Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 462 – Libéralo

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

En este momento, el controlador de las Marionetas Siete Matanzas, era el cuerpo original de Qin Wentian. Sus múltiples voluntades de Mandatos entraron en erupción, mientras que el Qi Astral de los otros seis Cultivadores se inundaron en él.

En el medio del aire, una aterradora melodía de espada resonó abruptamente. Sobre el cielo, se formó una deslumbrante Constelación tipo Sueño, mientras una fuerza abrumadora brotaba de ella.

“¿Crees que puedes detenerme con esto?” La voz de Jun Yu estaba helada. Él pausadamente salió mientras también liberaba su Constelación. Momentos después, una energía de sellado extremadamente temible impregnaba toda el área.

“Captúrenlo”. Jun Yu habló. Los dos Ascendentes a su lado salieron, haciendo sus movimientos al mismo tiempo. Jun Yu apuntó con su dedo hacia adelante. Todo este espacio estaba vibrando, como si estuviera siendo sellado a la fuerza por una energía aterradora.

“¡BREAK!” Las Marionetas Siete Matanzas cortaron con una espada, poderosa hasta el punto en que parecía que podía desgarrar todo el mundo. Al mismo tiempo, una seductora figura no tocada por el polvo mortal apareció junto a Xiao Hundan. Se apoderó del inconsciente Qin Wentian mientras el Qi Espacial estallaba a su alrededor mientras se retiraba rápidamente.

“¿A dónde puedes correr?”

Jun Yu resopló con frialdad, aparecieron un par de impresiones de confinamiento en el medio del aire, cada una de las cuales se cerraba a ambos lados de la doncella. El espacio estaba bloqueado, Qing’er no se podía mover. Sus ojos estallaron con una frialdad extrema, mirando a Jun Yu. Verla realmente hizo que Jun Yu dudará ligeramente mientras fruncía el ceño.

Una mujer tan hermosa, sin embargo, ella era tan fría como un loto de nieve.

Los otros dos Ascendentes del Salón Rey Píldora ya habían llegado, y al instante rodearon a Qing’er y al inconsciente Qin Wentian. No tenían una ruta de escape.

La otra batalla ya había concluido. Hada Qingmei, así como la Líder y la abuela del Salón Luna Mística trataron fácilmente con el Señor del Clan Chen, que solo tenía una base de cultivo en el 1er nivel de Tianxiang. No hubo suspenso en esta batalla.

Poco después, el Ascendente restante del Clan Chen Gran Sol fue atrapado por Hada Qingmei antes de que la lanza de oscuridad de la Líder del Salón Luna Mística atravesara su cerebro, matándolo.

La muerte del Señor del Clan del Clan Chen significó la destrucción de otra potencia trascendente. El Clan Chen Gran Sol, que era uno de los nueve Grandes Clanes de la Antigua Gran Dinastía Xia, un poderoso clan clasificado entre los primeros cinco de las 36 potencias trascendentes, ahora no era más que una sombra de su pasado.

Los tres Ascendentes Tianxiang del Clan Chen Gran Sol habían muerto todos hoy.

Si este asunto se planteara en el futuro, la gente definitivamente usaría este incidente como el extremo de una broma.

Las nubes del mundo no tenían forma y cambiaban constantemente. El día del juicio había llegado para el una vez poderoso Clan Chen Gran Sol.

Los otros de Clan Chen miraban inexpresivos. Y cuando finalmente se recuperaron y quisieron escapar, varias figuras enmascaradas aparecieron abruptamente, impidiéndoles el paso. No importa a dónde eligieran ir los miembros del Clan Chen, ya había gente dispuesta a bloquear los caminos de escape a través de los Cielos y la Tierra.

Estas figuras enmascaradas se habían infiltrado y se habían mezclado con los espectadores de la batalla de la Clasificación Destino Celestial. Nadie sabía quiénes eran y de dónde venían.

Sin embargo, Hada Qingmei y la Líder de Secta del Salón Luna Mística no tuvieron tiempo de preocuparse por estos miembros del Clan Chen. Al instante aceleraron hacia Qin Wentian solo para ver que en este momento, Qin Wentian y Qing’er estaban atrapados en el espacio entre los dos Ascendentes del Salón Rey Píldora.

“¿Te atreves a tocarlos?” La voz de Hada Qingmei estaba fría mientras su Constelación Fantasma apareció. Al mismo tiempo, las dos Ascendentes del Salón Luna Mística también liberaron sus Constelaciones. Todas las potencias en el Reino Ascendente se habían reunido aquí para la confrontación final.

El Rey Píldora miró perezosamente a Hada Qingmei. Lánguidamente caminó hacia el lado de Qin Wentian, “Todo hoy en día finalmente puede llegar a su fin”.

El Clan Chen Gran Sol ha sido destruido, pero no tiene nada que ver con ellos. Por el contrario, fue beneficioso para su Salón Rey Píldora. Con una potencia trascendente poderosa fuera del camino, significaba un obstáculo menos para bloquear su ascenso a la gloria.

Ahora, Qin Wentian había aterrizado en sus manos también.

Se podría considerar que la batalla de hoy concluyó con un final perfecto.

Pero en este momento, solo vieron a Qing’er colocando suavemente a Qin Wentian en la espalda de Xiao Hundan mientras ella avanzaba, hacia el espacio entre los dos Ascendentes Tianxiang.

“¿Mhm?” El Rey Píldora frunció el ceño cuando su instinto asesino brotó de él. Esta mujer había aparecido antes en su Salón Rey Píldora. En aquel entonces, fue ella quien se llevó a Qin Wentian.

“Si te atreves a tocarla, puedo garantizar que ni siquiera la Secta Sagrada Real de la Gran Dinastía Shang podría salvar tu Salón Rey Píldora”. La voz de Hada Qingmei sonó fríamente, sus palabras causaron fruncir el ceño de la cara del Rey Píldora profundamente aún más. Luego miró a Hada Qingmei, “¿Estás tratando de asustarme?”

¿Qué tipo de potencia es la Secta Sagrada Real? El significado de Hada Qingmei era que el trasfondo de esta doncella celestial era tan alto que incluso la Secta Sagrada Real ni siquiera se atrevía a enemistarse con sus partidarios.

“Así es, estoy tratando de asustarte. ¿Por qué no lo intentas y ves?” La voz glacial de Hada Qingmei sonó, sus palabras hicieron que las pupilas del Rey Píldora se estrecharan mientras miraba a Qing’er. Sin embargo, Qing’er ni siquiera se molestó con él. De hecho, ella ni siquiera lo miró. Mirando su arrogancia y su actitud distante, el corazón del Rey Píldora no pudo evitar vacilar un poco al recordar la vista posterior de ella llevando a Qin Wentian lejos ese día.

Esta mujer era extraordinaria, ¿tenía realmente algún tipo de trasfondo abrumador?

De hecho, Qing’er no era arrogante. Era simplemente que su temperamento siempre había sido helado. Esto no era algo que exudara intencionalmente y fue precisamente por esta inconsciencia elevada que exudaba lo que causó que el Rey Píldora tuviera un poco de desconfianza sobre su pasado.

Cambiando su mirada hacia Qin Wentian otra vez, decidió. Como Qin Wentian aún estaba en sus manos, si esta doncella quería irse, podían dejarla ir. Con su fortaleza actual, no podría afectar la situación aquí hoy.

Sin embargo, no esperaba que Qing’er caminase hasta la ubicación de las Marionetas Siete Matanzas. Después de lo cual, una de las Marionetas se abrió cuando un hombre joven salió. Este joven no era otro que el otro verdadero cuerpo de Qin Wentian, Di Tian.

Esta vista causó que todos los espectadores quedaran aturdidos. ¿Estaban estas Marionetas controladas por humanos? En ese caso, ¿había otros Cultivadores dentro de las otras seis Marionetas?

Qing’er entró en la Marioneta, tomando el control de la Marioneta de Di Tian.

“Trucos de salón inútiles. Lárgate de mi camino. Hoy, mi Salón Rey Píldora definitivamente se llevará a Qin Wentian con nosotros”. El Rey Píldora caminó hacia el lado de Qin Wentian. Xiao Hundan aulló furiosamente, ladrándole, sin embargo, la única reacción que tuvo el Rey Píldora fue una risa fría. Con un brillo en sus ojos, la palma del Rey Píldora repentinamente se asomó. Instantáneamente, el cuerpo de Qin Wentian se bloqueó abruptamente, desplazado por el Rey Píldora.

Hada Qingmei y las otras dos Ascendentes seguían manteniendo sus posiciones. ¿Cómo podrían permitir que el Rey Píldora se llevara a Qin Wentian?

“Muchachos, incluso cuando se agrega el poder de las Marionetas, solo tienen un total de cuatro Cultivadores de nivel Ascendente. Sin esa Técnica Inmortal Destrucción de Espada de antes, ¿creen que son lo suficientemente poderosos como para detenernos a los tres? Estúpidos idiotas, si comenzamos una guerra aquí, es posible que puedan detenernos por un tiempo, pero aun así podríamos retirarnos ilesos. Sin embargo, si Qin Wentian muere de alguna manera durante la batalla entre nosotros, no sería nuestra culpa”. El Rey Píldora amenazó con frialdad.

Sin embargo, en este momento, una intensa presión espacial impregnaba el aire. Por encima de la Marioneta en la que Qing’er entró, una Constelación tipo Espacial nació cuando aterradoras fluctuaciones espaciales sellaron todo el espacio. Y además de la Constelación Fantasma de Hada Qingmei, de tipo Ilusorio, no será tan fácil para ellos romper el cerco.

“Mi nombre es Di Tian”.

En este momento, estalló una voz estruendosa. Las cejas de Jun Yu y los otros dos se fruncieron mientras miraban en dirección a Di Tian. Estaba parado en el centro de las Marionetas Siete Matanzas, protegido por ellos.

Los tres Ascendentes se sorprendieron. El que habló en este momento, en realidad era este hombre.

“El ‘Di’ de Di Cang, el Emperador Azur. En este momento, el Clan Di responde no solo a Qin Wentian, sino también a mí. Las técnicas innatas que conozco, Qin Wentian las conoce también”. Di Tian habló con calma mientras continuaba: “Naturalmente, las técnicas innatas que Qin Wentian sabe, yo, Di Tian, ​​también las conozco también”.

“Jun Yu, ¿quieres morir?” Di Tian inclinó la cabeza, mirando a Jun Yu, su semblante era como una espada desenvainada, capaz de penetrar a través de todo.

Jun Yu frunció el ceño, su intención asesina era obvia para todos. Las palabras pronunciadas eran algo que Qin Wentian le había dicho antes. Y hoy, ¿este hombre se atrevió a amenazarlo una vez más?

“El canto demoniaco divino, la antigua voluntad que se extiende a través de los Cielos. Recopilando el Qi Demoníaco de las ocho direcciones, devorando el Qi Astral del cielo estrellado…” Di Tian murmuró. Una extraña melodía se hizo eco en todo el mundo cuando una energía aterradora sacudió el vacío, reuniéndose en Di Tian.

“Sacrificio Dios Demonio”.

El Rey Píldora se puso rígido. Él estaba demasiado familiarizado con este particular arte secreto. En aquel entonces, había presenciado personalmente a Qin Wentian al usar esto.

Y en este momento, la técnica que Di Tian estaba usando, ¡no era otra que el Arte Sacrificio Dios Demonio!

Dijo que conocía todas las técnicas que Qin Wentian conocía.

Y había demostrado que incluso conocía el Arte Sacrificio Dios Demonio.

En ese caso, ¿no significaba que también sabía cómo ejecutar la Técnica Inmortal Destrucción de Espada?

Al pensar en esto, los tres Ascendentes del Salón Rey Píldora sintieron que sus corazones se estremecían. Sus ojos estaban fijos en Di Tian mientras una terrorífica nitidez brillaba en sus ojos.

“Si utilizo el Sacrificio Dios Demonio y me convierto en una divinidad demoníaca, definitivamente ejecutaré la Técnica Inmortal Destrucción de Espada. Y en ese momento, tal vez Qin Wentian moriría, pero Jun Yu, ¡definitivamente tendrías que acompañarlo en la muerte!” Los ojos de Di Tian brillaron con una luz fría, sus palabras causaron que el corazón de Jun Yu se estremeciera violentamente mientras su semblante se volvía increíblemente antiestético.

“No creo que conozcas ese arte de espada en particular”. Jun Yu escupió.

“Después de matarte, huiré de la Gran Dinastía Xia. ¿Qué tan vasto es este mundo? No me digas tonterías como si fueras el discípulo directo de un Anciano. Incluso si eres un descendiente directo de la Secta Sagrada Real, ¿qué pueden hacerme? ¿Quieres jugar con esto?” El tono de voz de Di Tian era glacial. En este momento, una aterradora Antigua Voluntad penetró, extendiéndose a través de los Cielos. El poder de las Constelaciones de la divinidad demoníaca en las ocho direcciones era como si no pudieran ser bloqueadas por el bloqueo del espacio y directamente enviadas por la luz de las estrellas, aterrizando en el cuerpo de Di Tian. El Qi Demoníaco que exudaba de él se volvió cada vez más aterrador.

“Si me convierto en un demonio, no descansaré hasta que te haya matado. Te quedan cinco respiraciones”. Di Tian miró a Jun Yu, cada palabra de él hacía que la expresión de la cara de Jun Yu se volviera más fea por segundo.

El Qi Demoníaco en el aire se hizo más y más grueso. La Antigua Voluntad se conectó con las divinidades demoníacas a medida que se reunió su poder. Una vez que se sacrifica la esencia de la humanidad y la esencia de las divinidades inunda su cuerpo, solo la Técnica Inmortal Destrucción de Espada podría negarlo. Y si se viera obligado a usarla una vez más, definitivamente desataría el ataque de espada en Jun Yu.

“Libera a Qin Wentian”. Jun Yu gritó, su expresión extremadamente pálida.

Los rostros de los otros dos Ascendentes eran increíblemente antiestéticos de contemplar también. Con un movimiento de sus manos, arrojaron a Qin Wentian. La silueta de Hada Qingmei parpadeó cuando apareció cerca de él y lo agarró.

A menos que Di Tian realmente sufriera la transformación demoníaca y asesinara a Jun Yu, la fuerza de combate de ambos bandos sería equivalente. De cualquier manera, no pudieron evitar que los Ascendentes del Salón Rey Píldora se fueran.

Sin embargo, el precio por hacerlo fue demasiado grande.

Qin Wentian resultó gravemente herido mientras Di Tian tenía que controlar la situación.

“Este asunto no ha terminado todavía”. Jun Yu gruñó, saliendo mientras el Qi Espacial se disipaba, permitiéndole irse.

La peligrosa situación de hoy había terminado finalmente con la muerte de los tres Ascendentes del Clan Chen Gran Sol. Aunque Qin Wentian resultó gravemente herido como resultado, ¡un resultado como este valió la pena!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente