Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 926 – Encuentro De Peligro

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“¿Una forma de alma?” Qing’er miró fijamente a la figura vestida de blanco. Una vez había escuchado a su Maestra mencionarlo antes: una Emperatriz de las regiones occidentales de los reinos inmortales, una que era hábil en los poderes relacionados con el alma. ¿Podría ser que esta hermosa mujer demoníaca estuviera relacionada con ese Emperatriz?

Una expresión de perplejidad apareció en la cara de Qin Wentian. Aparentemente, Qing’er sabía algo sobre esto.

La figura de la mujer vestida de blanco parpadeó antes de desaparecer de la vista. Xiao Hundan miró hacia la distancia antes de dirigirse a Qin Wentian, “Puedo sentir que la convocación se hace más fuerte. Ustedes pueden regresar primero”.

Las expresiones de Qin Wentian y Qing’er parpadearon. Sus cuerpos estaban siendo debilitados poco a poco, y no había duda de que sería peligroso quedarse. Pero las montañas ahora eran tan extrañas, no les sería fácil irse, incluso si lo intentaban.

“Esa mujer misteriosa es peligrosa”, le dijo Qin Wentian a Xiao Hundan. ¿Cómo no podía preocuparse por eso?

“¡Bzz!” De repente, Xiao Hundan corrió en cierta dirección. Atravesó una brecha entre picos antiguos, más allá de lo que parecía ser un mundo completamente diferente. Las runas de sangre fueron talladas en las paredes a ambos lados del espacio, exudando un aura siniestra.

Esa ‘aparición’ anterior también había aparecido. Contempló el hueco en el que Xiao Hundan se lanzaba y trató de entrar apresuradamente, pero las runas en las paredes brillaban resplandecientemente cuando una fuerza aterradora estalló en ella y la hizo rebotar.

Qin Wentian miró las runas de sangre, sintiendo lo poderosas que eran las inscripciones. En el momento en que sus ojos hicieron contacto, sintió un estampido rugiente en su mente cuando una presión imponente presionó con la fuerza suficiente para matarlo.

“¡Retirada!” Qin Wentian arrastró a Qing’er mientras retrocedía unos pasos. Este lugar era extremadamente peligroso, pero Qin Wentian vio con qué facilidad había entrado Xiao Hundan. Cuando la luz de las runas brilló sobre él, no hubo ningún efecto.

“Esto…” Qin Wentian observó mientras Xiao Hundan avanzaba. Prosiguió sin parar, aunque su ritmo era lento. Esto demostró además que algo lo estaba convocando.

Esa misteriosa hembra miró fríamente a Qin Wentian y Qing’er, irradiando sentimientos de venganza. Su silueta parpadeó y desapareció de la vista. Ella no tenía forma de entrar a ese lugar.

“Deberíamos regresar también”, habló Qing’er. Qin Wentian asintió con la cabeza, “Mhm, Xiao Hundan parece haber tenido una buena fortuna. Vamos a buscar la salida”.

Las Montañas Inframundo parecían estar cubiertas por una aurora. Estaba lleno de una energía misteriosa como si fuera una dimensión separada en sí misma. No se pudieron ver salidas visibles.

Sin embargo, Qing’er no parecía estar confundida en absoluto. Sacó un tesoro con forma de hoja que brillaba con una energía espacial intensa. Con un gesto de su mano, la hoja se expandió y Qing’er hizo un gesto a Qin Wentian para que se uniera. En unos momentos, una luz brillante irradió de la hoja y los envolvió a ambos.

“Este es un tesoro salvador que mi Maestra me regaló. Las Montañas Inframundo parecen estar separadas del resto del mundo. Pero deberíamos poder abandonarlas utilizando tesoros tipo Espacial”, afirmó Qing’er. La luz brillante irradió, y ambos desaparecieron del área.

Qin Wentian cerró los ojos, sosteniendo la mano de Qing’er. La mano de Qing’er se sintió extremadamente suave y en el instante en que su mano entró en contacto con la de ella, ella tembló un poco pero aun así le permitió aferrarse.

Qin Wentian sintió que cruzaba el espacio. El poder espacial contenido en este tesoro era demasiado desconcertante y se sentía incómodo. Se agarraron de las manos mientras intensos temblores sacudían la hoja. Un momento después, dejaron de moverse y abrieron los ojos. Para sorpresa de Qin Wentian, ya habían llegado a la región central de la Ciudad Emperadores Ancestrales.

‘Estamos afuera… qué poderoso tesoro’, reflexionó Qin Wentian en silencio. Este tipo de tesoro era mucho más útil para las personas atrapadas en lugares como las Montañas Inframundo. Debajo de ellos, muchas personas miraban fijamente a la pareja que había aparecido de repente, mientras aparecían extrañas miradas en sus caras. La mayoría se enfocó en Qing’er.

“¿Energía espacial? ¿Podría ser que ella es quien está en el puesto 5 en la Clasificación Ascensión Inmortal, la Princesa Qing’er?” alguien murmuró en voz baja. La batalla de hace medio año había difundido rumores de que la Princesa Qing’er y Qin Wentian podrían ser amantes. Y ahora, había una pareja tomados de la mano ante sus propios ojos, con una gran posibilidad de que puedan ser Qin Wentian y Qing’er.

Qing’er quiso retraer su mano, pero Qin Wentian se aferró con fuerza. Ella parpadeó antes de mirar a Qin Wentian, “¿Todavía no te sueltas?”

“Oh”. Qin Wentian sonrió cautelosamente, antes de aflojar su agarre con cierta reticencia. Pero cuando él se retractó de su mano, no pudo evitar pellizcar su mano ligeramente, causando que Qing’er lo mirara fijamente. Sin embargo, Qin Wentian actuó como si nada fuera de lo normal haya sucedido mientras hablaba: “Las Montañas Inframundo son verdaderamente misteriosas. Me pregunto cuál fue exactamente ese lugar”.

Al ver el cambio de tema de Qin Wentian, Qing`er solo podía apartar su mirada, luciendo indiferente.

“Ha sido medio año. Me pregunto cómo les irá a Mengchen y Qingxuan”, agregó Qin Wentian en voz baja.

“Disculpa, ¿eres Qin Wentian?” La gente de abajo escuchó las palabras de Qin Wentian y no pudo evitar preguntar.

“Soy yo, Qin”. Qin Wentian asintió.

“¿Estás hablando de tus Juniors hermano y hermana, Jun Mengchen y Zi Qingxuan? Ahora están en una situación desesperada, los de la Alianza Dúo Arrogancia los están persiguiendo. Y podrían haber sido capturados hace tiempo, si no fuera por un golpe de suerte”, respondió la persona. La expresión de Qin Wentian se volvió sombrío, sus ojos brillaban con frialdad. “Señor, ¿conoce su ubicación actual?”

“Si lo supiera, entonces los de la Alianza Dúo Arrogancia también lo sabrían. Pero puedo decirles que actualmente se están escondiendo en un lugar secreto. La actual Alianza Dúo Arrogancia es diferente a la anterior, y ahora son conocido como la potencia número uno en la Ciudad Emperadores Ancestrales hoy en día”, continuó la persona. Qin Wentian estaba algo desconcertado: “¿La batalla de hace medio año no debilitó su fuerza? ¿Por qué ahora son la potencia número uno?”

“¿No sabías? Cuando desataron ese ataque con espada de pura destrucción, pagaste un precio muy alto ¿no? El poder de la Alianza Dúo Arrogancia disminuyó, y el Portal Xiao se derrumbó desde adentro. Pero en ese momento, Xuan Yang y Xiao Lengyue decidieron formar una alianza. Los que ocuparon el puesto No. 4 y No. 6 de la Clasificación Ascensión Inmortal establecieron una potencia conjunta y se declararon a sí mismos el nuevo Dúo Arrogancia, lo que provocó que muchos genios expresaran interés en unirse a ellos. Son más fuertes y mucho más formidables en comparación con el pasado”.

La persona continuó explicando. Qin Wentian comenzó a preocuparse por Jun Mengchen y Zi Qingxuan. La Alianza Dúo Arrogancia y el Portal Xiao se había conocido inicialmente como la tercer potencia más fuerte en la Ciudad Emperadores Ancestrales. Ahora, después de aliarse, su fuerza debería haber sido más aterradora.

“Y la Alianza Dúo Arrogancia incluso ha ofrecido una recompensa por la información sobre ti o tus Juniors aprendices hermanos. Me temo que ya hay personas en camino a reclamar esa recompensa ahora”. Otra persona se rió.

“Yo, Qin Wentian, puedo ofrecer una recompensa también. Si ustedes pueden darme información sobre la ubicación de mis Juniors aprendices hermanos, entregaré cinco armas inmortales”, sonó la voz de Qin Wentian.

“¿De Verdad?” exclamó la persona que había hablado antes, y una mirada significativa entró en sus ojos. Qin Wentian asintió, “Naturalmente, mis palabras son confiables”.

“Bien, saca cinco armas rango inmortal ahora, y te diré dónde están tus amigos”, respondió la persona. Los ojos de Qin Wentian brillaron con nitidez y miró al hombre. “¿De verdad conoces su paradero?”

“Tú y la Princesa Qing’er se atrevieron a matar a Xuan Xing y lesionar gravemente a Xuan Yang. ¿Cómo me atrevería a engañarte?” La persona se rió. Sin embargo, había una sonrisa siniestra en su rostro. “Qin Wentian, te insto a que te apures. Si no, y luego algo desafortunado les sucederá…”

“¡Bzz!”

Con un gesto de su mano, cinco armas rango inmortal volaron hacia el hombre. Qin Wentian sabía que este hombre intentaba desplumarlo todo lo que podía de la información que tenía sobre Jun Mengchen y Zi Qingxuan. Aun así, no había debiluchos aquí en la Ciudad Emperadores Ancestrales y todos eran discípulos o descendientes de Reyes o Emperadores Inmortales. Era normal que la gente buscara beneficiarse mutuamente.

“Muy bien, muy sencillo”. El hombre guardó las armas rango inmortal antes de señalar una dirección. “Ve por aquí y sigue adelante. Cuando te encuentres con un edificio en forma de pagoda, verás vestigios de una batalla reciente. Espero que llegues a tiempo para salvar a tus amigos”.

“Qing’er, vámonos”. Qin Wentian sacó el Talismán Hueso Roc de Viento, y al instante manifestó una ráfaga de viento que los envolvió. Volaron hacia adelante a una velocidad insana en la dirección indicada por esa persona antes. Como ya había rastros de batalla allí, era posible que la ubicación de Jun Mengchen y Zi Qingxuan ya haya estado expuesta.

“¡Ustedes deben esperar hasta que llegue!” El rostro de Qin Wentian estaba lleno de preocupación.

…….

Esa persona no le había mentido a Qin Wentian. De hecho, había una pagoda frente a ellos donde muchos genios se reunieron alrededor, como si presenciaran una batalla. Cinco genios rodeaban a dos personas, y la lucha debe haber durado bastante tiempo. Los dos objetivos eran claramente más débiles en poder. La mujer estaba en el 8vo nivel de Tianxiang y parecía haber avanzado recientemente, y en cuanto al joven de aspecto exquisito a su lado, solo estaba en el 7mo nivel. No solo eso, ambos fueron obviamente heridos.

En cuanto a los cinco genios que los rodean, tres de ellos estaban en el 8vo nivel, y dos estaban en el 9no nivel. Uno de los Ascendentes de 9no nivel incluso fue posicionado en la Clasificación Ascensión Inmortal. Su nombre era Tu Teng, y era extremadamente poderoso con un puesto de alrededor de 300+.

Uno debe saber que para aquellos que fueron clasificados en la Clasificación Ascensión Inmortal, ninguno de ellos era débil.

Tu Teng medía tres metros de alto y era extremadamente voluminoso. Estaba desnudo hasta la cintura, con la piel de color bronce que irradiaba fuerza y ​​vigor. En este momento, su título era el de un general de guerra en la nueva Alianza Dúo Arrogancia.

“Qué fútil lucha”, Tu Teng habló con frialdad cuando vio a Zi Qingxuan transformarse en un temible Halcón Divino. El Halcón Divino disparó una luz amenazante que se dividió en ocho direcciones, y ella estaba luchando desesperadamente contra el otro Ascendente de 9no nivel. Tu Teng lentamente salió, desencadenando su Constelación, que tenía la forma de gigantescas hachas enormes que cortaban el cielo.

Con un movimiento de la mano, una gran hacha dorada que diviso el cielo se materializó en su mano mientras se balanceaba violentamente hacia abajo. Al instante, la fuerza de millones de hachas cortaba, lo suficientemente poderosas como para separar el cielo y la tierra, y causar destrucción en todo.

“La Técnica de Hacha Apertura del Cielo del Maestro de Tu Teng. Cuando se cultiva a su nivel más alto, incluso puede dividir los Cielos y la Tierra y abrir una nueva porción del cielo”. Los expertos en el entorno sabían que era imposible que sus dos objetivos continuaran en el momento en que Tu Teng desatara su ataque de hacha. Inicialmente, Tu Teng pensó que los otros cuatro podrían someter fácilmente a estos dos. Sin embargo, sus objetivos realmente habían persistido durante tanto tiempo, por lo que no tenía más remedio que actuar directamente.

La expresión de Zi Qingxuan se volvió incomparablemente antiestética cuando vio esta escena. Un poderoso poder de ataque hizo que su corazón temblara. Con un sonido agudo que silbaba en el aire, la incontable cantidad de halcones que manifestó se rompió en pedazos. Finalmente, ella hizo que un gigantesco Halcón Divino de llama dorada apareciera frente a la gigantesca hacha, con la intención de bloquearla. Pero vio que la Constelación de Tu Teng brillaba aún más: el hacha continuó partiendo hacia abajo, desgarrando sin esfuerzo a su Halcón Divino en dos.

“Chi…” Zi Qingxuan instantáneamente palideció y tosió un bocado de sangre. Su cuerpo fue golpeado sin ceremonias en el suelo, su aura disminuyendo significativamente.

“¡SÉNIOR HERMANA!” Jun Mengchen rugió de rabia. Sin embargo, con tres Ascendentes de 8vo nivel que lo sitiaban, ni siquiera podía cuidarse solo. ¿Cómo se suponía que iba a ayudar a Zi Qingxuan?

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario