Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 612 – Ciudad Sagrada Real

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

El 22do golpe de espada. Qin Wentian se paró frente a la muralla de la montaña mientras miraba la imagen. Por primera vez, aparte de la escena de demonios gigantescos, también había una gran pieza de cielo estrellado que se asemejaba a un Fenómeno Celestial.

“Constelación, estas bestias demoníacas están todas bajo la supresión de esa Constelación”. Qin Wentian miró a las bestias demoníacas causando estragos bajo el cielo, pero todas estaban envueltas por la luz de las estrellas. Tal Constelación, sin duda solo podría ser manifestada por un Ascendente Tianxiang.

La manifestación de una Constelación fue el símbolo de un cruce al Reino Tianxiang.

Estas bestias demoníacas rugieron y devastaron la tierra, y en este momento bajo la luz de la Constelación, innumerables espadas afiladas silbaron en el aire, descendiendo del cielo como rayos de luz meteórica. Una energía destructiva envolvió todo el espacio cuando las bestias demoníacas comenzaron a aullar en la miseria. Poco después, la sangre roció en el aire, todas ellas estaban más muertas que los muertos, destruidas por el poder aterrador de esa Constelación.

“Tal Constelación es tan poderosa”. El corazón de Qin Wentian tembló. Había oído antes que la disparidad entre las Constelaciones podía ser abrumadoramente grande y no podía evitar preguntarse a qué nivel pertenecía la Constelación ante él.

“Este tipo de energía destructiva parece similar al poder del rayo, sin embargo, no hay rastros evidentes de rayos o truenos. La luz que brilló por ahí contenía una energía de destrucción ilimitada, esa es la única pista”. Qin Wentian murmuró. Había oído que la formación de una Constelación podría consistir en muchas cosas diferentes. Las Constelaciones que se formaron a partir de la asimilación de la Intención verdadera de un solo Mandato en un Alma Astral fueron las Constelaciones más simples de todo tipo. La Constelación ante él podría usar el poder de las espadas; esto indica que el Alma Astral utilizada para formar esto debería ser un Alma Astral tipo Espada.

Para algunas Constelaciones más únicas, estarían formadas por la fusión de dos o incluso tres clases de Intenciones verdaderas de varios Mandatos. Este tipo de Constelación era sumamente fuerte y, especialmente para aquellos con una comprensión incomparable, podrían formar Constelaciones supremamente fuertes inusuales, extrañas o incluso mutadas a partir de los conocimientos adquiridos durante sus comprensiones. Por ejemplo, dos personas diferentes pueden usar el mismo tipo de Intención verdadera de los Mandatos para comprender sus Constelaciones, pero el producto final – la Constelación eventual formada podría ser muy diferente, y la disparidad en la fuerza también sería muy diferente.

La Constelación en la imagen que tenía ante él no parecía ser una Constelación formada únicamente por la Intención verdadera del Mandato de Rayo.

“¿Existe también la Intención Verdadera del Mandato de Espada?”, Reflexionó Qin Wentian. Después de todo, el Mandato de Espada también sobresalió en fuerza destructiva, y no sería una sorpresa para él poder lograr tal destrucción total.

Sin embargo, incluso si Qin Wentian lo haya adivinado, a menos que pudiera comprender cómo formar una Constelación exactamente, no habría forma de que descifrase este ataque.

Además, su base de cultivo estaba solo en el 7mo nivel de Tiangang. Aunque su voluntad de Mandatos ya había alcanzado el Límite de Perfección, todavía no había comprendido realmente una Intención verdadera, y mucho menos una fusión de ellas. Simplemente fue muy difícil.

Los primeros siete golpes de espada solo contenían una única Intención verdadera dentro de cada una de ellas. Pero desde el 22do golpe de espada en adelante, la dificultad se disparó a otro nivel de dificultad una vez más.

Qin Wentian cerró los ojos en silencio en contemplación. Hubo algunas veces que estiró las palmas y las colocó en la muralla de la montaña, pero falló en todo momento. Evidentemente, hubo un error en las percepciones que obtuvo.

Muy rápido, pasó otro día. Qin Wentian percibió débilmente que existía la Intención verdadera de Viento dentro del golpe con espada. ¿Podría ser esto una fusión entre la Intención verdadera de Viento y Rayo? No sabía qué efecto habría si las Intenciones verdaderas se fusionaran como una sola. Tal vez, constituiría la escena que vio en la imagen.

Quizás él tenía razón. Pero incluso si lo estuviera, sin comprender primero los pasos en los que se formó esta Constelación, aún sería incapaz de descifrar la esencia detrás de esto.

“Ni siquiera he logrado comprender la Intención verdadera de ninguno de mis Mandatos, sin embargo, he querido descifrar esta Constelación. Parece que me he sobreestimado a mí mismo”, se quejó Qin Wentian, pero no estaba deprimido. Parecía que este era el verdadero límite para los Soberanos Tiangang. Si uno no ha entendido la Intención verdadera de los Mandatos y ha condensado una Constelación, no podría descifrar la esencia detrás del 22do ataque.

Mientras pensaba en esto, Qin Wentian sonrió y decidió rendirse. Dio media vuelta y caminó por el sendero, sus acciones hicieron que aquellos espectadores en el pico de la montaña soltaran un suspiro de alivio. Se dijo que a menos que uno estuviese en el nivel de Tianxiang, nunca comprenderían el golpe de la 15ta espada, pero Qin Wentian podría comprender todo el sendero hasta el 22do ataque. Si pudiera comprender eso, realmente sería un monstruo. A menos que existiera el alma de un Ascendente Tianxiang en el cuerpo de Qin Wentian.

La silueta de Qin Wentian parpadeó cuando llegó al pico de la montaña. Lin Shuai le sonrió, “¿Qué pasa, por qué no continúas?”

“Sería una pérdida de tiempo, lo continuaré la próxima vez cuando esté listo”, se rió Qin Wentian.

“Mhm, ya puedes ser considerado como extremadamente increíble, ser capaz de comprender los siete golpes con espadas que contenían la Intención verdadera de los Mandatos dentro de ti. Creo que no pasará mucho tiempo antes de que comprendas la Intención verdadera de tus Mandatos. Después de haberlo hecho, es hora de prepararse para tu avance al nivel de Tianxiang”, dijo Lin Shuai. Continuó, “aunque ciertos tesoros podrían ayudar a uno en el avance hacia Tianxiang, debes recordar nunca depender de objetos extraños. Naturalmente, sería lo mejor si dependieras por completo de ti mismo. De esta manera, serás capaz de comprender y formar una Constelación de mejor calidad. No seas codicioso y busca la cantidad. La calidad es de suma importancia cuando se trata de condensar tu propia Constelación”.

“Entendido”, Qin Wentian asintió. Sabía que cuando llegara el momento de formar las propias Constelaciones, habría algunas personas poderosas que elegirían formar diferentes tipos. Normalmente, solo usarían su Constelación más fuerte en la batalla. Lin Shuai tenía miedo de que vaya por el camino equivocado, quería recordarle a Qin Wentian que la calidad era la clave, y no la cantidad.

“¿Cuándo te preparas para partir?” Preguntó Lin Shuai nuevamente. Naturalmente, se estaba refiriendo a dirigirse hacia la Plataforma de Batalla Sagrada.

“En este momento, no queda mucho tiempo. Primero me dirigiré a la Ciudad Sagrada Real. Estoy lleno de anticipación por el viaje”, respondió Qin Wentian.

La Plataforma de Batalla Sagrada estaba en la Ciudad Sagrada Real. Ese lugar, sin importar nada, definitivamente Qin Wentian tenía que ir allí.

La inmensa y abrumadoramente fuerte Ciudad Sagrada Real fue considerada un lugar sagrado en la Región Sagrada Real. Él había querido ir allí antes, porque todavía tenía algo que hacer allí.

“Bien, le informaré al Maestro, pidiéndole que envíe a alguien para que vaya contigo por protección”, dijo Lin Shuai.

“No es necesario, soy hábil en las técnicas de transformación facial”. Qin Wentian transmitió su voz, causando que Lin Shuai quedara ligeramente aturdido. Después de lo cual asintió mientras transmitía su voz a Qin Wentian, “Bien. En ese caso, informaré a los Ancianos de nuestra Facción Espada de Batalla en la Secta Sagrada Real que te esperaran en la Plataforma de Batalla Sagrada”.

“Lo tengo, volveré para informar a mis amigos primero”. Qin Wentian sonrió mientras asentía, saliendo del pico de la montaña. Reunió a Fan Le, Ouyang Kuangsheng y al resto, y les informó de sus planes de viajar solo a la Plataforma de Batalla Sagrada.

“De acuerdo, me prepararé para regresar a Gran Dinastía Xia primero”. Ouyang Kuangsheng habló. Él planeó regresar a Gran Dinastía Xia por Jiang Ting.

“Recorreré la Región Sagrada Real durante un rato más antes de regresar a Gran Dinastía Xia para buscarlos a todos”. Fan Le sonrió.

“Regresaré a Gran Xia”. Yun Mengyi habló en voz baja.

“Está bien, parece que ya es hora de que nos separemos temporalmente. Cuando volvamos a Gran Dinastía Xia, encontrémonos en el Reino Inigualable”. Qin Zheng se rió. Estas personas, además de Mu Feng, eran todos discípulos de los excéntricos en el Reino Inigualable.

Qin Wentian asintió con la cabeza ligeramente. Después de hacer tantos enemigos en la Región Sagrada Real, no era prudente que se pavoneara casualmente. Además, su grupo de amigos tenía asuntos diferentes que resolver y pensamientos diferentes, la separación era algo que no podía evitarse.

“Bien, nos volveremos a encontrar en Gran Dinastía Xia”, Qin Wentian y los demás se abrazaron en señal de despedida. Y cuando fue el turno de Yun Mengyi, solo vio los bellos ojos de Yun Mengyi mirándolo. Qin Wentian sonrió y se levantó, abrazándola de manera similar, haciendo que la mirada de Yun Mengyi parpadeara.

“Xiao Hundan, es hora de que nos vayamos”. Qin Wentian llamó. Al instante, una sombra blanca se precipitó. Un hombre y una bestia caminaron juntos en la misma dirección fuera de la Secta Espada de Batalla.

…………

Ciudad Sagrada Real, la Ciudad Sagrada de la Región Sagrada Real. Esta ciudad de aspecto simple emanaba una majestuosidad imponente que se originó a partir de las vicisitudes del tiempo. No se sabe cuántas personas ingresaban y salían a diario.

Aquí, la inclinación hacia el Dao Marcial era extremadamente intensa, y si arrojabas una piedra al azar en la calle, golpeabas un Ascendente Tianxiang nueve de cada diez veces. Era imprudente ofender a los Jóvenes Maestros y Pequeñas Señoritas de los clanes, sus orígenes eran extremadamente temibles.

La Ciudad Sagrada Real tenía la sede de la hegemonía de la Región Sagrada Real y tenía la Arena de batalla más famosa, llamada Plataforma de Batalla Sagrada. Además, este fue también el mercado de transacciones más grande de la Región Sagrada Real.

Las nueve Grandes Sectas, los siete Clanes Supremos y las dos Grandes Dinastías de la Región Sagrada Real, junto con varias grandes sectas aisladas, países antiguos y clanes poderosos, todos tenían una estación en la Ciudad Sagrada Real. Por lo general, enviarían a sus discípulos a la Ciudad Sagrada Real para ampliar sus horizontes y cultivar en algunas de las Academias e Institutos de fama mundial localizados aquí, o tal vez para recomendarles unirse a la Secta Sagrada Real.

En este momento, Qin Wentian entró en la ciudad más antigua de la Región Sagrada Real.

Estaba vestido con una simple túnica blanca, las líneas de su rostro eran de un aspecto exquisito y proyectaba una apariencia algo atractiva. Parecía tener alrededor de treinta años y esto obviamente era un efecto de la técnica de transformación facial.

“Tan cansado”, gimoteó una voz de bebé debajo de Qin Wentian. El que habló era una bestia demoníaca extremadamente adorable en forma de un tigre blanco. Las rayas en su cuerpo incluso emanaban el aura de un rey. Esta no era otra que la forma en la que Xiao Hundan se metamorfoseó.

Qin Wentian no era la única persona en la espalda de Xiao Hundan. Había otra silueta incomparable, sin comparación, vestida con ropa de color azul, con los rasgos faciales enmascarados por un velo y un sombrero de bambú cónico. Aunque sus rasgos no se podían ver, solo por su esbelta figura y el aura que proyectaba, ya era suficiente para hacer fantasear a los demás, había una gran probabilidad de que esta figura fuera una belleza extrema.

Cuando Qin Wentian abandonó la Secta Espada de Batalla, Qing’er realmente estaba dispuesta a seguirlo. No solo eso, estaba bien estando al aire libre, causando que Qin Wentian se sintiera un poco sorprendido. Sin embargo, estaba más que feliz en su corazón.

“Algo inútil, somos tan ligeros, pero todavía estás diciendo que estás cansado. Te he alimentado tanto por nada”. Qin Wentian golpeó levemente la cabeza de Xiao Hundan.

“Ustedes par diabólico… villanos obvios que se confabulan para intimidarme”. Xiao Hundan gimió, causando que varias personas en los alrededores giraran en esta dirección con expresión de desconcierto en sus rostros, mirando a este extraño grupo de viajeros.

“¡Este pequeño compañero es muy divertido!” Una joven mujer se rió.

“¿Qué estás mirando? ¿Alguna vez has visto a un demonio tan adorable como yo?” Xiao Hundan habló en su voz de bebé, haciendo que líneas negras aparecieran en la cara de Qin Wentian. Se dio cuenta de que no era nada alegre que Xiao Hundan aprendiera a hablar.

“Sí, nunca había visto uno antes. Lindo, ¿por qué estás aquí en la Ciudad Sagrada Real? “Esa joven sonrió mientras preguntaba.

“Estoy aquí para reprimir a todos los Elegidos del Cielo, mi nombre resonará en todo el mundo”. Xiao Hundan dijo ‘tiránicamente’, sus palabras causaron que todos los que estaban cerca estallaran en carcajadas. Los que estaban en las inmediaciones se agolparon para ver cuál era la conmoción. El rostro de Qin Wentian estaba lleno de líneas negras cuando vio las tonterías que Xiao Hundan estaba hablando, ya lamentaba haberlo sacado. Inicialmente todavía quería mantener un perfil bajo, pero sus planes fueron totalmente aplastados por este pequeño individuo.

“¿Puedes parar?”, Qin Wentian caminó por el sendero y apuntó despiadadamente una bofetada a Xiao Hundan.

“Señor, si no le gusta, ¿por qué no me da esta mascota?” En este momento, una voz se desvió. Un instante después, una gran pieza de Piedra Meteoro Yuan apareció ante Qin Wentian. Esta Piedra Meteorito Yuan emanaba un Qi Astral incomparablemente pesado y estaba en su estado más natural.

Qin Wentian se giró, solo para ver a un joven que señalaba la Piedra Meteorito Yuan mientras hablaba. “Mientras me entregues esta bestia demoníaca, esta pieza de Piedra Meteoro Yuan será tuya”.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario