Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 772 – Cruzando Espadas Verbales

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Pei Tianyuan señaló un lugar no muy lejos de él mientras insinuaba con sus ojos a Che Yuan y Pei Yu. Sin embargo, solo había dos asientos disponibles en ese lugar, sin embargo, su grupo ascendía a cuatro personas. Incluso sin tener en cuenta a la criada de Pei Yu, Che Yuan, Pei Yu y Qin Wentian aún necesitaban tres lugares.

Che Yuan lo miró antes de negar con la cabeza, “Creo que todavía es mejor para nosotros encontrar otros asientos”.

“Mhm, allá”. Pei Yu señaló una ubicación en el centro, a lo que Pei Tianyuan inmediatamente rechazó: “¿Cómo puede ser esto? Todavía quiero tener una agradable conversación con el noble sobrino Che Yuan. Dado que el número de asientos es limitado, Pei Xiao, dé su asiento hasta entonces”.

Originalmente Pei Xiao estaba sentado al lado de los dos asientos que Pei Tianyuan quería que tomaran Che Yuan y Pei Yu. Se dio cuenta de que Che Yuan se negó a tomar ese asiento porque tenía un amigo más en su grupo, por lo que Pei Tianyuan le dijo a Pei Xiao que se sentara.

Las cejas de Pei Xiao se crisparon, mirando a Pei Yu y Qin Wentian mientras la tristeza aparecía en sus ojos. Pero como el Rey ya había ordenado, ¿cómo podría rechazarlo? Solo pudo asentir con la cabeza y se puso de pie torpemente. En este momento, alguien opuesto gritó: “Pei Xiao, siéntate aquí conmigo”.

Pei Xiao miró a quien hablaba mientras una sonrisa parpadeaba en sus ojos. “En ese caso, tendré que aceptar y agradecer al hermano Jiang Yan”.

“Jaja, está bien también, noble sobrino Che Yuan, ven y siéntate entonces”. Pei Tianyuan se rió. Che Yuan naturalmente no continuaría rechazando, y por lo tanto, los tres caminaron hacia la zona de asientos.

Justo enfrente de ellos estaban Jiang Yan y Pei Xiao, también estaba Ni Feng de la Secta Siete Espadas. Aparte de estas personas, muchos genios de las otras potencias principales de la Prefectura Yun también estaban presentes, todos ellos exudando un aura extraordinaria.

“Vengan, permítanme presentarles a algunos viejos compañeros. Yo soy Pei Tianyuan y estoy seguro de que todos los presentes saben quién soy. A mi izquierda está Ji Kong, un discípulo del Portal Sabio Torre Yun, el Señor de la Torre Yun en el Condado Jiangling. Por último, la persona a mi derecha es el Señor de la Ciudad de Ciudad Piaoxue, Sikong Yangxue”. Pei Tianyuan presentó y sonrió a todos. “Estoy seguro de que todos los héroes de la generación más joven ya se conocen, por lo tanto, no perderé el tiempo para presentarles a cada uno de ustedes”.

Qin Wentian miró a Sikong Yangxue. El actual Señor de la Ciudad de Ciudad Piaoxue y evidentemente estaba muy lejos en comparación con el Maestro Piaoxue de la época antigua.

“Esta Ciudad Piaoxue es una ciudad de la antigüedad. También hay muchas leyendas antiguas sobre Torre Piaoxue y la más famosa es que este lugar fue el lugar donde se enamoraron el Maestro Piaoxue y la Inmortal Qiong. Si el tiempo se pudiera revertir, podía ver al Maestro Piaoxue tocando su cítara mientras la Inmortal Qiong bailaba entre la nieve, ¿qué hermoso sería eso?” Pei Tianyuan parecía ser un muy buen conversador. Como el Rey del Condado Jiangling, él también había oído hablar de este rumor.

“También he oído hablar de la historia de amor entre el Maestro Piaoxue y la Inmortal Qiong, pero dudo de la veracidad de esto. En primer lugar, ¿dónde está ahora la ciudad armada? También, seguimos el Dao Marcial porque deseamos ser supremos, alcanzando el máximo apogeo. Es lo mismo para el Dao de la fabricación de armas. Vivir, por sí mismo, es la capital de todo. ¿Y la Inmortal Qiong queriendo dar su vida para forjar un arma? ¿Cuán ligero era su deseo de alcanzar el pináculo? ¿Qué tan tonto fue eso? Y teniendo en cuenta lo magnífico que era el Maestro Piaoxue, ¿cómo podía renunciar a sí mismo por el bien de una simple mujer, sacrificando la esencia de su vida y su alma para proteger su cadáver?”

Una persona abrió la boca y comentó. Pei Tianyuan volvió su mirada hacia el que hablaba. Esta persona tenía la piel clara y era bastante guapo. Exudaba una sensación de elegancia casual y sus cejas estaban en ángulo como espadas. Sus ojos parecían inteligentes y políticamente astutos, uno podía decir que desde el fondo de sus ojos tenía muchos secretos escondidos en su mente.

Esta persona no era otra que Shu Luyao, un discípulo del Instituto Santo Absoluto de la Prefectura Yun.

“Como se espera de un Terreno Sagrado, el Instituto Sabio Absoluto sabe todo sobre la Prefectura Yun. La leyenda de la historia de amor entre el Maestro Piaoxue y la Inmortal Qiong ya se ha desvanecido en la oscuridad, incluso en el Condado Jiangling, no mucha gente ha oído hablar de esto. Solo sabía por los registros antiguos que guardaba en mi mansión, pensar que el noble sobrino Shu también sabría de esta historia. Estoy impresionado”. Pei Tianyuan sonrió y asintió a Shu Luyao, él no expresó su opinión sobre la opinión de Shu Luyao.

“Cuanto más sé, más tengo que sospechar que esto es falso. Esta leyenda debe ser fabricada para engañar a esos tontos ignorantes. En la historia, el Maestro Piaoxue y la Inmortal Qiong eran idiotas”. El tono de Shu Luyao se hizo más agudo, sin mostrar ningún respeto a esta antigua leyenda.

Naturalmente, una leyenda todavía era una leyenda. Nadie arrojó ninguna duda a pesar de las palabras arrogantes de Shu Luyao. Incluso Pei Tianyuan simplemente estaba sonriendo.

Solo Pei Yu tenía el ceño fruncido. Ella infelizmente comentó: “En este mundo vasto, las personalidades de cada persona son diferentes. Eres una persona sin corazón, pero ¿cómo puedes usar tu punto de vista para medir a los demás y considerar sus actos como tontos? Siempre escuché que el Instituto Sabio Absoluto ha producido muchos expertos eruditos cuyos nombres sacudirían la Prefectura Yun, sabiendo todo lo que hay que saber debajo del cielo. Las personas de un instituto tan prestigioso naturalmente deberían tener más gracia y pueden contener una multitud de cosas en sí, el epítome de todos los ríos finalmente formaron un mar. Pero lamentablemente, sin siquiera asegurarte de los hechos, instantáneamente llamaste al Maestreo Piaoxue y a la Inmortal Qiong como personas tontas. ¿No sientes que eres demasiado presuntuoso?

Pei Yu era una mujer de emociones, siempre había creído firmemente en esta leyenda. Si Shu Luyao simplemente dudaba de la veracidad de la misma, no se enojaría, pero lo que Shu Luyao hizo fue humillar por completo esta historia al rechazarla como una tontería e incluso criticó a los personajes como idiotas. No pudo evitar sentir un estallido de ira en su corazón, por lo tanto, las palabras que había pronunciado ahora también eran excepcionalmente agudas.

La mirada de Shu Luyao se intensificó cuando escuchó eso, parecía como si incluso las espadas afiladas pudieran salir disparadas de sus ojos en este momento.

“¿Dices que soy presuntuoso?” Los ojos de Shu Luyao exudaron una gran presión oprimiendo a Pei Yu. Su aura era extremadamente dominante.

“¿Lo ha dicho mal? Usar tu propia personalidad para medir a los demás, pensar que todos en el mundo tendrían la misma preferencia que tú. Si esto no es presuntuoso, ¿qué es?” Al ver esta escena, la expresión de Che Yuan que estaba al lado de Pei Yu, se volvió fría mientras hablaba sin emociones. Un momento después, la mirada de Shu Luyao se volvió hacia Che Yuan mientras se reía fríamente, cambiando el tema. “Parece que la relación entre ustedes dos no es mala”.

Después de eso, no continuó hablando, pero sus ojos llenos de burla claramente contenían un significado diferente en su interior. Esto hizo que Pei Yu se enfadara aún más, pero en este momento solo escuchó a Che Yuan responder con calma: “Las principales potencias bajo el cielo son todas iguales. Aunque el Instituto Sabio Absoluto ha producido muchos genios sobresalientes antes, no está garantizado que no produzcan escoria”.

“Che Yuan, tus palabras son demasiado autoritarias. El hermano Shu nunca te había ofendido antes, pero lo humillaste frente a todos”. Jiang Yan inmediatamente se prendió y respondió. “El hermano Shu es un Elegido del Cielo del Instituto Sabio Absoluto, sin embargo, ¿usaste la palabra ‘escoria’ para describirlo? Eres simplemente demasiado arrogante”.

Cuando el sonido de su voz se desvaneció, muchas personas tenían una expresión de interés en sus caras. Parece que Jiang Yan quería que el caos estallara e intencionalmente magnificó el conflicto, queriendo que Che Yuan y Shu Luyao estuvieran en oposición unos con otros.

“Siempre he estado lleno de admiración hacia el Instituto Sabio Absoluto. Che Yuan, realmente has cruzado la línea”. Ni Feng continuó, agregando aceite al fuego. Como era de esperar, después de que hablaron, era imposible para Shu Luyao ignorar esto, incluso si lo deseaba. En este momento, las miradas de todos estaban sobre él.

“La arrogancia de Che Yuan es solo por este momento. Parece que después de que logró resonar una campana, ya ha olvidado sus modales y comienza a provocar gente de izquierda a derecha. ¡Jajaja!” Una persona se rió. Este también era un discípulo de una potencia mayor, la Mansión Inmortal Batalla Celestial de la Prefectura Yun. Todos los discípulos de esta potencia tenían una destreza de combate extraordinaria y tenían ramas en todas partes a lo largo de la Prefectura Yun. Incluso en el Condado Jiangling, tenían una potencia aquí con afiliaciones a ellos. Esa potencia no era otro que el Palacio Guerra Inmortal.

“Este Zhou Xingshan de la Mansión Inmortal Batalla Celestial también parece ser un alborotador”. Todos reflexionaron en silencio. Zhou Xingshan no tenía ninguna intención de provocar a Che Yuan, solo sentía que la situación ahora era divertida, por lo tanto, optó por decir lo que dijo.

La expresión de Shu Luyao se volvió pesada, no sabía dónde poner su rostro frente a tantos.

“¿Escoria? Por lo menos, no juego con mujeres aquí en el Condado Jiangling. Como ella es alguien de la Mansión Rey, definitivamente le daré cara al Rey de Jiangling a pesar de lo que ella dice. ¿Estas intentando decir algo dado lo apresurado que saltaste a su rescate?” Su mirada se volvió hacia Che Yuan y hacia Pei Yu, brillando con un malvado rayo de luz.

Pei Tianyuan observó en silencio, incluso cuando Pei Yu se mezcló con esto, no interfirió. El talento de Pei Yu en la Mansión Rey se puede considerar muy común y su estatus no era nada especial. Ahora que ella se convirtió en la mecha del conflicto entre dos genios, podría no ser necesariamente algo malo. Aunque las palabras de Shu Luyao insinuaron que ella se acostaba con Che Yuan, si Che Yuan se ponía de pie en su defensa y su relación se acercaría, todo valdría la pena.

“Declararte como una escoria ya está elevando su estatus”. Che Yuan se burló. “Yo, con el hermano Tianwen y Pei Yu acabamos de conocernos entre sí no hace mucho tiempo. Nuestros intereses son los mismos, por tanto, nos hicimos buenos amigos, pero las palabras que escupes totalmente retorcidas. ¿Cuán verdaderamente mal educado que eres?”

“¿Trío? Qué gusto”. Ni Feng habló fríamente cuando escuchó eso. Momentáneamente, las miradas de otros aterrizaron sobre ella mientras las sonrisas parpadeaban en sus ojos. Qué interesante, esta Ni Feng parecía fría y arrogante, pero sus palabras eran tan siniestras y viciosas. Naturalmente, el comportamiento de Ni Feng fue así debido a lo dominante que era Che Yuan antes de esto. Evidentemente, no se había tragado su ira del incidente anterior.

El cuerpo de Pei Yu tembló, su semblante palideció mientras sus manos delicadas se apretaban fuertemente en puños. Una joven dama siendo humillada así era un asunto extremadamente serio. Esto fue especialmente así dado el escenario de hoy. Las palabras de Ni Feng eran como flechas afiladas que penetraban en los corazones de los presentes.

Qin Wentian sintió ira cuando vio que la expresión de Pei Yu cambiaba y su cuerpo involuntariamente tembloroso. Estas personas eran realmente exageradas, en realidad usaban a una joven tan inocente como ejemplo, arrojando palabras desagradables, pintando una imagen falsa.

Levantó la cabeza y miró a Ni Feng. Esta mujer de la Secta Siete Espadas no era otra que la persona que quería ahuyentarlo de la campana antigua antes. Evidentemente, ella era una mujer obstinada y egoísta que no tiene nada más que a sí misma en sus ojos.

“Y pensar que la persona diciendo que tales palabras serían en realidad una mujer. ¿Cuán inconcebible… ¿O podría ser que has hecho algo tan descarado como esto antes, por lo tanto, es por eso que estás trayendo el término hoy?” Qin Wentian habló sin emoción, con los ojos fijos en Ni Feng.

Cuando el sonido de su voz se desvaneció, la expresión de Ni Feng se volvió glacial al instante. Su mirada de espada barrió a Qin Wentian cuando respondió con frialdad, “Imprudente, ¿quién demonios te crees que eres? Deja de decir cosas sin sentido o de lo contrario ¿crees que no voy a matarte aquí y ahora?”

Las miradas de varias personas presentes aterrizaron en Qin Wentian. Jiang Yan también comentó con frialdad: “¿Quién diablos es este tipo? ¿Tiene siquiera los requisitos para hablar ante nosotros?”

“Qué interesante, tal vez sea porque está sentado junto a Che Yuan y ha olvidado quién es”. Shu Luyao miró a izquierda y derecha y preguntó: “¿Ustedes conocen a este hombre?”

La gente negó con la cabeza mientras la burla brillaba en sus miradas. Che Yuan era alguien con estatus y posición, pero este hombre era diferente. ¿Realmente se atrevió a humillar a Ni Feng delante de todos aquí? Podrían sentir trepidación contra Che Yuan, pero cuando se encuentran con alguien como Qin Wentian que no tiene ningún estatus o trasfondo, ¿cómo no podrían atacar con dureza?

Pagina Anterior
Pagina Siguiente