Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 864 – Ataques Salvajes

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Gusu Tianqi se retiró a su ubicación original, sin elegir continuar lanzando sus ataques.

Enfrentándose a los oponentes, fue capaz de probar su fuerza desde el intercambio de un solo golpe. Mo Wen tiene un físico de Rey Celestial Helado y, naturalmente, solo usar ataques ordinarios contra ella no podría asegurar su victoria.

“¡Bzz!”

En el aire, apareció un horno ardiente y aterrador que envolvió todo el espacio de la plataforma de batalla. Al mismo tiempo, numerosas bolas de luz parecidas al sol aparecieron encima del horno. Había un total de nueve soles, y el calor que irradiaban hacía que la temperatura del horno ardiente se elevara aún más.

“No podrás vencerme”. Gusu Tianqi habló con arrogancia. Cuando el sonido de su voz se desvaneció, un resplandor divino sin límites cayó desde el horno a Gusu Tianqi. Ahora se parecía a un ser divino de los Cielos, insuperable en este mundo.

“Qué poderoso”. Los espectadores sintieron que sus corazones temblaban. Antes de esto, Gusu Tianqi nunca había usado toda su fuerza en sus batallas, y eso ya era suficiente para derrotar sin esfuerzo a sus oponentes. En este momento, cuando desencadenó su Constelación, esa Constelación tipo Variación suya contenía poder ilimitado. De hecho, no había necesidad de que atacara siquiera a los Ascendentes ordinarios, solo la presión de su Constelación era suficiente para matar a un número incontable de Ascendentes ordinarios que estaban en el mismo nivel que él.

Frente a la fuerza absoluta, los números no son nada. Incluso si hay miles de Ascendentes ordinarios del mismo nivel corriendo hacia Gusu Tianqi, todos serían sepultados por su fuerza.

Los ojos de hada de Mo Wen brillaron con una luz solemne. Su aura se derramó al exterior mientras un escalofrío capaz de congelar los Cielos impregnaba la atmósfera. En el aire, se manifestó una Constelación de escarcha, opuesta a la Constelación del horno ardiente de Gusu Tianqi. La mitad del cielo estaba envuelto en un calor abrasador mientras que la otra mitad estaba envuelta en hielo espeso.

En el aire, aparecieron numerosas siluetas de reinas heladas, todas ellas eran como divinas doncellas de hielo, empuñaban largas lanzas de hielo en sus manos, adquiriendo una forma corpórea mientras miraban fijamente a Gusu Tianqi frente a ellas.

“¡BOOM!” Gusu Tianqi salió. El calor de los nueve soles se hizo más intenso. El horno encendió una luz rojiza, queriendo incinerar todo el espacio debajo. Gusu Tianqi brilló con un resplandor divino mientras caminaba hacia Mo Wen. Una ardiente lanza solar apareció en su mano y, con una sola puñalada, una bola de fuego como el verdadero sol salió disparada, penetrando a través del vacío, derritiendo el hielo donde quiera que pasara.

“¡FRACTURA!” Gusu Tianqi ordenó con frialdad, mientras el sonido del hielo se rajaba. Esta larga lanza era incomparablemente resplandeciente, derretía toda la escarcha y el hielo mientras se disparaba directamente hacia la garganta de Mo Wen.

Mo Wen levantó sus manos mientras un brillo rúnico ilimitado circulaba, transformándose en un diagrama aterrador de un grillete que se disparaba hacia Gusu Tianqi.

Gusu Tianqi agitó sus manos, esa larga lanza ardiente se dividió en numerosas lanzas solares más pequeñas y todas estallaron al exterior. Mo Wen no tuvo más remedio que retirarse cuando el diagrama que conjuró se rompió debido al poder de los ataques de Gusu Tianqi.

“¡Desciendan aquí!” Gusu Tianqi estiró sus manos hacia arriba, el brillo dorado que irradiaba de él hizo que pareciera que él era un dios del sol.

“¡MATAR!” Con un rugido de furia, los rayos del sol estallaron hacia el cielo. Al mismo tiempo, Gusu Tianqi salió y cada paso que daba parecía hacer que su aura subiera aún más. Su arte inmortal de batalla se desató cuando el Qi batalla que irradiaba Gusu Tianqi se alzaba en los Cielos.

El cuerpo de Mo Wen estaba envuelto protectoramente por capas de hielo. Al ver el resplandeciente halo de batalla alrededor de Gusu Tianqi, Mo Wen gritó: “Admito la derrota”.

Cuando el sonido de su voz se desvaneció, Gusu Tianqi detuvo sus pasos. Esa imponente aura de batalla se disipó en un instante. Con calma se paró en la plataforma de batalla y era simplemente imposible imaginar que un Ascendente de 6to nivel sería capaz de desatar ese poder.

Sin embargo, Mo Wen también era muy fuerte. Fue solo ella la forzada a conceder. Probablemente, ella no quería gastar demasiada energía en esta batalla contra Gusu Tianqi. Para Mo Wen, esto no valió la pena. Ahora tenía la iniciativa debido a su pérdida, por lo tanto, definitivamente ganaría su próximo combate.

Los dos caminaron por la plataforma, pero ambos dejaron una profunda impresión en los corazones de la multitud.

“Segunda batalla, Yu Wang de la Prefectura Ximo”. El semblante de Dongsheng Ting permaneció sin cambios mientras hablaba una vez más. Yu Wang se puso de pie, sus alas parpadearon cuando instantáneamente llegó a la plataforma de batalla. Su expresión era extremadamente aterradora y aguda. Naturalmente, no elegiría desafiar a Gusu Tianqi. Y después de que Mo Wen fue derrotada, no puede elegirla como su oponente. Por lo tanto, solo quedaban diecisiete personas en el grupo para que él las escogiera.

El nivel de cultivación de Yu Wang estaba en el 7mo nivel de Tianxiang. Si pensaba lo mismo que Gusu Tianqi, existía la posibilidad de que seleccionara un Ascendente en el mismo nivel que él para luchar. Tener que restringir sus bases de cultivo para luchar contra un Ascendente de diferente nivel simplemente no era satisfactorio.

Los que estaban en el 7mo nivel de Tianxiang fueron: el clasificado superior de la Prefectura Gan, Ye Qianchen, así como el clasificado superior de la Prefectura Yun, Gu Zhantian.

Los tres eran los mejores clasificados de sus respectivas prefecturas y en la fase inicial de estas pruebas, tratarían de evitar chocar entre ellos. Pero a medida que transcurría el tiempo durante la fase posterior, sería inevitable que chocaran.

Y como se esperaba, la mirada del Yu Wang parpadeó, pasando sobre Ye Qianchen y Gu Zhantian. La Prefectura Gan era una de las tres grandes prefecturas, por lo que Ye Qianchen era más famoso. Su mirada finalmente aterrizó en Gu Zhantian mientras hablaba, “Te desafío”.

La expresión de Gu Zhantian se puso rígida, mientras que otros se sintieron un tanto desconcertados por su elección.

Yu Wang realmente eligió desafiar a Gu Zhantian.

El clasificado superior de la Prefectura Yun fue Gu Zhantian. Pero si uno toma nota, la destreza de combate de Qin Wentian, Jun Mengchen y Zi Qingxuan también fue extremadamente abrumadora, pero Gu Zhantian aún se convirtió en el mejor clasificado de la Prefectura Yun. No había necesidad de dudar de su destreza de combate y antes de esto durante la selección para los veinte mejores, la actuación de Gu Zhantian también fue extremadamente dominante. Sin embargo, fue precisamente por esto que Yu Wang eligió desafiar a Gu Zhantian. Su espíritu era algo de lo que la gente común carecería, él deseaba luchar contra los más fuertes pase lo que pase.

Solo por el espíritu que mostró, Yu Wang fue indudablemente un joven rey de la Tribu Alas Diabólicas de la Prefectura Ximo.

El semblante de Gu Zhantian se volvió frío. En realidad, fue el segundo elegido para luchar en esta ronda. Para él, ser seleccionado tan temprano no era más que una especie de desprecio.

Un instante después, Gu Zhantian apareció en la plataforma de batalla, de cara a Yu Wang.

Se podían ver alas púrpura doradas en la espalda de Yu Wang, era extremadamente deslumbrante. Se podían ver runas diabólicas circulando alrededor de su cuerpo, conteniendo un poder insondable dentro de ellas.

Como experto de la Tribu Alas Diabólicas, su velocidad y fuerza eran extremadamente monstruosas.

Con un batir de alas, Yu Wang era como un relámpago destellando a través de los Cielos, apareció directamente ante Gu Zhantian mientras arremetía un puño reluciente con deslumbrante y diabólica luz de runas.

Gu Zhantian rugió de rabia al instante un dragón de inundación se manifestó, estallando, chocando contra Yu Wang.

Una explosión estruendosa estalló, toda la plataforma tembló por el impacto de sus enfrentamientos. Su fuerza era abrumadora y ambos optaron por luchar directamente de frente, lo que provocó caóticos flujos de Qi que devastaron la zona por el impacto de sus golpes. Desde la plataforma, intercambian movimientos hasta que ambos estuvieron en el aire. Un fantasma dragón de inundación se podía ver detrás de la espalda de Gu Zhantian, rugiendo de rabia. Se sentía como si el mismo Gu Zhantian se transformara en un verdadero dragón de inundación.

En cuanto a Yu Wang, su Dominio no conocía límites. Las deslumbrantes runas diabólicas se transformaron en Bestias de Guerra Astrales que corrieron directamente hacia Gu Zhantian.

“¡MATAR!” Gu Zhantian aulló. El dragón de inundación fantasma se enroscó directamente alrededor de él y cada uno de sus ataques fue como si no fueran ataques de humanos, sino un verdadero dragón de inundación.

El cuerpo de Yu Wang asumió rasgos demoniacos. Las diabólicas runas circulaban salvajemente a su alrededor y en este momento, el aura de él contenía un atisbo de tiranía de aquellos que practicaban las Artes Diablo. Combinando eso con la brutalidad de los demonios, cada uno de sus golpes tenía el poder de sacudir el vacío.

“Como ambos confían en su fortaleza, los dos eligieron usar el método más simple, chocando directamente de frente con fuerza. Sin embargo, este tipo de método por lo general es el más brutal y peligroso”. Los espectadores sintieron que sus corazones temblaban. Estas dos personas eran genios extremadamente orgullosos. Ni siquiera se molestaron en sondear la fuerza de sus oponentes y comenzaron a chocar directamente. La altura en la que peleaban los dos se hacía cada vez mayor, y se sentía como dos demonios o diablos antiguos peleándose uno contra el otro en lo alto del cielo.

“Verdaderamente brutal”. Los espectadores observaron.

“Gu Zhantian es el descendiente de ese loco, cada vez más loco cuanto más lucha. Sin embargo, su oponente es Yu Wang, el joven rey de la Tribu Alas Diabólicas. En este momento, parece que ambos están igualados”. El Rey Inmortal Xian Yun reflexionó en silencio. En un instante, no se sabe cuántas veces chocaron los dos. Y finalmente, con un rugido draconiano, Gu Zhantian desató su poder de línea de sangre, tomando una forma con tres cabezas y seis brazos.

Pero en este momento, la forma diabólica de Yu Wang creció más y más ‘diabólica’. Su físico se expandió y parecía como un rey diablo. Sus alas cortaron arcos de viento que eran incluso más agudos que espadas a medida que aumentaba el tempo de su pelea a un ritmo tal que los ojos de algunos de los espectadores ni siquiera podían seguirlo.

Gu Zhantian aulló en la locura, la Luz Astral de su Constelación cayó en cascada sobre él, aumentando su fuerza de combate.

“¡BOOM!” La cúpula de los Cielos tembló bruscamente, se podían ver numerosos cuerpos de Yu Wang en el aire. El número de sus encarnaciones siguió aumentando, llenando todo este tramo del cielo. Todas estas encarnaciones atacaron simultáneamente, apuntando solo a Gu Zhantian.

Las manos de Gu Zhantian trazaron inmediatamente antiguos sellos. Él quien tiene tres cabezas y seis brazos, parecía tener el cuerpo de una divinidad, lanzando ataques interminables en todas las direcciones. Había dragones de inundación rompiendo los Cielos y Kunpengs desatando su fuerza, y también Qilins atacando frenéticamente. Todos y cada uno de sus ataques contuvieron poder mundial, rompiendo todas las encarnaciones de Yu Wang.

“Poderoso, su destreza de combate es demasiado tiránica”. Los espectadores inclinaron su cabeza y miraron la escena en el cielo. La Luz Astral brilló y en este momento, el caos estaba en todas partes. Un demonio supremo fue manifestado mientras el resplandor diabólico envolvió por completo a Yu Wang. En este momento, Yu Wang era como un demonio primordial. Sus ataques fueron tan poderosos que el rostro de Gu Zhantian cambió drásticamente.

“Gu Zhantian va a ser derrotado, sus cartas de triunfo están agotadas”. Los ojos de los espectadores se estrecharon mientras sus corazones se apretaban. Este joven rey de la Tribu Alas Diabólicas, el mejor clasificado de la Prefectura Ximo, era realmente demasiado aterrador.

Y como era de esperar, después de las violentas colisiones de sus ataques, Gu Zhantian fue derribado de la plataforma. Yu Wang flotó en el aire, mirándolo fríamente.

Gu Zhantian, derrotado.

En este momento, Gu Zhantian se volvió completamente pálido mientras miraba al cielo. Fue derrotado, realmente había perdido.

“¡Hermoso!” Sólo para ver en la dirección donde se encontraba la Prefectura Yun, Jun Mengchen estaba extremadamente emocionado al ver la derrota de Gu Zhantian. Como ese era el caso, Gu Zhantian sería eliminado si perdía una pelea más.

“Sénior hermano, iré y provocaré a Gu Zhantian más tarde, haciéndolo aceptar mi desafío. Quiero que sea incapaz de entrar en los diez mejores”. Los ojos de Jun Mengchen parpadearon con una luz deslumbrante. Qin Wentian miró a Jun Mengchen mientras asentía. Una luz fría brilló en sus ojos. Hei Feng y Gu Zhantian, definitivamente deben abusar apropiadamente de estos dos.

Sin embargo, como Gu Zhantian ya había perdido una batalla, nadie puede desafiarlo directamente. ¡Ahora tenía la autoridad de iniciativa para elegir con quién quiere luchar!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente