Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 361 – Formación Ave Bermellón

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

La túnica de batalla de Qin Wentian se convirtió en el foco de todos en el área. En la plataforma, no aparecieron otras manifestaciones, lo que indica que Qin Wentian había vencido la prueba.

La túnica de batalla platino, aparte de él, no había nadie más.

Lamentablemente, se unió a la batalla de clasificación en el momento equivocado.

“Qué lástima”. Muchos pensaron que, si se le diera un año o dos, el nivel de cultivo de Qin Wentian estaría en el 8vo o 9no nivel de Yuanfu. Para entonces, su voluntad de Mandatos habría avanzado en otro nivel o Límite, lo que le otorgaría una alta posibilidad de competir contra Chen Wang y Shi Potian por ocupar el primer puesto en la Clasificación Destino Celestial.

Pero en este momento, aunque su actuación fue excelente y le valió una túnica de batalla de color platino, en realidad, la distancia entre él y los otros dos no había disminuido en absoluto.

Independientemente del nivel de cultivo, o la voluntad de los Mandatos, o incluso en los aspectos de las técnicas innatas, Qin Wentian sería severamente suprimido por ambos. No hubo competencia en absoluto.

O podría seguir los pasos de Chen Wang, tolerando tres años más y llegar a la prominencia en ese entonces.

Qin Wentian caminó por la plataforma, el golpe de lanza de ese guerrero final estaba cubierto con el Mandato de Oro, e incluso interfirió con su recuperación. Se sentó con las piernas cruzadas a un costado, tratando de ajustar el flujo de Qi en su cuerpo cuando, de repente, una píldora medicinal fue lanzada. Sin siquiera pensar, Qin Wentian la agarró y la ingirió, esa escena hizo que muchos avisten miradas de curiosidad hacia Mo Qingcheng.

Esa píldora medicinal era de ella, en realidad quería ayudar a Qin Wentian en su recuperación.

¿Podría ser que ella sintió una impresión favorable hacia él porque Qin Wentian alcanzó las túnicas de platino? Pero ese no podría ser el caso ¿verdad? Mo Qingcheng no tenía falta de talentosos pretendientes. Incluso Hua Taixu fue rechazado: ¿cómo podría un mero Qin Wentian reemplazar al ilustre Hua Taixu? Ella debió haberlo ayudado por compasión porque estaba herido, no había otra explicación.

Sin embargo, Qin Wentian ni siquiera mostró ningún signo de gratitud. Después de ingerir la píldora, continuó su proceso de recuperación sin siquiera una palabra de agradecimiento.

Los demás contendientes, continuaron la prueba a su propio ritmo. La mayoría de ellos tenían el rango de túnicas amarillas y la única digna de atención era un desconocido que nadie había visto antes. Al final, el extraño obtuvo una evaluación final de las túnicas de batalla púrpura.

Uno podría imaginar la fuerza de su destreza de combate después de ver el color de sus túnicas de batalla. Sin embargo, extrañamente, él no era alguien en la Clasificación Destino Celestial. El nombre de este hombre era Si Qiong, y nadie había oído hablar de él antes ni sabía nada acerca de sus antecedentes.

Y después de él, también había algunos otros que habían estado ocultando su verdadera fuerza y ​​eligiendo hacer erupción solo en este momento, haciendo que los demás los miraran bajo una luz diferente.

Y finalmente, la única persona que obtuvo la túnica de batalla de platino fue Qin Wentian.

Hubo un total de tres que obtuvieron las túnicas de batalla púrpura: Chen Wang, Shi Potian, Si Qiong.

Aparte de esto, hubo un total de cinco que obtuvieron las túnicas de batalla violeta: Yan Cheng, Leng Hong, Qin Zheng, Yao Jun y Hua Shaoqing.

Tres de esos cinco superaron las expectativas de los demás, aunque los resultados de Yan Cheng y Yao Jun no fueron tan sorprendentes. Después de todo, Yan Cheng era el Elegido del Cielo de los Espadachines Yan, se ubicó en el puesto número 8 en la Clasificación Destino Celestial, mientras que Yao Jun de la Secta Demonio del Cielo se ubicó en el número 13 en la pasada Clasificación Destino Celestial. No fue tan sorprendente que tuvieran el poder de obtener las túnicas violetas.

Sin embargo, nadie esperaba que Leng Hong, Qin Zheng y Hua Shaoqing obtuvieran tales resultados.

Leng Hong era similar a Si Qiong en el hecho de que nadie sabía de su origen. Hubo rumores entre la multitud de que era un vagabundo que vagaba por la Gran Dinastía Xia, y no estaba claro si era de alguna de las principales potencias.

Qin Zheng, también era algo desconocido en la Gran Dinastía Xia, solo aquellos que habían estado en el Reino Inigualable del Estado Azur habrían oído hablar de su nombre antes.

Y, por último, Hua Shaoqing era naturalmente alguien del Clan Hua. Muchos pensaron que aparte de Hua Taixu, el siguiente más fuerte en las generaciones más jóvenes del Clan Hua sería Hua Feng, pero evidentemente sus pensamientos estaban equivocados.

Esto causó que muchos en la multitud murmuraran en voz baja, parecía que el Clan Hua había estado escondiendo este talento todo el tiempo. Esto solo demuestra que el Clan Hua no carecía de ambición. Después de que Hua Taixu arrebató la antigua suerte hace tres años, querían que otro miembro del Clan Hua, Hua Shaoqing, hiciera lo mismo esta vez.

Naturalmente, la destreza en combate de Si Qiong, Leng Hong, Qin Zheng y Hua Shaoqing fue abrumadoramente poderosa, y eran los cuatro caballos negros de esta batalla de rango.

Para esta prueba de destreza en combate, la tasa de eliminación fue extremadamente alta. Solo quedaban menos de mil contendientes. Para los que quedaron, los más bajos de todas las túnicas de batalla amarillos tenían al menos un solo Mandato en el Límite de Perfección, con la mayoría de ellos teniendo una base de cultivo en el 9no nivel de Yuanfu.

En la batalla de clasificación, para los héroes de la Gran Dinastía Xia, las élites de las élites, todos se reunieron en el Estado Venerable.

Para esta prueba, la mayoría de los contendientes dieron todo, mostrando sus verdaderas habilidades. Pero, por supuesto, también hubo algunos que querían permanecer en las sombras, solo explotando con su verdadera fuerza en las pruebas posteriores.

Sonidos de discusión inundaron a los espectadores en los sinuosos senderos, sabían que la siguiente prueba sería aún más brutal.

La próxima prueba posicionaría a los clasificados para estar en la Clasificación Destino Celestial, un total de 360 ​​posiciones.

La siguiente prueba era un punto de inflexión extremadamente crucial para todos los contendientes: era la prueba para saquear la antigua suerte de la Gran Dinastía Xia.

La mirada del viejo Tianji recorrió la multitud, aterrizando finalmente en Qin Wentian mientras afirmaba: “Como el que tiene las túnicas de batalla platino, se te otorgará el derecho de entrar primero a la antigua puerta”.

“La suerte de la Antigua Gran Dinastía Xia se encuentra detrás de esa puerta, a todos ustedes se les dará la oportunidad de arrebatar la suerte para sí mismos y llevándola lejos de los demás. Solo cuando un total de 360 ​​contendientes adquieran la antigua suerte, esta prueba se concluiría”.

La mirada de Qin Wentian se dirigió hacia adelante, justo después de los cientos de plataformas de batalla y aterrizó en una puerta de aspecto antiguo.

Poniéndose de pie, Qin Wentian reajustó su cuerpo a su condición máxima, y ​​luego procedió a avanzar.

“Espera”. En este momento, una voz pesada se movió, causando que Qin Wentian se detuviera en sus pasos.

Volviendo la cabeza hacia atrás, Qin Wentian miró fijamente a la persona que habló: era Chen Wang.

“No eres apto para ser el primero en entrar a la puerta antigua”, dijo Chen Wang tranquilamente, mirando al frente. Ni siquiera se molestó en mirar a Qin Wentian.

Con sus túnicas de batalla de color púrpura, originalmente pensó que nadie más lo superaría.

Sin embargo, Qin Wentian en realidad obtuvo las túnicas de platino, arrebatando su oportunidad de entrar en la antigua puerta primero.

“¿Qué quieres decir?”

Chen Wang todavía no miraba a Qin Wentian, volvió su mirada hacia el viejo Tianji y le preguntó: “Mayor, de acuerdo con las reglas, la prioridad de entrada dependía del color de las túnicas de batalla de uno. Pero mientras la persona esté dispuesta a renunciar a la prioridad para ingresar, no debería haber ningún problema, ¿es correcto?”

“Sí”, el viejo Tianji habló después de una pausa, “Si es por su propia voluntad”.

Los del Clan Chen Gran Sol tenían una sonrisa en la cara: Chen Wang quería ser el número uno, quería ser la primera persona que pasara por la antigua puerta, la primera persona a la que se le otorgaría la antigua suerte.

Todos los espectadores tenían expresiones de interés en su rostro, preguntándose qué elegiría Qin Wentian. Todo el mundo sabía que Chen Wang apuntaba al primer puesto, tenía que ser el quien arrebatara la mayor cantidad de la antigua suerte.

Aunque Qin Wentian tenía túnicas de batalla platino, su cultivo era demasiado bajo, lo que lo hacía indigno a los ojos de Chen Wang.

Para ser honesto, la prioridad de entrada no afectaría mucho las cosas, pero Chen Wang no estaba dispuesto a correr ningún riesgo. Él quería ser el primero en ingresar.

Porque ser el número uno tuvo un significado diferente en comparación con los otros puestos.

“Renunciarás a la prioridad, ¿verdad?”. Los ojos de Chen Wang finalmente aterrizaron en Qin Wentian mientras él decía serenamente.

Qin Wentian también lo miraba en silencio.

“Hay una formación sellada más allá de esa antigua puerta. Durante el saqueo de la antigua suerte, también se permite saquear las vidas de otros”, Chen Wang continuó hablando, el significado en sus palabras es obvio para todos.

Chen Wang estaba amenazando flagrantemente a Qin Wentian.

“Tu túnica es púrpura”.

En este momento, Qin Wentian finalmente habló, sus palabras causaron que las cejas de Chen Wang se surcaran. ¿Qin Wentian quería decir lo que él pensaba que quería decir?

“Mientras que la mía es platino”, continuó Qin Wentian, mientras giraba y avanzaba. Al instante, una abrumadora intención asesina brotó de Chen Wang cuando una luz extremadamente fría parpadeó en sus ojos.

Qin Wentian ignoró su amenaza, insistiendo en ser el primero en entrar a la antigua puerta.

“Túnica púrpura, siguiente”. El viejo Tianji volvió su mirada hacia los tres. Chen Wang estaba temblando de ira, ¿de qué servía entrar en segundo lugar? No había significado para eso.

Qin Wentian empujó la puerta y entró. Cuando una luz brillante deslumbró, se sorprendió al encontrarse parado sobre una montaña antigua.

¿Era este lugar una Formación espacial? Podía sentir las fluctuaciones de las leyes espaciales cuando ingresó a la puerta antes.

En los cielos, una poderosa aura aterradora presionó hacia abajo, haciendo que el cuerpo de Qin Wentian se endureciera. Aún no tenía tiempo para inspeccionar su entorno. Luego levantó la cabeza y dirigió su mirada hacia los Cielos.

Al siguiente momento, su mirada se congeló ante una visión increíble.

Arriba, en el aire, había un velo reluciente de luz que cubría toda la cúpula de los Cielos. Dentro de ese velo, el fuego que se podía ver fluyendo y circulando, trazando el contorno de una inmensa bestia demoníaca. Se borró el sol mientras flotaba en el aire, mirándolo imperiosamente hacia abajo.

La punta de sus ardientes alas doradas parecía brillar con una luz escarlata oscura, que le daba una sensación de terrible belleza, aumentando aún más su apariencia de majestad.

La bestia demoníaca tenía un total de nueve colas, con un tamaño de cuerpo incomparablemente inmenso. Toda la Formación estaba situada debajo de ella como si fuera la verdadera alma de esta Formación.

Sus ojos tenían una nitidez increíble, capaz de ver a través de los demás. Y una sola mirada hizo que Qin Wentian sintiera como si cuchillos afilados penetraran en su conciencia, la presión lo hizo quedarse sin aliento.

Bestia divina, Ave Bermellón

La bestia tótem de la antigua Gran Dinastía Xia.

En tiempos pasados, los ciudadanos de la Gran Dinastía Xia tomaron el Ave Bermellón como un espíritu divino y lo veneraron como su tótem.

Pero ahora, después de unos pocos miles de años, la Gran Dinastía Xia actual ya no era el Gran Dinastía Xia de esa era antigua. Por lo tanto, la devoción hacia el Ave Bermellón disminuyó gradualmente, deteriorándose en la medida en que la mayoría de los que vivían en la Gran Dinastía Xia no tenían idea de su importancia.

El Ave Bermellón en el aire era como un ser vivo real. Y ahora, estaba mirando directamente a Qin Wentian.

“La primera persona que entró es en realidad alguien en el 7mo nivel de Yuanfu”. Una voz fría e imponente resonó en la mente de Qin Wentian, la presión casi obligó a Qin Wentian a ponerse de rodillas.

“Te otorgaré la antigua suerte del Purgatorio”. El pico del Ave Bermellón se abrió cuando un rayo de luz se disparó directamente hacia Qin Wentian. Un instante después, apareció a sus espaldas una tenue silueta ilusoria de un Purgatorio Bermellón.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente