Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 767 – Comunicación con la Campana Nueve Inmortalidades

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Ciudad Piaoxue siempre había sido una ciudad muy misteriosa. Su fuerza se originó desde la antigüedad.

Una vez, Ciudad Piaoxue fue algo construido por una existencia suprema. Se las arregló para militarizar una ciudad entera o más exactamente, la ciudad en sí misma era un arma divina extremadamente fuerte, que contenía un poder inconcebible.

Incluso hubo rumores que decían que había un espíritu de arma inmortal dentro de Ciudad Piaoxue.

Después de que el Maestro de Ciudad Piaoxue muriera, la Ciudad Piaoxue gradualmente se desvaneció en el silencio. Hasta muchos años después, donde el espíritu del arma inmortalizada se manifestaba ocasionalmente. Por lo general, las cosas eran silenciosas, pero cuando el espíritu del arma se manifestaba realmente, era el período de tiempo en que el espíritu del arma buscaba un amo.

Las Campanas Nueve Inmortalidades eran una medida de protección de la Ciudad Piaoxue. Habían estado aquí desde que se construyó esta ciudad y tenían una historia antigua. Cada vez que el espíritu del arma se manifiesta, usaría las nueve campanas para anunciar su despertar.

Las Campanas Nueve Inmortalidades fueron nueve conjuntos de armas divinas. También hubo personas que afirman que era un arma completa solo dividida en nueve piezas. Esto se convirtió en una prueba de la Ciudad Piaoxue, para aquellos que podían comunicarse con las Campanas Nueve Inmortalidades, tenían la oportunidad de conocer el secreto de Ciudad Piaoxue.

Por lo tanto, cada vez que se manifestaba el espíritu del arma, los expertos de la Prefectura Yun se dirigían hacia allí. Esto fue especialmente cierto en el caso de los poderosos armeros y los Inscriptores Divinos. Según la leyenda, solo aquellos que tenían talento para forjar armas tenían la oportunidad de comunicarse con las Campanas Nueve Inmortalidades, ganando su reconocimiento.

Pero a lo largo de estos innumerables años, nadie había descubierto el secreto de la Ciudad Piaoxue. Pero aun así, la gente de la Prefectura Yun nunca se rindió, lo intentaron continuamente y en cada intento, ocasionalmente hubo personas que recibieron una epifanía de las Campanas Nueve Inmortalidades y eventualmente se convirtieron en un Gran Maestro de armas divinas de su generación.

Las Campanas Nueve Inmortalidades, no cuestionan a los inmortales.

Las Campanas Nueve Inmortalidades no formarían ninguna resonancia con los expertos rango inmortal o superiores, solo reaccionaría a los que están por debajo del nivel Inmortal.

Pero en la antigüedad, todavía había algunas descripciones sobre las campanas.

Las Campanas Nueve Inmortalidades mostrarían el Dao a la inmortalidad, permitiéndole a uno convertirse en inmortal a través de un solo paso.

Nadie sabía lo que significaba esta frase exactamente. Como nadie había descubierto el secreto de Ciudad Piaoxue anteriormente, naturalmente no habría nadie que supiera lo que significaba esta frase. Pero aun así a lo largo de las generaciones, no faltaron personas que lo intentaron.

Más y más expertos se reunieron aquí. Además de los expertos del Clan Jiang, la Secta Llama Púrpura, Nueve Picos Helados y las otras potencias principales del Condado Jiangling, incluso había grandes potencias de la Prefectura Yun. Con respecto a los ciudadanos de Ciudad Piaoxue, naturalmente prestaron aún más atención a las campanas. Innumerables personas se congregaron fuera de este lugar y sus miras nunca salieron de las Campanas Nueve Inmortalidades.

Se rumoreaba que cada vez que el espíritu del arma se manifestaba, siempre había genios que podían comunicarse con él y obtener una epifanía extremadamente profunda, logrando una transformación de la percepción obtenida. Uno solo podría preguntarse, ¿habría algún personaje deslumbrante que surgiera de la manifestación del espíritu del arma esta vez?

“Esa persona es Jiang Yan del Clan Jiang, un genio armero de las generaciones más jóvenes y, además de eso, su destreza de combate también es extremadamente alta. Solo tiene más de cincuenta años y ya tiene una base de cultivo en el 8vo nivel de Tianxiang: puede ser considerado como una de las élites de la generación más joven del Clan Jiang”. Los espectadores declararon.

El primer grupo de expertos que el Clan Jiang envió con Jiang Kuang en aquel momento fue realmente lamentable. Jiang Kuang también era un genio armero, pero fue agredido lamentablemente cuando asistía a un banquete en Ciudad Wuyou. En este momento, se desconocía si estaba vivo o muerto.

“Este Jiang Yan es tan increíble, acaba de llegar aquí y sus alrededores ya comenzaron a brillar con luz rúnica. Él ya ha formado una conexión innata con varias inscripciones rúnicas para resonar con la Campana Nueve Inmortalidades, uno debe hacerlo primero antes de poder comunicarse con eso”. Los espectadores miraron a Jiang Yan mientras sus miradas parpadeaban.

Además de Jiang Yan, los discípulos de Nueve Picos Helados y Secta Llama Púrpura también intentaron. Esto incluía a la mujer de aspecto mezquino, así como al joven de la Secta Llama Púrpura que ridiculizó a Qin Wentian.

Qin Wentian no se molestó en el desprecio que la gente sentía por él. Se paró debajo de la campana antigua, sumergiéndose en su luz, pasando el tiempo en silenciosa contemplación.

Cada inscripción rúnica para él no era algo difícil de comprender. Lo que fue difícil fue que tuvo que usar estas runas para comunicarse con la Campana Nueve Inmortalidades. Si fuera simplemente entender las inscripciones rúnicas, sería imposible tener éxito.

“Las inscripciones rúnicas son la raíz de toda la energía, desencadenando las leyes del cielo y la tierra. Mientras pueda encontrar las leyes de estas runas, podría comunicarme y conectarme con la Campana Nueve Inmortalidades”. Qin Wentian reflexionó en silencio, mientras caminaba hacia el lado de la campana antigua y se sentó mientras cerraba los ojos, contemplándola en silencio.

Esta sesión suya duró varios días.

Las Campanas Nueve Inmortalidades habían estado en la Ciudad Piaoxue durante una cantidad desconocida de años, sin embargo, nadie ha logrado descubrir sus secretos. Ni siquiera los secretos contenidos en una sola campana.

A través de estos pocos días, la cantidad de expertos aquí se incrementó a medida que más y más genios intentaron comunicarse con la campana antigua. En frente de la campana antigua, incluso si hay un millón de personas antes, todavía no parece haber demasiadas.

En aquel entonces, la Joven Señorita que Qin Wentian vio antes en la casa de té también había llegado. Ella se paró a un lado y observó. Sus hermosos ojos parpadeaban y de vez en cuando aterrizaban sobre un joven que era mayor que ella.

“Los logros del Príncipe Heredero en inscripciones rúnicas son excesivamente altos, debería haber muchas posibilidades de que pueda comunicarse con la Campana Nueve Inmortalidades”. Unos pocos expertos en Fundación Inmortal se pusieron de pie a un lado y hablaron mientras ellos también miraban al joven.

Entonces resultó que este joven no era otro que el Príncipe Heredero de Mansión Rey de Jiangling, Pei Xiao.

Y en cuanto a esa joven, ella era una dama de sangre noble de la Mansión Rey de Jiangling. Su nombre era Pei Yu y ambos eran primos, y Pei Xiao era el mayor.

“Supongo que sí, simplemente no sabemos hasta qué punto sería capaz de formar una conexión innata con la campana”. Pei Yu habló en voz baja.

De repente, en este momento, innumerables inscripciones rúnicas convergieron de repente y se convirtieron en un río de luz rúnica que se precipitó contra la gigantesca campana antigua. Un momento después, se escuchó un ligero sonido de la Campana Nueve Inmortalidades, la reacción no fue tan buena.

“Es Jiang Yan. Como se esperaba de alguien del Clan Jiang, pudo hacer resonar a la Campana Nueve Inmortalidades aunque suavemente, a pesar de usar tan poco tiempo. Pero como pudo hacerla resonar, esto significa que tiene la oportunidad de comunicarse y formar una conexión innata con la Campana Nueve Inmortalidades”.

“¿Atacándolo directamente?” Qin Wentian murmuró. Con la intención de su voluntad, varias inscripciones rúnicas se iluminaron. Aunque no se transformaron en ninguna forma, esta corriente de luz estaba en peristalsis, retorciéndose con poder tiránico. Pero cuando esta ola se acercó a la campana antigua, todo se detuvo. Con otra intención más, todo se disipó en la nada.

“Si realmente es a través del ataque directo, puedo manifestar fácilmente muchas clases de fuerzas para atacar a la campana antigua. Pero si realmente es meramente atacando, no debería haber forma de realmente formar una conexión innata y comunicarse con ella. ¿Será que primero hay que hacer sonar la campana antes de encontrar un rastro de percepción dentro?” Qin Wentian reflexionó en silencio. Continuó cerrando los ojos mientras la luz que irradiaba de la campana caía sobre él. Sabía que estas runas también formaban parte de la Campana Nueve Inmortalidades.

“Debería haber un cierto tipo de runa desencadenante que permita que tanto humanos como armas resuenen con la misma frecuencia”. Qin Wentian murmuró. Entendió que las runas eran el disparador para activar la energía de la ley.

Lo que tenía que hacer era buscar este tipo exacto de runas.

Sin embargo, no iba a ser tan simple.

En los días siguientes, numerosos expertos continuaron llegando. Aunque fracasaron en su intento, no eligieron irse sino que se quedaron y volvieron a intentarlo. En este momento, a lo más podían sentir un poco la existencia del espíritu del arma, resplandeciendo dentro y fuera de su percepción y era extremadamente borroso.

“El Príncipe Heredero lo ha hecho. Aunque no se conectó por completo con la campana antigua, siempre y cuando pueda hacer sonar la campana, el espíritu inmortal del arma habría tomado nota de él. Mientras el Príncipe Heredero pueda forjar un arma divina supremamente fuerte, todavía hay una posibilidad de que gane el favor de la Campana Nueve Inmortalidades”. Muchos expertos de la Mansión Rey llegaron, se congregaron todos juntos mientras analizaban la situación.

En este momento, una oleada de fuerza tiránica se retorció frenéticamente, transformándose en una marea que parecía ser similar a inundaciones severas y bestias feroces, golpeando la campana antigua causando ruidos retumbantes que resonaron sin cesar, con un toque de majestuosidad en su interior.

“Impresionante, como se esperaba de un genio del Clan Jiang”. Un experto de la Mansión Rey elogió, mirando a los expertos del Clan Jiang. Jiang Yan Era realmente poderoso y está muy adelantado en comparación con los demás que lo intentaron. Si existe uno capaz de comunicarse con la Campana Nueve Inmortalidades, definitivamente no sería otro que Jiang Yan.

“¡BOOM!” Otra campanada continua resonó, pero el estruendo fue de un grado mucho menor en comparación con Jiang Yan. Pero aun así, fue suficiente para que el joven de la Secta Llama Púrpura que se burló de Qin Wentian tenga una expresión satisfecha en su rostro. Podía sentir que había un par de ojos sin forma mirándolo. Definitivamente debe ser el espíritu inmortal de la Campana Nueve Inmortalidades.

“Todavía necesito trabajar más duro”. Esta persona apretó los puños, sintiéndose un tanto agitado mientras continuaba intentando. Su mirada casualmente se dirigió hacia Qin Wentian que estaba sentado cerca de él. Este tipo era realmente muy despreocupado y no tenía nada que hacer. Desde el principio, el estar aquí fue solo una pérdida de tiempo.

“¡BOOM, BOOM, BOOM!” Justo en este momento, un timbre incomparablemente fuerte resonó a través del espacio, causando que muchos se sorprendieran. Los ecos de las ondas de sonido retumbaban, se desplazándose a los oídos de los presentes y haciéndoles temblar los corazones.

Hubo un total de nueve campanas de inmortalidad, y en este lugar, la campana antigua aquí fue solo una de las nueve. Para los otros ocho lugares, naturalmente había otros expertos que intentaban comunicarse con las campanas inmortales también.

“¡BOOM, BOOM!” La resonancia del timbre de la campana continuó resonando por los Cielos. Después de un momento, una voz humana sonó al unísono con las campanadas de una risa, “HAHAHA, Jiang Yan parece que eres inferior. Después de tanto tiempo, todavía no he oído nada de tu parte”.

Esta voz reverberó en el aire, llena de provocación. Jiang Yan inclinó su cabeza mientras la nitidez brilló en sus ojos.

“¿Quién es esa persona? ¿Pensar que realmente se atrevió a provocar al genio del Clan Jiang, Jiang Yan?” Una expresión de desconcierto apareció en las caras de algunas personas.

“Che Yuan”. Los ojos de Jiang Yan parpadearon mientras murmuraba, sus palabras causaron que los corazones de muchos temblaran, especialmente para aquellos de la Mansión Rey. Che Yuan era un hombre joven que provenía de un entorno extremadamente rico. En el mundo de la fabricación de armas, puede considerarse una leyenda entre la generación más joven, y él también procedía de un Terreno Sagrado de la Prefectura Yun, de la Mansión Inmortal Portal Maravilloso.

Esta potencia ha nutrido a muchos destacados Maestros Inscriptores Divinos. ¡Poco a poco fueron corroyendo lentamente la posición, el estatus y la influencia del Clan Jiang!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente