Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 705 – Derribados de su Pedestal Divino

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Las acciones del Soberano de Medicina hoy han sobrepasado la imaginación de todos.

El reino del que se habla en las leyendas, al mismo nivel que el Santo Emperador de la Secta Sagrada Real. Marionetas de combate increíblemente poderosas… Para proteger a Qin Wentian, el Soberano de Medicina libró directamente la guerra contra la Secta Sagrada Real. Esta fue la primera vez después de que la Secta Sagrada Real dominara el mundo después de decenas de miles de años que enfrentaron una provocación y una amenaza tan graves. Quizás desde este momento en adelante, la Secta Sagrada Real podría no ser la hegemonía de este mundo por más tiempo.

Desde lejos, entre la multitud de personas, incluso el Señor de Asociación Río Estrella del cuartel general de la Asociación Río Estrella había llegado.

La Asociación Río Estrella siempre operaba en las sombras. Mientras puedan lograr sus objetivos, no importa qué métodos usen. Qin Wentian llegó a la Ciudad Sagrada Real y dado que la Secta Sagrada Real deseaba matarlo, su Asociación Río Estrella simplemente se sentaría en la cerca y miraría. Ni siquiera necesitan actuar personalmente. Después de que la Secta Sagrada Real matara a Qin Wentian, la Asociación Río Estrella apuntaría directamente con sus armas hacia Gran Xia y se enfocaría en el restablecimiento de sus ramas.

Sin embargo, nunca esperaron que el Soberano de Medicina en realidad ocultara sus habilidades tan profundamente y haya alcanzado el reino legendario. No solo eso, al ver su determinación de proteger a Qin Wentian, quien quiera matar a Qin Wentian tendría que pasar el juicio primero.

“No va a ser fácil”, reflexionó en silencio el Señor de Asociación Río Estrella. Sin embargo, el poder que la Secta Sagrada Real mostró fue solo la punta del iceberg.

La Secta Sagrada Real había dominado y gobernado este mundo por incontables años. Además de la Facción Núcleo, había otras facciones de potencias dentro de ella y tenían más de diez millones de expertos. Los expertos que aparecieron aquí hoy fueron solo una minoría. No esperaban encontrarse con una obstrucción tan intensa y sufrir tales pérdidas simplemente para matar a Qin Wentian.

En el aire, Lu Ziyan vio como se desarrollaba la escena. Las Marionetas de combate poseían una ventaja absoluta y al ver eso, ella no pudo evitar comentar sarcásticamente: “Un mundo de indígenas es un mundo indígena después de todo. Aunque muchos de estos Ascendentes tienen una gran base de cultivo, su destreza en el combate es inferior a estas Marionetas. Aunque estas Marionetas son todas muy poderosas, ¿pero cómo se enfrentarían contra un humano que es realmente fuerte? Tristemente, parece que tu Secta Sagrada Real ni siquiera tiene una persona de ese calibre”.

Las expresiones de Zai Xuan que estaba a un lado cambiaron drásticamente, no tenía nada que decir al observar la batalla caótica. Arriba en el aire, el Soberano de Medicina miró la gigantesca cara del Santo Emperador y declaró: “Santo Emperador, si contamos la cantidad de años que hemos vivido, puedes ser considerado mi junior. Antes de esto, nunca he tenido ninguna intención de ir en contra de tu Secta Sagrada Real para luchar por el puesto de hegemonía, pero sigues forzando mi mano. ¿Por qué debes hacerlo?”

La gigantesca cara del Santo Emperador estaba tan calmada como siempre, como si estas pérdidas no causasen ninguna fluctuación en su corazón. Sus ojos se volvieron hacia el Soberano de Medicina, “¿De dónde sacaste estas Marionetas?”

“No necesitas saber sobre esto”. El Soberano de Medicina estaba parado con sus manos entrelazadas detrás de su espalda mientras respondía débilmente.

La mirada del Santo Emperador se volvió hacia los horizontes, en este momento, varias figuras podían verse silbando en el aire. Luego habló, “¿Con solo estas Marionetas? Temo que no serán suficientes”.

Estos recién llegados se precipitaron directamente hacia la Plataforma de Batalla Sagrada e instantáneamente, aquellos espectadores de lejos abrieron rápidamente un camino ya que sentían gran inquietud en sus corazones. Estos expertos que acababan de llegar parecían una legión aterradora, la unidad de combate más poderosa que la Secta Sagrada Real podía reunir. Cualquiera de ellos tenía la fuerza suficiente para causar que los corazones de la multitud temblaran de miedo. Este fue el poder más fuerte que la Facción Núcleo pudo reunir, se desplegaron y estaban dispuestos a pagar cualquier precio para matar a Qin Wentian. O tal vez con más precisión, esto ya no era una cuestión de matar a Qin Wentian, era algo que afectaría su posición como el hegemon de este mundo.

Si fueran derrotados, ¿cómo los verían las personas de este mundo?

Si su Secta Sagrada Real perdiera contra el Valle Soberano de Medicina, ¿cambiaría la posición de la hegemonía?

Una espada gigantesca fue sacada repentinamente de su funda, mientras estaba sostenida en las manos de un experto, a la vez la luz brillante iluminaba los Cielos. Una temible hacha gigante color sangre apareció en las manos de otro experto, causando que la Luz Astral parpadeara cuando el cielo cambiaba de color.

Estos expertos recién llegados actuaron en formaciones de siete mientras se apresuraban hacia las Marionetas, y cada uno de ellos unía sus manos para tratar con una Marioneta de combate.

Solo para ver que en una de las batallas, siete poderosos expertos rodearon la Marioneta del dragón dorado. La resplandeciente luz de sus Constelaciones era ilimitada mientras se superponían entre sí cuando una abrumadora fuerza destructiva se abalanzó sobre la Marioneta. Los siete se pararon en direcciones diferentes entretanto la Luz Astral de las Constelaciones apiladas brillaba sobre ellos, aumentando su fuerza.

La Marioneta del dragón dorado aulló de rabia cuando un temible Qi de laceración desgarró el aire. La Marioneta apuntó su garra hacia alguien en cierta dirección solo para ver que su objetivo se transformó repentinamente en un rayo de luz junto con los otros seis mientras se disparan dentro de la Constelación superpuesta. La garra draconiana arremetió contra la Constelación causando finas grietas. Sin embargo, un momento después, el abundante Qi Astral cubrió inmediatamente las grietas y las reparó instantáneamente. No hubo ningún daño hecho en absoluto.

“¡Bzz!”

En el aire, un hacha aterradora color sangre partió desde el cielo. Poseía una fuerza tan poderosa que el espacio en su entorno fue destrozado, dejando solo un arco de luz carmesí que partió hacia abajo con un impulso inexorable.

“¡BOOM!”

Ese golpe destructivo se estrelló contra la Marioneta del dragón dorado, haciendo que su figura temblara violentamente cuando fue forzado hacia abajo, golpeando violentamente la Constelación.

“¿Qué tal ahora?” Zai Xuan sonrió a Lu Ziyan cuando vio que la batalla giraba.

“Siete expertos como una unidad, uno entre ellos se convierte en el controlador de la Constelación superpuesta, combinando la fuerza de siete en uno para desatar una fuerza abrumadora. Dado que estas personas son todos poderosos Ascendentes, supongo que esta estrategia no es mala, esto no puede significar nada. Tu secta es simplemente demasiado débil, por eso necesitan utilizar esa estrategia”.

Lu Ziyan habló lentamente, su mirada se volvió hacia Qin Wentian. Parece que este rey indígena ya está decidido a matar al genio más sobresaliente jamás visto en este mundo de indígenas.

Si esa persona cayera en este remoto y patético mundo, sería realmente una pena.

La batalla se hizo cada vez más intensa, a la vez que cada uno de las poderosas Marionetas de combate estaban rodeadas por unidades de siete expertos. Los espectadores se quedaron sin palabras cuando vieron esta escena. Lo más probable es que la Secta Sagrada Real haya enviado a todos sus expertos más fuertes en la batalla esta vez. Fue simplemente demasiado aterrador.

La Secta Sagrada Real no se daría por vencida hasta que obtuviera la victoria.

“Realmente será lamentable si estas maravillosas Marionetas son destruidas”. El Santo Emperador habló sin emoción, pero sus ojos no mostraban indicios de renuencia.

“¡BOOM, BOOM, BOOM!”

En el aire, las Marionetas rodeadas soportaban incesantemente los ataques torrenciales. Y debido a la llegada de estos expertos, aquellos Ascendentes más débiles de la Secta Sagrada Real se encontraron libres del combate. En este momento, sus miradas involuntariamente se volvieron hacia Qin Wentian.

“Mátenlo”. Una voz extremadamente fría resonó cuando numerosos expertos se lanzaron contra Qin Wentian desde diferentes direcciones, desencadenando su intención asesina. Sin embargo, la Marioneta Xuanwu todavía estaba allí protegiendo a Qin Wentian.

Qin Wentian observó la embestida de los expertos que se apresuraban cuando una luz helada brilló en sus ojos. Sin embargo, en este momento, el Xuanwu simplemente se acercó con una garra enorme y agarró a Qin Wentian, cubriéndolo por completo. Esto hizo que Qin Wentian se quedara sin palabras, solo una garra de esta tortuga gigante era suficiente para envolverlo por completo, haciendo que no pudiera ver el combate afuera, solo podía oír los ruidos.

“¡RUMBLE!”

Numerosas corrientes de temibles ataques azotaron a la tortuga gigante, sacudiendo los Cielos con su fuerza combinada. Sin embargo, aunque los sonidos fueron atronadores, no hubo un rastro de daño a la Marioneta Xuanwu. No había ni un solo rasguño en su caparazón.

La inmensa Xuanwu levantó la cabeza y en ese momento, una larga lanza que contenía un poder abrumador atravesó hacia el ojo, pero no pudo atravesarlo. De repente, la Marioneta tomó aliento y escupió un Qi Helado hacia afuera, congelando instantáneamente al atacante, transformándolo en una estatua de hielo. Mientras  una cola de serpiente que luego barrio con un sonido claro de hielo desquebrajándose, haciendo que el experto congelado se rompa en pedazos.

“Esto…” Los ojos del Santo Emperador se estrecharon mientras miraba el Qi Helado que irradiaba la tortuga gigante.

El Xuanwu se movió de nuevo, causando ruidos retumbantes en el aire. Abrió sus fauces y respiró profundamente en un frenesí mientras exhalaba una vez más. Al instante, mientras el Qi extremadamente frío irradiaba hacia afuera, todo en sus alrededores cercanos, incluidos los expertos de la Secta Sagrada Real y las Marionetas a las que atacaban, estaban todos congelados.

El tiempo pareció detenerse al mismo tiempo que todo se convirtió en estatuas de hielo. Este mundo de repente se convirtió en un mundo de hielo y escarcha.

La enorme cola barrió una vez más cuando una aterradora energía destructiva impregnó el aire, disparando en todas las direcciones. Bajo las miradas atónitas de la multitud, los cuerpos de los expertos se hicieron añicos, dejando intactos a las Marionetas de combate.

En un solo instante, decenas de expertos de la Secta Sagrada Real murieron.

“Qi Helado Inmortal del Inframundo, tú…” La expresión de la gigantesca cara del Santo Emperador en el aire cambió drásticamente. Sus ojos se volvieron rojos mientras miraba a la Marioneta Xuanwu. Era simplemente una máquina de matar, no había ningún experto de la Secta Sagrada Real que pudiera resistirlo.

“¡Retirada!”

Los expertos restantes se retiraron rápidamente, todos ellos eran Ascendentes Tianxiang extremadamente poderosos. Tal escena no podría ayudar a hacer que los corazones de muchos golpeen en intensidad.

¿Era esta la fuerza de la Secta Sagrada Real? Como hegemon de este mundo, ciertamente tenían una fuerza trascendente que era suficiente para reprimir este mundo. Sin embargo, hoy fueron derrotados en manos de las Marionetas de combate del Soberano de Medicina.

Especialmente esa Marioneta Xuanwu al final, esto hizo que muchos tuvieran una hipótesis audaz en sus corazones. ¿Era una Marioneta inmortal?

Contra tal poder, incluso los Ascendentes de nivel pináculo no podían resistir un solo ataque. Simplemente no fueron suficientes.

Los expertos en el aire huyeron a gran velocidad, todos ellos eran personas de la Secta Sagrada Real. La legión más fuerte que pudieron reunir fue derrotada hoy. Esto definitivamente afectaría su estatus y de ahora en adelante, la Secta Sagrada Real no era el único hegemon en este mundo.

Al principio, Qin Wentian derrotó a los oponentes en dos niveles de cultivo superiores a él, y después de eso, las Marionetas de combate del Soberano de Medicina derrotaron a la legión de la Secta Sagrada Real. ¡Hoy, la Secta Sagrada Real realmente había sido derribada de su pedestal divino!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente