzz!” Un gigantesco anillo de luz carmesí brotó de Nanhuang Yunxi, atravesando los Cielos y la Tierra. El linaje de Nanhuang Yunxi estaba zumbando con poder mientras las alas incomparablemente resplandecientes del fénix tomaron forma a sus espaldas. Con un poderoso movimiento, sus alas se inclinan hacia delante, como para destrozar todo este espacio.

Qing’er miró tranquilamente el ataque entrante, su largo cabello ondeando en el viento. Ambas palmas explotaron en un frenesí, manifestando el Diagrama Corte Inmortal que se transformó en un vórtice, tragándose la totalidad del poder en el ataque de Nanhuang Yunxi.

“Qing’er, vámonos”. Qin Wentian miró hacia adelante, y al ver que la situación había llegado a una conclusión, no había necesidad de que continuaran esta lucha. Esta misteriosa mujer no podría obtener la herencia, y seguramente regresaría a su cuerpo original. Ya no tenía ningún significado para ella poseer a Nanhuang Yunxi.

Dadas las habilidades únicas de esta misteriosa hembra, ella era lo suficientemente fuerte como para poseer sin esfuerzo a alguien como Nanhuang Yunxi. Básicamente, no habría nadie en el Reino Tianxiang capaz de enfrentarse a ella. Solo Qin Wentian, con el poder de su línea de sangre, pudo causar una amenaza a la misteriosa hembra.

Qing’er golpeó, su Diagrama Corte Inmortal se disparó hacia adelante mientras ella y Qin Wentian decidían retirarse. Nanhuang Yunxi se defendió contra su ataque, pero no intentó perseguirlos. Volvió a la posición de herencia, pero cuando vio la situación, no pudo evitar ponerse pálida.

Zi Daoyang ya había tenido éxito. Y en cuanto al último punto abierto, fue arrebatado por el pájaro demoníaco, Zhan Peng. Todo el cuerpo de Zhan Peng estaba plagado de heridas y se encontraba en un estado extremadamente miserable. Justo antes de saltar al diagrama de herencia, el látigo de Xu Ruxue azotó despiadadamente su cuerpo. El terrible látigo largo desgarró su carne, dejando atrás heridas profundas y sangrientas. Sin embargo, ni siquiera pronunció un grito de dolor, y dio ese último paso con su voluntad de hierro y persistencia. Aunque su origen era el de una especie de ave demoníaca ordinaria, tenía algunos aspectos extraordinarios en su personalidad.

“¡ARGH!” Nanhuang Yunxi dejó escapar un largo grito lleno de ira incomparable. Se podía ver ira pintada en sus rasgos, y esa frialdad aguda en sus ojos causaba escalofríos en los corazones de los genios de los alrededores. Miraron a Nanhuang Yunxi con incredulidad, esta No. 3 de la Clasificación Ascensión Inmortal estaba liberando una presión inconcebiblemente aterradora. Su ira puede hacer que sientan miedo desde lo más profundo de sus almas.

Sin embargo, había muchos otros cuyos corazones también estaban llenos de negación por este resultado, y continuaron dirigiéndose hacia la posición que Zhan Peng tomó, queriendo echarlo del diagrama y tomar su lugar. Pero en el instante en que Zhan Peng se sentó en el diagrama, una jaula de luz lo envolvió por completo. Los ataques de estos genios fueron bloqueados por esa barrera, incapaces de causar ninguna amenaza a Zhan Peng.

Al ver esta escena, la emoción salvaje brilló en los ojos de Zhan Peng. Finalmente lo había obtenido. En medio de la lucha caótica, finalmente había obtenido una parte de una herencia. Seguramente disfrutaría de un ascenso meteórico a partir de ahora, matando a los soberanos del cielo, convirtiéndose en una existencia que sobrepasaba a las aves de las divinidades.

Qin Wentian y Qing’er decidieron irse en silencio. Desde que Xiao Hundan tuvo su propia buena suerte, Qin Wentian naturalmente le deseó lo mejor desde el fondo de su corazón. Sin embargo, los enemigos que Xiao Hundan enfrentaría pronto eran extremadamente terroríficos. Solo estas tres personas aquí… el posicionado No. 7 Zhan Peng, el posicionado No. 2 Mo Xie y el posicionado No. 1 Zi Daoyang; todos eran individuos extremadamente poderosos. Además, hubo otros cinco que obtuvieron la herencia del Gran Emperador Celestial Brahma mucho antes de esto. Nadie sabía quiénes eran, ni qué niveles de cultivo poseían.

Los dos regresaron a la zona antes de entrar a la caverna. Los ocho Emperadores Inmortales ya no exudaban sus auras y habían regresado a sus ataúdes de madera. Era como si nunca hayan resucitado. Qin Wentian naturalmente no perturbaría su descanso. Continuó su camino hacia afuera, y en el momento en que salió, vio a ese misterioso viejo vestido de gris con su espalda frente a ellos. Esta silueta de aspecto solitario del viejo parecía fusionarse con el aura gris de muerte que irradiaba desde este lugar. Era como si el viejo fuera el gobernante supremo de este lugar. Si Qin Wentian no haya visto personalmente la estatua del Gran Emperador Celestial Brahma, incluso podría haber supuesto que este viejo era el mismo Gran Emperador Celestial Brahma.

Los ojos de Qin Wentian se llenaron de desconcierto. ¿Quién era este misterioso viejo hombre exactamente?

“Todo ha concluido”, murmuró el viejo vestido de gris. Las nueve posiciones de la herencia ahora han recibido un sucesor. Era como si su misión en la vida se haya completado.

“Creo que recuerdo algo”. Parecía que el viejo estaba hablando solo, y su espalda todavía estaba frente a Qin Wentian y Qing’er.

“Este lugar es donde el Gran Emperador Celestial Brahma dejó su herencia. Él dividió su herencia en nueve porciones, queriendo que los nueve sucesores se pelearan entre sí. Una vez que las nueve porciones de la herencia sean comprendidas, los nueve sucesores lo sentirán”. Ese viejo hombre continuó en voz baja. Miró hacia adelante, y extendió la mano, señalando hacia el frente, “No solo recuerdo al Gran Emperador Celestial Brahma, también recuerdo quién era ‘él’. En aquel entonces, cuando el nombre del Gran Emperador Celestial Brahma sacudió los reinos inmortales, él mató a ocho Emperadores Inmortales en una sola batalla, tiránicamente dominando a todos los que lo desafiaron, y otorgándoles la muerte a cada uno. En este mundo, ¿quién no le temía y reverenciaba?

El misterioso viejo vestido de gris parecía ponerse cada vez más agitado. Señaló el otro lugar a la derecha, el que irradiaba el aura dorada pura de Reyes y Emperadores mientras hablaba, “Solo él… Solo él podía luchar contra el Gran Emperador Celestial Brahma. Era un verdadero personaje supremo; contra el Gran Emperador Celestial Brahma solo e incluso logró encarcelarlo aquí. Tal personaje, nunca ha habido nadie como él en la totalidad de la existencia del reino inmortal… “

Pagina Anterior
Pagina Siguiente