Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 742 – Trece Prefecturas Sabio Oriental

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

¿Cómo podría Qin Wentian no estar triste también? Pero para perseguir un pico más alto, buscar el secreto de su nacimiento, encontrar a Qing’er, no tuvo más remedio que abandonar este lugar.

En este momento, ya no sentía ninguna presión por parte de la Región Sagrada Real. Solo obstruiría su crecimiento.

El Soberano de Medicina se quedaría atrás para nutrir y guiar a Mo Qingcheng. Por lo tanto, el único que podía sacar a Qin Wentian era, naturalmente, nada menos que el Santo de Espada Li Mubai.

En el aire, Qin Wentian se sentó en el bote volador mientras navegaba por los Cielos a una velocidad vertiginosa.

“¿Hay un límite para estos Cielos?” Qin Wentian ya no podía ver las siluetas muy por debajo de él.

“En los mundos internos, normalmente habría una fuerza restrictiva sin forma que lo envolvería. Para las personas de mundos internos que quieren abandonarlo, necesitan un experto de rango Inmortal afuera para conectar el pasaje, rompiendo la capa de fuerza restrictiva antes de que puedan salir”. Explicó Li Mubai mientras Qin Wentian asentía con la cabeza. Como podía percibir las existencias de Constelaciones en las Nueve Capas Celestiales e incluso podía convocar Bestias de Guerra Astrales, esto ya probaba que la capa restrictiva estaba hecha de energía sin forma y no era corpórea.

Después de un largo período de tiempo, Qin Wentian ya no sabía en qué altura estaba. Ya podía sentir débilmente esa capa invisible de fuerza restrictiva. Incluso la velocidad de su bote volador se había ralentizado perceptiblemente.

“Bien, voy a romper la capa de restricción ahora. Prepárate”. Li Mubai habló. Después de lo cual, llevo a Qin Wentian mientras abruptamente se lanzaba hacia adelante. En este momento, Li Mubai se asemejaba a una espada afilada, la Luz Inmortal circulaba a su alrededor mientras las espadas cortaban la invisible presión sin forma de arriba. Una fluctuación intensa tembló en el espacio cuando un sonido ligero hizo eco. Qin Wentian solo vio estrellas en sus ojos cuando una fuerza aterradora lo arrojó hacia afuera a un vasto espacio sin límites.

“Esto…” El corazón de Qin Wentian tembló profundamente. Miró hacia adelante cuando vio extensiones de centelleantes luces resplandecientes que envolvieron el infinito cielo estrellado en su interior.

“¿Dónde está la Región Sagrada Real?” El corazón de Qin Wentian dio un vuelco.

“Allá, fuimos expulsados. Es solo una partícula desde nuestro punto de vista ahora”. La corona inmortal de Li Mubai también envolvió a Qin Wentian. Señaló una punta de luz en algún lugar alrededor. Así es, la Región Sagrada Real era simplemente un punto de luz entre innumerables otros.

“Eso es…?” El corazón de Qin Wentian tembló intensamente. Por allí, innumerables puntos de luz parpadeaban. ¿Podría ser que cada punto de luz fuera un mundo interno?

“Sí, ese tramo de espacio donde se encuentra nuestra Región Sagrada Real, a su alrededor también todos son mundos internos. En este momento, ya estamos muy lejos de ellos, por eso son tan pequeños. Sin embargo, cuando te acerques, descubrirás que cada mundo interno es infinitamente vasto. Pero, por supuesto, en comparación con los reinos inmortales, es simplemente una gota de agua en el océano”. Lu Mubai sonrió mientras explicaba. Qin Wentian miró hacia el horizonte en los reinos inmortales que irradiaban luz centelleante. Era como si la luz que emanaba de los mundos internos fuera simplemente un reflejo de eso de los reinos inmortales. Su mirada se movió de izquierda a derecha, pero no importaba dónde mirara, todavía estaría dentro del radio de los reinos inmortales.

“¿Hay mundos internos en una capa por encima o por debajo de los reinos inmortales?” Qin Wentian reflexionó.

“Mocoso tonto. En el vacío sin límites, ¿cómo podría haber direcciones como arriba y abajo? Arriba y abajo son simplemente puntos que son opuestos”. Li Mubai sonrió. Qin Wentian se anonadó antes de asentir con la cabeza. En el vacío, ¿dónde habría direcciones verdaderas? Si dos personas estuvieran a la deriva en el vacío en direcciones opuestas, ¿quién sería el único en el camino principal y quién sería el que marcha a la inversa?

“En realidad, la Región Sagrada Real así como los otros puntos de luz de allí, son los mundos internos alrededor de la Región Inmortal Qing Xuan”. Li Mubai explicó.

“¿Región Inmortal Qing Xuan? Escuché que hay un total de treinta y tres reinos celestiales, ¿dónde están?” Qin Wentian miró fijamente ese tramo de región astral. Un mundo interno visto desde tan lejos, era realmente parecido a una partícula. Algunos mundos eran tan pequeños que uno no podía verlo a simple vista.

“No pienses demasiado. Solo que este tramo de mundos ya se considera muy, muy vasto para ti. Vamos a seguir nuestro camino”. Li Mubai llevo a Qin Wentian y se dirigió hacia la dirección de la Región Inmortal Qing Xuan. Al mismo tiempo, también le recordó: “Tengo energía inmortal, por lo tanto no tengo problemas para resistir la fuerza de succión de los reinos inmortales. Pero no tienes forma de hacerlo, cuando nos acerquemos, la gravedad en la atmósfera formará una fuerza de succión que te arrastra hacia el suelo. Intenta no resistirlo. Con tu defensa, no deberías morir por una caída así, pero no iré contigo. ¡Hahaha!”

“No hay problema, Mayor ya ha hecho mucho por mí”. Qin Wentian respondió con gratitud.

“Prepárate bien, el área en la que aterrizaremos debe estar en la Prefectura Yun del Reino Inmortal Qing Xuan. Pero no tenemos manera de determinar en cual ciudad aparecerás. Vámonos”. Li Mubai habló, llevando a Qin Wentian con él mientras aceleraba hacia la región inmortal.

Qin Wentian miró los inmensos reinos inmortales sin límites, estaba situado dentro de una región astral en el espacio y se sentía como las Capas Celestiales que había percibido a través de su percepción. Una sonrisa le pintó la cara cuando su corazón se llenó de un anhelo interminable.

No mucho tiempo después, Qin Wentian sintió una fuerza de succión aterradora que lo arrastró a ese mundo. Cuanto más se acercaba, más intensa se volvía la fuerza de succión.

“En el futuro, sé más cauteloso cuando estés vagando por los reinos inmortales. Continúa”. Li Mubai lanzó Qin Wentian. Qin Wentian se sintió instantáneamente como una estrella fugaz cuando la fuerza de succión comenzó a actuar sobre él, derribándolo a gran velocidad. Un deslumbrante rastro se formó a partir de su trayectoria, pero era de un brillo insignificante en comparación con la luz que irradiaba de los reinos inmortales. En este momento, nadie en los reinos inmortales sabía qué tipo de olas provocaría la persona que causa esta trayectoria en el futuro.

……..

El Reino Inmortal Qing Xuan era un mundo real de los reinos inmortales. Alrededor de esta región había innumerables mundos internos. También hubo un sinnúmero de expertos que pertenecen a un número incontable de potencias.

Dentro de estas potencias, los más famosos son, naturalmente, nada menos que aquellos que se encontraban en la cima. Y las Trece Prefecturas Sabio Oriental fueron contadas dentro.

Las Trece Prefecturas Sabio Oriental eran las Trece Grandes Prefecturas del Reino Inmortal Qing Xuan. Era tan vasta que la distancia es inconcebible y tenía el nombre de Trece Grandes Prefecturas. Antes de esto, estas prefecturas no fueron nombradas así. Pero después que apareció el Emperador Inmortal Sabio Oriental. Él unificó las trece prefecturas antes de que obtuviera su nombre actual.

El nombramiento de mundos en los reinos inmortales normalmente ocurre por quien gobierna la región. Por ejemplo, la Nación Inmortal Chang Qing en la Región Inmortal Qing Xuan no tenía el nombre ‘Chang Qing’ en el pasado. Fue solo después de que el Emperador Inmortal Chang Qing se hiciera cargo y gobernara la Nación, que cambió su nombre.

Las Trece Prefecturas Sabio Oriental también eran lo mismas. El Emperador Inmortal Sabio Oriental estableció el Palacio Inmortal Sabio Oriental en las Montañas Sabio Oriental, que era su propia secta. La cantidad de discípulos y subordinados que tuvo, contendió y compitió contra otras potencias supremas antes de obtener la victoria. El Palacio Inmortal Sabio Oriental tiene una historia de varios cientos de años y después de que las trece prefecturas se unificaron, las Montañas Sabio Oriental se convirtieron en Terrenos Sagrados aquí. Aunque el Emperador Inmortal Sabio Oriental no controlaba y gobernaba directamente las trece prefecturas, todos sabían quién era el verdadero dueño de estas prefecturas.

La Prefectura Yun no era otra que una de las Trece Prefecturas Sabio Oriental. Fue gobernado por un discípulo del Emperador Inmortal Sabio Oriental conocido como el Rey Inmortal Xian Yun. También hubo un sinnúmero de potencias menores y mayores en la Prefectura Yun, pero no hubo ninguna que se atreviera a titular los lugares que gobernaban como naciones. Establecer una nación dentro del territorio de un Emperador Inmortal sin aprobación era simplemente pedir la muerte.

Ya había un total de 81 condados dentro de la Prefectura Yun y cada condado tenía muchas ciudades dentro de ellos. Por lo tanto, el número de ciudades dentro de la Prefectura Yun era tan elevado que puede considerarse innumerable.

———

Ciudad Wuyou no era otra que una ciudad entre las innumerables ciudades de la Prefectura Yun.

Y en este momento en el espacio aéreo sobre Ciudad Wuyou, un rayo de luz apareció abruptamente, disparando hacia abajo como un relámpago mientras los retumbantes sonidos resonaban por su velocidad aterradora.

“¿Qué es eso?” La gente de Ciudad Wuyou levantó la cabeza y miró el objeto parecido a una estrella fugaz. Muchas siluetas parpadearon mientras se retiraban, preocupadas de que el objeto pudiera estrellarse contra ellos.

“RUMBLE~!”

Un estallido estruendoso sonó cuando un enorme cráter incomparable apareció en el suelo. La gente en un radio de cien millas podía sentir el temblor de la tierra. Y en cuanto a los que estaban cerca, sintieron el estruendo sacudiendo sus cuerpos enteros. Sus ojos brillaron intensamente cuando volvieron sus ojos hacia el cráter.

Después de lo cual, solo vieron una figura envuelta en sangre, apareciendo en un estado extremadamente miserable. En realidad era un ser humano.

“¿Por qué esa persona cayó del cielo?” Algunos de los que estaban cerca tenían una falta de comprensión en sus caras.

“Esta persona aún es muy joven. Cayó desde esa altura a tal velocidad… Si no está muerto, ya debe haber estado paralizado, ¿verdad?” Alguien murmuró. Pero después de eso, solo escucharon sonidos de maldiciones en los labios de la figura sangrienta. La figura luchó un poco, moviendo su cuerpo, causando que todos quedaran perplejos.

Este tipo, qué defensa tan loca. ¿Todavía podía moverse en ese estado?

En este instante, Qin Wentian tuvo el impulso de golpear a alguien. El Santo de Espada Li Mubai le mintió. Cuando Li Mubai lo dejó, por lo que dijo Li Mubai, Qin Wentian supuso que debería tener la fuerza para resistir el tirón levemente. Pero cuando la fuerza de succión lo atrajo, descubrió que toda su fuerza era completamente inútil. Fue aplastado despiadadamente en el suelo, causando un inmenso dolor de cabeza y estaba en un estado extremadamente miserable. De haberlo sabido antes, habría conseguido que Li Mubai lo bajara personalmente sin importar nada más.

Bajo las miradas atónitas de la multitud, Qin Wentian se arrastró hacia arriba y se sentó al costado del cráter, mirando a la multitud. Sus ojos profundos parpadearon mientras observaba a la gente aquí en los reinos inmortales.

La mayoría tenía bases de cultivo en el Reino Tianxiang, y los más jóvenes eran todos los Soberanos Tiangang. No era como lo que muchos en los mundos internos han asumido. Que todos en los reinos inmortales eran inmortales.

Los reinos inmortales tenían innumerables vidas en ellos. Después de que cada humano naciera, tenían que depender de sí mismos para fortalecerse paso a paso. Era lo mismo que en los mundos internos, esta era una regla inmutable. La gente debajo de los inmortales inundaría los reinos, y no todos podrían estar en la cima.

“Oye, ¿por qué caíste de los Cielos?” En este momento, una persona se adelantó y preguntó. Era un joven de entre dieciséis y diecisiete años. Su mirada era simple y poco sofisticada, llena de una honesta curiosidad mientras miraba a Qin Wentian.

Qin Wentian no dijo nada, pero el joven continuó: “Tus lesiones parecen ser bastante pesadas. Déjame llevarte conmigo, mi abuelo debería ser capaz de tratar tus heridas”.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario