Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 610 – Hacia la Cabaña de Heno Otra Vez

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Qin Wentian sintió gratitud por el Ancestro de la Secta Espada de Batalla, a quien nunca antes había visto antes (jaja) después de escuchar las palabras de Lin Shuai. Uno podría imaginarse cuánta amenaza existía en su frase: “Si se atreven a enviar Ascendentes Tianxiang para atacarte, sería equivalente a anunciar una guerra total contra nuestra Secta Espada de Batalla”. Esto significaba que al menos en público, todos los Ascendentes Tianxiang tuvieron que pensar dos veces antes de actuar en su contra.

En cuanto a moverse en las sombras, Qin Wentian ni siquiera comenzó a dudar de que no lo harían. Esto era de esperar. Incluso dejando a un lado la muerte de ese Anciano de la Secta Sagrada Real, la muerte de Shang Tong ya era suficiente para que el Imperio de Gran Dinastía Shang planificara su asesinato.

Los Ancianos de la Secta Espada de Batalla, así como Lin Shuai, obviamente entendieron este punto. Por lo tanto, querían saber si estaba dispuesto a unirse a la Secta Sagrada Real. Si él eligió unirse, la identidad de un discípulo núcleo en la Secta Sagrada Real sería el mejor escudo contra todas estas amenazas.

Sin embargo, Qin Wentian no estaba dispuesto a unirse a la Secta Sagrada Real de esta manera. Parecía como si estuviera tratando de evitar las consecuencias. Además, tal vez fue por la muerte de ese Anciano, la invitación no provino de la Secta Sagrada Real. Aunque a Qin Wentian no le importaban cosas como el rostro, esto era suficiente para ver lo poco que la Secta Sagrada Real lo valoraba.

Después de todo, la Secta Sagrada Real no pertenecía a la Secta Espada de Batalla. La Secta Espada de Batalla era simplemente una facción de poder dentro de ella.

“Sénior hermano Lin Shuai, no tengo intenciones de unirme a la Secta Sagrada Real”, Qin Wentian habló con calma, sus palabras causaron una mirada de sorpresa a través de los ojos de Lin Shuai.

Qin Wentian no estaba diciendo que temporalmente no iba a unirse, sino que estaba diciendo que no tenía intenciones de unirse en absoluto…

¿Y qué si era una hegemonía en la Región Sagrada Real? Qin Wentian tenía un padre que podía masacrar a los inmortales y los demonios. Sabía que incluso si se unía a la Secta Sagrada Real, solo sería una parada temporal para él, tarde o temprano se iría de allí. Dado que ese era el caso, si la Secta Sagrada Real ni siquiera lo valoraba, ¿qué razón tenía para unirse? Por lo tanto, ahora mismo, realmente no tenía ninguna intención de unirse a ella.

La Secta Sagrada Real estaba considerando si deberían aceptarlo, pero ¿no estaba él también considerando si debería unirse a la secta?

Después de un momento de sorpresa, Lin Shuai asintió. Palmeó los hombros de Qin Wentian mientras hablaba, “Tienes espíritu. Sénior hermano te apoyará, puedes enfocarte en cultivar durante este período de tiempo. En cuanto a lo que dijiste, lo informaré al Maestro y buscaré su opinión”.

“Gracias, Sénior Lin”. Qin Wentian sonrió mientras Lin Shuai partía.

Después de que se fuera Lin Shuai, Qin Wentian no ingresó de inmediato en reclusión a puerta cerrada para su cultivo. En cambio, sacó su Pincel Espacial y comenzó a inscribir pergaminos de transferencia espacial. Aunque en este momento su nombre podría sacudir la Región Sagrada Real, también había muchos peligros que lo esperaban. Naturalmente, tuvo que hacer algunos preparativos. Al mismo tiempo, necesitaba entregar estos pergaminos de transferencia espacial a Fan Le y a los demás, otorgándoles así un método salvavidas que podrían usar en momentos de necesidad.

Esta vez, Qin Wentian creó muchos pergaminos y les dio mucho a sus amigos. Solo después de eso entró en reclusión a puerta cerrada para su cultivación, centrándose en las técnicas y artes innatas que obtuvo del Reino Marcial Inmortal. Aunque el período de tiempo de tres meses era muy corto, él intentaría todo lo posible y aumentaría su fuerza tanto como fuera posible.

…………….

En un abrir y cerrar de ojos, ya habían pasado dos meses después de que terminara el viaje al Reino Marcial Inmortal. La vida de Qin Wentian en la Secta Espada de Batalla fue muy pacífica, pero el ritmo de su nombre apareciendo en todas partes en las conversaciones de personas en la Región Sagrada Real ya había excedido el de Hua Taixu y Gu Liufeng.

Durante este período de tiempo, varios eventos ocurrieron en la Región Sagrada Real. Por ejemplo, varias grandes potencias extendieron invitaciones a Gu Liufeng y Hua Taixu. Especialmente para Gu Liufeng ya que, después de todo, él era un hombre solitario sin asociaciones conocidas con ninguna potencia. Esas potencias principales naturalmente querían reclutarlo en sus filas.

Y lo más estremecedor fue, sin duda, la invitación de la Secta Sagrada Real. Como ambos formaban parte de los tres primeros puestos en el rango del Reino Marcial Inmortal sin conexión con ninguna de las nueve Grandes Sectas, varios grupos de expertos de la Secta Sagrada Real hicieron una aparición para invitarlos.

En última instancia, cuando la Facción Núcleo de la Secta Sagrada Real personalmente invitó a Hua Taixu a unirse a ellos, Hua Taixu finalmente aceptó.

Este asunto sacudió al mundo por un período de tiempo.

Hua Taixu del Culto Gran Vacío había ingresado a la Facción Núcleo de la Secta Sagrada Real, y además, se convirtió en el discípulo personal de un personaje que tenía un estatus excepcional en la secta. El estatus que tenía ahora era mucho más alto en comparación con Jun Yu. Uno solo podría imaginar qué tormenta causaría si las noticias de esto circularan nuevamente a Gran Dinastía Xia. Definitivamente sería el comienzo de una subida para el Clan Hua.

Hua Taixu, el genio de la potencia trascendente del Clan Hua de Gran Dinastía Xia, el mejor clasificado de la Clasificación Destino Celestial en aquel entonces. Finalmente logró un resultado sin precedentes que ninguno de los otros Elegidos de su clan había hecho antes.

Gu Liufeng y Hua Taixu se clasificaron por igual en el rango del Reino Marcial Inmortal, y además del hecho de que la fama y reputación de Gu Liufeng incluso excedieron a Hua Taixu, ¿cómo podría Gu Liufeng tampoco recibir la misma oferta de la Facción Núcleo de la Secta Sagrada Real?

Sin embargo, Gu Liufeng no aceptó ni rechazó. Él solo dijo que necesitaría un período de tiempo para considerar. La Secta Sagrada Real no lo obligaría a apresurar su decisión también.

Después de eso circularon rumores alrededor de la Región Sagrada Real diciendo que había personas que vieron a Gu Lifeng en la Ciudad Marcial Inmortal. Parecía que quería ingresar al Reino Marcial Inmortal por razones desconocidas y desde ese momento hasta mucho tiempo después, la gente comenzó a darse cuenta de que esa era la última vez que se veía a Gu Liufeng en la Región Sagrada Real. A partir de entonces, Gu Liufeng desapareció por completo, nadie sabía a dónde iba. Esta noticia causó que se rompieran los corazones de muchas mujeres sobresalientes.

El lago tranquilo corta la luna, el Yi dispara a los nueve Cielos. El incomparablemente guapo Gu Liufeng, ¿podría ser que haya desaparecido para siempre?

Los otros Elegidos del Cielo en el rango del Reino Marcial Inmortal también recibió invitaciones. Pero, extrañamente, en comparación con estas personas, el mejor en rango, Qin Wentian, parecía no interesar a nadie.

Sin embargo, esto también fue fácilmente entendible. No era que el atractivo de Qin Wentian no pudiera compararse con Gu Liufeng y Hua Taixu. Era solo porque sus circunstancias eran un poco especiales. En primer lugar, como miembro de la Secta Espada de Batalla, las otras potencias principales además de la Secta Sagrada Real, no tenían atractivo para que se uniera a ellos. La única potencia lo suficientemente calificada como para hacer una invitación a Qin Wentian no era otro que la Facción Núcleo que de manera similar había invitado a Gu Liufeng y Hua Taixu.

Sin embargo, debido a que había un Anciano de la Secta Sagrada Real que había muerto a causa de Qin Wentian, había varias personas en la Secta Sagrada Real que deseaban la vida de Qin Wentian. Bajo tales circunstancias especiales, no era extraño que Qin Wentian no recibiera una invitación. Además, la Facción Núcleo no tomó medidas para castigar a Qin Wentian. Esto indicó que habían decidido ignorarlo por el momento.

En la Secta Espada de Batalla, cuando las noticias de Hua Taixu y Gu Liufeng se transmitieron a Qin Wentian, él volvió su mirada hacia el horizonte mientras grandes olas se elevaban en su corazón.

Sabía que Gu Liufeng aparecería en la Ciudad Marcial Inmortal porque ya había hecho su elección. Quería unirse a la potencia detrás del Reino Marcial Inmortal y abandonar la Región Sagrada Real. En cuanto a Hua Taixu, en cuanto a por qué eligió la Secta Sagrada Real en su lugar, tal vez fue porque el Clan Hua en Gran Dinastía Xia afectó su decisión. De la conversación que Hua Taixu tuvo con él en ese momento, Qin Wentian entendió que a Hua Taixu realmente le importaba mucho su Clan Hua. Por lo tanto, él eligió quedarse temporalmente.

Dos genios absolutos supresores de la era eligieron dos caminos completamente diferentes. En ese caso, ¿cuál sería el camino de él, Qin Wentian?

“Wentian, Hua Taixu ha hecho su elección. ¿Qué hay de ti, cuál es tu plan?” Ouyang Kuangsheng estaba junto a Qin Wentian mientras preguntaba en voz baja.

“Dirigirme a la Plataforma de Batalla Sagrada y destruir a Di Shi. Después de eso haré un viaje de regreso a Gran Dinastía Xia para terminar esas cosas que debo finalizar. Solo entonces volveré a mi ciudad natal y concertaré una boda para mí y Qingcheng. En ese momento, tal vez tomaría mi decisión entonces”, murmuró Qin Wentian, mientras una cálida y gentil sonrisa aparecía en su rostro. Aunque él y Qingcheng ya habían hecho las cosas que una pareja casada haría, ¿cómo no podría darle un estatus y organizar una gran boda para ella?

Quería tener la ubicación de su boda en su ciudad natal, el País Chu. Ese era el lugar donde se conocieron.

“Mhm, es hora de que regrese también. Jiang Ting siempre me ha estado esperando, le debo demasiado”, se rió Ouyang Kuangsheng. Al pensar en Jiang Ting, las líneas inflexibles de su rostro se suavizaron.

“El tiempo realmente fluyó tan rápido”, suspiró Qin Wentian. En un abrir y cerrar de ojos, todos habían pasado por innumerables situaciones de vida o muerte. Todavía podía recordar la primera vez que se encontró con Ouyang Kuangsheng en el Palacio Lago Celestial. En ese momento, ambos eran jóvenes y frívolos, incluso hasta el extremo de ser extremadamente descarados.

“Sí, el tiempo pasó muy rápido. ¿Quién podría haber pensado que el joven que conocí en el Palacio Lago Celestial tendría hoy logros tan sobresalientes? Recordando cuando arrastraste la espada demoníaca durante diez mil millas, transformándote en un Gran Roc primordial, separando el Salón Rey Píldora… hasta ahora, donde tu nombre ya podría conmocionar a toda la Región Sagrada Real. ¿Tienes confianza si volvemos a Gran Dinastía Xia?” Ouyang Kuangsheng se rió mientras miraba a Qin Wentian.

“Si utilizo la espada demoníaca, ¿quién puede ser mi igual en Gran Dinastía Xia?” Qin Wentian sonrió, “Sin embargo, no tengo idea si la espada demoníaca que dejé incrustada en el Salón Rey Píldora estaría dispuesta a permitirme usarla”.

Pero, por supuesto, incluso si no esgrime la espada. Con solo transformarse en una Gran Roc primordial una vez más ya lo haría calificado para ser el Señor de Gran Dinastía Xia.

“La espada demoníaca puede ser demoníaca, pero tú eres el amo de ella. No la deshonrarías”, se rió Ouyang Kuangsheng. “Wentian, cuando llegue el momento de mi matrimonio con Jiang Ting, tal vez no sea un evento a gran escala o muy animado, pero tienes que ser testigo de nuestra boda”.

Las palabras de Ouyang Kuangsheng tenían otro significado. En aquel entonces, el Ancestro del Aristócrata Clan Ouyang renunció a su alianza debido a Jun Yu después de firmar un acuerdo con Qin Wentian, ya había un nudo entre Ouyang Kuangsheng y su clan. Y después de que salió de la Tumba Real de Gran Dinastía Xia, hubo conflictos cuando regresó al Aristócrata Clan Ouyang. Era evidente que el viejo Ancestro no le pasaría más la posición del Líder del Clan.

Si no, ¿cómo podría el matrimonio del Aristócrata Clan Ouyang con el Clan Jiang no ser un evento animado y de gran escala? Había una sola razón para esto. Esta pareja, Ouyang Kuangsheng y Jiang Ting, ya no tenían las bendiciones de sus familias.

“Claro, definitivamente”. Qin Wentian entendió el pensamiento de Ouyang Kuangsheng. Una sonrisa apareció en su rostro mientras determinaba en su corazón. ¡La boda de su amigo Ouyang Kuangsheng y Jiang Ting, definitivamente se aseguraría de que esta pareja tuviera las bendiciones de sus respectivos clanes!

“Salgamos a caminar”, dijo Qin Wentian mientras salía.

“¿A dónde?” Ouyang Kuangsheng lo siguió.

“A la Cabaña de Heno, para comprender la espada”. La voz de Qin Wentian resonaba mientras se elevaba en el aire. Unos momentos más tarde, fuera de la Cabaña de Heno en lo alto del pico de la montaña antigua, varias personas que ya estaban allí se congelaron de sorpresa al ver al joven recién llegado, Qin Wentian.

“Este es el segundo intento de Qin Wentian para comprender los golpes con las espadas del sendero que conduce a la Cabaña de Heno”. Esta noticia circuló instantáneamente alrededor de la secta. En este momento, no había nadie de la Secta Espada de Batalla que no supiera que Qin Wentian rompió el récord durante su primer intento, comprendiendo un total de catorce golpes de espada, todo de una vez.

Después de convertirse en el primer en rango del Reino Marcial Inmortal, Qin Wentian regresó al sendero de la Cabaña de Heno para comprender la espada. ¿Cómo podría esto no causar sensación?

Nota del autor: Este capítulo contiene muchas prefiguraciones e insinúa muchas cosas. ¿Alguno de ustedes lo descubrió?

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario