Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 600 – 7mo Nivel de Tiangang

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Dentro del espacio del monumento de rango, los más de setenta Elegidos del Cielo podían ver claramente las reacciones de la multitud afuera.

Especialmente cuando los tres caracteres de ‘Qin Wen Tian’ estaban siendo grabados, las olas parecidas a un tsunami se elevaban agitando sus corazones, mientras incontables siluetas estaban entumecidas por la conmoción.

Di Shi vio la expresión de decepción de los Ancianos de su clan. Lou Bingyu notó las expresiones complicadas que brillaban en el semblante de la Soberana de Espada de Montaña Ciruela. Si Ling fue testigo de la alegría y la sorpresa en los rostros de las personas de la Secta Trueno Violeta y el Clan Si.

En cuanto a Qin Wentian, vio las lágrimas de Mo Qingcheng.

Mirando las lágrimas que caían de los ojos de esa hermosa cara, Qin Wentian sintió que las corrientes de calor se alzaban en su corazón. Su ansiedad, su agitación, su felicidad; todos estaban impresos en las profundidades del corazón de Qin Wentian, y aún más grabados en su mente, todo por esta mujer, de la que se enamoró en Chu.

En aquel entonces ella era la belleza número uno de Chu, mientras que él era simplemente un desconocido. Ahora, ella era la Santa Doncella del Valle Soberano de Medicina, mientras que él era un discípulo de la Secta Espada de Batalla, el hijo adoptivo del Emperador Ren de Ye, y el número 1 del Reino Marcial Inmortal.

Los dos estaban haciendo su mayor esfuerzo. Desde que el destino permitió que se conocieran, él sabía que definitivamente aprovecharía esta oportunidad, y nunca dejaría que esta doncella pura e impecable desapareciera de su vida.

Lin Xian’er y Lou Bingyu también notaron las lágrimas de Mo Qingcheng. Los ojos de Lin Xian’er tenían una suave sonrisa en ellos mientras miraba al joven a su lado, consolándolo en voz baja, “Será mejor que trates bien a la Santa Doncella”.

Qin Wentian le devolvió la mirada, sonriendo mientras asentía con la cabeza.

“Déjame brindarte una copa más, ¿cuándo te estás preparando para hacer el nudo con la Santa Doncella?” Lin Xian’er levantó su copa de vino y se la pasó a Qin Wentian, drenando su copa de un solo trago, ignorando la sensación de ardor de ese vino fuerte.

Al ver los rastros de contemplación en los ojos de Qin Wentian, Lin Xian’er  involuntariamente parpadeó y bufó de manera juguetona, “¿No me digas que ni siquiera lo habías pensado?”

Qin Wentian asintió con vergüenza mientras suspiraba, “En el camino hasta ahora, simplemente había demasiadas cosas, ni siquiera tenía la oportunidad de detenerme a tomar un respiro. Realmente le debo demasiado”.

“Bueno, todavía no es demasiado tarde si empiezas a pensar en eso ahora. Una mujer como la Santa Doncella, si no te das prisa y le haces el nudo, hay un sinnúmero de hombres que no pueden esperar para perseguirla”, soltó una risita Lin Xian’er, esos ojos que como agua límpida como el alma agitaban como siempre. Una leve fragancia se elevó de ella, impregnando el aire y causando que las personas de los alrededores quedaran hipnotizadas. Qin Wentian miró sus brillantes y hermosos ojos, pero descubrió que no podía ver a través de ella.

“Mhm”, Qin Wentian asintió con fuerza. Pensaba que quizás dentro de poco tiempo, finalmente sería hora de que hiciera un viaje de regreso a Gran Dinastía Xia. Cuando regresara a Chu y si Mo Qingcheng está dispuesta, celebrará una ceremonia de matrimonio en su ciudad natal. Si lo hiciera de esa manera, Qingcheng definitivamente sería muy feliz. Además, todavía está su padre adoptivo Qin Chuan, su hermana Qin Yao y el Maestro Mo Shang. Todos serían muy felices.

Verdaderamente, extrañaba mucho su hogar. Se preguntó si Qin Chuan y los demás todavía estaban bien.

“Junior hermano Qin, realmente te envidio. Con una mujer como la Santa Doncella tan profundamente enamorada de ti, si ambos se casaron, definitivamente deben invitar a todos los Ancianos de nuestra secta al banquete de bodas”. Ji Feixue levantó su copa de vino y se rió, su mirada inadvertidamente se dirigió a Lou Bingyu que estaba de pie junto a Qin Wentian, solo para ver que ella mantenía la cabeza baja, su cabello negro como el azabache caía como una cascada, y no podía ver sus ojos.

“Lo haré seguro. En ese momento, Sénior hermano Ji y Sénior hermano Duan Han y Bingyu, todos ustedes definitivamente deben venir”. Qin Wentian se rió alegremente mientras levantaba su copa de vino también.

Lou Bingyu inclinó la cabeza, sus fríos ojos brillaban con ligera confusión mientras se volvía y miraba a Qin Wentian. Justo coincidentemente, Qin Wentian también la estaba mirando directamente. Ese hermoso semblante irradiaba un leve calor y dulzura, sus ojos claros brillaban con una risa radiante. En este momento, no exudaba la más mínima arrogancia ni superioridad, se asemejaba a un rayo de la más pura luz del sol. Sus ojos y su porte eran extremadamente agradables de mirar, causando que uno se sintiera muy cómodo cuando interactuaba con él.

“¿Qué pasa?” Qin Wentian notó que Lou Bingyu se deslizó aturdida mientras lo miraba, no pudo evitar preguntar en voz baja.

“Nada”. Una expresión extraña apareció en la cara de Lou Bingyu mientras rápidamente apartaba su mirada. Bajó la cabeza una vez más y no habló.

“Con buena comida y mujeres hermosas, esto es pura felicidad”, se rió Ji Feixue, todos los demás continuaron disfrutando del banquete mientras sus cuerpos se transformaban. Ocasionalmente, sus miradas se desplazarían a la escena exterior. Aunque las clasificaciones ya habían salido, extrañamente, no se han ido muchos. Parecía como si la multitud afuera estuviera esperando que los participantes salgan.

En cuanto al tema de los rangos del Reino Marcial Inmortal, la discusión sobre el tema continuó sin cesar, los rumores e historias de Qin Wentian circulaban cada vez más.

Con respecto a todo eso, Qin Wentian, naturalmente, no sabía nada, y aunque lo hiciera, no mostraría ningún interés. Aparte de comer y beber, sus ojos constantemente serían dirigidos en ese rostro impecable que estaba afuera esperándolo. Aunque estaban separados por una dimensión, ella siempre estaba a su lado, mirándolo, esperándolo.

A lo largo de estos días, Qin Wentian pudo sentir que su fuerza mejoraba poco a poco. Hubo muchos Elegidos del Cielo aquí que se emborracharon y se durmieron, y continuaron bebiendo en el instante en que despertaron.

Lo que sorprendió a Qin Wentian fue que una mujer como Lou Bingyu tampoco se inhibió y se emborrachó. Ji Feixue estaba de pie de forma protectora a su lado, sin permitir que nadie se aprovechara de ella. Un breve interludio provocó una sonrisa profunda y significativa en la cara de Qin Wentian.

La Soberana de Espada de Montaña Ciruela siempre había deseado que su discípula Lou Bingyu superara a Ji Feixue, y por lo tanto el objetivo de Lou Bingyu siempre había sido Ji Feixue. Ji Feixue, el discípulo personal bajo el Soberano de Espada Ling Tian, ​​podría ser su mayor competidor, pero tal vez, también era su ídolo. Le prestó más atención a Ji Feixue que a cualquier otra persona.

Una doncella excepcional como Lou Bingyu, joven y hermosa. Y aunque Ji Feixue era uno de los 8 genios supresores de la era, era difícil que no haya chispas de amor volando entre ellos.

“Los dos realmente parecen una pareja perfecta el uno para el otro”. En este momento, Qin Wentian se sentó de espaldas a un muro de piedra en el interior del monumento de rango, murmuró mientras giraba su cabeza hacia atrás para mirar las rúnicas luces parpadeando en la pared de piedra.

“¿Es así?” Lin Xian’er que se sentó al lado de Qin Wentian, se negó a comentar y simplemente se rió. Sus labios rojos rubíes se curvaron en una sonrisa enigmática mientras agregaba: “Tal vez, tal vez no”.

“¿Puedes ver las runas inscritas en las paredes de piedra?”, Preguntó Qin Wentian.

Lin Xian’er negó con la cabeza cuando una expresión perpleja apareció en sus ojos, “¿Puedes verlas?”

“Mhm, no pude ver al comienzo. Después de eso, pude ver los contornos borrosos y ahora están cada vez más claras”, asintió Qin Wentian. Un brillante resplandor surgió en los ojos de Lin Xian’er en respuesta.

Se volvió hacia Qin Wentian y habló, “Realmente no sé de dónde viniste, un talento de nivel demoníaco. Sin embargo, no debe haber ningún error de que hay algunas runas inscritas aquí. Sentí que este espacio interior particular del monumento de rango es único y especial. El Maestro del Reino organizó un banquete para nosotros, y la comida y el vino aquí incluso pueden mejorar nuestro cultivo, así como aumentar nuestra afinidad con las Constelaciones y aumentar nuestra percepción. Sospecho que todo lo que ha hecho es simplemente construir nuestra base para prepararnos para ver las runas aquí. ¿Qué viste exactamente?” Inquirió Lin Xian’er curiosamente.

“Demasiado profundo, ni siquiera lo entiendo”. Una sonrisa apareció en la cara de Qin Wentian, causando que Lin Xian’er frunciera el entrecejo mientras lo miraba. Esa mueca en su rostro… uno bien podría imaginar qué tan atractiva era esa expresión en su rostro.

“Sin embargo, demos una oportunidad”. Qin Wentian se sentó con las piernas cruzadas mientras cerraba los ojos, entrando en un estado de auto-inmersión. Sus acciones causaron que Lin Xian’er parpadeara rápidamente. ¿Era este tipo realmente tan fuerte? ¿O podría ser que ella no era encantadora en absoluto?

Mientras pensaba en esto, Lin Xian’er se movió hacia Qin Wentian, golpeando juguetonamente con su puño, pero deteniéndose antes de golpearlo. Ese hermoso semblante estaba solo a una pulgada de distancia de Qin Wentian, tan cerca que incluso podía sentir su respiración.

“Oh, sí”. En este momento, Qin Wentian habló abruptamente mientras abría los ojos. Dando a Lin Xian’er un gran susto. Se apresuró a retirarse en pánico cuando un rubor rojo de timidez enrojeció su rostro. Su corazón latía incesantemente, pero vio que Qin Wentian no tenía fluctuaciones en su semblante. Actuó como siempre y sonrió, “Xian’er, ¿podrías ayudarme a traer algo de la comida y el vino y ponerlo a mi alrededor mientras cultivo? Puede que los necesite”.

Después de lo cual, la sonrisa de Qin Wentian se hizo más amplia cuando cerró los ojos una vez más, sus acciones causaron que Lin Xian’er sintiera que estaba siendo engañada. Ella parpadeó; ¿Por qué se sentía como si acabara de ser objeto de burla?

“Considérate despiadado”, Lin Xian’er se quedó sin palabras. Qin Wentian realmente le ordenó traer comida y vino, qué despreciable. Pero aun así, ella fue y le llevó parte de la comida y el vino. Sus acciones causaron la mirada de muchos de los Elegidos del Cielo cambiar hacia Lin Xian’er, llenos de envidia por Qin Wentian. Algunas de estas miradas incluso hicieron que Lin Xian’er se sintiera tan tímida que no deseaba mirarlos.

————————————————– —————————-

De los siete días del banquete, en un abrir y cerrar de ojos ya pasaron cinco días. Dentro del Reino del Monumento, las miradas de todos estaban completamente centradas en Qin Wentian. Todavía estaba sentado con las piernas cruzadas, pero había Luces Astrales centelleantes que emanaban de él. Las Runas Astrales grabadas en el interior de los muros de piedra del monumento de rango se hicieron relucientes cuando la Luz Astral formada por incontables motas de runas zumbando también descendió en cascada de ellas, aterrizando en Qin Wentian.

“¿Las paredes de piedra interiores del monumento de rango realmente tienen tal efecto?” Todos los participantes tenían expresiones de asombro en sus caras, nadie sabía lo que le estaba sucediendo a Qin Wentian. Solo el Maestro del Reino, Wu Mu, estaba sonriendo. Qin Wentian convirtiéndose en el número 1 en la competencia del Reino Marcial Inmortal definitivamente no se debió a la suerte.

Bajo la Luz Astral cada vez más brillante que lo envolvía, el Palacio Yuan en el cuerpo de Qin Wentian vibró en respuesta. Incluso sus Novas Astrales zumbaban; todas las vías de energía dentro de su cuerpo estaban llenas de energía, transformándose en mareas de un gran océano, hirviendo y bullendo de ira.

El mismo Qin Wentian era como un pozo sin fondo, guiando y absorbiendo libremente la Luz Astral en su cuerpo. En el corto lapso de un día, un terrorífico sonido de zumbido resonó en él cuando una poderosa aura impregnaba el aire. El aura de Qin Wentian se estaba transformando, sus cuatro Novas Astrales estallaron en el vacío a medida que se volvían cada vez más radiantes.

“¿Solo un día para romper?” Todos los corazones de los participantes golpearon violentamente. La base de cultivo de Qin Wentian había llegado al 7mo nivel de Tiangang. Todavía recordaban que solo estaba en el 5to nivel cuando ingresó en el Reino Marcial Inmortal.

Ahora, no solo era el mejor en rango en el Reino Marcial Inmortal, sino que también adquirió muchas técnicas innatas poderosas e incluso artes inmortales, incluso su nivel de cultivación se había abierto paso. Todos entendieron que en este momento, incluso en el mundo exterior, en términos de pura destreza de combate, Qin Wentian ya tenía la capacidad de amenazar a los actuales ocho genios supresores de la era.

En este momento, Qin Wentian se sentía como si estuviera sentado en medio de un vasto cielo estrellado. Las Constelaciones aquí estaban en el suelo, se sentaba allí inmerso en la interminable Luz Astral, el brillo rúnico se intensificaba cuando la ilimitada luz de las estrellas que caía en cascada se canalizaba por todo su cuerpo, pero no tenía manera de absorberlas a todas. Qué terrible pérdida.

Como si repentinamente recordara algo, la percepción de Qin Wentian se desvió hacia ese pequeño Ser Astral encerrado en lo más profundo de su mar de conciencia. Los rastros de su voluntad indagaban incesantemente en las partes más profundas del Ser Astral, trayendo junto con él esa cantidad interminable de Qi Astral.

Qin Wentian había entrado en el espacio interior del pequeño Ser Astral, muchas veces antes. Continuó explorándolo, yendo más y más profundo hasta que se paró frente a algunos fragmentos de memoria gigantescos. Estos grandes fragmentos rotos solo se encontraron en los niveles más profundos del espacio interior del Ser Astral, y claramente contenían recuerdos mucho más completos. Antes de esto, no tenía forma de ‘abrirlos’ debido a la falta de Qi Astral, pero ahora, no había mejor momento para intentarlo.

Tal vez, él podría ver algunos de los recuerdos más profundos de su padre al desbloquear estos grandes fragmentos de Memoria Astral.

Cantidades inmensas de Luz Astral inundaron, precipitándose directamente hacia un gigantesco fragmento de memoria como interminables maremotos que golpeaban la orilla de una playa. La luz que irradia desde el fragmento de la Memoria Astral se hizo cada vez más brillante. A medida que el Qi Astral de la luz penetraba incesantemente en ella, el fragmento finalmente se rompió por completo, y una oleada de recuerdos se precipitó en el mar de conciencia de Qin Wentian.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario