Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 322 – Servicio Meritorio y Nombre

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Qin Wentian regresó a la montaña donde presidía el Rey Flecha, sólo para ver a Chu Mang trabajando duro practicando su tiro con arco, mientras que Fan Le proporcionaba orientación a una jovencita.

Esta bella dama llevaba un vestido verde y exudaba un aura llena de ingenuidad y vitalidad.

“Hermano Fan Le, ¿puedes volver a ejecutar la Técnica Flecha Puesta de Sol una vez más para que la vea?” La joven sonrió dulcemente.

Sin duda, Fan Le retiró su arco y disparó, sus flechas aparentemente tenían el poder de derribar al sol. Diez flechas estaban unidas en una cadena continua de punta a pluma, con el poder de cada flecha apilada una sobre otra, reforzando el poder de cada golpe.

“¡Sénior hermano, eres tan impresionante!” La joven sonrió. Después de eso, se volvió y miró a Qin Wentian mientras una expresión de curiosidad apareció en su rostro. Qin Wentian la contemplaba también y no podía dejar de pensar en su corazón, qué muchacha tan hermosa, esa jovencita le daba una sensación de surrealismo, como aquellas bellezas que normalmente encontrarías en un sueño.

“Jefe, este es Xuan Xin, mi Junior hermana. Ella también es experta en tiro con arco”. Fan Le realizó la introducción con una sonrisa, habiendo notado a Qin Wentian también.

“¿Eres Qin Wentian? Acabo de llegar al Reino Inigualable, pero escucho tu nombre por todas partes”. Xuan Xin parpadeó. Sólo por interactuar con ella, la gente se encontró relajada en presencia de su inocente belleza.

“Xuan Xin”. Qin Wentian sonrió mientras asentía, después de lo cual echó un vistazo a Gordito. El Rey Flecha tomó a una joven tan hermosa como su discípula, parecía como si los días de primavera de Gordito vinieran pronto una vez más.

“Oh sí Jefe, ¿no tienes algo que ver con Gran hermano Chu Mang? Está ahí mismo, no permitas que te molesten. Continuaré entrenando a Xuan Xin”, continuó Fan Le, su desvergüenza hizo que Qin Wentian parpadee. Este condenable Gordo temía que su presencia pudiera estropear sus planes.

“Gran hermano Chu Mang, vamos”. Qin Wentian miró a Gordito antes de salir con Chu Mang. Fan Le miró a Xuan Xin mientras se reía, “Gran hermano Chu Mang y mi Jefe Qin Wentian tienen talentos muy aterradores, que podrían ser considerados el número dos y el número tres en todo el Reino Inigualable, sólo un poco perdiendo conmigo”.

Cuando Chu Mang y Qin Wentian, que no estaban tan lejos, oyeron estas palabras, líneas negras llenaron sus rostros. Esta condenable Gordo, incluso si quería impresionar a las chicas, no había necesidad de usarlos como víctimas sacrificiales ¿no?

“¿No dijiste que Qin Wentian obtuvo acceso a los Treinta y seis Templos de Cultivo Dao?”La voz de Xuan Xin se deslizo a lo lejos.

“Sí, mi genio se lo rozó. Él es más proficiente en un aspecto general, así que supongo que puedes llamarle un gato de todos los oficios. En cuanto a mí, me enfoco sólo en tiro con arco porque cuando hago algo, me aseguro de hacerlo bien. Es como si amara a una chica, ella sería la única en mi corazón”, dijo Fan Le con una cara seria, su respuesta hizo que Chu Mang y Qin Wentian tiraran la toalla completamente.

Chu Mang regresó al Templo de Cultivo Dao donde su Maestro Qiao Long presidió, mientras que Qin Wentian encontró una vivienda cercana en la caverna y comenzó a cultivar dentro. Sin embargo, en el momento en que cerró los ojos, pudo oírse un sonido de silbido excesivamente penetrante.

El aire se volvió helado mientras la frialdad del viento invadía el hueso. El frío mordedor de este viento era tan agudo como el filo de una cuchilla, provocando que Qin Wentian sacara sudor frío. Una luz aterradora brilló en sus ojos, y notó un temible huracán que entraba por la entrada de su caverna.

“¿Qué está pasando?” El semblante de Qin Wentian se puso rígido mientras se levantaba, tratando de salir corriendo afuera. Sin embargo, la fuerza del viento del huracán lo golpeó, haciendo difícil para él mantenerse firme en su pie.

“Buzz…”

El cuerpo de Qin Wentian fue llevado por la fuerza del viento al aire. Un sonido ensordecedor retumbó cuando fue aplastado en el techo sin piedad. Gimiendo miserablemente, sintió como si su cráneo estuviera a punto de partirse.

“¿De dónde ha salido este extraño viento?” La mirada de Qin Wentian se congeló mientras miraba afuera. Este extraño golpe de viento parecía volar más fuerte dentro del túnel que salía de la caverna. Aunque el huracán se extendió por toda la caverna, su fuerza de viento no era tan poderosa como los vendavales en el túnel.

De pie de nuevo, Qin Wentian se estabilizó y lentamente avanzó paso a paso. Sin embargo, en el momento en que entró en el túnel, el viento feroz golpeó contra su cuerpo, la fuerza del viento era tan intensa que ni siquiera podía mantener los ojos abiertos.

“¡BOOM!” Perdió el equilibrio y, una vez más, las corrientes de viento lo arrastraron, haciéndolo volar de cabeza en una sección de la pared en el interior de la caverna.

“¿QUIÉN?” Qin Wentian rugió. Era imposible que este extraño viento se manifestara súbitamente. Debe haber alguien controlándolo desde detrás de las escenas. Se elevó en el aire y lanzó un puño imbuido del Mandato de Poder contra el techo, haciendo que la caverna entera retumbara, y sin embargo, el techo permaneció intacto. Parecía como si las paredes de piedra de las cavernas hubieran sido reforzadas repentinamente por algo, no había forma de romperla.

Qin Wentian no se rindió, probó varias secciones de la caverna, pero en vano. Estaba atrapado aquí, alguien quería mantenerlo aquí a propósito.

Apretando el puño, Qin Wentian se quedó mirando el estallido demoníaco del viento en el túnel que lo separaba del mundo exterior.

“No creo que puedas mantenerme atrapado aquí”. La sangre de Qin Wentian se agitó y se elevó cuando el Qi Astral dentro de su cuerpo estalló junto con la voluntad de su Mandato. Un imponente Qi Demoníaco impregnaba el aire mientras su cuerpo aparentemente se transformaba en un Kunpeng, volando hacia la entrada de la caverna con una velocidad explosiva. “¡Bzzz!” Sintió como si un rayo cayera a través del huracán y entrara en su cuerpo. Sólo logró cerrar un tercio de la distancia y no tenía forma de seguir adelante. Y en proporción a la cantidad de fuerza utilizada, el efecto de rebote sería aún mayor. Esta vez, cuando Qin Wentian fue golpeado contra la pared, involuntariamente tosió una bocanada de sangre mientras sus órganos internos se sacudían violentamente.

Se puso de pie y lo intentó una y otra vez, pero cada intento terminó en fracaso. Qin Wentian perdió gradualmente la esperanza, no tenía manera de salir de la caverna y estaba atrapado dentro de sus paredes. No sólo eso, el huracán en el túnel fue gradualmente avanzando hacia el interior de la caverna, aunque a una velocidad extremadamente lenta…

“No puedo dejar que esto continúe. Si el huracán entra en la caverna y todavía no tengo forma de contrarrestarlo, seré aplastado hasta la muerte”.

El rostro de Qin Wentian se volvió ceniza. Necesitaba fuerza, aún más fuerza. Todavía no era lo suficientemente fuerte.

Cayendo repetidamente, golpeando las paredes una y otra vez, Qin Wentian escupió innumerables bocanadas de sangre fresca. Si su cuerpo y sangre no fueran tan fuertes, ya estaría medio muerto.

“¿Quién es el que está detrás de esto?”

Qin Wentian estaba sin habla. Dentro del interior de la caverna, resonaban sonidos incesantes y en un abrir y cerrar de ojos, ya había pasado medio mes. Bajo la intensa presión del huracán, la fuerza de Qin Wentian mejoró a pasos agigantados, y a partir de ese momento, su voluntad del Mandato de Demonio ya podía cubrir todo su cuerpo, permitiéndole resistir el viento durante breves momentos en su punto más fuerte. Sin embargo, todavía no podía salir de la caverna.

Y ahora, ese huracán ya había llegado a la caverna interior. En este momento, su cuerpo fue presionado contra la pared de la caverna. No era algo que él quisiera, pero la intensidad del viento lo hizo incluso incapaz de avanzar un solo paso adelante. Su semblante era tan blanco como el papel, y se veía mucho más ojeroso comparado con el momento en que entró por primera vez.

Para lo que parecía más de mil veces, Qin Wentian tosió sangre. En su corazón, maldijo repetidamente a la persona detrás de este ataque, y si las maldiciones pudieran funcionar, esa persona habría cumplido su muerte un millón de veces.

Fuera de la caverna, encima de un árbol antiguo, un viejo bostezó mientras yacía en una rama, pareciendo disfrutar de un buen sueño. De la nada, una feroz silueta se transformó en una corriente de luz que se acercaba a él, pero el viejo simplemente dio un soplo de aire en ella. El poder de una respiración hizo que la pobre silueta fuera sometida a fuertes sacudidas varias veces.

“AWOOOO~” Los ojos transformados de Xiao Hundan brillaban con una luz dorada mientras miraba a ese viejo. Sin embargo, su presencia fue totalmente ignorada, el viejo continuó durmiendo. “Ai, ¿dónde puedes encontrar a un Anciano tan agradable como yo pacientemente y minuciosamente orientando a la generación menor? Las personas amables siempre son malentendidas”, murmuró el viejo. Xiao Hundan mostró sus colmillos cuando oyó esas palabras mientras su semblante se volvió aún más feroz en comparación con antes. Si Qin Wentian escuchara esto, definitivamente estaría tan enfadado que terminaría tosiendo unos cuantos bocados de sangre.

Un mes pasó, y Qin Wentian fue atormentado por cada segundo de ello. No sabía cuántos huesos rompió y no podía recordar cuántos bocados de sangre tosió. Sin embargo, todavía estaba atrapado en la caverna.

Muchos en el Reino Inigualable dijeron que Qin Wentian estaba demasiado asustado, por lo tanto, se escondió. Nadie lo había visto por un largo, largo tiempo.

Dos meses más tarde, una silueta finalmente tropezó fuera de la caverna. En el momento en que estaba fuera, se derrumbó en el suelo, sin aliento, totalmente desprovisto de fuerza. Su ropa estaba hecha jirones, su cabello desordenado, no tenía la energía para preocuparse por su apariencia. Sin embargo, estaba con los ojos muy abiertos mientras miraba fijamente al viejo durmiendo en el árbol. Si las miradas pudieran matar, ese viejo ya estaría muerto.

Venganza, este era un claro intento evidente de venganza. Ese viejo astuto tenía en realidad un corazón tan pequeño.

“Hmm, ¿quién me está maldiciendo?” El viejo se agitó cuando abrió los ojos. Cuando vio a Qin Wentian mirándolo, sus ojos se estrecharon mientras él reía. “No tienes que agradecerme. Para personas como yo que son la encarnación viviente de la bondad, hacemos grandes acciones sin buscar el pago”.

“Junior definitivamente encontrará una oportunidad para ‘pagar’ al Mayor”, dijo Qin Wentian con los dientes apretados.

“No hay necesidad, no es necesario”. El viejo se incorporó y se alejó lentamente. No se olvidó de agitar sus manos mientras añadía: “Tu fuerza circula uniformemente alrededor de tu cuerpo entero, es bueno ver que tu Mandato de Poder ya ha alcanzado el Límite de Perfección. Y como el más noble de los hombres, permanezco sin nombre mientras me alejo con un chasquido de mis mangas, es un consuelo saber que he realizado un gran servicio meritorio, así como ocultar la parte que he jugado del mundo”.

Qin Wentian quería nada más que golpear ferozmente a este viejo delante de él. Sin embargo, era obvio que no era un partido para él. Lo más probable es que ese viejo sólo necesitara un solo dedo para sacarlo de la montaña.

“¿Espera, mi Mandato de Poder alcanzó el Límite de Perfección?” Qin Wentian se congeló.

Era verdad, no se había dado cuenta de ello en aquel entonces, pero lo había hecho inconscientemente después de innumerables intentos. Sólo mediante la infusión y circulación de todo su cuerpo con la voluntad de su Mandato de Poder sería capaz de superar los fuertes vendavales y salir del huracán. Su primer nivel de percepción en el Mandato de Poder ya había alcanzado el Límite de Perfección.

“Maldito ese viejo en las profundidades más profundas del infierno, es mejor que no caiga en mis manos”. Qin Wentian sonrió amargamente. Tal avance sólo se obtuvo sufriendo torturas infernales. Sólo alguien tan loco como ese viejo ladrón habría pensado en algo como esto. Si no lograba abrirse paso hasta el Límite de Perfección, realmente habría muerto allí.

Qin Wentian cerró los ojos, pudo finalmente dormir en paz. Y al final, durmió un total de siete días, estaba demasiado cómodo. Qin Wentian no estaba dispuesto a despertar.

A partir de ahora, Qin Wentian ya había estado en el Estado Azur durante medio año.

Y durante estos seis meses, él había crecido continuamente en fuerza. No era el único, tanto Ouyang Kuangsheng como Wang Xiao ya habían entrado en el 7mo nivel de Yuanfu. De hecho, todos los Cultivadores en el Reino Inigualable mejorarían eventualmente, independientemente de dónde estuvieran, o de los métodos que usaron.

Para los genios como ellos, nadie estaba dispuesto a perder el tiempo. A veces, si llegaban tarde por un solo paso, podría significar que serían incapaces de ponerse al día durante toda su vida.

Y en la actualidad, los genios de los nueve estados ya habían comenzado a hacer su camino hacia el Estado Venerable. Algunos se quedaron atrás, optando por seguir mejorando su fuerza tanto como sea posible hasta el último segundo. ¡Sólo con gastar todos sus esfuerzos tendrían la oportunidad de enfrentarse con los genios más fuertes en la Gran Dinastía Xia!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario