Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 549 – Conmovedor y Trágico

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Esta persona que vino no era otra que la Maestra de Li Hanyou, la Soberana de Espada de Montaña Ciruela, una de las nueve Espadas de la Secta Espada de Batalla.

En el instante en que apareció, las miradas de innumerables personas se posaron en ella. La Soberana de Espada de Montaña Ciruela parecía tan joven y hermosa como siempre, con aspecto de que apenas tenía treinta y pocos años. Sin embargo, su semblante era extremadamente solemne, sus orgullosos ojos parecían haber sido testigos de las vicisitudes de la vida. A partir de eso, uno podía ver que ella no era tan joven como su apariencia, era solo porque su base de cultivo había alcanzado un cierto nivel que era capaz de conservar su apariencia juvenil.

Muchos repentinamente recordaron los rumores sobre la Soberana de Espada de Montaña Ciruela. El temperamento de esta mujer era obstinado y ella era una persona solitaria, que hacía lo que su corazón deseaba, sin tener en cuenta las opiniones de los demás. Ella había sido fría, orgullosa y extraordinaria desde el nacimiento. Por cuestiones en las que había puesto su corazón, incluso el Líder de la Secta Espada de Batalla no podría disuadirla. Los miembros de la Secta Espada de Batalla tenían ese tipo de carácter y hacían lo que querían hacer. La Soberana de Espada de Montaña Ciruela era el epítome de eso.

Sin embargo, aunque su reputación era así, ella era extremadamente protectora con sus discípulos. El cuidado y el amor que ella les mostró no tenían parangón, pero sus requisitos también eran excesivamente altos.

Esta fue la primera vez que Qin Wentian vio la verdadera apariencia de la Soberana de Espada de Montaña Ciruela. Y, de hecho, como se esperaba de su reputación, en el momento en que la vio supo que era una mujer extremadamente orgullosa, que se parecía a la ciruela en invierno, orgullosa en medio de la nieve.

“¡Maestra!” Gritó Li Hanyou, la Soberana de Espada de Montaña Ciruela la miró y asintió con la cabeza ligeramente.

“Vieja bruja, ¿estás aquí por el tesoro en mi cuerpo también?” El Emperador Ren se rió de una manera despreocupada. La Soberana de Espada de Montaña Ciruela frunció el ceño cuando escuchó cómo Ye Qingyun la había llamado, pero ella no estaba realmente enojada por eso. Ye Qingyun era de la misma generación que ella, se habían conocido durante su juventud, tuvieron varias disputas e incluso lucharon en contra más de unas pocas veces. A medida que pasaba el tiempo, sus bases de cultivo se volvían cada vez más fuertes y, aunque la Soberana de Espada de Montaña Ciruela todavía parecía joven, Ye Qingyun no tenía nada de malo llamándola una vieja bruja.

Ye Lingshuang estaba llena de preocupaciones. Aunque la Soberana de Espada de Montaña Ciruela podía considerarse un miembro de la Secta Espada de Batalla, su estatus era estimado y alto, no había manera de que ella estuviera aquí solo porque estaba preocupada por una discípula ordinaria como ella. Además, teniendo en cuenta la personalidad de la Soberana de Espada, ¿cómo podría alguien impedirle hacer las cosas que quería hacer? Si ella realmente estaba aquí por el tesoro, no descansaría hasta que lo haya adquirido.

“Ese tesoro en verdad me sirve de algo”. Afirmaba la Soberana de Espada de Montaña Ciruela.

El Emperador Ren resopló fríamente, “Pensar que eres este tipo de persona. Solo un tesoro, ¿realmente crees que permitirá que el poseedor domine el Reino Marcial Inmortal? Aquí, solo tú, vieja bruja, eres miembro de la Secta Espada de Batalla. Si lo quieres, simplemente te lo daré”.

“¡Padre Real!” El semblante de Ye Lingshuang se puso rígido mientras gritaba.

Los miembros de la Secta Espada de Batalla se adelantaron, Duan Han miró en el aire mientras gritaba: “Tía marcial, ¿por qué debes forzar a alguien en contra de su voluntad? En cualquier caso, ¿de verdad crees que la Junior hermana Lou podría depender de ese tesoro para escalar a la cima de los rangos del Reino Marcial Inmortal?”

“Duan Han, no interfieras en mis asuntos. Ya que eres uno de los que entran en el Reino Marcial Inmortal esta vez, solo ten cuidado de no avergonzar el nombre de mi Secta Espada de Batalla con tus resultados”. La Soberana de Espada de Montaña Ciruela declaró sin emoción. Duan Han era un discípulo personal bajo el Soberano de Espada Ling Tian, ​​ella naturalmente sabía quién era. Pero para los otros miembros que estaban presentes, ella no estaba familiarizada en absoluto con ninguno de ellos.

En un abrir y cerrar de ojos, la situación había cambiado a Soberana de Espada de Montaña Ciruela dando una conferencia a Duan Han, causando que los otros miembros de la Secta Espada de Batalla se quedaran sin palabras. También sabían que no tenían la capacidad de hacer que la Soberana de Espada de Montaña Ciruela cambiara de opinión.

En este momento, la Soberana de Espada volvió su mirada hacia los del Clan Li abajo, “Hanyou es una de mis discípulas, me pregunto si los miembros del Clan Li darán la cara a este evento, y no interferirán en este asunto”.

Los bellos ojos de Li Hanyou se tensaron cuando miró a su Segundo Abuelo a su lado. Los ojos de su Segundo Abuelo parpadeaban incesantemente. La destreza de combate del Emperador Ren era increíblemente alta, aunque estaba gravemente herido y sabía que la destreza en combate de la Soberana de Espada también era más o menos del nivel del Emperador Ren. Si las cosas se pusieran feas y estallara una pelea, no podrían obtener ningún beneficio. Después de pensar hasta aquí, soltó una carcajada despreocupada y respondió: “Desde que la Soberana de Espada de Montaña Ciruela ha hablado personalmente, le doy mi palabra de que el Clan Li no interferirá en este asunto”.

Era alguien que podía enfrentar ganancias o pérdidas con imparcialidad. Originalmente, él ya no tenía absoluta confianza en su agenda de hoy y ahora, dado que el grado de éxito había bajado aún más, no le importaba abandonarlo por completo. Sus acciones causarían que la Soberana de Espada de Montaña Ciruela tratara mejor a Hanyou en el futuro, así que no importa cómo lo mirara, este podría considerarse un final bastante bueno.

“Muchas gracias”. La Soberana de Espada de Montaña Ciruela asintió levemente con la cabeza. Después de lo cual ella giró su mirada hacia aquellos de la Secta Trueno Violeta mientras fríamente hablaba, “¿Ustedes no están perdiéndose todavía? ¿Cuánto tiempo más quieren continuar arrojando sus caras?”

“Tú…” El Maestro Supremo en Jefe de la Secta Trueno Violeta tenía un estatus equivalente a los Nueve Soberanos de Espada de la Secta Espada de Batalla, pero ¿ella se atrevió a hablarle de esta manera? Sin embargo, vio que el semblante de la Soberana de Espada de Montaña Ciruela era tan afilado como el filo de una espada, mientras el Qi frío irradiaba de ella y envolvía todo el espacio. Al mismo tiempo, aparecieron varias siluetas detrás de ella, como si  el Maestro Supremo en Jefe de la Secta Trueno Violeta emitía una sola palabra de desacuerdo, la batalla comenzara instantáneamente.

Él entendió que esta mujer hizo lo que quería, ella era realmente capaz de matarlo aquí sin preocuparse por las consecuencias.

“Adiós”. El Maestro Supremo en Jefe bufó fríamente antes de que su silueta parpadeara mientras se alejaba volando. Esta disputa interna del País Ye hoy en realidad ha hecho que el poder de Ye disminuya. Sin embargo, el que realmente había perdido aquí era la Secta Trueno Violeta, habían tirado toda su cara y comido una pérdida tan grave. Si este asunto se extendiera, sería una mancha negra en la reputación de la Secta Trueno Violeta.

“Es mejor que recuerden esto”. Desde lejos, una voz retumbante resonó, similar al trueno estremecedor en el cielo, conteniendo una rabia ilimitada.

Pero, ¿cómo podría preocuparse por las amenazas la Soberana de Espada de Montaña Ciruela? Su mirada se volvió hacia abajo, en este punto solo quedaban tres potencias principales. La Soberana de Espada de Montaña Ciruela preguntó fríamente: “¿Todos desean contender contra mí?”

El Gran Rey Marcial del País Zhan frunció el ceño, sabía lo poderosa que era esta mujer. Solo unas pocas palabras de ella fueron suficientes para hacer que el supremo Clan Li renunciara, e incluso hizo que los expertos de la Secta Trueno Violeta fuesen ahuyentados. En este momento, no había dudas, ella era la persona en control total aquí.

Los expertos del País Ling Luan y el Clan Man la miraron fijamente, solo para escuchar a la mujer general del País Ling Luan responder: “Siempre he respetado la Soberana de Espada de Montaña Ciruela como una heroína entre las mujeres. En cuanto al asunto de hoy, si puedo ver con mis propios ojos que el Emperador Ren entregará voluntariamente el tesoro a la Soberana de Espada de Montaña Ciruela, daré un paso atrás y no interferiré más en esto”.

Esta mujer general también fue inteligente. Si el Emperador Ren realmente entregó el tesoro de su propia iniciativa, era básicamente imposible para estas personas restantes arrebatarlo de la Soberana de Espada por la fuerza.

“Dado que este es el caso, también seguiré el ejemplo de la general”. Un experto del Clan Man también asintió.

Los destellos de nitidez parpadearon en los ojos del Gran Rey Marcial cuando dijo: “Como todos son de la misma opinión, yo también aceptaré seguir”.

Solo entonces quedó satisfecha la Soberana de Espada de Montaña Ciruela. Volvió a mirar al Emperador Ren mientras hablaba lentamente, “He oído que este tesoro extremadamente inusual se ha fusionado contigo hace mucho tiempo. Para compensarlo, si tu hija, Ye Lingshuang, está dispuesta a tomarme como su Maestra, puedo aceptarla como una discípula personal”.

El semblante del Emperador Ren no tenía fluctuaciones, echó la cabeza hacia atrás y miró a Ye Lingshuang antes de preguntar: “Lingshuang, ¿qué opinas de esto?”

Solo para ver el rostro de Ye Lingshuang irradiando frialdad, contempló la Soberana de Espada de Montaña Ciruela y respondió: “Hoy, con tantas potencias presionando a mi Padre Real, el Emperador Ren luchó contra ellos solo, matando a más de diez Ascendentes Tianxiang. ¿Qué tan inspirador fue eso? Sin embargo, ¿pensar que había algún bastardo despreciable escondido en las sombras, que deseaba aprovechar su posición precaria? Aunque yo, Ye Lingshuang podría ser alguien inútil, desdeñaría ser una discípula de alguien como ella”.

“Hmph”, la Soberana de Espada de Montaña Ciruela resopló con frialdad cuando los destellos de nitidez pasaron por sus ojos. Ye Lingshuang no tenía miedo y la miró directamente a los ojos. “Aunque como Anciana debería respetarte, tus acciones de hoy realmente me decepcionaron. En el futuro, incluso si te encuentro en la Secta Espada de Batalla, no mostraré ningún respeto también. Hoy, obviamente, sabías que había muchos expertos haciendo pandillas contra mi Padre Real, ¿pero elegiste esconderte hasta el final antes de venir a robar el tesoro?”

“Este persona no le detendrá por su insolencia hoy. Pero si te atreves a mostrarme falta de respeto nuevamente en el futuro, no me culpes por disciplinarte en nombre del Emperador Ren”. El semblante de la Soberana de Espada de Montaña Ciruela estaba helada, sin embargo, la mirada de Ye Lingshuang estaba llena de un espíritu inflexible mientras miraba fijamente a la Soberana de Espada de Montaña Ciruela.

“Bien”. El Emperador Ren se rió a carcajadas, “Como se esperaba de mí, la hija de Ye Qingyun. Yo ya había esperado que ocurriera este final, solo quería mostrarles a todos y ampliar sus perspectivas. Permitir que todos ustedes sientan la fuerza de las Grandes Sectas y el significado de por qué el fuerte siempre tiene la razón. Esta es una verdad eterna que nunca cambiará. ¿Un solo tesoro? Yo, Ye Qingyun no me importa”.

Después de hablar, la palma del Emperador Ren se hundió bruscamente en su pecho. La sangre fresca salpicó mientras su rostro temblaba levemente.

“¡EMPERADOR REN!”

“¡PADRE REAL!”

Gritos de alarma sonaron, los del Clan Real se sorprendieron, mientras que el semblante de Ye Lingshuang se volvió blanco. Incluso los miembros de la Secta Espada de Batalla y el Valle Soberano de Medicina también sintieron una sensación de solemnidad que les conmovió el corazón.

¿Qué tan imponente era el Emperador Ren? Luchando un hombre contra toda una rebelión sin ningún temor, contra varios Ascendentes aquí en el País Ye. Pero eventualmente, él todavía tuvo que inclinarse bajo la presión y sufrir esta humillación.

Duan Han y el resto de los miembros de la Secta Espada de Batalla tenían una mirada respetuosa en sus rostros, el Emperador Ren fue verdaderamente un héroe de la generación que causó que muchos quedaran impresionados y lo reverenciaron. Las acciones de la Soberana de Espada de Montaña Ciruela realmente los hicieron excepcionalmente infelices.

“No te preocupes”. El Emperador Ren agitó sus manos al ver a los preocupados por él apresurándose. Abrió la palma de su mano cuando apareció una diminuta hacha brillante que rezumaba un poder aterrador.

“Esto es solo un simple artículo; ¿De verdad ese artículo fue la única razón por la que me levanté? Totalmente risible. Solo tómalo y listo”. El Emperador Ren lanzó el hacha hacia la Soberana de Espada. La sangre fluía constantemente de la herida que había creado cuando clavó en su pecho, ahora incluso sus huesos podían verse. Este tesoro se había fusionado durante mucho tiempo como uno con su carne y huesos, convirtiéndose en una sola entidad con él. Por lo tanto, solo podía usar este método si deseaba eliminarlo.

Las palmas de la Soberana de Espada de Montaña Ciruela se agitaron y agarró el objeto mientras volaba hacia ella. El Emperador Ren declaró de manera distante: “Realmente quiero ver qué clasificación tendrá tu discípula, Lou Bingyu, en el Reino Marcial Inmortal esta vez”.

“No tienes que preocuparte por esto”, respondió la Soberana de Espada de Montaña Ciruela mientras guardaba el tesoro. Como ella había venido aquí personalmente hoy, era obvio que tenía grandes esperanzas de su discípula Lou Bingyu. Este tesoro era algo que el Emperador Ren había obtenido en el Reino Marcial Inmortal en ese entonces. Si esto pudiera combinarse con Lou Bingyu, no había duda de que su destreza solo mejoraría aún más. No solo eso, el Reino Marcial Inmortal rechazaría las armas divinas externas, si Lou Bingyu tiene este tesoro, obviamente tendría una mejor oportunidad de estar en la cima de los rangos. Esperemos que su discípula no decepcione las expectativas que tiene hacia ella.

Justo en este momento, el sonido del viento racheado se puede escuchar desde lejos. Los semblantes de todos se volvieron lentos mientras inclinaban la cabeza para mirar en cierta dirección. Tres siluetas se podían ver volando lentamente. Todos ellos proyectaban un aura extraordinaria y vestían de blanco, su atuendo estaba totalmente libre de polvo e incluso se parecía a la apariencia de inmortales.

Al ver estos tres, los rostros de todos cambiaron. ¿Por qué los enviados del Reino Marcial Inmortal aparecerían aquí hoy?

Estas tres personas descendieron lentamente hacia abajo, las expresiones en cada una de sus caras eran completamente neutrales. Cuando voltearon su mirada hacia abajo, uno de ellos agitó sus manos mientras un antiguo medallón volaba en dirección a Ye Lingshuang y los demás.

Los ojos de Qin Wentian se entrecerraron, el antiguo medallón volaba en su dirección. Un momento después, ese medallón apareció justo frente a él y causó gran conmoción en las caras de todos. Todos volvieron sus miradas hacia Qin Wentian, sus ojos brillaban con nitidez.

¡Los enviados del Reino Marcial Inmortal vinieron personalmente para entregar el Medallón del Reino Marcial Inmortal!

Lou Bingyu 楼 冰 Lou – Lou es un apellido, Bingyu → Plumas de hielo

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario