Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 731 – Bajas Desastrosas

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

La Formación Dragón Diabólico Cuerno Helado contó con expertos del Palacio Diablo Sangriento, su ataque fue indudablemente extremadamente autoritario y tiránico. Incluso cuando intercambiaba golpes contra la Marioneta de rango inmortal, no era de ninguna manera inferior, pero en este momento, en realidad estaba dividido en dos por la espada demoníaca. Este cambio abrupto sorprendió profundamente a todos. Todavía había otras manifestaciones de las Formaciones combinadas en el aire, y cada Formación combinada consistía en la numeración de mano de obra de varios cientos a mil expertos. En este momento, sus ojos estaban observando esta escena impactante mientras el miedo se instalaba en sus corazones.

Mo Qingcheng usó una túnica de fénix para defenderse del frenético pisoteo del Dragón Siabólico Cuerno Helado. Y Qin Wentian que salió de la Marioneta de combate usó ‘esa’ espada y dividió al dragón en dos.

Esta pareja sorprendió a todos los presentes una vez más.

“¡Esa espada demoníaca!” Los ojos de la multitud estaban clavados en esa espada demoníaca de mil metros de largo. En este momento, resplandores deslumbrantes brillaban alrededor de la espada demoniaca, exudando unas palabras rúnicas de aspecto antiguo llenas de un aura arcaica.

“¿Qué palabras rúnicas son esas? No puedo entender ninguna de ellas”. Zai Yan miró la espada demoniaca. Era obvio que la fuerza para dividir la Formación combinada no pertenecía solo a Qin Wentian. En ese caso, debe haber tomado prestado el poder de esta espada. En este momento, la espada demoniaca era como si haya sido despertada, y estaba irradiando un poder impactante en todo el mundo.

“Las runas, parecían ser una vieja escritura olvidada. Me pregunto de dónde se originó esto”.

Los corazones de los expertos se estremecieron. Las palabras rúnicas en la espada demoníaca se asemejaban a runas inmortales. Su brillo iluminó el espacio a su alrededor y fue lo que causó que la espada demoníaca irradiara tal poder.

La Formación Dragón Diabólico Cuerno Helado se hizo añicos cuando una fila de expertos dentro de ella fue completamente aniquilada. También hubo muchos que fueron asesinados y heridos por el Qi Espada y sus pérdidas fueron aún más desastrosas en comparación con la Secta Trueno Violeta. Un solo golpe de espada hizo que el 80% de sus expertos murieran, ¿qué tan tiránico fue eso? Debajo, en el suelo, se veían enormes fisuras como si se tratara de un fenómeno natural, enterrando directamente los cadáveres de los que habían muerto.

Esta batalla fue simplemente demasiado desesperada. Hasta ahora, hubo un total de tres grandes Formaciones combinadas de la Secta Sagrada Real que han sido destruidas. El Rey Murciélago de relámpago se formó a partir de los expertos de la Facción Trueno Violeta, el Dragón Diabólico Cuerno Helado de los expertos del Palacio Diablo Sangriento y el Buey Demoniaco de los expertos de la Facción Gran Tierra. Las pérdidas que sufrieron hoy, superaron la cantidad que la Secta Sagrada Real había experimentado alguna vez después de proclamar la hegemonía sobre este mundo. Esta batalla de hoy seguramente entraría en los libros de historia.

Aunque las pérdidas sufridas por el Valle Soberano de Medicina fueron mucho menores en comparación, todavía era extremadamente desastroso. Después de todo, su fuerza era originalmente más débil que la Secta Sagrada Real, solo podían luchar junto con las Marionetas de combate y unir fuerzas con los expertos de la Facción Espada de Batalla para resistir. Y ahora, muchas de esas Marionetas de combate ya habían sido destruidas, el poder de ataque de las Formaciones combinadas era simplemente demasiado formidable. Una guerra de este grado era algo que ambas partes no podían soportar fácilmente.

Pero, por supuesto, el hecho de que la Secta Sagrada Real sufriría pérdidas tan desastrosas, era algo que nunca habían esperado. Al principio pensaron que podrían reclamar la victoria con su fuerza autoritaria, destruyendo la Facción Espada de Batalla de una vez por todas.

Lo que es más aterrador es que incluso en esta situación, la guerra aún no ha concluido. Qin Wentian cuyo cuerpo resplandecía con una vela blanca que brillaba como la Luz Inmortal, así como esa espada demoníaca cubierta de runas, parecía haberse amalgamado en un solo cuerpo. Levantó la cabeza y miró a los expertos de la Secta Sagrada Real y solo una sola mirada de él fue suficiente para hacer que aquellos que coincidían con su mirada sintieran que sus almas temblaban de terror. Podrían decir que su espada deseaba dividir nada menos que los Cielos.

“¡Bzz!”

La espada demoniaca bailó, Qin Wentian rugió de rabia y atacó con fuerza aplastante, apuntando al suelo. Los restantes supervivientes del Palacio Diablo Sangriento palidecieron. Qin Wentian no tenía la intención de darles un camino de supervivencia, quería matarlos.

“¡MUERAN!” Los ojos de Qin Wentian parpadearon con terrorífica intención de matar. Anteriormente, el Dragón Diabólico Cuerno Helado manifestado por los expertos del Palacio Diablo Sangriento estaba pisoteando a Mo Qingcheng incesantemente. Ahora, él quería que pagaran con sus vidas como el precio por hacer eso.

Apareció una fisura incomparablemente profunda y todos los expertos del Palacio Diablo Sangriento que entraron en contacto con el resplandor de la espada demoníaca quedaron lacerados. Cuando la espada se desplomó, más del 90% de los sobrevivientes restantes cayeron. Podría decirse que la Facción Diablo Sangriento de la Secta Sagrada Real había sido completamente aniquilada.

Demasiado desastroso, en aquel entonces, el Salón Rey Píldora estaba precisamente dividida por la espada demoníaca en las manos de Qin Wentian. ¿El Palacio Diablo Sangriento realmente se atrevió a tratar a Mo Qingcheng de esta manera? Sus pérdidas ahora eran incluso peores en comparación con el Salón Rey Píldora de antaño.

Esta deuda de venganza, Qin Wentian lo pagó instantáneamente hoy.

“¡Bzz!”

El Qi Demoníaco devastó los alrededores cuando la espada demoníaca fue levantada una vez más. Los expertos restantes del Palacio Diablo Sangriento tenían una expresión de desesperación en sus caras. ¿Qin Wentian aún va a matar? ¿Matarlos en la medida en que ni siquiera uno de ellos permaneciera?

“¿POR QUÉ TODOS NO ESTÁN ACTUANDO?” Los sobrevivientes del Palacio Diablo Sangriento inclinaron la cabeza y gritaron a Zai Yan y los demás. Las manifestaciones de su Formación combinada seguían intactas, pero todos miraban estupefactos como idiotas mientras morían ante Qin Wentian.

¿Deberían actuar? En este momento, ¿quién se atrevió a entrar en contacto con el brillo rúnico que irradiaba la espada demoníaca?

“Aunque se llame el poder de la espada demoníaca, estoy muy seguro de que esto es solo una ocurrencia temporal. Mientras ataquemos juntos y matemos a Qin Wentian, la espada demoníaca sería simplemente un objeto muerto”. Los ojos de Zai Yan contenían una luz parpadeante de avaricia. Esta espada demoníaca era definitivamente un tesoro rango inmortal, y debe ser uno de rango extremadamente alto.

Qin Wentian inclinó la cabeza y miró a los que estaban en el aire. Un momento después, su cuerpo también se elevó hacia arriba. De alguna manera, la espada demoniaca ya no se sentía tan pesada como antes. Apuntó la espada demoniaca hacia el cielo mientras el resplandor inmortal de él era tan brillante que incluso causó que el cielo y la tierra perdieran su brillo.

Esas manifestaciones miraron a Qin Wentian con inquietud. Zai Yan y los expertos de la Facción Núcleo también se habían unido en una Formación combinada y habían creado una manifestación, pero seguían ordenando a los demás que actuasen por ellos y ni siquiera movieron un músculo. Aunque supuestamente estas facciones también formaban parte de la Secta Sagrada Real, la Facción Núcleo ni siquiera pestañeaba, sin importar cuántas bajas sufrieran las otras facciones. Independientemente de si fue la Facción Gran Tierra o la Secta Espada de Batalla o lo que sea, siempre que conserven el nombre de hegemonía, habrá un sinnúmero de potencias que desean subir a la cima para ser parte de las nueve Grandes Sectas.

Por lo tanto, los de la Facción Núcleo se contentaron con sentarse y comandar a los demás.

“¡Bzz!”

En este momento, Qin Wentian blandió la espada demoníaca y se lanzó hacia Shang Ying, el líder de la Facción Gran Shang.

“¡RETIRADA!” Shang Ying era extremadamente cauteloso por naturaleza, pero lamentablemente, después de combinar sus fuerzas y formar esa manifestación, aunque su ataque y defensa crecieron insanamente, su velocidad había caído en contraste, y era más difícil maniobrar la manifestación.

La espada demoniaca se redujo, la luz de espada se adentró en el vacío. Shang Ying rugió de ira cuando la manifestación desencadenó su ataque más fuerte posible para defenderse contra el asalto entrante de la espada demoníaca.

Pero bajo esa luz de runa supremamente poderosa, todos los ataques fueron inútiles. Shang Ying se retiró explosivamente, desenganchándose directamente de la Formación combinada. Cuando el golpe con espada cortó la Formación, destruyó todo, lo que resultó en un sinnúmero de bajas. Nadie sabía cuántos expertos del Imperio Gran Shang perecieron.

Qin Wentian aún aceleraba hacia adelante, todavía quería matar.

“¡DISPÉRSENSE, RETÍRENSE RESPECTIVAMENTE! Esperen hasta que agote su fuerza antes de que nos reunamos nuevamente”. Zai Yan también sabía que no se podía hacer nada ahora cuando veía la situación. Solo podían elegir retirarse temporalmente. No había forma de que Qin Wentian pudiera sostenerse para siempre.

Cuando el sonido de la orden de Zai Yan sonó, los expertos de las diversas Formaciones combinadas se dispersaron mientras escapaban individualmente.

La base de cultivo de Qin Wentian era más débil, su velocidad no sería lo suficientemente rápida como para perseguirlos. Se detuvo en el aire y blandió su espada, saltando hacia la espalda de los expertos en todas direcciones. Aquellos desafortunados que no fueron lo suficientemente rápidos fueron cortados a la muerte en el aire.

Muy rápidamente, los expertos de la Secta Sagrada Real huyeron limpiamente dejando solo a aquellos que estaban demasiado heridos en la medida en que no tenían la fuerza para escapar.

Una escena tan inesperada provocó que los expertos del Valle Soberano de Medicina y la Facción Espada de Batalla quedaran completamente atónitos mientras miraban con inquietud al joven que empuñaba la espada demoníaca.

El viejo Ancestro de la Secta Espada de Batalla miró directamente al joven con los ojos abiertos. Ese joven parecía como si ya pudiera ser invencible en este mundo a pesar de que aún no había madurado completamente.

“Mocoso, definitivamente superarás a todos los genios en la historia de nuestra Región Sagrada Real y alcanzarás una altura sin precedentes. La Secta Sagrada Real es solo un escalón en tu camino. Espero con anticipación ver el día en que realmente irradies un luz suprema que pertenezca solo a ti”. El viejo Ancestro murmuró en su corazón. Invocó involuntariamente la primera vez que conoció a Qin Wentian. En ese momento, quiso aceptar a Qin Wentian como su discípulo pero fue rechazado por este joven. En aquel entonces trataba a Qin Wentian como un joven interesante. Pero ahora, ya no lo hizo. Sabía que llegaría un día en el que la luz que irradiaba Qin Wentian sería aún más brillante en comparación con las Constelaciones en el cielo.

En este momento, dos aterradoras auras descendieron del cielo. Los dos expertos de rango inmortal descendieron y se pararon sobre todos ellos.

El Santo Emperador y el Soberano de Medicina se oponían el uno al otro. A pesar de que los dos no vieron las escenas antes, ambos estaban muy claros en sus corazones con respecto a los resultados debido a sus poderosas percepciones. Y en este momento, la expresión del Santo Emperador era extremadamente desagradable de contemplar.

“Viejo fenómeno indestructible, ¿has dejado este mundo antes? ¿De dónde sacaste tu arte inmortal?” El Santo Emperador preguntó fríamente. Ascendió la mortalidad antes que el Soberano de Medicina, por lo tanto, estaba más familiarizado con respecto a este reino de cultivo. Sin embargo, no pudo hacer nada cuando se enfrentó al Soberano de Medicina. El arte inmortal que el Soberano de Medicina había cultivado era más poderoso que el que tenía.

“¿Qué tiene esto que ver contigo? No puedo hacerte nada y no puedes hacerme nada”. El Soberano de Medicina respondió con frialdad. Esta fue también la razón por la que acordaron no actuar contra los mortales personalmente. Debido a que ambas partes no podían hacer nada el uno contra el otro, una vez que el Santo Emperador actuara para matar a los expertos del Valle Soberano de Medicina, el Soberano de Medicina podría aniquilar a los expertos de la Secta Sagrada Real. A menos, por supuesto, que uno de ellos esté muerto.

“Terminemos las cosas aquí”. La voz del Santo Emperador no tenía emoción, echó un vistazo a Qin Wentian y a la gente de la Facción Espada de Batalla mientras hablaba: “Los miembros de la Secta Espada de Batalla se rebelaron contra mi Secta Sagrada Real. Todos están sentenciados a muerte”.

“Tu Secta Sagrada Real tomó la iniciativa de querer matarnos y ¿ni siquiera nos permites actuar en nuestra propia defensa?” Xu Cang miró al Santo Emperador, ya no hablaba con respeto.

“Hmph, solo espera por tu muerte”. El Santo Emperador resopló fríamente. En realidad, cuando dijo ‘terminemos las cosas aquí’, el Santo Emperador ya había admitido la derrota. Hoy en día, en el territorio de la Secta Sagrada Real, el Valle Soberano de Medicina realmente logró arrebatar a los de la Facción Espada de Batalla. Esta fue definitivamente una marca negra en la historia de la Secta Sagrada Real.

“Retirada”. El Soberano de Medicina emitió la orden ya que las personas de su lado comenzaron a retirarse. Qin Wentian lanzó una mirada al Santo Emperador en el aire. Después de lo cual, se paró en la parte posterior de la Marioneta Xuanwu mientras el resplandor de su espada demoníaca se desvanecía, transformándose de nuevo en la versión más pequeña y fue mantenida por Qin Wentian. Qin Wentian luego cerró los ojos, hundiéndose directamente en un sueño profundo.

“¡Wentian!” Mo Qingcheng corrió a su lado.

“No te preocupes, su cuerpo está sobrecargado por el combate anterior. Ese nivel de poder no es algo que debería tener en su nivel de cultivo actual, solo déjalo dormir bien”. El Soberano de Medicina caminó hacia el lado de Mo Qingcheng. Mo Qingcheng asintió y no molestó a Qin Wentian, sentándose silenciosamente junto a él en medio de su retirada.

Muy rápidamente, las noticias de esta batalla circularon alrededor de la Región Sagrada Real, ¡lo que generó una escala de conmoción sin precedentes!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente