Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 410 – Lamento de Espada, una Vida Desciende

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Durante su duelo con Zong Peng, los miembros del Clan Zong ya sabían lo poderoso que era Qin Wentian.

Absolutamente tiránico, estas fueron las únicas palabras para describirlo. Incluso sin desenvainar su espada, Qin Wentian había destrozado la Nova Astral de Zong Peng.

Aunque Li Ran y Jian Feng podrían ser más fuertes en comparación con Zong Peng, ¿pero podrían hacer lo que Qin Wentian hizo? ¿Completa y abrumadoramente reprimir a Zong Peng, obteniendo una victoria sin esfuerzo?

En la actualidad, lo que preocupaba a los miembros del Clan Zong era que Li Ran y Jian Feng, los más fuertes en sus potencias respectivas entre las generaciones más jóvenes, pudieran unir fuerzas para lidiar con Qin Wentian.

“¿Quién es esa persona?”

Actualmente en los bordes del precipicio, varios de los espectadores cambiaron sus miradas hacia Qin Wentian. Nunca antes habían oído hablar del nombre de Qin Wentian. Sin embargo, los ojos de aquellos del Clan Zong parecían contener un fuego ardiente dentro.

Era como si tuvieran una confianza inmensa en esta persona, y creían que seguramente sería capaz de vencer tanto a Li Ran como a Jian Feng.

En la actualidad, también hubo algunos que reconocieron a Qin Wentian. En aquel entonces, cuando Qin Wentian cultivó su espada en el precipicio, había muchos que se habían cruzado en su camino. En este momento, involuntariamente se aturdieron, por lo que el tipo que habían conocido antes era un ayudante que había sido invitado por el Clan Zong.

Pero aun así, frente a Li Ran y Jian Feng, no importa cuán poderoso fuera este joven, él tomaría el rol como espectador. No había nada que pueda hacer, para decirlo simplemente… simplemente no podía ser comparado con ninguno de los dos.

“¿De verdad te atreviste a participar en la batalla a nivel de Tiangang?”

En este momento en la dirección del Clan Li, un extraño resplandor brilló más allá de los ojos de Li Nian mientras hablaba, sintiéndose un tanto perpleja.

“Li Nian, si el hermano Qin se encontrara indispuesto a destruirte ese día, ¿crees que incluso estarías aquí hoy?”, Replicó Zong Qian.

Los ojos de Li Ran también se movieron hacia Qin Wentian. Una expresión de desdén se podía ver en su rostro mientras hablaba, “Solo sal de la plataforma”.

La siguiente batalla era una batalla entre él y Jian Feng. Él había estado anticipando esta lucha durante mucho tiempo, por lo tanto, la Secta Espada Celestial y el Clan Li llegaron a un acuerdo, expulsando al Clan Zong de la contienda. Su victoria sería decidida por Li Ran y Jian Feng.

Jian Feng tenía una expresión extremadamente serena en su semblante, echó un vistazo a Qin Wentian cuando un pensamiento pasó por su mente. ¿No era este el Cultivador que sintió esa noche?

Solo echó una mirada casual a Qin Wentian, antes de volver a mirar a Li Ran. Similar a lo que pensó Li Ran, sintió que esta batalla no tenía nada que ver con Qin Wentian.

Sería lo mejor si se bajara de la plataforma por su propia iniciativa.

Qin Wentian permaneció callado allí. Aunque sus oponentes eran Soberanos Tiangang, para él, luchar contra oponentes al mismo nivel no le daba ninguna presión.

Ese día en la Antigua Capital, con todos los genios en el pináculo de la Gran Dinastía Xia reuniéndose allí, incluidos los talentos de nivel demoníaco de las potencias trascendentes, ¿no obtuvo también el primer puesto?

Y ahora en la Ciudad Bai Jian, si no fuera por ayudar al Señor del Clan, Zong Yi, a adquirir los derechos del precipicio de espadas, ni siquiera se habría molestado en participar en esta batalla.

Para él, esta era una batalla que no tenía ningún significado.

El imperturbable Qin Wentian actuó como si no haya escuchado las palabras de Li Ran. Li Ran, que en ese momento estaba centrando su atención en Jian Feng, frunció el ceño con desagrado mientras un destello de frialdad parpadeaba en sus ojos. Sus ojos se estrecharon gradualmente en rendijas mientras giraba su atención hacia Qin Wentian y, con un silbido, la antigua espada en su espalda flotó repentinamente ante él, apuntando con la punta de su espada directamente a Qin Wentian.

“No deberías participar en esta batalla. Tu primer error fue acordar ayudar a Zong Yi. Antes te di la oportunidad de retirarte y no te aprecias… ese fue tu segundo error”.

Li Ran habló con indiferencia, después de lo cual agregó a Jian Feng, “No deberíamos intimidarlo demasiado. Cada uno que mueva una espada, veamos quién puede matarlo primero. ¿Qué tal?”

Después de que Jian Feng escuchara las palabras de Li Ran, volvió la vista hacia Qin Wentian y dijo: “No eres nuestro igual, así que será mejor que te bajes de la plataforma mientras puedas”.

En la Ciudad Bai Jian, Jian Feng no creía que haya un oponente capaz de derrotarlo si ambos estaban en el mismo nivel. La única excepción fue Li Ran del Clan Li. Se dijo que el talento de Li Ran era extremadamente sobresaliente también, y que él era la única persona que podía hacer que Jian Feng sintiera interés.

Cuando todavía estaba en Yuanfu, el Líder de Secta de la Secta Espada Celestial, Jian Wuyou, ya lo había seleccionado como el Hijo Espada. Sin mencionar ahora, después de varios años de cultivo, su Corazón Espada se había vuelto aún más resuelto. Él creía firmemente que en la Ciudad Bai Jian, era básicamente imposible para alguien al mismo nivel que él poder derrotarlo.

“Como no estás dispuesto a hacer un movimiento, déjame destruirlo antes de luchar contra ti”.

Li Ran pudo ver que Jian Feng quería darle una oportunidad a Qin Wentian. Sin embargo, no le quedaba paciencia. Sus manos se movieron hacia delante, agarrando su espada mientras avanzaba hacia Qin Wentian paso a paso.

Rayos de luz resplandecientes salieron disparados de la espada, tan deslumbrantes que los espectadores ni siquiera podían mantener los ojos abiertos. Toda su espada brillaba, tan brillante y penetrante que su resplandor era similar al de un sol ardiente.

El viento se levantó, el brillo se iluminó.

La multitud solo vio el cuerpo de Li Ran aparentemente transformado en un rayo de luz de espada. Los que eran más débiles no tuvieron más remedio que levantar sus manos, colocándolos frente a sus ojos.

¿Por qué la luz de espada de Li Ran era tan intensa? Se sentía como los rayos ásperos del sol ardiente.

La luz deslumbrante brilló, y en el momento siguiente, la espada de Li Ran se redujo y casi al instante, un intenso rayo de luz apareció justo en frente de Qin Wentian. Este haz de luz de espada pasó rápidamente, dando a los demás una sensación escalofriante.

Li Ran quería cortar la garganta de Qin Wentian con un solo movimiento.

Se rumoreaba que, debido a su orgullo, Li Ran rara vez usaba su espada. Pero hoy, en la batalla del precipicio de espadas donde innumerables personas estaban observando, y antes de su batalla con Jian Feng, decidió desatar su ataque más vistoso y llamativo para acabar con Qin Wentian.

Usando la vida del Hijo Espada del Clan Zong como una ofrenda a su espada.

Incluso con la cegadora mirada, varios en la multitud todavía estaban entrecerrando los ojos. Todos querían echarle un vistazo a la técnica de espada de Li Ran que roba la vida.

Todos los miembros del Clan Li tenían las comisuras de sus labios levemente acurrucadas, ya que se podían ver indicios de arrogancia y orgullo en sus rostros. En cuanto a Li Nian, una expresión burlona se podía ver pintada en la de ella.

En el momento en que la espada descendiera sería el momento en que Qin Wentian moriría.

Los espectadores solo lo vieron cerrar los ojos. La espada de Qin Wentian, que estaba atada a su espalda, salió abruptamente de su funda a una velocidad similar a un rayo, volando en el aire antes de aterrizar en su palma extendida. Sus acciones parecían increíblemente casuales e increíblemente suaves. Además de eso, ni siquiera trató de esquivar el corte de la espada por parte de Li Ran.

Una espada tan increíblemente rápida solo necesitaba el intervalo de tiempo de un abrir y cerrar de ojos para robar su vida.

Pero aunque Li Ran era rápido, la espada de Qin Wentian era más rápida.

Su mano que sostenía su espada tembló cuando el sonido de una espada resonaba con sus vibraciones. Sin embargo, los espectadores ya podían imaginar a Qin Wentian siendo asesinado por ese intenso rayo de espada de Li Ran.

Incluso aquellos del Clan Zong estaban aturdidos, ¿por qué Qin Wentian no estaba esquivando?

Pero en este momento, con la velocidad de ataque de esa espada, Qin Wentian ya no tenía la oportunidad de esquivar, incluso si lo deseaba.

El rayo de espada descendió, la silueta de Qin Wentian se cortó mientras los espectadores observaban estupefactos.

Aquellos del Clan Zong sintieron que sus corazones se enfriaban, mientras que los otros sentían que era de esperar. Las esquinas de los labios de Li Nian se curvaron aún más cuando la sonrisa burlona en su rostro se hizo aún más prominente.

“¿Mhm?” Justo en este momento, ocurrió algo extraño. Vieron una tenue sombra alargándose gradualmente, antes de manifestarse en una figura que finalmente apareció dos pasos detrás de Li Ran. Li Ran dirigió el corte de la espada para cortar la silueta, solo para ver que la silueta se había desvanecido por completo, haciendo que su corte cayera en la nada.

“Esto… ¡qué rápido!” Los espectadores tomaron una fría bocanada de aire. Incluso con su cegadora velocidad de ataque, ¿Li Ran no logró golpear a su oponente?

La intención espada desapareció, y con ella, el haz de la espada se disipó. Sin embargo, se podía ver a Qin Wentian de pie en su lugar original, con su espalda frente a la de Li Ran. Todos los espectadores fijaron sus miradas en él, querían ver si Qin Wentian había sido herido por ese golpe.

Li Ran giró lentamente, pero Qin Wentian permaneció inmóvil. Esto hizo que los espectadores suspiraran, Qin Wentian aún no había escapado del ataque de Li Ran.

“¿Cójmo es esto posible?”

Una voz ronca rompió el silencio. Li Ran quien giró su cuerpo, jadeó. Una sangrienta herida se podía ver en su garganta, mientras la sangre fresca fluía incesantemente desde allí.

En ese instante, las miradas de todos se concentraron en él, mientras aparecían expresiones de terror en sus semblantes.

Li Ran cayó lentamente al suelo, muerto.

Lamento de Espada, una persona perece.

Cuando los Cultivadores de espada cruzaban golpes, el viento de la espada era el más peligroso. Con un paso en falso, la garganta puede ser cortada.

Li Ran se consideraba a sí mismo superior, haciendo alarde de sus habilidades mediocres ‘magnánimamente’ y concediéndole a Qin Wentian la oportunidad de darse por vencido en la batalla por su propia cuenta. Sin embargo, al final, fue asesinado por un corte en la garganta. El Hijo Espada del Clan Li, ha caído.

Un frío intenso envolvió el cuerpo de Li Nian. Abrumada por el horror, contempló la escena frente a ella con incredulidad. Mirando a la figura caída, su cuerpo involuntariamente comenzó a temblar.

Todos los del Clan Li tenían expresiones pálidas.

Llegaron a un acuerdo con la Secta Espada Celestial porque querían permitirle a Li Ran tener la oportunidad de luchar contra Jian Feng, para ver quién de ellos podría adquirir los derechos de control del precipicio de espadas durante los próximos diez años. Pero ahora, el Clan Li realmente fue eliminado del concurso e incluso perdieron un Hijo Espada.

“Excelente”.

“Hijo Espada, Qin Wen”.

Los ojos de aquellos del Clan Zong ardieron de fanatismo. Antes, todavía estaban nerviosos, pero ahora su decepción desapareció por completo sin dejar rastro, dejando solo sangre caliente surgiendo de sus corazones.

Ese ataque con la espada fue demasiado magnífico, haciendo a un lado la humillación del Clan Zong, transformándolo en un duro golpe en las caras de los del Clan Li.

Anteriormente, las palabras que el Señor del Clan del Clan Li, Li Zhentian, había dicho, aún resonaban en el aire. Ahora, simplemente se daba palmadas en la cara.

“Señor del Clan del Clan Li, no cuente sus pollos antes de que nazcan”, dijo Zong Yi con indiferencia, sus palabras causaron que una aterradora luz fría parpadeara en los ojos de Li Zhentian mientras miraba a Qin Wentian parado en la plataforma.

“Limpia eso”. Li Zhentian agitó las manos cuando alguien de su clan se acercó y se llevó el cadáver de Li Ran.

Las tres potencias estaban de acuerdo en que la vida y la muerte en el concurso vendrían determinadas por su propio destino. Li Ran quería matar a Qin Wentian pero fue asesinado en su lugar.

En esta zona, todos tenían expresiones de asombro en sus rostros, parecía que el Clan Zong hacía mucho tiempo que habían hecho sus preparativos.

Inicialmente, el Clan Li había querido involucrar directamente a la Secta Espada Celestial en la batalla final para obtener los derechos de control del precipicio de espadas durante los siguientes diez años, sin embargo, no habían previsto que se convertirían en víctimas, allanando el camino para el Clan Zong en su lugar.

Para la próxima batalla, mientras el Clan Zong salga victorioso, los derechos de control del precipicio de espadas pertenecerán al Clan Zong.

Cuando las miradas de la multitud se volvieron hacia Qin Wentian una vez más, solo lo vieron inclinar la cabeza para mirar a Jian Feng. “También podrías bajar la plataforma mientras puedas”.

El tono de voz de Qin Wentian era extremadamente normal, sin fluctuaciones. Anteriormente Jian Feng le había ‘permitido’ bajar a la plataforma y ahora, él estaba devolviendo las palabras a Jian Feng.

Pero la situación ahora era diferente a la anterior.

Antes de esto, todos pensaban que las palabras de Jian Feng eran razonables, pero ahora, sus posiciones estaban invertidas.

Un solo movimiento de espada había matado a Li Ran, y aunque Jian Feng era el candidato con el mayor talento en la Secta Espada Celestial, ¿era lo suficientemente fuerte como para luchar contra el Hijo Espada del Clan Zong?

Ese día en las llanuras debajo del precipicio, esa mujer que una vez se había burlado de las artes de espada de Qin Wentian como incomparablemente torpe sintió una oleada de surrealismo asaltar sus sentidos. Aquel a quien ella había ridiculizado antes, le estaba diciendo a su estimado Sénior hermano Jian Feng que se bajara de la plataforma por su propia cuenta.

“Lamento de Espada, manifestando sombras de espada. ¿Qué Dao de Mandato de Espada comprendes exactamente?” Jian Feng preguntó. Tal intención espada incluso lo hizo sentir un escalofrío en su corazón.

“No tengo idea de cómo llaman otros a este Mandato. Pero lo llamé, Melodía Espada”, dijo Qin Wentian con indiferencia. Jian Feng asintió con la cabeza, “Lamento de Espada, Melodía Espada, es un nombre muy apropiado para eso. Me temo que si lucho contra esta intención, mi final será el mismo que el de Li Ran. Admito mi derrota”.

Las palabras de Jian Feng resonaron en el aire. Sin prestar atención a las opiniones de los demás e ignorando el prestigio de la Secta Espada Celestial, se volvió y bajó por la plataforma. Estaba concediendo la derrota.

¿Esto era por miedo a la muerte? ¿O su Corazón Espada no era lo suficientemente resuelto?

Por el contrario, fue directamente porque el Corazón Espada de Jian Feng fue lo suficientemente resuelto como para poder pronunciar tales palabras, con franqueza y honestidad en esa situación. Si tuviera que cruzar espadas con Qin Wentian, su muerte seguramente sería inminente, ¡por lo que decidió salir de la plataforma!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente