Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 545 – Un Ataque Mortal

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cayeron relámpagos de calamidad, conteniendo dentro de ellos un aura desolada y creciente. Qin Wentian inclinó la cabeza y aulló de ira, su espada atravesando las nubes mientras su Nova Astral de Espada aparecía. Manifestó un campo de fuerza fuera del Qi Espada, negando la oleada de energía destructiva que corría hacia él.

Ye Kongfan bufó fríamente. Al instante siguiente, su palma se dirigió hacia Qin Wentian mientras estaba detrás de él, sus dos Novas Astrales se fusionaron para crear una palma de dios relámpago enorme que disparó hacia Qin Wentian. El aire tembló, y les tomó un momento sacudir los Cielos y la Tierra. Todo el cuerpo de Qin Wentian quedó envuelto en un rayo mientras la gigantesca palma de relámpago se cerraba abruptamente, como si se apoderara de todo ese pedazo de cielo.

Los ojos de Ye Kongfan brillaron con una risa helada, y miró a Qin Wentian con la certeza absoluta de su muerte inminente.

Los espectadores de abajo quedaron atónitos al ver la impresión de la gigantesca palma luminosa. En este momento, era evidente que incluso si Qin Wentian pudiera escapar de la muerte, aún estaría gravemente herido.

Los ojos de Li Hanyou brillaron con desdén. Si Qin Wentian solo estaba en este nivel de fuerza, no era más que un pedazo de basura que estropeaba la cara de la Secta Espada de Batalla. ¿Pensar que en realidad se había atrevido a rechazar la invitación de su Maestra con ese nivel de poder? Él era simplemente un hombre egocéntrico que no sabía lo que era bueno para él.

“¡ROAR!” Un rugido de cólera estremecedor resonó, y casi en ese preciso momento, la palma de Ye Kongfan tembló violentamente. En ese instante, la red de relámpagos se hizo añicos, mientras las corrientes de Qi destructivo se desbordaban en el área, desgarrando todo.

Un ser demoníaco apareció de repente frente a los espectadores, esto no era otro que la Nova Astral Demonio Soberano de Qin Wentian. Después de su enojo ahogado, instantáneamente protegió a Qin Wentian con su propio cuerpo inmenso, y se llevó la peor parte de la devastadora energía de luz. No había necesidad de dudar de la defensa increíblemente alta del Demonio Soberano; ese estallido devastador de Qi Relámpago no tenía forma de romperlo.

Qin Wentian se quedó mirando la sonrisa ahora rígida en la cara de Ye Kongfan mientras se agarraba al aire. La Nova Astral Demonio Soberano reflejó sus movimientos, estirando sus manos para agarrar a Ye Kongfan. En ese instante, el ataque de Qin Wentian tenía un parecido sorprendente con la técnica innata anterior de Ye Kongfan.

“¿Cómo es esto posible?” El semblante de Ye Kongfan se volvió severo, incluso antes de que pudiera hacer algo, todo el espacio retumbó violentamente, como si una fuerza poderosa se haya aferrado a él. Esta técnica de hecho se parecía a la suya. ¿Podría ser que Qin Wentian había aprendido instantáneamente el ataque justo después de haberlo ejecutado? Eso era imposible, ¿verdad?

La única diferencia era que en lugar del Qi Relámpago, Qin Wentian estaba usando Qi Demoníaco.

“¡BOOM!” La palma de Qin Wentian se apretó bruscamente, causando que todo el lugar temblara. Una aterradora energía pulsante se extendió hacia afuera, chocando contra Ye Kongfan. Ye Kongfan aulló de rabia cuando una tormenta de relámpagos casi infinita brotó de él, anulando la energía de pulsación de Qin Wentian. Su largo cabello ondeó al viento cuando los ojos de Ye Kongfan se volvieron violetas por su uso del rayo.

“Límite de Perfección de un Mandato de Rayo de segundo nivel”. Los ojos de los espectadores brillaron con nitidez. Ye Kongfan era alguien con una base de cultivo en la cima del 7mo nivel de Tiangang. Su logro en el rayo fue realmente asombroso, como se esperaba de alguien con un físico calamidad de relámpagos y una Línea Sanguínea Relámpago Celestial.

Incluso su cabello, que ondeaba en el viento, se había vuelto violeta. En este momento, Ye Kongfan se estaba transformando en algo aún más loco. Miró a Qin Wentian mientras el Qi Viento barría su cuerpo. Con sus atributos, su ataque fue su mayor fuerte. Y dado que sus ataques eran tan dominantes, ¿cómo podía descuidar su velocidad? Por lo tanto, también había elegido cultivar el Mandato de Viento. El primer nivel de percepción en Viento fue Viento Veloz, mientras que el segundo nivel que comprendió fue Laceración del Viento. Este fue un ajuste perfecto para él, no solo aumentó su velocidad de movimiento, sino que la laceración le dio más ventaja a sus ya tiránicos ataques.

Y con su conjunto de habilidades, no había necesidad de preocuparse si se enfrentaba a un oponente que usaría su ventaja en velocidad para huir de él. Ataques sin paralelo apoyados por tal rapidez; fue una combinación perfecta. Y para otros Cultivadores, cuando se trata de su tercer Mandato, pueden elegir algo relacionado con la defensa para estar más equilibrados en todos los aspectos. Sin embargo, Ye Kongfan no lo había hecho. Lo que persiguió fue el nivel más fuerte de ataque.

“¿Cultivaste un tipo de arte imitador?” Ye Kongfan preguntó mientras continuaba, “Sin embargo, ¿realmente crees que te ayudará? No importa cuántos trucos tengas, ¡son inútiles cuando te enfrentas a la fuerza absoluta!”

Después de que Ye Kongfan habló, una luz brillante de repente se iluminó cuando apareció una larga lanza violeta en el aire. Un poder destructivo abrumador se formó en espiral en la punta de esa lanza. Esta no era otra que una de sus Novas Astrales.

Los espectadores vieron cómo el gigante de relámpago detrás de Ye Kongfan comenzó a brillar con la luz de un relámpago de calamidad. Sostuvo la lanza violeta en su mano y un par de alas apareció detrás de su espalda, formadas completamente por el elemento del viento. Sus cuatro Novas Astrales se combinaron, fundiéndose en una divinidad asesina de relámpagos que permanecía resueltamente detrás de Ye Kongfan. Con esta demostración de fuerza tiránica, los Soberanos Tiangang de 7mo nivel probablemente no podrían soportar ni siquiera uno de sus ataques.

“Déjame mostrarte cómo es la fusión perfecta de las Novas Astrales. Incluso si terminas muriendo, al menos deberías sentirte honrado”, Ye Kongfan comentó sin emoción. Los espectadores debajo de todo sentían que sus corazones latían con fuerza: el avatar del rayo que se formó cuando las cuatro Novas Astral de Ye Kongfan se fusionaron fue realmente aterrador.

“Hablas demasiada basura”, juró Qin Wentian en voz baja. Después de lo cual, todas sus Novas Astrales aparecieron también. La Nova Astral Demonio Soberano empuñaba la Nova Astral Martillo Celestial mientras emitía un bramido de ira, reverberando todo el espacio. Esta fue la combinación de poder ilimitado; esta unión del Demonio Soberano con el Martillo Celestial fue una fusión de Demonio y Poder. ¿Cuán temible sería la fuerza generada por esto?

Su Alma Astral Gran Sueño se manifestó como un ser humanoide que empuñaba una antigua alabarda en su mano. Custodió la izquierda de Qin Wentian mientras el Demonio Soberano con el Martillo Celestial estaba a su derecha. La única Espada Real restante flotaba delante de él. Todas las Novas Astrales de Qin Wentian integraron una formación triangular basada en ataques con Qin Wentian en el centro.

“Mi cultivación está en el 7mo nivel de Tiangang. ¿Cómo se pueden comparar tus Novas Astrales? ¡Las haré pedazos ante tus propios ojos!” Gritó Ye Kongfan. Momentáneamente, su avatar de relámpago silbó en el aire cuando esa destructiva lanza violeta perforó. Esa energía descendente de relámpagos de calamidad parecía lo suficientemente potente como para devastar al mundo entero. Los espectadores solo vieron un rayo de luz violeta disparándose instantáneamente hacia Qin Wentian.

“¡ROARRRRRRRRR~!” El Demonio Soberano inclinó la cabeza y aulló enloquecido. Blandiendo el Martillo Celestial, se elevó en el aire y se balanceó con frenética velocidad, conteniendo un poder ilimitado en su interior. Los Cultivadores Marciales Estelares pudieron controlar completamente sus Novas Astrales, y fueron capaces de desencadenar las mismas técnicas innatas que sus amos. En el instante en que este martillo se estrelló, lanzó tanta fuerza que el mundo parecía estar a punto de romperse. Ese golpe indomable colisionó junto con la lanza violeta entrante de Ye Kongfan.

Las caóticas ondas de choque destructivas del impacto causaron estragos en el Cielo y la Tierra, generando suficiente poder para hacer retroceder a la Nova Astral Demonio Soberano. La energía sin forma producida fue destruida, pero en ese momento la Espada Real silbó, junto con el Gran Sueño Humanoide agarrando la antigua alabarda. Las Novas Astrales de Qin Wentian rodearon al avatar de relámpago y procedieron a librar una batalla de proporciones gigantescas. No se mostró piedad, pero ambos lados parecían estar igualados.

“Tus Novas Astrales son realmente débiles. Si estoy en tu nivel de cultivación, solo necesitaría un solo golpe para destruirlas a todas”. Qin Wentian permaneció en el aire, burlándose de Ye Kongfan mientras controlaba sus Novas Astrales. El semblante de Ye Kongfan se puso rígido, él había sido el primero en jactarse. Con él teniendo dos niveles más en comparación con Qin Wentian, sus Novas Astrales serían naturalmente más fuertes. Pero ahora, cuando se trataba de una verdadera pelea, ¿realmente no tenía forma de reprimir a Qin Wentian?

Las cuatro Novas Astrales de Qin Wentian parecían ser completamente diferentes en comparación con otras. Todas y cada una de sus Novas Astrales contenían un Qi único dentro de ellas, lo que las hacía incomparablemente sólidas. Era como si el Palacio Yuan que las nutría utilizara un tipo de Qi que era incluso más fuerte en comparación con el Qi Astral.

“Parece que las Almas Astrales de Wentian han superado por completo a las de Ye Kongfan”. El Emperador Ren se rió. Aunque el Rey Qi no quería admitirlo, esto no era más que la verdad. Si no, no había forma de que las Novas Astrales de Qin Wentian tuvieran la fuerza suficiente como para chocar por igual con Ye Kongfan, a pesar de estar dos niveles enteros inferior.

“Hanyou, esta persona parece ser incluso más fuerte de lo que nos has dicho”. En la dirección del Clan Li, el Segundo Abuelo de Li Hanyou habló lentamente, sus palabras causaron una mirada de tristeza en la cara de Li Hanyou. Este Qin Wentian era realmente poderoso, si ella fuera su oponente, era dudoso si podía ganar con certeza.

En realidad, este era el corazón de Li Hanyou causando daños, ya que no estaba dispuesta a admitir que era inferior a los demás. Tal vez si el oponente actual de Ye Kongfan fuera alguien con una base de cultivo en el 7mo nivel de Tiangang, podría admitir que no tenía forma de vencerlos. Pero, como sucedió, la base de cultivo de Qin Wentian era igual a la suya. ¿Cómo podía admitir que era inferior a alguien de su propia generación?

La corriente destructiva del Qi en el aire aún permanecía, el enfrentamiento entre la gran guerra de las Novas Astrales continuó. Qin Wentian y Ye Kongfan se quedaron allí inmóviles, mirándose el uno al otro mientras su intención asesina se disparaba por cada segundo.

“Qin Wentian, admitiré que tu fuerza es aceptable, pero ya que me has desafiado, simplemente estás cortejando la muerte. Definitivamente morirás aquí hoy. Antes, solo estaba jugando contigo”, Ye Kongfan habló fríamente, sus ojos brillando con una intensa mirada de desprecio. Por supuesto, ¿cómo podría estar simplemente ‘jugando’ en ese momento? Era obvio que inicialmente había pensado que este nivel de poder era suficiente para matar a Qin Wentian, pero no pudo completar el acto. Ahora, no tenía más remedio que usar toda su fuerza para enmendar su descuido anterior.

Pero sin importar nada, Qin Wentian definitivamente moriría hoy aquí, era imposible para él escapar de esta calamidad.

“Si tu fuerza está en el mismo nivel que tu habilidad para hablar basura/tirar mierda, no tendrías rival en toda la Secta Trueno Violeta”, respondió sarcásticamente Qin Wentian. Ye Kongfan no tenía la menor ventaja, sin embargo, habló con tanta confianza que Qin Wentian definitivamente moriría. En ese caso, ¿por qué entonces todavía estaba vivo?

“Esa fue tu última oportunidad. Luego, morirás bajo el poder de mis relámpagos y truenos”, escupió Ye Kongfan. El poder de su línea de sangre aumentó con una intensidad aún mayor mientras el relámpago crepitaba terroríficamente a su alrededor. Dentro de ese deslumbrante relámpago, Ye Kongfan extendió su mano mientras modelaba una lanza desde el poder puro del rayo.

Línea Sanguínea Calamidad de Relámpagos, físico Relámpago Celestial, esta era su técnica más poderosa, formando un arma del más puro rayo que podía crear.

“Prepárate para morir”, Ye Kongfan habló mientras su cuerpo desaparecía como una ráfaga de viento. Y en un instante, atravesó el espacio donde sus Novas Astrales estaban luchando y se mantuvo por encima de Qin Wentian en el aire. Qin Wentian inclinó la cabeza, solo para ver pasar un rayo. Esto no era otro que la lanza de relámpagos que Ye Kongfan había diseñado. Contenía un poder que se asemejaba al relámpago primordial que desencadenó la creación de la vida: era tan poderoso que era lo suficientemente fuerte como para aniquilar a todos los seres vivos en este mundo.

Bajo la mirada atemorizada de la multitud, sabían con certeza que el poder de esta lanza sería suficiente para matar a Qin Wentian.

“¡BOOM!” Una ráfaga de Luz Astral inundó el área cuando Qin Wentian ejecutó el Movimiento de Lucha Estelar, evadiendo el rayo mientras dejaba imágenes detrás. Ye Kongfan se transformó en un rayo de luz violeta, estallando en el aire con la velocidad de un rayo, de pie en el lugar donde Qin Wentian se había detenido antes. En su estado actual, se podía ver un campo de fuerza visible de electricidad crujiendo a su alrededor. Volvió su mirada hacia Qin Wentian mientras hablaba, “Quiero ver cuántos ataques puedes evadir”.

Cuando el sonido de su voz se desvaneció, Ye Kongfan se transformó en luz violeta una vez más, mientras que otra ráfaga de Luz Astral inundó la zona. Qin Wentian cambió a una serie de imágenes borrosas cuando activó el Movimiento de Lucha Estelar una vez más. A pesar de que Ye Kongfan comprendió el Mandato de Viento, su velocidad todavía era un poco más aletargada que la ráfaga instantánea de velocidad de movimiento proporcionada por el Movimiento de Lucha Estelar. Sin embargo, no estaba desanimado; La técnica de evasión de Qin Wentian seguramente consumiría mucha energía. Se quedaría seco antes o después.

“Ye Kongfan”. En este momento, la voz de Qin Wentian sonó. Ye Kongfan miró a Qin Wentian, solo para ver la intensión asesina parpadear en los ojos de su oponente.

“Tu día de muerte ha llegado”, Qin Wentian habló con calma. Aunque la fuerza de Ye Kongfan excedió sus expectativas, todavía tenía que morir hoy.

El poder de su línea de sangre hirvió, cuando una luz carmesí salió disparada del cuerpo de Qin Wentian. Esta temible luz carmesí se transformó en una alabarda de color rojo sangre que contenía un indomable Qi Demoníaca.

“¡Bzz!” El cuerpo de Qin Wentian se transformó en imágenes secundarias una vez más. Su velocidad aumentó drásticamente, sus movimientos se volvieron rápidos después de aplicar los principios del Movimiento de Lucha Estelar en su ataque de alabarda. Esa alabarda, similar al rugir de las bestias demoníacas como un sueño todopoderoso, brotó en el mar de conciencia de Ye Kongfan. Los rasgos faciales de Ye Kongfan se contrajeron ligeramente, antes de levantar su larga lanza capaz de una destrucción total y devolver el ataque.

“¡BOOM!” Ambos ataques chocaron cuando las destructivas olas devastaron el entorno, sin embargo, ninguno resultó herido. Después de que Qin Wentian desatara ese golpe, inmediatamente ejecutó el Movimiento de Lucha Estelar y apareció detrás de Ye Kongfan, antes de atacar con otro golpe.

Un ataque de alabarda tras otro, como un número interminable. Las destructivas ondas de choque crearon profundas fisuras en el suelo ya que ambos continuaron luchando. En esta situación, Ye Kongfan no se atrevió a dejarse descuidar. Él estaba en un estado de defensa total. Sabía que Qin Wentian no sería capaz de soportar un ataque así durante demasiado tiempo: la tasa de consumo de Qi Astral era simplemente demasiado grande.

La luz color sangre había devorado todo el espacio. Para retener su claridad mental, Ye Kongfan se mordió los labios, haciendo que su sangre fluyera. Esto lo ayudó a no verse afectado por el diabólico paisaje onírico en el que Qin Wentian intentaba meterlo. Sin embargo, él no sabía que ya estaba afectado. Dentro de esa luz color sangre, aparecieron varias de las siluetas de Qin Wentian. Todos se movían tan rápido que era imposible para Ye Kongfan decir cuál era real.

“Hmph, si esto continúa, tu hijo morirá sin lugar a dudas”. El Rey Han miró la batalla en el aire mientras resoplaba con frialdad. Y en este mismo momento, la frente del Rey Qi se arrugó intensamente, después de lo cual… ¡el sonido de algo perforado resonó en el aire!

“¡RUMBLE!” El Rey Qi se levantó abruptamente, mientras una presión aterradora envolvía todo el espacio. En el momento en que frunció el ceño, una antigua alabarda color rojo sangre ya había empalado la cabeza de Ye Kongfan. Fue una visión impactante: los ojos de Ye Kongfan eran redondos como platillos mientras miraban con incredulidad y enojo. Ni siquiera entendía cómo había muerto. Desde su perspectiva, Qin Wentian ni siquiera había atacado, ¿cuándo había desencadenado ese ataque mortal?

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario