Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 390 – Batalla Final

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“Tu turno”.

La voz calmada de Qin Wentian impregnaba el aire, sonando tan serena que era como si Si Qiong no haya sido nada en absoluto. Nunca había tratado a Si Qiong como su oponente.

Qin Wentian era el personaje más fuerte de los caballos negros en esta batalla de clasificación. Había avanzado todo el camino hasta el final y obtuvo las calificaciones para desafiar a Chen Wang.

Esta pelea decidiría los dos primeros puestos en la Clasificación Destino Celestial. Esta fue la única ‘verdadera’ batalla.

Para ver quién estaba en el pináculo, esta batalla significaba todo. El último y decisivo combate.

Las deslumbrantes Almas Astrales, el inmenso Ave Bermellón del Purgatorio revoloteando tras su espalda, así como el semblante de aspecto endemoniadamente guapo, todo irradiaba una sensación de majestad, dando la impresión de que Qin Wentian era el Monarca de todo este mundo.

Se quedó allí de forma casual, mirando a los espectadores con una pizca de arrogancia brillando en sus ojos.

El poderoso Si Qiong ni siquiera podía soportar un solo ataque y tuvo que recurrir a su tesoro salvavidas para proteger su vida.

En este momento, el semblante de Si Qiong estaba más allá de lo antiestético, era increíblemente horrible ya que alternaba entre tonos de púrpura y rojo.

Había llegado a participar en la batalla de la Clasificación Destino Celestial debido al arte secreto de la Gran Dinastía Xia, y como ya estaba aquí, podría apuntar a la posición del clasificado número uno. ¿Pero quién habría pensado que su eventual clasificación en realidad sería el tercer puesto?

Y lo que era aún más lamentable era que su última batalla en la plataforma de Arena Ave Bermellón fue la que le causó la mayor humillación que haya experimentado en toda su vida.

Un golpe, solo uno.

Rompió las reglas, pero Qin Wentian desdeñó mirarlo siquiera.

Qué patético de hecho, incapaz de soportar un solo ataque. Si Qiong nunca antes había sido tan humillado.

Después de eso, ninguno de los espectadores estaba interesado en él. Aunque debería ser castigado por romper las reglas, ya no era importante, porque a nadie le importaba.

Esta plataforma de batalla siempre había hecho que el vencedor fuera el rey, mientras que los perdedores serían deshonrados.

No importa cuán deslumbrante eras antes, los espectadores solo recordarían el que está de pie al final. Solo una persona, la persona clasificada en la parte superior.

Mirando a la izquierda y a la derecha, Si Qiong pudo distinguir expresiones de compasión mientras la discusión de los espectadores giraba a su alrededor. Él había sufrido una derrota demasiado miserable como para recuperarse completamente.

Quería enfurecerse en los Cielos, pidiendo la oportunidad de luchar con Qin Wentian otra vez, pero no podía hacerlo. Solo podía mirar en silencio cómo el hombre que lo derrotó le lanzó el desafío final de esta batalla de posición a Chen Wang.

Chen Wang inclinó la cabeza, mirando a Qin Wentian. Ese ataque que Qin Wentian había utilizado para expulsar a Si Qiong de la plataforma, incluso él, el gran Chen Wang, se sintió amenazado por ello.

Esa silueta parada en el escenario sí tenía la capacidad de luchar contra él.

Sus tres Almas Astrales, eran casi increíbles. Pero incluso Chen Wang no podía negar que en toda la Gran Dinastía Xia, aún no había conocido a alguien como Qin Wentian, que tenía tres Almas Astrales todas de la 5ta Capa Celestial.

Aquellos representantes de las diversas potencias trascendentes, todos parecían estar en silencio, pero sus corazones fueron sacudidos violentamente por esta revelación.

Desde el comienzo de la batalla de clasificación, a nadie le importaba un comino esa pequeña figura desconocida. Pero ahora, se había convertido en la existencia más deslumbrante en esta plataforma, con su talento incluso superior al de Chen Wang.

Incluso si hoy fuera derrotado por Chen Wang, la brecha en sus talentos innatos nunca se rompería.

“¿Qué clase de monstruo es él?”

Bailu Jing respiró profundamente, no sabía cómo describir a Qin Wentian. Solo la palabra ‘monstruo’ parecía apropiada.

Bailu Yi solo podía sonreír amargamente, ¿cómo podía haber sabido que Qin Wentian tendría una actuación tan sobresaliente? Solo tenía veinte años, pero se encontraba en el pináculo de la Clasificación Destino Celestial junto a Chen Wang.

Quién habría imaginado esto, incluso el Instituto Ciervo Blanco no habría predicho esto en absoluto. Y fue aún más asombroso saber que el logro de Qin Wentian en runas divinas, también lo convirtió en un Gran Maestro de 4to nivel. Y solo tenía diecinueve años en ese entonces.

Aquellos del aristócrata Clan Ouyang estaban igualmente aturdidos, solo Ouyang Kuangsheng tenía una expresión emocionada en su rostro. Ouyang Ting, por otro lado, estaba completamente estupefacta, no podía creer la realidad de lo que había presenciado.

Bai Fei del Salón Rey Píldora compartió sentimientos similares a Ouyang Ting. Ella siempre había estado secretamente enamorada de Zhan Chen, admirada de su destreza marcial y de su semblante afable y caballeroso. Sin embargo, hoy, él realmente había caído en manos de Qin Wentian. Ese joven al que una vez había despreciado estaba brillando tan intensamente, similar al resplandor de un sol ardiente que incluso Zhan Chen no había podido igualar.

Al ver sus tres Almas Astrales, así como su desafío a Chen Wang, Bai Fei no pudo evitar suspirar y sacudir la cabeza. Tal vez, ella misma era el cuervo, no eran personas que pertenecían al mismo mundo.

Las cosas en este mundo habían cambiado demasiado rápido. Ni siquiera habían pasado cinco años, y sin embargo los Cielos y la Tierra habían sido invertidos. El joven del pequeño país apareció en la Clasificación Destino Ceestial, produciendo nubes y lluvia con una sola mano, un gran personaje de su época. Él no era alguien con quien ella pudiera ser comparada remotamente. ¿Qué tan pequeña e inútil se sentía ahora?

Shu Ruanyu también estaba mirando a Qin Wentian, su semblante estaba sin palabras. De repente, tenía una idea absurda en su mente. En aquel entonces, cuando Qin Wentian la había secuestrado, ¿y si los dos tenían relaciones íntimas?

En el momento en que esta noción pasó rápidamente por su mente, Shu Ruanyu se regañó en silencio. Sin embargo, nunca habría esperado que su secuestro todos esos años atrás, lo que le había dejado tan malos recuerdos, en realidad se marcara en su mente con sentimientos tan impactantes.

La silueta de Chen Wang pisó la plataforma una vez más, caminando hacia Qin Wentian.

Solo hubo silencio, mientras los dos se encontraban cara a cara.

Esta sería la batalla final decisiva, para finalmente ver quién obtendría la posición del clasificado número uno.

¿Quién se estaría de pie en el pináculo de Yuanfu?

Los espectadores una vez pensaron que Chen Wang sería el número uno sin lugar a dudas. Pero en este momento, todos dudaban de sus suposiciones anteriores: las revelaciones sorprendentes que les trajo Qin Wentian eran demasiado abrumadoras. ¿Chen Wang podría detenerlo? Al ver cómo Qin Wentian tenía el título de ser inigualable entre aquellos en el mismo nivel.

Todos los espectadores no podían esperar a que comenzara la batalla.

Chen Wang no tenía nada que decir, las llamas estallaron de inmediato en su cuerpo. Bajo la deslumbrante luz de las estrellas que inundó la Arena, los espectadores se sorprendieron al ver que tenía dos Almas Astrales tipo Fuego. La 1ra era un Alma Astral Llamarada, el segundo era un Alma Astral Magma Colosal. Ambas Almas Astrales contenían el poder explosivo de las erupciones volcánicas. Su 3er Alma Astral, era en realidad un Alma Astral tipo Encarnación, que otorgaba la habilidad de convocar a clones tan poderosos como él para luchar.

La combinación de estas Almas Astrales permitió que la destreza de combate de Chen Wang alcanzara los límites de Yuanfu. Era tan poderoso que incluso podía luchar contra los recién ascendidos Soberanos Tiangang.

Anteriormente, Chen Wang ya había sido conocido como un contendiente que tenía un tremendo poder de ataque. Pero ahora, el contendiente que lo enfrentaba de manera similar tenía una fuerza que impresionó a los Cielos.

“¡BOOM BOOM!”

Otras dos encarnaciones de llamas aparecieron en el escenario, y sus auras combinadas, junto con el verdadero Chen Wang, hicieron que los corazones de la multitud temblaran de terror.

Sin embargo, en el mismo instante, una gran columna de Luz Astral cayó sobre Qin Wentian, cuando una inmensa figura apareció de la nada.

“Peng…”

Se levantó un viento masivo, el tiránico Simio Dorado Primordial se enfureció salvajemente en el escenario.

“Peng Peng Peng….”

Innumerables bestias demoníacas aparecieron, convocadas por Qin Wentian. En el lugar del legado encontrado dentro del mundo de la Formación, Qin Wentian había obtenido las verdaderas almas de varias bestias demoníacas. Podría usarlas para detectar la conexión innata entre ellos, así como para formar una resonancia con las Constelaciones que las representan. Por lo tanto, Qin Wentian actualmente podía convocar a esas bestias.

No solo eso, ahora que la base de cultivo de Qin Wentian estaba en el 9no nivel de Yuanfu, la fuerza de las Bestias de Guerra Astrales a las que convocó estaban en el pináculo de Yuanfu, casi al nivel de los Soberanos Tiangang. Siempre había sido capaz de saltar niveles cuando se trataba de invocación, pero en este momento, dado que todavía estaba limitado por el Reino Yuanfu, todavía no podía convocar a Bestias de Guerra Astrales de nivel Tiangang.

Las encarnaciones de Chen Wang volaron de inmediato hacia las bestias convocadas, colisionando ferozmente contra ellas. Al instante, toda la plataforma se estremeció por el impacto de sus ataques. En cuanto a su cuerpo principal, junto con Qin Wentian, ambos simplemente se observaron impasiblemente, cerrando fríamente sus miradas.

A sus ojos, solo había un oponente.

“Realmente quiero ver exactamente lo fuerte que eres en realidad”. Chen Wang salió a zancadas, vestida con aterradoras llamas solares, semejantes a un dios de la guerra de fuego.

“Como desees”, Qin Wentian respondió con calma, avanzando de manera similar hacia Chen Wang. Fuerza, fuerza ilimitada, infundió sus brazos.

Ambos golpearon en el mismo instante, un puño de magma, contra un puño demoníaco, colisionando instantáneamente contra el otro.

Las llamas del sol en el cuerpo de Chen Wang se extendieron a los brazos de Qin Wentian, intentando quemar su cuerpo en cenizas.

“No eres lo suficientemente fuerte como para lograr eso”, comentó Qin Wentian imperturbable, mirando a Chen Wang. Retractó su puño antes de enviar otro golpe.

“BOOM BOOM BOOOM!”

Se produjo un maelstrom de destrucción, con Qin Wentian y Chen Wang de pie en el centro. Las aterradoras ondas de choque explotaron por todas partes, mientras que las Bestias de Guerra Astrales convocadas y las encarnaciones de Chen Wang chocaban salvajemente unas contra otras de una manera incomparablemente tiránica.

El cuerpo de Qin Wentian tenía llamas comiéndolo, sin embargo, los órganos internos de Chen Wang tenían la sensación de estar a punto de convertirse en polvo. La voluntad de ambos Mandatos devastó el cuerpo del otro.

“Peng…”

Colisionaron intensamente una vez más. Chen Wang fue forzado a retroceder varios pasos, sus dos encarnaciones también retrocedieron con él, antes de fusionarse una vez más dentro de su cuerpo. Su cuerpo se convirtió en el de un gigante de magma mientras miraba con odio a Qin Wentian, queriendo nada más que pulverizar a Qin Wentian en pedazos.

“¡Rumble!” Utilizando la tercera etapa del Arte Transformación Dios Demonio. El físico de Qin Wentian comenzó a cambiar, a medida que la sangre de su cuerpo bullía y aumentaba. Su físico creció perceptiblemente más alto y muchas veces más fuerte, dándole la apariencia de un demonio supremo.

“Peng peng…”

Los Cielos se estremecieron  y la Tierra tembló. Esas Bestias de Guerra Astrales se lanzaron frenéticamente sobre Chen Wang, atacándolo salvajemente. No dieron importancia a sus propias heridas, solo querían hacerle la mayor cantidad de daño posible a Chen Wang.

Chen Wang tenía Mandatos de segundo nivel en el Límite Avanzado, cultivaba el Arte Gran Universo Solar y los aumentaba con sus Almas Astrales tipo Fuego. Su poder era inimaginable en el Reino Yuanfu. Pero, ¿no estaba la fuerza de Qin Wentian en el mismo nivel también? Ya que nadie sabía quién sería el vencedor, ¿por qué no participar directamente en un enfrentamiento de fuerza absoluta?

“¡BOOOOOM!”

Finalmente, un sonido explosivo tronó, uno de los gigantescos brazos de magma de Chen Wang se hizo añicos directamente por el impacto.

¿Era esto un señal o un presagio?

La multitud contuvo el aliento, sus corazones latían salvajemente de emoción. El más fuerte de todos los caballos negros, no había sido igual a Chen Wang después de todo. ¡Realmente lo había excedido!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente