Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 783 – Ley de Energía de las Campanas Nueve Inmortalidades

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Che Yuan le sonrió a Qin Wentian. Teniendo en cuenta los logros de Qin Wentian en las inscripciones, ¿cómo podría él no saber cómo forjar un arma?

“Hagámoslo entonces, serás tú quien forje mientras yo te ayudo”. Che Yuan se rió. Qin Wentian asintió levemente, “Muchas gracias hermano Che Yuan”.

Después de hablar, él se acercó y se movió hacia el lado opuesto de Che Yuan.

“Ven, te lo entregaré. Lo que sea que pidas, habla y haré lo mejor que pueda para ayudarte”. Che Yuan respondió con sencillez. Lo más probable es que sería extremadamente difícil para su arma divina completa sobrepasar el nivel del tesoro pagoda de Jiang Yan. Ahora, solo podía confiar en Qin Wentian, con la esperanza de poder forjar una larga lanza extraordinaria.

Sable Fantasma Mu Yan sonrió cuando vio esta escena. Una expresión de interés parpadeó en sus ojos. Dos genios forjando un arma juntos, se preguntaba qué tipo de calidad tendría el producto final.

Ahora, había muchos genios que ya habían completado armas de 5to nivel grado alto, era muy difícil superar a ninguno de ellos a menos que el arma divina creada por Qin Wentian tuviera una propiedad única lo suficientemente fuerte como para aplastar a todos los demás. Pero en verdad, fue muy difícil, casi imposible.

Ahora, solo podían esperar un milagro y que el arma creada por Qin Wentian tenga algunas propiedades únicas para que se destaque en comparación con las demás.

La multitud en el aire comenzó a escuchar las palabras de Qin Wentian. Los ojos de Pei Tianyuan brillaron, solo habló palabras para disminuir el dominio de Qin Wentian y sin embargo ahora Qin Wentian se estaba preparando para forjar un arma. ¿Estaba haciendo esto intencionalmente para mostrarlo?

Realmente quería ver qué arma divina podría forjar este mocoso y si sería capaz de superar las armas divinas creadas por los otros genios.

Independientemente de los genios del Clan Jiang o el Centro Inmortal Nueve Cumbres, sus creaciones ya habían alcanzado el pináculo del 5to nivel. Simplemente era demasiado difícil superar tales logros.

En cuanto a las armas rango inmortal, ni siquiera lo pensó. ¿Cómo podría un Ascendente de 3er nivel forjar un arma divina rango inmortal?

Los inmortales eran inmortales porque había una línea clara que los separaba de los mortales. La distancia entre los dos era un solo paso, pero era inconcebiblemente muy distante y era imposible de superar.

Incluso dejando fuera a Qin Wentian, en toda la Prefectura Yun, no había ningún mortal que pudiera forjar un arma rango inmortal sin importar cuán sobresalientes fueran sus talentos. E incluso si se contara toda la historia de la Prefectura Yun, se podía contar con una sola mano, eran muy pocos y todos tenían al menos una base de cultivo en la cima de Tianxiang. La razón por la que podían forjar armas inmortales era porque ellos mismos eran extraordinarios y ya tenían un rastro de energía inmortal dentro de su Palacio Yuan.

Entonces, para Qin Wentian, ¿un Ascendente de 3er nivel? Nadie se atrevió a imaginarlo haciéndolo. Incluso si tomaba prestado el poder de las Campanas Nueve Inmortalidades, era una hazaña imposible.

“Parece que pronto habrá un buen espectáculo para ver”. Pei Tianyuan estaba lleno de anticipación sobre qué clase de arma divina crearía Qin Wentian para golpear su rostro, y para hacer que se retractara de sus palabras anteriores.

“Jaja, realmente interesante. Estoy lleno de anticipación también”. El semblante de Ji Kong brilló bruscamente mientras hablaba con una sonrisa. Sus ojos se movieron hacia Che Yuan y Qin Wentian.

De hecho, cada espectador aquí tenía sus ojos puestos en ellos. Querían ver exactamente cuán poderosa sería la arma divina forjada por este joven cuyos logros en las inscripciones rúnicas eran tan altas.

En este momento, Qin Wentian y Che Yuan ya habían comenzado. No mucho después, Qin Wentian comenzó a controlar el ritmo, mientras que Che Yuan, al igual que lo que había dicho, hizo todo lo posible para ayudar a Qin Wentian.

En este momento, la percepción de Qin Wentian brotó frenéticamente, impregnando la atmósfera mientras se desviaba hacia las Campanas Nueve Inmortalidades.

Estaba formando una conexión con las campanas antiguas al mismo tiempo.

“Conectando la inmortalidad a través de la forja de armas. Si no creamos un arma divina rango inmortal, ¿cómo podemos afirmar que nos conectamos con la inmortalidad?” Qin Wentian murmuró en silencio en su corazón. Como el Maestro Piaoxue había dejado tales palabras, significaría que para aquellos que formaron una conexión con las nueve campanas, seguramente tendrían la oportunidad de forjar armas rango inmortal. Mientras encuentren la verdadera ley de energía que desencadenó las campanas, definitivamente serían capaces de hacerlo.

Las nueve campanas comenzaron a sonar juntas, como si fueran una sola entidad. La luz rúnica ilimitada brilló, la percepción de Qin Wentian estaba profundamente inmersa en ello y comenzó a comprender todos los indicios de ley de energía que existían dentro de cada una de las nueve campanas.

“Una mirada, una impresión de palma, un cuerpo eterno…” Qin Wentian murmuró, en este momento nueve rayos de luz se dispararon hacia él, sumergiéndolo dentro.

“No puedo conectar la inmortalidad, pero sí las Campanas Nueve Inmortalidades. Mientras desenrede la ley de energía dentro de las campanas, podría usar eso como un puente”. Qin Wentian especuló en silencio, estaba comprendiendo continuamente.

Los otros espectadores solo lo vieron parado inmóvil con los ojos cerrados. Ilimitadas luces rúnicas circulaban a su alrededor, incomparablemente resplandecientes y dando a los demás un sentimiento misterioso y profundo. Sin embargo, parece que no se tomaron medidas con respecto a la forja, lo que causa sospechas en los corazones de los demás.

“Pretender deliberadamente ser misterioso”. Desde el aire, los ojos de Jiang Yan brillaron con frialdad mientras se burlaba. Evidentemente, no deseaba que Qin Wentian forjara un arma divina superior en comparación con la suya.

“Allí, otra persona terminó su creación”. En este momento en otra dirección, otro genio completó el proceso de forjado. Sin embargo, Qin Wentian continuó parado allí silencioso e inmóvil, apareciendo como si sus palabras anteriores no fueran más que falsas bravatas.

El tiempo fluyó lentamente, Che Yuan todavía estaba haciendo su mejor esfuerzo asistiendo a Qin Wentian, controlando las llamas del proceso de forjado. Miró la ilimitada luz rúnica que circulaba alrededor de Qin Wentian, creía que Qin Wentian estaba acumulando energía, condensándola en la cima o de lo contrario sería imposible superar las creaciones de los demás.

Che Yuan esperaba que Qin Wentian fuera capaz de forjar un arma divina de 5to nivel nunca antes vista, algo que nadie jamás podría duplicar.

A medida que pasaba el tiempo, Qin Wentian aún permanecía inmóvil en silencio. Poco a poco, los espectadores comenzaron a creer que este joven claramente no tenía manera de superar a los demás.

El número de creaciones completadas aumentó en número, los Cielos se llenaron de luces intermitentes que hicieron que muchos exclamaran asombrados. La mayoría de los espectadores ya no se molestaban en mirar a Qin Wentian.

“Increíble, casi todo el mundo ha terminado. Hay más de diez genios que lograron forjar armas de 5to nivel de grado pináculo, y todos provienen de las principales potencias de la Prefectura Yun. En cuanto a las armas de 5to nivel de grado alto, hay aún más que tuvieron éxito, más de cien. Esta vez, podría decirse que todos obtuvieron una gran cosecha de la manifestación del espíritu de la campana antigua”.

Los espectadores cuchicheaban unos a otros y, en cuanto a los genios que terminaban su creación, también intercambiaban conocimientos e información, sonriendo y charlando alegremente.

Lo único que lamentaba era que, esta vez, todavía no había nadie que pudiera descifrar el secreto dentro de las Campanas Nueve Inmortalidades.

Naturalmente, fue inconcebiblemente difícil lograr eso. Generación tras generación, nadie lo había hecho antes. De hecho, incluso hubo personas que especularon si las Campanas Nueve Inmortalidades realmente contenían un secreto dentro de ellas. O tal vez no era más que una mentira inexistente.

“Mi Rey, este grupo de participantes no está mal”. El Señor de la Ciudad Piaoxue sonrió a Pei Tianyuan.

“Mhm, no está nada mal. Tu Ciudad Piaoxue realmente disfrutó de una ventaja excepcional. Cada vez que las Campanas Nueve Inmortalidades comienzan a sonar, innumerables genios inundan esta ubicación”. Pei Tianyuan se rió.

“Jajaja, de hecho. Ser capaz de ver tantos genios realmente hace feliz a uno”. El Señor de la Ciudad también se rió.

“Todos, después de que esto concluya, me pregunto si las principales potencias me darán algo de cara. Organizaré un banquete en mi mansión”. El Señor de la Ciudad juntó las manos y habló con los diversos expertos.

“Claro, dado que ya estamos aquí, también podríamos disfrutar del hermoso paisaje de la Torre Piaoxue”. Alguien estuvo de acuerdo.

“Naturalmente”. Otra persona habló. Las diferentes potencias principales respectivamente estuvieron de acuerdo. Todas estas potencias estaban luchando entre sí en la oscuridad, pero en la superficie parecían muy armoniosos.

“Los logros de los genios de las generaciones más jóvenes de las diversas potencias verdaderamente ampliaron los horizontes de uno”. El Señor de la Ciudad cortésmente habló, mientras muchos asintieron humildemente.

“¡BOOOM!”

En el momento en que conversaron, un fuerte campanazo sonó de repente, haciendo eco en el aire. En un instante, el silencio inundó todo el lugar mientras las miradas de todos se volvían hacia las Campanas Nueve Inmortalidades.

“¡BOOOOM!”

Sin embargo, otra campanada reverberó en el aire. Las Campanas Nueve Inmortalidades de repente brillaron con luz ilimitada, cuando los haces de cada una convergieron juntos.

“¿Qué está pasando? ¿Quién activó las campanas?” Los ojos de Pei Tianyuan brillaron con nitidez mientras inspeccionaba los alrededores.

“¡BOOM!”

La tercera campanada sonó, incluso más fuerte que antes. La voz de Pei Tianyuan fue instantáneamente ahogada por el sonido de las campanas.

“¡BOOM!”

“¡BOOM!”

La cuarta, y la quinta campanada continuaron, en un abrir y cerrar de ojos las campanas antiguas sonaron un total de ocho veces. No estaba claro cuál de las Campanas Nueve Inmortalidades estaba resonando, sino que parecía como si todas estuvieran sonando juntas como una sola.

Cuando sonó la novena campanada, se manifestó una tempestad que contenía luz rúnica ilimitada.

“¿Qué demonios está pasando exactamente?” Innumerables personas inclinaron sus cabezas, mirando las nueve campanas. Sin embargo, nada fuera de lo extraordinario apareció. En este momento en la percepción de Qin Wentian, las nueve campanas ya se habían fusionado en una. Y encima de la entidad Campanas Nueve Inmortalidades, una oleada de terrorífica ley que fluctuaba con poder formidable se transformó en la forma de un enorme gigante que brillaba con una luz deslumbrante.

“¿Es esta la ley escondida dentro de las campanas?” El corazón de Qin Wentian tembló. La luz que brillaba desde el gigante contenía una profundidad que estaba más allá de él. La manifestación parecía ser creada a partir de una técnica innata suprema.

“La persona que conectó las Campanas Nueve Inmortalidades definitivamente tendría la influencia para conectar la inmortalidad mediante la forja de un arma”. Qin Wentian habló. En este momento, Qin Wentian agitó sus manos, conduciendo el arma divina en el proceso de forjar en el campo de fuerza de la energía formada a partir de la convergencia de luz que irradiaba de las nueve campanas.

“¿Qué está haciendo?” Las expresiones en los rostros de la multitud se pusieron rígidas. Solo vieron a Qin Wentian volando hacia arriba, de pie sobre la entidad Campanas Nueve Inmortalidades, exhibiendo una elevación sin igual. Sus palmas se agitaron mientras la larga lanza se disparó, directamente en la tempestad de luz rúnica.

“Conectando la inmortalidad… Esta ley de energía infundirá el arma divina a través de mí”. Qin Wentian reflexionó. En este momento, su aura estalló, guiando la ley de energía. Al instante, la tempestad se transformó en un largo río que brotó directamente hacia la larga lanza.

“¡ENTRA!” Qin Wentian rugió. Podía sentir que el enorme gigante se estaba transformando en motas de energía que directamente infundían la larga lanza divina. En un instante, la tempestad se calmó, la larga lanza irradió un resplandor sin límites mientras vibraba intensamente. Un rayo de Luz Inmortal pronto estalló, ¡disparándose hacia los Cielos!

“Las campanadas de las Campanas Nueve Inmortalidades, ¿fue causada por él?” ¡La multitud se estremeció, sus ojos estaban fijos en Qin Wentian y en la larga lanza divina que él creó!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario