Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 939 – Nueve Grandes Herencias

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Qin Wentian y Qing’er se lanzaron a las profundidades de las cavernas, y como era de esperar, los ocho Emperadores Inmortales no los persiguieron. Avanzaron juntos, sintiendo el aura antigua y arcaica que impregnaba la atmósfera.

Finalmente, Qin Wentian y Qing’er se detuvieron cuando vieron las ruinas antiguas ante ellos. Sus miradas se fijaron sólidamente en la escena que tenía delante.

Delante de ellos había una estatua aterradora y alta en el cielo. La estatua se parecía a una bestia demoníaca incomparablemente gigantesca que emanaba un aura tiránica sin precedentes. Tenía un total de nueve cabezas y nueve pares de ojos. Cada par contenía un tipo diferente de voluntad aterradora, y cada tipo de voluntad poseía una intensidad que podría sacudir los Cielos, sin rival en este mundo.

Cuando uno miraba a las nueve cabezas alineadas, podían sentir claramente la imponente tiranía que hablaba de dominio absoluto. En la vida, no se sabía exactamente cuán aterradora había sido esta bestia demoníaca.

Las nueve cabezas se extendieron desde un cuerpo. Además, parecía haber rastros de una semejanza entre esta bestia demoníaca y Xiao Hundan.

“¿Es este el Gran Emperador Celestial Brahma? La leyenda cuyo nombre sacudió los reinos inmortales, perdurando a través de los ríos del tiempo. ¿Es su verdadero cuerpo el de una bestia demoníaca? ¡El Gran Emperador Celestial Brahma!” Qin Wentian reflexionó en su corazón. Debajo de cada una de las nueve cabezas, había un diagrama intrincado que tenía con finura un total de nueve posiciones.

En este momento, había dos siluetas sentadas respectivamente en dos de los diagramas.

Un humano y un demonio.

¡Ese demonio no era otro que Xiao Hundan!

En cuanto a ese humano, era un hombre joven que irradiaba un aura extremadamente escalofriante. Tenía las cejas tan afiladas como espadas, y aunque sus ojos estaban cerrados, todavía emitía una sensación de nitidez. El instinto le dijo a Qin Wentian que este joven era definitivamente un personaje extremadamente peligroso.

“El posicionado No. 2 de la Clasificación Ascensión Inmortal, Mo Xie”, murmuró Qin Wentian suavemente, al darse cuenta instantáneamente de quién era este hombre. No era otro que el personaje despiadado mencionado por los otros genios. El posicionado No. 2 realmente había llegado mucho antes. No solo eso, él dependía de su propia fuerza para llegar tan lejos. Sus experiencias seguramente deben haber sido mucho más difíciles de lo que Qin Wentian podría imaginar.

“¿Que está pasando?” Qin Wentian miró los otros diagramas. Entre los nueve diagramas, había algunos que ya estaban completamente oscuros: las líneas rúnicas ya se habían desvanecido. Eran incluso más tenues que el diagrama en el que Mo Xie estaba sentado.

“Mo Xie ha estado aquí por mucho tiempo y, evidentemente, debe haber comprendido la herencia del Gran Emperador Celestial Brahma antes que Xiao Hundan. En ese caso, la penumbra del resplandor de los diagramas indica el grado de comprensión que el Elegido tiene. Para aquellos diagramas que ya eran completamente oscuros, esto debe significar que debe haber otros expertos que ya hayan terminado de comprenderlos. En ese caso, ¿esto significa que hubo otros antes de Mo Xie que también ingresaron aquí? ¿O fueron estos diagramas compilados por Mo Xie solo?” Muchas preguntas surgieron en el corazón de Qin Wentian.

“Hay dos puestos más abiertos, ve y toma uno”. Qing’er se volvió para mirar a Qin Wentian. Su voz era melodiosa, y los rastros de anticipación se podían ver en sus ojos. Esto tenía una posibilidad muy alta de ser la herencia del Gran Emperador Celestial Brahma. Qing’er claramente esperaba que Qin Wentian fuera capaz de heredarlo también.

Los ojos de Qin Wentian parpadearon. Miró a Xiao Hundan, pero en ese momento, una luz radiante brilló. Qin Wentian vio a Xiao Hundan luchando por abrir los ojos. Miró a Qin Wentian y habló, “No lo hagas…”

“¡Xiao Hundan!” Qin Wentian gritó, el desconcierto llenando su rostro.

“Esta herencia está separada en nueve porciones, y cada individuo solo puede comprender una sola porción. Los reinos inmortales pertenecen a los Emperadores Inmortales, y ellos pueden gobernar sin oposición bajo los Cielos. Si uno desea comprender el poder completo del Gran Emperador Celestial Brahma, él primero tiene que devorar la fuerza de los otros ocho herederos, reuniendo las nueve porciones de la herencia en un solo cuerpo antes de que pueda tener éxito”, explicó Xiao Hundan. Su voz era todavía algo infantil, pero uno podía sentir la tiranía absoluta en las palabras que hablaba. Estas palabras deben ser algo dejado por el mismo Gran Emperador Celestial Brahma.

“Primero hay que devorar la fuerza de los otros ocho, haciendo que las nueve porciones de la herencia se junten en un solo cuerpo…” Los ojos de Qin Wentian parpadearon con nitidez. Vio esperanza y súplica en los ojos de Xiao Hundan. Evidentemente, Xiao Hundan no quería que cultivara el arte secreto del Gran Emperador Celestial Brahma. Porque una vez que lo haga, si quería completar las comprensiones, él y Xiao Hundan se convertirían en enemigos.

“Gran Emperador Celestial Brahma, un Emperador Demonio. Debe haber considerado la fuerza como lo más importante. Los débiles son alimento para los fuertes, tenía la intención de que los nueve herederos lucharan unos contra otros, devorando las comprensiones de los otros ocho. Indudablemente, la persona restante sería la existencia más aterradora”.

¿Cómo podría Qin Wentian no entender las intenciones del Gran Emperador Celestial Brahma? Qué método tan despiadado, haciendo que sus herederos luchen entre sí, lo que lleva al hecho de que solo uno sobrevivirá. En este caso, incluso si algunos de sus herederos murieran, la herencia del Gran Emperador Celestial Brahma aún sobreviviría.

Si solo se lo pasa a una sola persona, la probabilidad de que la herencia se pierda nuevamente sería significativamente mayor.

“Está bien, no lo comprenderé”. Qin Wentian sonrió. “¿Estarás en peligro aquí?”

En este momento, ya había dos herederos presentes. Una vez que el posicionado No. 2 termine su comprensión, y al darse cuenta de que Xiao Hundan es también uno de los nueve herederos, ese hombre despiadado seguramente actuaría contra Xiao Hundan.

Xiao Hundan negó con la cabeza. Después de lo cual presionó con sus patas. Al instante, una jaula de deslumbrante luz rúnica lo envolvió por dentro. La jaula de luz se formó a partir de muchos diagramas rúnicos complejos, y al ver esto, Qin Wentian sintió que su corazón se relajaba. Sería imposible para cualquier persona interrumpir por la fuerza el proceso de comprensión de esta herencia particular.

“¡Bzz!”

En este momento, el sonido del viento que brotaba del aire salió de detrás de ellos. Qin Wentian y Qing’er dieron vuelta, solo para ver a numerosos expertos precipitándose. No eran más que los genios que habían dejado afuera. Esta escena causó una mirada de perplejidad en los ojos de Qin Wentian. ¿Por qué estaban todos aquí?

Dado lo poderosos que eran los ocho Emperadores Inmortales, ¿realmente permitieron la entrada de todos estos genios?

Una silueta de color gris entró. El viejo se quedó parado en el aire y su mirada se posó en Qin Wentian y Qing’er.

“¿Por qué ustedes no tomaron las posiciones abiertas?” murmuró el viejo vestido de gris, mirando con curiosidad a Qin Wentian y Qing’er, como confundido de que no habían ido por la herencia.

Esta escena hizo que Qin Wentian entendiera algo. Solo había dos puestos más abiertos para la herencia del Gran Emperador Celestial Brahma. Antes de Mo Xie y Xiao Hundan, ya había cinco antes que ellos que habían comprendido la herencia. En ese caso, después de que él y Qing’er intervinieran, por derecho, no debería haber más puntos abiertos. Sin embargo, el viejo vestido de gris no había previsto que él y Qing’er no tratarían de tomar los dos últimos lugares abiertos para comprender la herencia.

“Mayor, voluntariamente decidimos abandonarla”, respondió Qin Wentian.

“Abandonarla… abandonarla…” El viejo estaba aturdido. Sin embargo, sus ojos de repente brillaron con una luz aterradora.

“~ swish~” Un furioso viento hizo explosión y el misterioso hombre vestido de gris apareció directamente en frente de Qin Wentian, a solo unos centímetros de distancia. Un aura temible brotó, causando que Qin Wentian sintiera una presión sofocante.

“¿Realmente la abandonaste?” El misterioso viejo parecía estar completamente enojado cuando dio un paso adelante. Con un estruendoso “boom”, el cuerpo de Qin Wentian fue lanzado hacia la estatua. Sin embargo, fue inmediatamente bloqueado por un poder terrorífico. Cuando se acercó a la estatua, una pantalla de luz rúnica irradió, exudando una presión incomparablemente pesada que le impidió golpear la estatua.

El semblante de Qing’er se había vuelto frío. Quería detener al viejo, pero solo vio la silueta del viejo parpadeando cuando apareció una vez más ante Qin Wentian. Esos ojos suyos eran extremadamente terroríficos.

“¿Ustedes dos realmente quieren renunciar a esto? ¿Por qué quieren renunciar a esto?”

“Mayor”. Qin Wentian señaló a Xiao Hundan mientras continuaba, “Él es mi amigo. Debes entender por qué elegí rendirme…”

“¡Tu amigo!” Ese misterioso viejo miró a Xiao Hundan, antes de volverse hacia Qin Wentian, como si de repente entendiera algo. Después de eso, suspiró, “Olvídalo. Simplemente déjalos que luchen entre sí. Dependerá de su suerte y destino determinar quién puede obtener la herencia completa al final”.

Cuando el sonido de su voz se desvaneció, su silueta parpadeó a la vez desapareció una vez más.

“La herencia…” Los ojos de todos los genios brillaban con nitidez, mirando la estatua demoníaca del Gran Emperador Celestial Brahma. Sus ojos se volvieron hacia las dos posiciones abiertas debajo de las dos cabezas, los diagramas deben ser el lugar para comprender la herencia.

“Vámonos”. Qin Wentian y Qing’er se hicieron a un lado. Después de lo cual, retumbaron los sonidos estremecedores mientras potentes oleadas de energía barrían todo.

La velocidad de Zi Daoyang fue la más rápida, e inmediatamente se lanzó hacia uno de los diagramas mientras él gritaba “¡PIÉRDANSE!”

Su rugido de ira sacudió los cielos, como el sonido del Gran Dao, causando que los corazones de todos allí temblaran violentamente.

“¡ESA POSICIÓN ES MÍA!” La velocidad de Zhan Peng también fue incomparablemente rápida. La terquedad ardió en su mirada. El Gran Emperador Celestial Brahma era un Emperador Demonio. En ese caso, tenía que tener una de las posiciones sin importar qué. Él y el Gran Emperador Celestial Brahma eran bestias demoníacas.

“¡BOOM!” Zi Daoyang empujó más allá de la presión generada por la estatua, mientras su aura se alzaba en los Cielos. Nadie se atrevió a detenerlo.

Los otros detrás de él también se habían precipitado frenéticamente hacia adelante. Sin embargo, cuando sintieron la presión generada por la estatua, se sintieron como si hayan pisado un pantano. Fue extremadamente difícil avanzar un solo paso, pero a pesar de esto, aún hicieron todo lo posible para intentar dar un paso al frente.

Los brazos de Gu Mo se extendieron, brillando con un resplandor rúnico, golpeando las espaldas de dos genios. Los dos desafortunados murieron instantáneamente del ataque; habían sido atrapados por sorpresa mientras resistían el campo de presión.

La Constelación Látigo Divino de Xu Ruxue se desató hasta sus límites. Un largo látigo se materializó en su mano y barrió ferozmente hacia afuera. Los crujientes sonidos de latigazos resonaron interminablemente, y cada latigazo tenía suficiente poder para penetrar hasta el hueso, causando profundas heridas sangrantes a sus objetivos.

En cuanto a los otros genios, todos ellos estaban atacando en un frenesí. Como todos se vieron afectados por el campo de presión similar al pantano, les resultó extremadamente difícil moverse y solo podían intercambiar golpes para negarse a los ataques de los demás. Fue una situación extremadamente peligrosa.

En un abrir y cerrar de ojos, más de diez genios habían muerto o habían resultado gravemente heridos.

Qin Wentian y Qing’er se convirtieron en espectadores, mirando a los diversos genios que luchan unos contra otros. Antes de esto, estaban todos unidos cuando enfrentaban a los ocho Emperadores Inmortales, pero cuando se enfrentaban a la verdadera herencia, podrían enfrentarse el uno al otro al instante; no existían tales cosas como aliados en absoluto.

En este momento, una deslumbrante silueta roja pasó velozmente, tan rápida como un rayo rojo. La silueta roja se estrelló contra la multitud, y una terrorífica llama carmesí se encendió con suficiente calor como para quemar todo.

Esta silueta señaló con su dedo hacia afuera, y al instante, ¡una llama carmesí bailó salvajemente y se transformó en un Fénix Divino! – Momentos después, varios genios habían sido quemados hasta la muerte.

“Nanhuang…” La expresión de Qin Wentian se puso rígida. ¿Por qué estaba Nanhuang Yunxi aquí? No solo eso, también estaba exudando un aura mortal. Antes de esto, aunque el aura de Nanhuang Yunxi se sentía como el hielo, de ninguna manera era comparable con el poder que emanaba ahora.

¿Qué le había pasado exactamente?

Nota de traducción:

魔邪 Mo Xie: se puede traducir literalmente a demonio maligno

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario